Artículos de http://descubreaquehasvenido.blogspot.com/

 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
Artículo 1 Artículo 2 Artículo 3 Artículo 4 Artículo 5 Artículo 6

DIOS Y EL SISTEMA SOLAR

Queridos amigos: siguiendo con nuestro deseo de querer compartir, con todas aquellas personas con inquietudes, y en nuestro ánimo de divulgar todo aquello que nos pueda servir en nuestra evolución, a través del conocimiento; os queremos recomendar un libro que hace tiempo leímos titulado: TEOSOFÍA EXPLICADA de P.PAVRI y del cual nos "enamoramos", es una verdadera joya.
A continuación os trasladamos el capítulo nro. II, que como el título dice, habla de Dios y del Sistema Solar. Posiblemente a muchas personas les ayude a comprender, en la medida de lo posible, la maravillosa figura de Dios y su Creación. Esta visión de Dios, nada tiene que ver con lo que nos han enseñado algunas religiones.

Con todo nuestro amor
Ángel y Pilar
DIOS Y EL SISTEMA SOLAR

PREGUNTA: ¿Cree usted en Dios?
RESPUESTA: Si usted alude a un Dios extracósmico y antropomorfo, o si piensa usted que la relación entre Dios y el universo (o nuestro mundo) es como aquella que existe entre el alfarero y el vaso, nosotros negamos absolutamente tal Dios, por varias razones. En primer lugar se le llama por sus devotos, infinito y absoluto. Ahora bien la forma implica limitación, un principio y un fin; y si Dios es infinito, ilimitado y absoluto, ¿cómo podemos pensar de El como limitado a una forma? En segundo lugar, si es ilimitado, debe estar en todas partes y si está en todas partes no puede crear un universo externo, pues ¿dónde está el espacio para la creación? En tercer lugar, pensar y planear son antecedentes necesarios para una creación; y ¿cómo puede el Absoluto pensar, cuando ello implica relación con algo acerca de lo cual se piensa, algo limitado y finito? Además, un creador debe hacer algún movimiento en el espacio para crear un universo, lo cual parece imposible para el infinito que está ya en todas partes. Por último, si Dios se halla separado de Su universo, esto es, si Dios es una cosa y el universo otra cosa aparte, como el alfarero y el jarrón, ¿de dónde trajo Dios el material para la creación, si se cree que en el principio nada había, excepto Dios? Por tanto, no podemos creer en tal Dios, que en resumidas cuentas sería extracósmico.
Igualmente, se llama a Dios todojusticia y todomisericordia por una parte y por la otra se le cree el dispensador de gloria y condenación, de felicidad y sufrimiento para la humanidad. Pero si una persona lleva una vida dichosa desde la cuna a la tumba, y otra deberá sufrir por toda su vida, a ciencia y paciencia de Dios, tal Dios podrá ser solamente todopoderoso (sin ser justo) o todojusticiero (sin ser poderoso).
Asimismo, mucha gente que profesa la creencia de que Dios es todopoderoso, cree, a la vez que Satán debe ser la causa de toda miseria y dolor en el mundo. Pero si ello fuere así, implicaría que tal Dios es impotente contra Satanás y, por tanto, no todopoderoso.
Además, se llama a Dios omnisciente, esto es, conocedor del pasado, presente y futuro; y a renglón seguido se nos dice que su propio ángel se rebeló contra El y se convirtió en Satanás. Cosa que sugiere que Dios no tuvo la presciencia de conocer que Su propio ángel se le rebelaría, y por tanto no se le puede llamar omnisciente.
Más aún, se considera a Dios como infinito y omnipresente, pero no se espera encontrarlo y mirarlo excepto en el cielo. Ambas cosas parecen incompatibles. Si es infinito, o sin forma ni límite, ¿cómo puede estar tan solo en el Cielo, o sentado, o de pie, en cualquier lugar especial? Tal Dios parece ser, sencillamente, producto de una imaginación pueril o de un pensamiento hueco; pues filosófica y lógicamente es un absurdo.

PREGUNTA: Sírvase, pues, explicar su concepto de Dios.
RESPUESTA: Creemos en la Existencia Una, lo Uno, AQUELLO, que se centro de toda vida; un PRINCIPIO Omnipotente, Eterno, Ilimitado e Inmutable, acerca del cual toda especulación es imposible; el Uno sin Segundo; la Existencia Infinita, Perdurable, Inalterable, el Eterno HOY sin pasado, presente o futuro; el Logos Inmanifestado, fuera de espacio y tiempo; llamado en el Zoroastrianismo ZarwanéAkrané o el Espacio Insondable; la Tresvecesdesconocida Oscuridad Inefable, del Sistema Orfico Griego; llamada, por los Hindúes, Parabráhman; el Supremo Brájman; Paramátman; el Ser Supremo; o bien, “NirgunaBrájman” (Brájman sin atributos, incondicionado) para distinguir el estado de nomanifestación del Brájman, el Todo, del estado de manifestación bajo el cual Brájman es denominado “SegundaBrájman” (el que tiene atributos, el que es condicionado) el brájman revelado; el Supremo Ishvara con Su universo.
De AQUELLO, todo procede: a AQUELLO todo retorna. AQUELLO incluye dentro de sí mismo todo lo que jamás ha sido, es, y puede ser. Como una ola se levanta en el océano, así surge un universo en el TODO; como la ola desaparece luego en el océano, así el universo se sumerge de nuevo en el Todo. Como el Océano es agua y la ola una forma o manifestación del agua, así hay una existencia y el universo es una forma o manifestación de la Existencia. “Verdaderamente, todo esto (s) Brájman”. Así pues todo los Universos surgen del Todo y desaparecen en él; nacen y mueren en Su inmensidad.
PREGUNTA: ¿es, entonces, el Uno sin Segundo, quien produjo nuestro Sistema Solar?
RESPUESTA: No, no directamente. Proviniendo de la profundidad de la Existencia Una, un Logos, imponiéndose a sí mismo un límite, llega a ser el Dios manifestado, y, trazando la esfera límite de Su actividad, demarca el área de Su Universo. Lo manifestado y lo nomanifestado son, sencillamente, “los dos estado de Brájman.” Este logos manifestado no es “el Segundo”, sino “El Uno” en manifestación: el SágunaBrájman arriba mencionado; el que tiene atributos; el Logos Cósmico; el Supremo Regente del Universo; El Uno de por sí existente; la Raíz y Causa de todos los seres, también denominado algunas veces Purushottama, el Espíritu Supremo, el Sér. Con Sí Mismo como Espíritu, El revela el otro aspecto del Todo, que se llama Mulaprakriti, la Raíz de la Materia. El manifiesta una parte de Sí Mismo; establece el universo con una porción de Sí Mismo, todatrascendente, todacomprendiente, el Dios manifestado, autolimitado por la manifestación. El se revela luego bajo triple aspecto, los tres grandes Logos de la evolución cósmica y así, aquella Trimurti o Trinidad es el aspecto, hacia el universo, del Dios manifestado.
Asociados con la obra del Logos Cósmico en el Universo, hay siete Personificaciones de Su naturaleza llamados los Siete Logos Cósmicos Planetarios. Todos los astros en el firmamento, que sean centros de grandes sistemas evolucionarios, pertenecen a uno y otro de estos grandes Siete y son, en cierta manera, expresiones de Su vida, como Ellos a su vez, son expresiones de la vida Una del Logos Cósmico.

En la ExistenciaUna hay innumerables universos; en cada universo incontables sistemas solares. Cada sistema solar recibe energía y es controlado por un poderoso Ser, Ishvara, o Logos Solar, o Deidad Solar. Como un Astro, el Sér de un Sistema entre las miríadas de estrellas, vive, se mueve y tiene Su ser en su AstroPaterno, uno de los Siete Grandes; con todo, El refleja directamente la Vida y Luz y Gloria del UnosinSegundo. Para Su sistema es El todo lo que los hombres significan por Dios. Lo impregna, no hay cosa alguna que no sea El. El se halla inmanente en cada átomo del sistema, interpenetrándolo todo, sosteniéndolo todo, evolucionándolo todo. El está en todas las cosas y todas las cosas están en El. De Sí Mismo, el Logos Solar ha traído a existencia nuestro sistema y nosotros, que en El nos encontramos, somos fragmentos evolucionantes de Su Vida; de El todos hemos vendo; a El todos retornaremos.
Con todo, El existe por sobre Su sistema, viviendo Su propia estupenda vida entre Sus Iguales, otros Logos solares, AstrosHermanos de Su Compañía. “Habiendo compenetrado todo el Universo con un fragmento de MíMismo, Yo permanezco”. De aquella más alta vida de El, nada podemos saber; pero cuando El se limita, descendiendo a condiciones tales que lleguen a nuestro alcance, Su manifestación siempre asume tres aspectos. En la evolución de cualquier sistema solar, tres de los más elevados principios del Logos del sistema (generalmente llamados los tres Logos del sistema) corresponden a, y respectivamente llenan las funciones de, los Grandes Logos de la Evolución Cósmica. Y así, la manifestación del Logos de nuestro sistema es triple; tres y, sin embargo, fundamentalmente una; tres Personas (persona significa máscara) pero un Dios mostrándose en dichos tres aspectos que tan sólo son facetas de El. Hay, por tanto, un significado muy real en la insistencia con que dice la Iglesia Cristiana “adoramos un Dios en la Trinidad y a la Trinidad en la Unidad, sin confundir las Personas ni dividir la sustancia”; es decir, sin confundir jamás en nuestra mente la acción y las funciones de las tres separadas Personas, o Máscaras, o Manifestaciones, cada una de Su propio plano; pero sin olvidar por un momento la Eterna Unidad de la “Sustancia”, lo que se halla tras de todo en el plano más elevado.
El aspecto de Ishavara en el cual crea los mundos, es llamado “Brajmá” por los Hindúes, y “Espíritu Santo” por los Cristianos. Aquel aspecto bajo el cual Ishvara Preserva y mantiene los mundos, es llamado “Vishnu” por los Hindúes y “El Hijo” por los Cristianos. Y el aspecto en el cual El disuelve los mundos cuando ya están gastados y para nada sirven, es llamado “shiva o Mahádeva” por los Hindúes y “El Padre” por los Cristianos.
Inmediatamente bajo la Deidad Solar y sin embargo, de Misteriosa manera también parte de El (como el Logos Cósmico y sus siete personificaciones, Los Siete Logos Planetarios) vienen Sus siete ministros, las siete expresiones de Su naturaleza, los siete canales de Su inextinguible Vida, llamados los siete Logos Planetarios Solares o los Espíritus Planetarios. En el hinduismo se denominan los siete Prayápatis (Señores de las Criaturas); en Zoroastrismo los siete AmesháSpntás (los sagrados Inmortales), en las tradiciones Hebrea y Cristiana “los Siete Espíritus ante el trono de Dios”. Las energías de estos siete, controlan y dirigen todo lo que sucede dentro del Sistema Solar. Son Ellos los Regentes de los plantas Vulcano, Venus, Tierra, Saturno, Júpiter, Urano y Neptuno. Cada uno de los siete es la Cabeza y Regente de Jerarquías de entidades creadoras que trabajan, bajo su dirección, en formar y preservar el sistema solar; a sus órdenes militan huestes de devas, o Seres Resplandecientes, o Ángeles llamados en las Religiones Orientales, Adityas, Vasus, DhyanChohans, etc., y en la tradición Cristiana, Ángeles, Arcángeles, Tronos, etc.; las manifestaciones del uno, los innumerables ministros de la Voluntad Suprema.
Presidiendo sobre nuestro mundo, hay un gran Oficial que representa la Deidad Solar. El es el verdadero Rey de este mundo, con absoluto control de toda la evolución que tiene lugar en nuestro planeta; y bajo El hay ministros a cargo de los diferentes departamentos.
Así, pues, el Dios en quien creemos, el Supremo Señor de nuestro sistema, se manifiesta a Sí Mismo en Su sistema bajo una triple forma, una Trinidad: el Regenerador, el Preservador, el Creador; denominados en Teosofía como el Primero, el Segundo y el Tercer Logos; El Padre. El Hijo y el Espíritu Santo del Cristianismo; Shiva, Vishnu y Brahmá del Hindú; Kepher, Binah y Chochmah del Hebreo Cabalista; Ahura, Mazda y Ahuramazda, (o sean; Vida, Sabiduría y la Existencia Una) del Zoroastriano. Está en todas partes y en cada cosa y es todas las cosas. El mundo todo es tan sólo una manifestación de El. El está manifestado bajo incontable formas, en grados innumerables de inteligencias vivientes que proceden todas de El, como más tarde proceden de El los vegetales, animales, y hombres. Y así, sólo hay la Vida Una, exhibida en infinitas formas. Del ángel al mineral, todas son expresiones de aquella Vida. No podría existir el grano de polvo si Dios estuviera ausente de él; y el más elevado Arcángel es solamente otra expresión de El, del Uno. Por lo cual, estando Dios inmanente en todo, todos participamos en una Vida y formamos una Gran Fraternidad.
PREGUNTA: ¿Puede ser demostrada la existencia de Dios?

RESPUESTA: Ningún proceso de razonamiento puramente intelectual suministra una demostración, completa y satisfactoria a todas las mentes, de la existencia de Dios. Tal existencia puede probarse indirectamente por el raciocinio, la devoción y la pureza de vida. Un detenido y cuidados estudio de la naturaleza prueba la probabilidad de un “divino Arquitecto” que edifica los mundos; la ExistenciaUna parece ser una necesidad filosófica, así como la manifestación de la Dualidad primordial (Pratyagátmá y Múlaprakriti, o sean; la raíz del Espíritu y la raíz de la Materia) una necesidad cósmica; Pratyagátmá, contemplado emocionalmente, es Dios, el Supremo Señor.

La devoción hacia Dios habilita al hombre para sentir su existencia y para obtener fuerza y Paz de El. A medida que un hombre se hace más puro, más noble, más amoroso, comienza a conocer a Dios y no necesita ya pruebas de Su existencia, así como ya no necesita prueba de la luz mediante la cual ve.

Pero la prueba directa y ultimada radica dentro del Sér; su “única prueba es la conciencia en el Ser”. Cada uno de nosotros está completamente seguro de que él mismo existe; y así, tenemos muchas existencias cada una segura de ella misma; pero estas no pueden surgir separada e independientemente, de igual manera que una fuente, si no tiene agua, no puede lanzar su chorro por los aires; estos seres han surgido del Ser Uno, son parte del Único Ser y tal Ser es Dios. De aquí que la convicción del Ser es Su sola prueba, la realización de lo Divino en nosotros, nuestro verdadero Ser que reconoce al Divino Ser fuera de nosotros por identidad de naturaleza. Por tanto, sólo realizando la Divinidad en nosotros mismos podremos conocer la Divinidad fuera de nosotros mismos: aquel Ser en quien “vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”.
PREGUNTA: ¿Cuál es el objeto de Dios al crear el universo?

RESPUESTA: La palabra creación se usa popularmente en los tiempos modernos para significar “hacer algo de la nada” cosa imposible. “Lo irreal no tiene ser; lo real nunca deja de ser”, dice Shri Krishna en la más famosa joya de la literatura Arya, el “Bhágavad Gitá”. La idea de creación nación entre gente ignorante, en una edad sin filosofía. Pero en remotos tiempos, lo que hoy se llama creación se interpretaba como un nuevo arreglo, el reajuste en nuevas formas, de la materia ya existente, y, en vez del término “Creador”, se usaban otros como l Celestial Constructor, el Gran Arquitecto, el Hacedor, el Artífice, el Modelador. La palabra “creación” aún se usa en este sentido de dar nueva forma o arreglo a algo que ya existe, como, por ejemplo, cuando decimos que un artista “crea” un cuadro o una estatua.

Aquella emanación, no creación, es una manifestación de la Vida Divina; la natural expresión de otra fase de la divina Naturaleza. La pregunta ¿cuál es el objeto de tal emanación? Ha sido contestada de varias maneras; hay muchas razones posibles, pero lo cierto es que, por ejemplo, un gatito no puede comprender por qué un hombre emplea su tiempo en leer un libro y no en corretear persiguiendo una hoja sobre el pavimento; la conciencia del gato aún no está suficientemente desarrollada para leer un libro; y todos nosotros nos hallamos más cerca del gatito que de Dios, en un sentido, esto es, en nuestra comprensión de Su naturaleza.

No obstante, algunos dicen que Dios, que es Amor, necesitaba llevar a la plenitud de conciencia muchos seres capaces de compartir Su bienaventuranza y Amor; otros dicen que El, siendo Amor, deseó ser amado. Los Cristianos dicen que el objeto es que El demuestre Su gloria. El Sufí dice; “Era El un oculto tesoro y deseó manifestarse”. Los Upánishads dicen: “El pensó: “Yo me multiplicaré”. La respuesta final parece ser que en lo Universal, en el Todo, existen eternamente todos los universos, todo lo que fue, es y puede ser; pero, en el tiempo y el espacio, aparece uno u otro universo y desaparece luego. “Dios” es lo manifestado, el Ságuna Brájman, o sea Ishvara, el Señor de un Universo, y da existencia objetiva, dentro de tiempo y espacio, aparte de lo que El es siempre en la Eternidad. Lo que parece cierto es que el objeto del hombre al estar aquí es desarrollar sus capacidades y reflejar la Divina perfección, esto es “alcanzar la medida de la estatura del Cristo”.

PREGUNTA: ¿Cómo se formó nuestro Sistema Solar?

RESPUESTA: Desde el más remoto punto de partida o historia que nos sea posible concebir, aparecen ya en completa actividad los opuestos de espíritu y materia, de vida y forma. Lo que comúnmente llamamos fuerza y materia son en realidad dos variedades de espíritu en diferentes etapas de evolución. La raíz última de la materia, tal como se ve en nuestro nivel, es lo que los científicos llaman el éter del espacio; en los estudios teosóficos se denomina el “Koilon”, lo vacío, la negación primordial de materia, porque el espacio ocupado por élla aparece vacío para los sentidos físicos. Esta substancia, perceptible sólo para un poder clarividente altamente desarrollado, llenaba originalmente todo espacio; pero algún Ser, infinitamente más elevado que nuestra Deidad Solar, modificó esa condición de reposo al infundir Su espíritu o Fuerza en cierta sección de la materia, sección del tamaño de todo un Universo. La introducción de tal fuerza formó dentro del éter un incalculable número de pequeñas burbujas esféricas, que se denominan en “La Doctrina Secreta” como “los agujeros que Foját cava en el espacio”. Cada burbuja, o punto de luz, es donde no se halla Koilon; cada burbuja es en realidad un punto de Su conciencia y persiste solamente mientras El quiere desalojar de allí el Koilon circundante. Estas burbujas son los átomos últimos, las unidades finales de las que se componen lo que nosotros llamamos materia; por lo cual la materia no es otra cosa que agujeros en el éter.

Cuando la Deidad Solar comienza a construir Su sistema, encuentra este material, que consta de infinito número de agujeros o burbujas, listo para ser usado. Primeramente demarca el límite de Su campo de actividad, una vasta esfera cuya circunferencia es mucho mayor que la órbita del más lejano de sus futuros planetas. Dentro del límite de tal esfera El establece una especie de vórtice gigantesco arrastrando todas las burbujas hacia una vasta masa central, el material que constituirá la futura nebulosa. Actuando mediante Su Tercer Aspecto, envía al cuerpo de esta enorme esfera giratoria siete impulsos sucesivos de fuerza, reuniendo las burbujas en agregados más y más complejos, según ya se explicará en el Capítulo VIII, al hablar de las tres Grandes Emanaciones. De esta manera se forman siete mundos de materia, gigantescos, interpenetrantes y concéntricos; todos uno en esencia puesto que constan de la misma clase de materia, pero difiriendo en grados de intensidad. Estos siete tipos de materia o clases de átomos se hallan libremente entremezclados, de tal suerte que, en la más pequeña porción de materia tomada al acaso, podrían encontrarse partículas de cada tipo. Los más densos de estas siete clases de átomos, los átomos físicos últimos, se combinan luego en ciertas agregaciones para constituir un número de diferentes clases de lo que puede llamarse “protoelementos”, y estos se agregan de nuevo en varias formas que la Ciencia conoce como elementos químicos.

Este proceso se extiende por larguísimos períodos de tiempo y, a medida que las edades se suceden, se llega a la etapa de una vasta e incandescente nebulosa. A medida que la esfera se enfría, girando aún rápidamente, se aplana asumiendo la forma de un inmenso disco y rompiéndose en anillos que circundan un cuerpo central, cuerpo que más tarde llegó a ser el de nuestro Sol. La Deidad establece entonces, en el grosor de cada anillo, un vórtice subsidiario acumulando allí gran cantidad de la materia del anillo para formar un planeta alrededor del cuerpo Central. La colisión de los fragmentos acumulados ocasionó un aumento de calor y el planeta resultante fue, por mucho tiempo, una masa de gas incandescente que gradualmente se enfrió hasta que por fin llegó a ser apropiado para dar habitación a seres humanos.

Cada uno de los planetas de nuestro Sistema Solar se compone pues de siete tipos de átomos, cuyas agregaciones suministran los siete tipos fundamentales de materia que s encuentran en el sistema, siendo cada uno más denso que su predecesor. A éstos se les llaman los planos de la naturaleza.

PREGUNTA: Ordinariamente conocemos tan solo tres estados de materia: sólido, líquido y gaseoso, ¿Qué son, pues, estos siete tipos y qué significa Ud. Al decir Planos de la Naturaleza?

RESPUESTA: Lo que usualmente llaman sólido, líquido y gaseoso, son meramente subestados o subdivisiones de la clase inferior de materia, la física. Toda materia del Sistema Solar está compuesta de siete tipos de átomos de varias densidades, desde la más burda hasta la más sutil; y cada región, con su materia compuesta de un tipo particular de átomos, y correlacionada con una etapa distinta de conciencia, se llama un “plano” o mundo; por lo cual reconocemos siete de tales planos en el sistema solar.

PREGUNTA: ¿Qué tiene que ver estos planos con nuestra tierra y cómo se formó ésta?

RESPUESTA: Estos siete tipos de materia que se interpenetran todos, se agregan parcialmente en Planetas, mundos o globos, y no se hallan esparcidos por igual sobre toda el área del sistema Solar. Las tres más finas invaden el total, siendo por tanto comunes a todo el sistema; pero las cuatro clases más densas componen y rodean a los globos y planetas. La tierra en que vivimos, como es uno de tales planetas, contiene las siete clases de materia.

PREGUNTA: ¿Entonces no está formada nuestra tierra sólo de materia física ?

RESPUESTA: Nuestra tierra no está construida solamente de materia del plano o mundo inferior o séptimo, sino que contiene a la vez una provisión abundante de materia de los mundos sexto, quinto y otros. Según ha sido ampliamente demostrado por los hombres de ciencia, la partículas de materia, aún de las más duras substancias, nunca se tocan unas a otras. Los átomos son extremadamente diminutos en proporción a los espacios comprendidos entre ellos, siendo cada uno como una solitaria mancha de polvo en un gran salón. Igualmente, todas las otras clases de átomos de todos aquellos otros planos más sutiles cuentan con amplio espacio no sólo para estar entre los átomos de la materia más densa, sino también para moverse libremente alrededor de, y entre ellos. Por consiguiente, el globo sobre el cual vivimos no es un mundo compuesto de materia de un solo tipo, sino siete globos o mudos constituidos por materia de diferentes tipos interpenetrándose uno a otro y ocupando todos el mismo espacio.

PREGUNTA: ¿Cómo pueden ocupar el mismo espacio diferentes clases de materias sin desplazarse una a otra?

RESPUESTA: Ello es posible debido a que el espacio entre los átomos es siempre mucho mayor que el tamaño proporcional de los átomos. Tómese el ejemplo de una esponja o de un bola de hilachos sumergida en agua. La materia sólida de la bola o de la esponja, ocupa cierto espacio; pero todos los huecos o intersticios de la esponja contienen agua, por lo cual el agua ocupa prácticamente el mismo espacio que la esponja. Diminutas partículas de aire se mantienen al mismo tiempo suspendidas en el agua, y así, las materias sólida, líquida y gaseosa, ocupan el mismo espacio en aquella esponja.

PREGUNTA: ¿Dónde se hallan colocados en nuestra tierra estos diferentes planos?

RESPUESTA: Los mundos sutiles se encuentran todos alrededor de nosotros, si bien normalmente no somos conscientes de su existencia. No están uno sobre otro como las envolturas de una cebolla, sino contenidos uno dentro de otro, estando empotrada en el propio corazón de todos ellos nuestra tierra sólida y física. El sexto mundo es mayor que el séptimo (el físico) y se extiende mucho más lejos en el espacio, pero al mismo tiempo impregna por doquiera la materia física de la tierra. El quinto se extiende más allá del sexto, pero impregna a los otros dos como si fuera vapor de agua esparcido por el aire. Y así el mundo en que vivimos no es un mundo sino siete mundos que se interpenetran, ocupando todos el mismo espacio excepto que las clases más finas de materia se extienden más allá del centro que las más burdas.

PREGUNTA: ¿Cómo se denominan estos siete planos o mundos interpenetrantes?

RESPUESTA: El superior, o sea la región más sutil se llama el Maháparanivánico, o el Adi, o el Divino. El segundo se llama el Paranirvánico, o Anupádaka, o también Monádico, porque residen aalí las chispas de la Vida Divina, las Mónadas humanas, siendo el lugar de procedencia y habitación del Ser Humano, la Mónada, el Dios en el hombre. El tercero se denomina Nivánico, o Atmico, ya que ATMA, el más elevado espíritu en el hombre, según hoy se halla constituido, funciona en él. El cuarto es el mundo Búdico o Intuicional, el mundo de las más altas intuiciones. Estos dos últimos son llamados también los planos espirituales pues allí se da cuenta el hombre de su divinidad. El quinto, mucho más denso aún, se llama el Manásico, el Intelectual, o el Mental, pues la mente humana consta de materia de tal plano. El sexto es el Mundo Astral o emocional y pasional, porque las emociones y pasiones del hombre ocasionan ondulaciones en su materia; el séptimo es el mundo físico, parte del cual, solamente, conocemos nosotros con nuestros sentidos. De estos planos, los dos superiores no pueden ser alcanzados por el hombre en su etapa actual, ya que habremos de ser autoconscientes tan sólo en los otros cinco, a fin de llegar a nuestra meta por la presente etapa o dispensación como Hombres Perfectos.
Cada uno de estos planos se subdivide a su vez en siete y contiene siete subestados de materia.
PREGUNTA: ¿Cómo está subdividido cada plano y qué son estos subestados de materia?

RESPUESTA: Cada plano se divide en siete subdivisiones conteniendo así siete subestados de materia. El plano físico tiene siete subdivisiones, representadas por los siete grados de densidad de la materia. Ascendiendo desde la más tosca hasta la más sutil, la materia de estas subdivisiones se llama sólida, líquida, gaseosa, etérea, superetérea, subatómica y atómica. Las cuatro clases de materia más finas constan de lo que ordinariamente llamamos éter, de cuatro densidades o grados, siendo en sí físico el éter, si bien invisible para los ojos humanos normales. Todos estos subestados de materia pertenecen al plano físico solamente. Los átomos más finos, o átomos físicos últimos, del subplano atómico, se agregan para formar lo que se llaman protoelementos; y estos a su vez se unen para constituir varias formas de lo que la ciencia conoce como elementos químicos.

El plano atral se halla igualmente subdividido en siete, pero con dos grandes divisiones: el astral inferior con cuatro subdivisiones y el astral superior con las tres restantes.
Igualmente, el quinto plano, el mental, tiene dos divisiones principales: el RupaLoka y el Arupa_loka, o sea el NivelFormas y el NivelSin_Formas, con cuatro y tres subdivisiones respectivamente; incluye, aunque no es idéntico a él, lo que se llama Devachán, o Devaloka, la residencia de los Dioses, o el lo”. Devachán, el estado de Felicidad, deriva su nombre de su naturaleza y condición; nada que ocasione pena o tristeza se encuentra allí. Es una región especialmente resguardada, en la que no se permite la presencia del mal alguno; un lugar de bendito reposo en el cual puede el hombre asimilar acíficamente los frutos de su vida física pasada. Los demás planos se subdividen igualmente en siete cada uno.

PREGUNTA: ¿Están compuestos de diferentes clases de materia los distintos mundos o planos así como los subplanos?

RESPUESTA: Cada mundo tiene su propio tipo de materia, la materia del subplano atómico, y tiene ambién sus propias substancias o agregados de aquella materia arregladas en siete subestados; pero alquier tipo de materia se forma de la materia más densa del mundo inmediato superior, por lo cual la materia de la cual se componen todos los mundos interpenetrados es la misma esencialmente, si bien de diferentes grados de densidad y arreglada de manera distinta.

PREGUNTA: Sírvase explicar esto en detalle por lo que se refiere al mundo físico.

RESPUESTA: Antiguamente se creyó por la ciencia que los átomos químicos eran las unidades de todas las formas físicas; pero posteriormente se comprobó que eran estructuras complejas, tanto así que Sir William Crookes, en una notable Memoria, leída ante una de las Sociedades Científicas Inglesas, avanzó la teoría de una substancia primitiva denominada “Protilo” subyacente en la materia física de todas clases; en tanto que actualmente prevalece como creencia dominante de Ciencia, la existencia de “electrones” o partículas últimas.

Cualquier objeto físico, normalmente visible, se ensancha por la aplicación del calor, que aumenta las vibraciones de sus componentes moleculares, y pasado cierto punto, se rompe y pasa de su condición normal a la inmediata superior. Y así cualquier substancia puede transformarse de la condición sólida a la condición líquida (es decir, puede diluirse, como el hielo en agua), y de la líquida a la gaseosa, (como el agua en vapor) aumentando las vibraciones de sus componentes moleculares hasta que se dividen en moléculas más simples; y este proceso de cambiar de un subestado a otro más sutil, puede repetirse por ciertos métodos para cualquier substancia física, hasta que finalmente queda reducida a átomos físicos últimos. La razón es que, si bien todas las formas de la primera subdivisión o la atómica son construidas por la compresión dentro de ciertas formas, de los átomos físicos, (que por el momento compararemos a ladrillos), para construir la materia de la próxima subdivisión inferior, o segunda, se congregan primeramente cierto número de átomos físicos (o ladrillos) concretándolos en pequeños blocks de cuatro átomos (o ladrillos) cada uno; o cinco o más átomos cada uno; usando estos ladrillos como piedras de construcción; en tanto que para la próxima o tercera subdivisión tales piedras se forman de varios blocks de la segunda subdivisión conglomerados bajo ciertas formas, y así sucesivamente hasta lo inferior.

Por tanto, todas las substancias físicas, toscas o finas, se hallan constituidas por diferente arreglos y combinaciones de átomos físicos últimos, y siendo todos éstos idénticos, (excepto que unos de ellos son negativos y otros positivos) cualquier substancia puede transmutarse en otra, reduciendo primeramente la substancia a los átomos físicos últimos y reconstruyendo después esto átomos mediante un arreglo diferente en otra substancia, transfiriendo así la alquimia del reino de la superstición al reino de la realidad.

Los átomos físicos últimos pueden también ser transformados, por ciertos métodos, en materia de las más densa subdivisión del plano astral. Igualmente, el átomo astral más fino o último puede subdividirse en átomos de subdivisión más tosca del plano mental.

PREGUNTA: Si todos esto planos existen alrededor de nosotros, ¿por qué no somos normalmente conscientes de su existencia?

RESPUESTA: El hombre llega a ser consciente de algo, ordinariamente, tan sólo con la ayuda de uno o más de sus cinco sentidos; pero es claro que no puede ser consciente de lo que no ve, ni huele, ni gusta, ni toca, ni oye. Y aún tratándose de cosas físicamente toscas, no se puede contar enteramente en los sentidos por las razones y ejemplos siguientes:

I. Debido a demasiada distancia: El Planeta Neptuno no es visto si bien existe.
II. Debido a demasiada proximidad: el colirio en el ojo.
III. Debido a debilidad de los sentidos; los sonidos no son audibles en caso de sordera.
IV. Debido a lo extremadamente pequeño; no percibimos las partículas de agua en el aire que nos rodea.
V. Debido a la predominancia de otras cosas mayor aún: el Planeta Mercurio no es visible en la luz solar.

PREGUNTA: Entonces, ¿cómo puede ser demostrada la existencia de cosas no cognoscibles por los sentidos físicos?

RESPUESTA: Puede demostrarse por la adquisición de poderes superfísicos que por ahora se hallan latentes en el hombre. Si la ciencia ha hecho tantos progresos conociendo solamente los tres subestados inferiores del plano físico, podría llegar a inconmensurable progreso, para bien de todos, si adquiriese un conocimiento siquiera de los más finos éteres, cumpliendo así, aunque en parte, el tercer objeto de la Sociedad.

PREGUNTA: Esto meramente hace retrotraer la dificultad un paso: ¿Cómo puede Ud. Demostrar la existencia de poderes sobrenaturales en el hombre?

RESPUESTA: Nada hay sobrenatural ya que toda cosa tiene su lugar dentro del dominio de las leyes naturales.

El hipnotismo, el mesmerismo, la clarividencia, la telepatía, etc., son ahora hechos reconocidos por el mundo científico. Un “Sujeto” vuelto artificialmente clarividente en su sueño por un hipnotista, es capaz de ver cualquier cosa en cualquier parte del mundo, visión que no le es posible por medio de sus ojos físicos; y esto prueba la existencia de algún poder “superfísico”. Igualmente las investigaciones en el espiritismo demuestran la existencia del plano astral y la supervivencia del hombre después de la muerte, si bien ninguna cosa de ambas puede conocerse por los órganos sensoriales. Por otra parte, solamente somos conscientes de los efectos de muy pocos juegos de vibraciones en el aire o en el éter, y a esas las llamamos electricidad, sonido, luz, etc., en tanto que no nos damos cuenta de la existencia de otras innumerables clases de vibraciones que producen otros sonidos, colores, luces, formas etc. Y esto también es admitido por la ciencia.

La Teosofía ha demostrado, con la fuerza de experiencia práctica, que en cada ser existen cierto sentidos inactivos que, cuando son estimulados, pueden hacer posible la investigación en el reino de la materia que normalmente existe imperceptible alrededor de nosotros.

Ha habido y hay ocultistas que, desarrollando sus sentidos superfísicos, han investigado la parte etérea de nuestro mundo y otros reinos superiores y sus investigaciones son de inapreciable valor para la Humanidad.

Igualmente, existen los Maestros de Sabiduría, Hombres Perfectos, que han desarrollado completamente sus sentidos sutiles pues han completado ya Su evolución humana y permanecen en contacto con el mundo tan sólo para ayudar la humanidad en su crecimiento; y Sus Discípulos también despiertan y desarrollan sentidos sutiles, uno tras otro, bajo Su dirección y verifican la exactitud de Sus afirmaciones.

PREGUNTA: Comprendo que el mundo en que vivimos no es un solo mundo, sino siete mundos de materia más y más, que se ínter penetran, ocupando todos el mismo espacio; pero Ud. Ha agregado que las clases más finas de materia se extienden más lejos del centro que lo que se extiende la clase burda de materia. Entonces, ¿qué tan lejos se extiende la materia de los mundos sutiles?

RESPUESTA: La materia del mundo astral se extiende hasta poco menos de la mitad de la distancia de la tierra a la Luna. Y así, como los dos globos físicos, la tierra y la luna, se encuentran a distancia de 239.000 millas (382.000 Km.) sus esferas astrales tienen contacto cuando la luna se halla en el punto de su órbita más cercana de la tierra esto es, en el perigeo; pero no cuando se halla más lejana de la tierra, es decir en el apogeo. El mundo mental es una esfera de materia mental mucho más extensa aún, en tanto que en los planetas o globos superiores tenemos esferas tan grandes que tocan las correspondientes esferas de otros planetas del Sistema Solar.

PREGUNTA: Si estos planos o mundos no pueden sernos ordinariamente conocidos, ¿qué tenemos que ver con ellos?

RESPUESTA: Tenemos que llegar gradualmente a un íntimo contacto a lo menos con algunos de éllos en nuestra actual etapa; pero para comprender esto hay que conocer algo de la Constitución del hombre según explica el “Capítulo III”.

Publicado por Ángel y Pilar
Etiquetas: Dios y el Sistema Solar
martes 15 de abril de 2008
EL EGO

Extracto del libro Servidores de la Luz
De Rhea Powers

El karma, que se halla limitado a la Tierra, como sistema en sí contiene decisiones que tú, como individuo, has tomado durante tu estadía en este planeta. Cuando viniste por prime­ra vez, el nivel vibracional que hallaste aquí, fue para ti una experiencia chocante. La manifestación de forma física fue pa­ra cada uno de ustedes una experiencia muy distinta. Aque­llos de ustedes que vinieron de una dimensión de forma física más densa, hallaron el cambio menos difícil. Sin embargo, en­tre ustedes están aquellos que provienen de formas energéti­cas menos densas y aun de algunas no físicas. Para muchos de ustedes fue muy difícil manifestarse en la vibración baja y len­ta de la forma física sobre la Tierra. Por esa dificultad comen­zaron vuestras decisiones, que aún se hallan en ustedes. Estas decisiones han influido sobre vuestra cooperación en la mi­sión que han elegido.
Las decisiones encerradas en tu propia conciencia indi­vidual comenzaron en el instante de tu manifestación sobre la Tierra. Muchos de ustedes decidieron que la misión sobre la Tierra era demasiado difícil, demasiado pesada, como pa­ra poder lograrla. Viniendo de un nivel de conciencia en el que era mucho más fácil manifestar los pensamientos, algu­nos de ustedes decidieron que no estaban en condiciones, que no eran capaces, que no tenían la posibilidad de manifes­tar vuestros pensamientos sobre la Tierra. Esto es falso. Uste­des manifiestan vuestros pensamientos constantemente. Cada pensamiento tiene energía. Esta energía es Ia energía de la creación. Son los pensamientos los que todo lo conciben. Cada pensamiento que tienen se manifiesta en la realidad.
Aquellos pensamientos que ustedes ligan a la conciencia humana en el sistema de la dualidad, han resultado en la in­clinación al polo del mal, han atraído la desgracia, el males­tar y la desesperación, asociado con el sistema en la Tierra. Vuestra conciencia ahora está siendo limpiada de tales pen­samientos a través de vuestras actividades que la agrandan. La lectura de este libro también forma parte de tales activi­dades. Si observas tu vida, verás otras actividades en las que tú has participado, especialmente en los últimos tiempos. Te felicitamos por tu elección. Te felicitamos por tu elección he­cha hace muchos eones, de participar de esta fase especial de la experiencia en la Tierra.
No es fácil elegir la polaridad del bien —o a Dios— en la esencia de tu ser. La decisión para esa esencia tiene conse­cuencias sobre todos tus pensamientos y sobre la Conciencia Universal. Cada vez que tu personalidad como individuo elige abandonar el mal en tus propios pensamientos, se anu­la un poco el mal de la mente colectiva. Cada vez que en tu vida diaria tienes la oportunidad de elegir el bien, y puedes liberarte de la sensación de estar separado, si puedes sentir­te unido a tus semejantes, uno con la Tierra, con la naturale­za, con todas las conciencias, produces un impacto en la mente universal. Los pensamientos no vienen sin ser invita­dos. Los pensamientos son creados. Tú mismo creas tus pro­pios pensamientos. Tienes el poder y la capacidad de crear pensamientos que representen el polo de Dios.
Puedes soltar aquellos pensamientos que personifican el polo del dolor y del sufrimiento. Puedes, en cualquier ins­tante de tu vida diaria, elegir ver la Unidad, puedes expre­sar y manifestar la Unidad de todo lo que es. Eres una por­ción de la energía del Universo. Te has identificado errónea­mente como separado, como ego. El ego se halla unido al sistema de pensamiento humano. El ego es falso. La separa­ción es falsa. Al mismo tiempo es el ego en ti el que debes destruir. En el proceso de apartarse del mal, el ego debe apartarse de la separación; debe ser destruido. El ego fue pensado para ser destruido. No es algo que uno debe temer. Como estaba previsto, el mismo ego está llegando a su fin naturalmente.
Tú no estás matando al ego. Te permites alcanzar su con­clusión. Cada vez que eliges soltar —aunque sólo sea un poco— la ilusión de la separación, cada vez que eliges verte en algún otro, elevas la conciencia del planeta. Cada vez que te ves como una parte de todo lo que es, esta Unidad se hace más real y visible y se manifiesta en la experiencia de todas las personas. Cada pensamiento que piensas, tiene un efecto sobre el todo. En ello no yace ninguna carga. Es parte del juego elegido por ti.
El ego es una manifestación de la conciencia humana dentro del sistema humano sobre el planeta Tierra. Tu propio ego te ve como separado de Dios. Tu ego te separa de tu propia experiencia de Unidad. Es tu ego el que te mantiene más pequeńo de lo que en realidad eres. Tú eres puro Ser. Eres todo lo que existe, lo que se manifiesta de tu manera humana única. Generalmente. se piensa que es el ego el que le inspira a uno pensamientos altisonantes acerca de sí mismo. En realidad ocurre exactamente lo opuesto. Es el ego el que te limita a pensar que eres el que se halla dentro de tu piel.
En tu propia forma humana particular, existe aquella por­ción del Ser que elegiste reflejar. Tu ego se ha identificado con esta porción. Es por eso que tu ego se halla comprometido en hacer que la separación persista. Se ve a sí mismo como una parte del todo. Se vive como fuertemente delineado, como definidamente separado de las demás partes del todo. Tu ego no puede reconocerse como Dios, sino únicamente como separa-do de Dios. El ego no es malo: sólo es limitante. Al aferrarte a tu ego te aferras a tu separación. Esta separación te ha mante­nido alejado de la experiencia de Dios en tu interior.
La muerte del ego corresponde a muchas estructuras y doctrinas religiosas sobre el planeta Tierra. El ego debe mo­rir para sí mismo. Eso significa que el ego debe ser trascen­dido, para que tú, que lees este libro, te puedas sentir a ti mismo como parte de la Unidad, como Uno con todo lo que es. Esto es una amenaza para el ego. El ego se resiste a ser Dios y a reconocerse como Dios. El ego tuvo una función que cumplir en el sistema de la dualidad. El ego permitió la continuidad de la ilusión de separación, de manera que uno pudiera sentirse como separado dentro del sistema de la dualidad, dentro del sistema del bien y del mal. Este sistema se acerca a su fin, y el ego ya no es necesario.
Tu ego es una parte tuya. Tu ego puede ser trascendido. Puedes incluir a tu ego en las posibilidades de experiencia de tu ser. El ego no necesita ser una limitación. No necesita ser un enemigo. El ego puede ser incorporado, puedes soste­nerlo en una mano, puedes ir más allá de él.
El trascender tu propio ego individual forma parte de tu misión sobre la Tierra, si es que has de formar parte de la conclusión del sistema de la dualidad. Te guiaremos para que puedas trascender ese ego con el que te identificaste du­rante tanto tiempo. Quien eres va tanto, tanto más allá del ego, que éste es tan sólo un soplo de brisa en tu cara —pue­de que te haga pestañear por un momento, perdiendo tu co­nexión con tu verdadera realidad— pero el momento es muy breve en tu experiencia total.
El ego, con su sujeción a la dualidad, nos posibilitó a to­dos jugar al juego de la dualidad, al juego de la separación. Nosotros estamos obligados a agradecer al ego, el cual crea­rnos como parte del juego. No es necesario darle muerte al ego. Dejarlo morir, no significa dejar de existir como individuo. Dejar morir al propio ego significa trascender, trans­formar tu experiencia acerca de quién eres.
Tú creaste tu propio ego para conocer la separación, cuando tomaste una conciencia y una forma humana sobre esta Tierra. Tu ego —como tu cuerpo, tus sentimientos y tus pensamientos— es parte de la experiencia humana, de la que eres responsable.
Tú debes trascender y amigarte con el ego, que se halla ligado a la conciencia humana y que existe dentro del siste­ma de la dualidad. Es tu aliado en el hilo de tu experiencia. Amígate con él, pero no le permitas limitar tu conocimiento acerca de quién eres. Tu ego tiene como tarea mantenerte pequeńo, alejado de tu unión con todo lo que es. Este ego, que alguna vez fue muy conveniente, ahora debe ser trascendi­do. En el camino de vuelta al conocimiento y a la experien­cia de tu conexión con todo lo que es, el ego es como una piedra en tu zapato, una molestia, algo que debe ser sacado, pero nada que deba odiarse.
Dejar morir al ego en ti, ir más allá de él, dejarlo desaparecer dentro de uno, significa descubrir tu propia identidad.
Cuando te identificas como separado de los demás, como separado de tus hermanos y hermanas, como diferente, enton­ces eso es ego. Cuando te identificas como mejor que tus her­manos y hermanas, eso es ego. Cuando te identificas como inferior a tus hermanos y hermanas, eso es ego. Cuando te ves de alguna manera separado, como mejor o peor, como superior o inferior, como más o menos inteligente, como más o menos atractivo —cada manera que tú eliges para apartar­te y separarte de tus hermanos y hermanas— eso es ego.
Es cierto que algunos de ustedes manifiestan aspectos diferentes de la Unidad. Algunos manifiestan dotes musica­les; otros manifiestan belleza física; otros, facilidad de pala­bra; otros, movimiento corporal en el baile. Todas estas co­sas son alegres manifestaciones de partes tuyas, que no pue­des ver de ninguna otra manera. Deberías alegrarte de todas estas aparentes variedades, deberías gozarlas; son parte de la celebración de la totalidad del Ser que eres. Estas diferen­cias no deberían verse como separaciones, sino como parte de la celebración de tu propio Ser.
El ego dentro del sistema humano es tu conexión con aquellas decisiones que forman la estructura de tu propio karma individual. El karma va junto al ego, porque tu expe­riencia del ego continúa de vida en vida dentro de tu incons­ciente individual. El karma puede ser trascendido, porque el ego puede ser trascendido. El ego limita tu conocimiento o tu experiencia de la separación. El ego te define como dife­rente de tus hermanos y hermanas.
El karma es un sistema que existe dentro de la dualidad. Se halla ligado, está atado al concepto de bueno y malo, co­rrecto e incorrecto, recompensa y castigo. La conciencia hu­mana, proveniente del ego individual, toma decisiones que la definen como separada de las demás formas de manifes­tación del Ser; no se ve como reflejo de las partes del Ser, que a su vez son reflejos de ella misma.
Las partes del Ser que adoptaron otras formas de mani­festación, otros medios de expresión, finalmente no son otra cosa que tú. En última instancia también eres tú. Por eso, en el sentido más amplio, no puedes causarte dańo. Es decir, no te puedes lastimar a ti mismo, debido a que eres tanto el que lle­va a cabo la acción como el que la sufre. Todo eres tú. Puedes jugar un juego solamente dentro del sistema de la realidad humana. En el sistema de la dualidad la apariencia de separa­ción provoca la apariencia del bien y del mal.
Debido a que una parte tuya, muy dentro de tu esencia, conoce la verdad absoluta acerca de quién eres, sabe que tu esencia última es pura Energía, Luz, Dios, Bien. Cada vez que se lleva a cabo una acción en el juego humano, que pa­rece lograda a partir de la separación del conocimiento de tu propia esencia, se toma una decisión. Se toma una decisión acerca de lo que vales, acerca de tu bondad o no bondad, una decisión que te define más y te separa de tus hermanos y hermanas. Estas decisiones, como ya hemos dicho, se apo­yan en otras, se amplían y forman una estructura, que se lla­ma karma.
Dentro de tu sistema kármico individual y único, estas decisiones han formado tu conciencia y tu realidad, ya que tu realidad, en última instancia, es lograda por tu concien­cia. Con conciencia queremos decir el pensamiento cons­ciente despierto, el que actúa en tu llamada "realidad dia­ria". No queremos decir, en este caso, la conciencia externa. La conciencia se dividió en psicología en "consciente", "in­consciente", "subconsciente" y "supraconsciente". En este caso hablamos del "consciente" de la psicología. El ego existe en el "subconsciente", si se quieren utilizar estas categorías para definir las diferencias. Las estructuras kármicas yacen en la región llamada "subconsciente".
La psicología contemporánea y la metafísica hablan mu­cho sobre el estado de sueño (soñar). Los sueños son la cone­xión con el subconsciente. En el sueño se pueden concluir estructuras kármicas. Es decir, uno puede crear o formar la realidad en un sueńo, en vez de hacerlo en la vida diaria. Uno puede utilizar los sueños para cerrar o finalizar una es­tructura kármica. Los sueños son muy útiles. En este libro te enseńaremos a utilizar el estado de sueño para cerrar estruc­turas kármicas, para que ya no tengas que crear manifestaciones físicas de estas estructuras para poner a cero tu participación en el llamado sistema del bien y del mal.
Tu estructura kármica individual, que se halla ligada a tus experiencias humanas asociadas sobre el planeta Tierra, puede ser trascendida. Tu conciencia individual puede vol­ver a ligarse a la Conciencia Universal. A través de este aco­ple con la Conciencia Universal, puedes elevarte sobre el sis­tema kármico. El sistema kármico está ligado al experimento de la dualidad, que se halla ligado a las experiencias del bien y del mal asociadas a este planeta. Es imprescindible que co­miences a elevarte sobre tus propias estructuras kármicas. Mientras existas como conciencia humana individual, y te aferres al sistema del karma, continuarás manifestando el mal como una realidad sobre este planeta Tierra, en ti mismo y entre tú y tus hermanos y hermanas. Es posible trascender el karma. Es posible concluir el karma en realidades no físicas, de manera que ya no sea necesario crear la dualidad.
La conciencia humana está tan conectada y ligada al sis­tema de la dualidad, que se asusta ante la idea de trascender su propio karma. Teme ser condenada o maldecida por actuar, por demostrar su condena o su castigo por su supuesta maldad. No es el castigo lo que se deja atrás: es el sistema, que contiene la noción de que el castigo y el mal tienen algu­na realidad.
Si uno se imagina que ha iniciado una supuesta mala ac­ción, que supone una negación de la propia bondad, enton­ces uno se imagina que debe ser castigado para demostrar su sometimiento fiel a Dios o a lo bueno. El castigo es error. El error existe en el sistema de la dualidad. El castigo amplía el mal. Castigarse a sí mismo es lo mismo que castigar a otros.
El sistema de la dualidad se amplía hacia afuera en for­ma de espiral. El mal produce el mal. Ya es hora de que el sistema se vuelva sobre la espiral, hacia adentro, que desa­parezca en sí mismo, que se cierre y desaparezca de la expe­riencia humana. Este sistema puede desaparecer, y la expe­riencia humana puede continuar en Amor, Luz y Alegría, como sucede en este instante en muchas otras dimensiones, sobre muchos otros planetas, en muchas otras formas de existencia.
El siste­ma de la dualidad sobre la Tierra puede desaparecer en sí mismo con tu ayuda, y así podrá quedar en vuestros corazo­nes sólo Bondad, Alegría y celebración de la Unidad.

Publicado por Ángel y Pilar
Etiquetas: El Ego
1) ¿QUÉ ES LA RESONANCIA SCHUMANN?

A mediados de la década del 50, el Dr. Schumann quien prestaba servicios en la UTN de Munich, Alemania, descubrió un efecto de resonancia en el sistema Tierra-Aire-Ionosfera, que mostraba la particularidad de polarizarse e imponer posibles direcciones perpendiculares de vibraciones. En Física, a este efecto se le denomina "Onda transversal-magnética" y al descubrimiento del Dr. Schumann le fue llamado, y es hoyconocido con el término de "Resonancia Schumann". (Las resonancias son correlaciones de partículas. En un sistema de partículas en interacción, la aproximación al equilibrio de éstas se debe a las resonancias. Los campos en interacción también crean resonancias).
La teoría del Dr. Schumann, físico alemán, fue validada por la NASA, la Tierra está rodeada de un campo electromagnético poderoso que se forma entre el suelo y la parte inferior de la ionosfera situada a unos 100 km. por encima de nosotros.
Ese campo posee una resonancia (de ahí el nombre de resonancia Schumann) más o menos constante del orden de 7,83 Hz (hertz) o ciclos por segundo; similares al pulsar de un corazón. Esto funciona como si fuera un marcapasos, responsable del equilibrio de la biosfera, condición común de todas las formas de vida. También se ha comprobado que el cerebro de todos los mamíferos (los seres humanos lo son) están dotados de esa misma frecuencia de 7,83 hertz. Un gran indicador del cambio de frecuencia es que nos estamos volviendo más intuitivos.
Empíricamente se ha constatado que no podemos ser saludables fuera de esta frecuencia biológica natural. Siempre que los astronautas, en razón de los viajes espaciales, quedaban fuera de la resonancia Schumann, se enfermaban. Pero sometidos a la acción de un \"simulador Schumann\" recuperaban el equilibrio y la salud. <!--[if !supportLineBreakNewLine]--> <!--[endif]-->
Generalmente la Física que se sustenta en las teorías mecanicistas acostumbra a ignorar aquello que no puede explicar, pero en algunos países como Suiza , Suecia, Austria y Alemania muchos físicos y biólogos han estado experimentando con ondas resonantes estudiando sus variaciones y formulando nuevos proyectos en física cuántica.
Por miles de años la Tierra ha tenido esta frecuencia de pulsaciones y la vida se ha desarrollado en un relativo equilibrio ecológico. Sucede, sin embargo, que a partir de los años 80, y de forma más acentuada a partir de los años 90, la frecuencia se elevó de 7,83 a 11 y a 12 hertz.
El mecanismo de la fricción del núcleo y del magma en el centro de la Tierra se disparó y comenzó a generar: perturbaciones climáticas, mayor actividad de los volcanes y terremotos, crecimiento de tensiones y conflictos en el mundo y aumento general de comportamientos atípicos y erráticos en las personas, entre otros. Debido al cambio en la medición de la rotación de la Tierra por medio de la escala de Schumann , el día que era medible como de 24 horas, pasó a ser medida como si tuviera solamente 16 horas. Por lo tanto, la percepción de que todo está pasando demasiado rápido no es ilusoria, tendría una base real en este cambio en la resonancia Schumann. ¡El tiempo se esta acelerando! Recordemos, antes de que se lo pregunten, que el reloj NO es el tiempo, el tiempo no existe y apenas lo medimos como una convicción para ordenarnos en el mundo tridimensional.

Si la Tierra detiene su rotación y la frecuencia de resonancia alcanza los 13 ciclos, estaríamos en el campo magnético del punto cero o 13 de la escala de Schumann que tiene como valores de medición el número 1 como un campo magnético muy alto y el 13 como un campo magnético muy bajo.
La ciencia reconoce a la RS (Resonancia de Schumann) como un indicador sensible de las variaciones de la temperatura y de las condiciones mundiales del clima. La RS fluctuante y las explosiones solares, pueden ser un factor en las severas tormentas, inundaciones y el clima de los recientes años.
Mientras que el ritmo del "pulso" de la tierra se esta elevando, la fuerza de su campo magnético, por el otro lado, esta declinando. De acuerdo con el Profesor Bannerjee de la Universidad de Nuevo México, el campo ha perdido hasta la mitad de su intensidad en los últimos 4.000 años. Y debido a que la fuerza de este campo es un precursor de las reversiones de los polos magnéticos, el Profesor Bannerjee cree que está en curso otra reversión. Como estos cambios cíclicos están asociados con las reversiones, los registros geológicos de la Tierra también marcan cambios previos en la historia. Y dentro de la enorme escala de tiempo representada, hubo bastantes de ellos (171 en 4.000.000 de años)
Una de las investigaciones, y quizás la más polémica, es que la manipulación de este tipo de ondas, estimuladas, constituyen una de las armas militares más sofisticadas del presente, ya que por medio de su creación artificial y a la vez exacta , dicha resonancia podría interferir en los procesos psíquicos de potenciales enemigos ya que se presume que éstas ondas resonantes vibran, en ocasiones, en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los mamíferos en general. (Las ondas transversales magnéticas están generadas por impulsos electromagnéticos relámpagos y rayos. La frecuencia de la misma varía entre valores que van desde los 6 hasta los 50 Hertz, generalmente 7.8, 14, 20, 26, 33, 39 y 45 Hertz).
Volviendo a Schumann, diremos que según cuenta la historia, el dicho doctor trabajaba en ese entonces, con sus alumnos universitarios, en cálculos y proyectos de potenciales eléctricos. En una oportunidad, les planteó el deber de calcular el potencial de dos superficies semiesféricas ubicadas a una determinada distancia entre sí y que eran eléctricamente conductoras (similar al ensayo de chispa, entre puntas). Sobre la marcha del experimento, una idea ejemplificadora le trajo un pensamiento: "Aquí tenemos la tierra y la ionosfera. Consideren, como ejemplo, el diámetro de la tierra y el diámetro de la capa inferior de la ionosfera y calculen qué frecuencia propia resultar ahí". Como todo cálculo experimental da por conclusión una serie de parámetros, hubo algunas diferencias respecto a otros ensayos realizados.
El Doctor Schumann tenia que verificar, si los cálculos que realizaban los estudiantes eran correctos y entonces obtuvo un resultado : +- 10 HZ por segundo. Este resultado fue publicado en los suplementos de divulgación científica de la universidad, uno de los suscriptores , médico de profesión, que se <!--[if !vml]--><!--[endif]-->interesaba por la Física, el Dr. Ankermüller leyó los resultados y le sorprendió que estos dieran una frecuencia característica del ritmo Alfa de las ondas cerebrales, concordante , no por casualidad con los experimentos del Dr Schumann. El Dr. Ankermuller se comunicó inmediatamente con aquél y le dijo que su conclusión era sorprendente, que el ritmo Alfa de las ondas cerebrales coincidía con el ritmo terrestre y que había que comprobar si esto era verídico.
Presuntamente, el doctor Schumann, dijo que si esto era interesante para la medicina, deberían experimentar, y tuvo la idea de encargar el estudio a uno de sus alumnos que justamente tenía que hacer su tesis de doctorado. El graduado que debía desarrollar el doctorando se llamaba Herbert König, quien fuera más tarde yerno del Dr. Ernest Hartmann (descubridor de las radiaciones terrestres que afectan a los seres vivos) y posteriormente fue sucesor del Profesor Schumann en la Universidad de Munich.
El Dr. König, a través de muchas mediciones, pudo determinar luego que el valor exacto no era 10 Hertz, sino 7,8 Hertz la frecuencia del hipotálamo y es la única frecuencia que en todos los mamíferos, incluyendo el hombre, es tan exactamente común.
La frecuencia de 7,8 Hertz del hipotálamo es una constante normal biológica, y funciona como un marcapasos para nuestro organismo. Sin la existencia de esa frecuencia la vida no sería posible. Esto se comprobó con los primeros viajes realizados al espacio fuera de la ionosfera en donde los astronautas, tanto los rusos como americanos, volvían de sus misiones espaciales con complicados problemas de salud. Al someterse un tiempo fuera de la ionosfera les faltaba la pulsación de esa frecuencia vital 7,8 Hertz. Al comprobar esto se buscó como solucionar el problema lográndolo a través de generadores de ondas Schumann artificiales.
Los científicos espaciales hicieron muchos estudios interesantes al respecto. Uno de ellos, fue la construcción de una especie de bunker subterráneo aislado magnéticamente. Durante varias semanas de experimentos en ese lugar comprobaron que después de algunos días sometidos a una variación de frecuencia magnética, se producían en las personas afectadas los mismos problemas de salud: dolor de cabeza, falta de coordinación, disminución en la concentración, impotencia y alteraciones en el ritmo cardiaco. Luego comprobaron que si hacían ingresar a ese laboratorio de ensayos pulsaciones de 7,8 Hertz generadas artificialmente, por un breve tiempo, entonces las condiciones de salud de los voluntarios se volvía a estabilizar nuevamente.
Hay personas que sufren consecuencias de éste tipo, cuando por causas meteorológicas, especialmente por las tormentas electromagnéticas solares, esas frecuencias de ondas Schumann se ven interferidas: especialmente problemas cardiacos. Modernas terapias biomagnéticas, hacen generosos aportes mediante aparatos generadores de ondas Schumann y de ondas geomagnéticas, retornando los efectos vitales necesarios para mejorar el entorno de todos los seres vivos sometidos a la contaminación ambiental geopática (radiaciones nocivas).
La Tierra se comporta como un enorme circuito eléctrico. La atmósfera es realmente un conductor débil y si no existieran fuentes de carga, su electricidad característica se disiparía rápidamente. Existe una "cavidad" definida por la superficie de la Tierra y el borde interno de la ionosfera , a partir de los 10 km y más de 50 kilómetros arriba, hay un flujo de corriente vertical entre el suelo y la ionosfera +- 1800 Amperes según los cálculos. La resistencia de la atmósfera es de 200 Ohms. La capacidad de .25 faradios, el voltaje potencial variable es de 200.000 a 400.000 Voltios. Hay en promedio de más de 500 tormentas eléctricas en un momento dado en todo el mundo. Cada una produce de 0, 5 a 1 Amper de corriente y estas medidas se computan para medir la capacidad de corriente en la cavidad resonante de la Tierra . El gradiente de voltaje, es de 200 a 300 volts por metro, cerca de la superficie de la Tierra, y se reduce a unos 100 volts cerca del suelo. Esto es posible medirlo, en los ambientes domésticos, por ejemplo, donde hay computadoras personales conectadas, se pueden producir voltajes inducidos de hasta 100 volts ó más, alrededor de los gabinetes contenedores (CPU), y sobre el piso en donde el operador del PC apoya sus pies.

Hasta ahora, cuando las propiedades de la cavidad electromagnética de la Tierra permanecen iguales, estas frecuencias se mantienen iguales. Presumiblemente existe algún cambio debido al ciclo de manchas solares y al cambio de la ionosfera de la Tierra como respuesta al ciclo de 11 años de actividad solar. Como la atmósfera de la tierra lleva una carga, una corriente y un voltaje, no es nada sorprendente encontrar dichas ondas electromagnéticas resonantes, pues forman parte de dicha atmósfera y también son parte de nosotros, sus influencias nos llegan directamente y producen los efectos que hemos descripto. Las edificaciones modernas, en concreto las grandes estructuras, los cableados de alta tensión , las torres de acero, las antenas de células, etc. forman grandes jaulas de Faraday que impiden la propagación de las ondas pertenecientes a este campo natural, y por ende afectan seriamente las frecuencias normales. Cabe aclarar, sin embargo, que otras hipótesis afirman que las ondas Schumann influyen sólo en la actividad eléctrica de la atmósfera, desechando que las mismas intervengan también en el electromagnetismo terrestre.
Publicado por Ángel y Pilar
Etiquetas: Resonancia Schumann ¿Es un peligro para la Humanidad su manipulación?
2) POSIBLES RESULTADOS QUE SE PUEDEN EXPERIMENTAR CON LA RESONANCIA SCHUMANN

Las experimentaciones indicarían que, con la generación ó inducción de frecuencias del rango 7.8-8 hz, consideradas campos magnéticos débiles, es posible:
• Alterar el comportamiento de células, tejidos y órganos.
• Alterar niveles hormonales.
• Alterar los procesos químicos celulares.
• Alterar la percepción del tiempo en animales y seres humanos.
• Inducir el sueño y los estados meditativos.
• Disminuir el nivel de stress.
• Afectar benéficamente los procesos de inmunidad.
• Equilibrar el ritmo cerebral.
• Relentizar las taquicardias.
• Estimular los procesos de aprendizaje.
• Expandir la conciencia.
• Generar un mayor flujo de energía vital (KI – CHI)
• Estimular los procesos curativos naturales.
• Incrementar la actividad del biocampo humano creando una barrera defensiva
contra las agresiones del medio ambiente, ya sea físicas ó psíquicas.

POSIBLES RESULTADOS: que pueden surgir a medida que nos acerquemos a los 13 Hz.
1.- El tiempo parecerá acelerarse mientras nos aproximamos al Punto Cero. Un día de 24 horas parecerá mucho más corto. Recuerden que la Resonancia Schumann (o el latido de la Madre Tierra) ha sido de 7.8 ciclos por miles de años, pero se ha estado elevando desde 1980. En este momento esta cerca de los 12 ciclos. Se detiene a los 13 ciclos.
2.- El Punto Cero o el cambio de las edades ha sido predicho por las gentes del pasado durante miles de años, han habido muchos cambios, incluyendo el que siempre ocurre cada 13,000 años, la mitad de los 26,000 años de la Precesión de los Equinoccios.
3.- El Punto Cero o un giro de los polos magnéticos es probable que suceda dentro de los próximos años. Este puede posiblemente sincronizarse con el ciclo cuatro del biorritmo de la Tierra que ocurre cada 20 años el 12 de agosto. El último suceso fué el 12 de agosto del 2003. El Experimento Philadelphia y el Proyecto Montauk (secreto militar de viaje a través del tiempo) ambos se realizaron el 12 de agosto o biorritmo de 20 años.
4.- Se ha dicho que después del Punto Cero, el sol se elevará en el oeste y se pondrá en el este. Se han encontrado eventos pasados de este cambio en registros antiguos.
5.- Permanezcan centrados y sigan su intuición.
6.- El giro del Punto Cero probablemente nos introducirá a la cuarta dimensión y luego a la quinta. Aquí, todo lo que pensemos o deseemos se manifestará instantáneamente. Esto incluye al amor y al miedo. Nuestra INTENCIÓN será de la mayor importancia. 7.- La mayoría de la tecnología que conocemos dejará de operar. Las tecnologías basadas en el llamado "Punto Cero" o energía libre, pueden ser posibles excepciones. <!--[if !supportLineBreakNewLine]--> <!--[endif]-->
8.- Nuestro cuerpo físico está cambiando mientras nos aproximamos al Punto Cero. Nuestro ADN está cambiando de 2 a 12 cadenas. Nos estamos volviendo más intuitivos.
9.- El Calendario Maya en su ciclo de cuenta larga indicaría que al final de este ciclo de 5100 años, que coincide con nuestro calendario en el año 2012 habremos hecho un cambo dimensional que en teoría es el cambio de la 3D a la 5D.
Toda esta información está basada en estudios y en los descubrimientos hechos en los escritos de las tradiciones antiguas. Nos estamos moviendo fuera del tiempo, en donde los conceptos conocidos hasta ahora ya no tendrán vigencia. En el futuro están las respuestas, por ahora sólo sabemos que algo está cambiando, y acompañar los cambios es más fácil que resistirse a ellos.
Quienes sostienen que estamos cerca de un cambio de era o ciclo terrestre opinan que éste futuro esta cercano. Se detiene a los 13 ciclos. Es el "Punto Cero" o el cambio de las edades que ha sido predicho por las culturas ancestrales como la Egipcios, Los Mayas, Los Incas, etc durante miles de años, Estas premoniciones o cambios, han ocurrido cada 13,000 años, la mitad de los 26,000 años de la Precesión de los Equinoccios. El Punto Cero o un giro de los polos magnéticos probablemente sucederá pronto, dentro de los próximos años.


Publicado por Ángel y Pilar
Etiquetas: Resonancia Schumann ¿Es un peligro para la Humanidad su manipulación?
3) MODIFICACION LIBERADA DE FRECUENCIAS SCHUMANN

Modificación deliberada de frecuencias Schumann: Ahora bien, la resonancia Schumann (RS) constituye quizá el apoyo de un proceso de percepción extrasensorial (PES) de tipo radar para todos los seres vivos. Algunas frecuencias cualesquiera pueden ser absorbidas y reemitidas por todo objeto según esquemas de interferencias específicos. Estas "ondas que resuenan" pueden modularse intencionalmente en frecuencia o en su forma con diferentes fines o sea, cualquier modificación puede ser bien, buena, saludable y eficaz o su otro extremo, totalmente destructiva, ejemplo de ello son las "ELF (muy baja frecuencia) y en ULF (ultra baja frecuencias).
Hay quienes sostienen que estas alteraciones magnéticas se están deliberadamente manipulando. H.A.A.R.P. (High-frequency Activo Auroral Research Program) es un programa operativo en Gakona, Alaska en ésta materia y en la actualidad denunciado por varios activistas ecológicos y grupos científicos por ensayar con modificaciones (RS). De ser así el ritmo vibratorio de nuestro medio ambiente, el motor fundamental de toda vida sobre nuestro pequeño planeta azul, es amenazado por las manipulaciones humanas de la ionosfera como la tecnología del programa HAARP.
La ionosfera nos protege de las radiaciones mortales del Sol y el espacio. Y ahora, con ondas de radio a altas frecuencias se taladran agujeros en esta cobertura protectora, tomando el riesgo de rasgar accidentalmente el capullo frágil de la evolución planetaria y humana. Las consecuencias podrían ser tan devastadoras que la fuerza del caos podría desencadenarse, causando daños irreversibles.
El proyecto HAARP High Frequency Advanced Auroral Research Project (Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia) también conocido como ("Arpa del Diablo") es tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podrían tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera, hasta la manipulación de la mente humana. Lo que sin duda podemos afirmar es que se trata de un intrigante ejemplo de tecnología avanzada, heredada, con mucha probabilidad, de los experimentos del genio de Nikola Tesla acerca de la emisión de energía en la atmósfera, realizados a principios del siglo XX.
(Nikola Tesla nació en Croacia en 1856 y murió en Nueva York 1943. Tesla fue, ante todo, un gran inventor: la corriente alterna y el motor de inducción electromagnética, etc.. Muchos consideran que fue él quien inventó la radio y no Marconi y Edison, quienes supuestamente habrían tomado de él sus primeras reflexiones sobre el tema. Tesla fue experto en termodinámica, energía solar, rayos X y cósmicos... Inventó un sistema de transmisión de energía inalámbrica que consistía en transmitir energía sin un medio físico. Demostró que podía encender a un conjunto de lámparas de 50 vatios a 40 km de distancia y lanzó la idea de poder concentrar y transmitir energía a grandes distancias. El proyecto HAARP parte de la idea originaria de Tesla: "transmitir ondas electromagnéticas que logren reflejarse en la ionosfera y alcanzar grandes distancias.").

Nick Begich, junto a la periodista Jeanne Manning realizaron una investigación al respecto. Fruto de la misma dió a luz el libro "Angels don't play this harp" (Los ángeles no tocan esta arpa), en el que ambos autores plantean inquietantes hipótesis. Una de ellas, por ejemplo, es que de continuar en marcha, el proyecto HAARP podría tener peores consecuencias para nuestro planeta que las pruebas nucleares. Begich y Manning están convencidos de que a través del proyecto HAARP se estaría enviando hacia la ionosfera un haz de partículas electromagnéticas orientadas y enfocadas que estarían contribuyendo a su calentamiento. Estamos hablando de 180 antenas que funcionando en conjunto estarían en condiciones de emitir 1 GW =1.000.000.000 W, o sea un billón de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetrarían en la atmósfera inferior e interactuando en la corriente aureal.<!--[if !vml]--><!--[endif]-->
La versión oficial es, sin embargo, diferente. Según ésta, el HAARP es una investigación académica cuyo objetivo es cambiar las condiciones de la ionosfera con el fin de obtener mejoras en las comunicaciones mundiales. Mientras la polémica continúa, también lo hacen las investigaciones por parte de los organismos más interesados: el Ministerio de Defensa de Estados Unidos y la Universidad de Alaska. Ya que con la puesta en marcha del mismo, los militares conseguirían un arma altamente destructiva relativamente barata, mientras que la universidad apuntaría a la manipulación geofísica más atrevida de la historia de la humanidad. De acuerdo con la Dra. Rosalie Bertell, HAARP forma parte de un sistema integrado de armamentos, que tiene consecuencias ecológicas potencialmente devastadoras.
Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: "HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las ondas de baja frecuencia en alta intensidad, esto podría también afectar al cuerpo vital de los seres humanos, y no se puede excluir que también posea efectos tectónicos. Parece ser que son doce las patentes que forman la médula espinal del proyecto HAARP. Una de ellas, la número 4.686.605, del físico Bernard Eastlund, hace referencia a un "método y un equipo para cambiar una región de la atmósfera, ionosfera y/o magnetósfera", ésta patente estuvo clasificada, por orden expresa de organismos oficiales estadounidense durante todo un año.
En realidad, el calentador ionosférico de Eastlund es diferente a otros conocidos hasta la fecha: la radiación de radiofrecuencias (RF) se concentra y enfoca en un punto de la ionosfera, consiguiendo proyectar una cantidad de energía sin precedentes, que puede alcanzar hasta los 10 gigavatios. La enorme diferencia de potencial generada (dicen Begich y Manning) podría cambiar e incluso desplazar la ionosfera, provocando un caos total en las comunicaciones de la tierra, tanto terrestres como marítimas. Así como destruir misiles o aviones, cambiar las condiciones atmosféricas al modificar la absorción de los rayos solares y aumentar las concentraciones de ozono, nitrógeno e incluso afectar negativamente al cerebro de los seres vivos y con ello alterar el comportamiento humano.

Armas de Nuevo Orden mundial (NWO): ¿Relación con la frecuencia?
El Proyecto HAARP formaría parte del arsenal de armas del Nuevo Orden Mundial bajo la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI). Desde puntos de comando militar en los EE.UU., se podría potencialmente desestabilizar economías nacionales completas a través de manipulaciones climáticas.
Lo que es más importante, esto puede ser implementado sin que el enemigo tenga conocimiento de ello, a un costo mínimo y sin comprometer a personal o equipo militar como ocurre en una guerra convencional.
Muchas personas no comprenden como HAARP está subvencionado y promovido por los organismos oficiales de los EEUU. ¿Acaso no sería esta una arma biológica insuperable capaz de producir temporales o sequías sobre diversos territorios elegidos?
El uso de los mecanismos instrumentados en el HAARP (si fueran aplicados) podrían tener impactos potencialmente devastadores en el clima del mundo. Respondiendo a los intereses económicos y estratégicos de los EE.UU, podría ser utilizado para modificar selectivamente el clima en diferentes partes del mundo, lo que resultaría en la desestabilización de sistemas agrícolas y ecológicos.
También vale la pena señalar que el Departamento de Defensa de los EE.UU. ha destinado recursos substanciales al desarrollo de sistemas de inteligencia y monitoreo de los cambios climáticos. La NASA y la Agencia de Imaginería y Mapas del Departamento de Defensa (NIMA, su sigla en inglés) trabajan en "imaginería para estudios de inundaciones, erosión, peligros de deslizamientos de tierras, terremotos, zonas ecológicas, pronósticos del tiempo, y cambios climáticos" con información transmitida por satélites.
Publicado por Ángel y Pilar
Etiquetas: Resonancia Schumann ¿Es un peligro para la Humanidad su manipulación?
4) CURACIONES Y TEORÍAS ESCATOLÓGICAS

Resonancia y las Curaciones Energéticas:

Pero como todo descubrimiento su uso es potencial. Potencialmente malo, como lo descripto u potencialmente bueno, dependiendo de la voluntad de su uso. Robert Beck. (calificado investigador y físico, consultor para el Sandia Corp, empleado del Instituto Eyring de la Investigación<!--[if !vml]--><!--[endif]-->, y dueño de la patente de "Tubos de ráfaga de luz de cámara", ) hizo investigaciones sobre la actividad de las ondas cerebrales de "sanadores" de todas las culturas y religiones, (mediums, chamanes, radiestesistas, curanderos cristianos, reikistas, a los lectores de ESP, los expertos de Kahuna, Wicca, etc), que, independientemente de sus sistemas de creencias, manifestaban comportamientos de modificaciones RS casi idénticos en el momento de sus acciones de "curación": "una actividad de ondas cerebrales de 7,8 a 8 Hz", que duraba de uno a varios segundos y que "se sincronizaba en fase y en frecuencia con las micropulsaciones geoeléctricas de la Tierra..

"El ADN, los ventrículos cervicales y las estructuras celulares del cuerpo humano pueden funcionar como antenas que detectan y descifran las señales ELF globales y locales". Beck sugiere que los cristales líquidos (que son elementos intrínsecos de las membranas celulares) actúan como mecanismos de detección, amplificación y memorización para los esquemas de frecuencia ELF existentes en el medio ambiente. Las proteínas tienden a orientarse según el EMF que resuenan a 10 Hz y serían pues muy sensibles a los cambios de ELF en esta gama. La estructura propia y la organización de los tejidos vivos sin embargo son controladas por la molécula clave que es el ADN. Este ejemplo se encuentra maravillosamente ilustrado en el documental "What The Bleed do We Know ?!..... Ahora bien, existe una estrecha relación entre los desórdenes del comportamiento humano y los períodos de perturbaciones solares y magnéticos. Recíprocamente, estudios pusieron de manifiesto que las personas sometidas a un aislamiento de sus ritmos electromagnéticos desarrollaron irregularidades crecientes y ritmos fisiológicos caóticos. Éstos son restablecidos de manera espectacular por la intervención de un escaso campo eléctrico de 10 Hz. Las anomalías geomagnéticas (tensiones tectónicas, perturbaciones del campo geomagnético) pueden inducir algunas formas de percepción paranormal, como alucinaciones visuales y auditivas, y los TLT (transitarios del lóbulo temporal).

La Resonancia Schumann y las Teorías Escatológicas:
Respecto a la modificación de la frecuencia Schumman y la relación que puede llegar a tener con ciertas teorías de índole escatológicas, son varias las versiones que la asocian pero creemos que las mismas carecen de un sustento científico confiable como para darlas como probables. De todas formas, a modo ilustrativo detallaremos una de ellas. La teoría sostiene que variados estudios sobre el magnetismo terrestre sugieren que el norte magnético se está moviendo o mejor dicho desplazándose, o sea que ésta variación de frecuencia provoca una alteración de la percepción del tiempo. Hay sitios en donde la frecuencia magnética se a elevado de 7,8 u 8 Hz a sus extremos de 12 Hz (a los 13 HZ cambia el fluido al "Sur magnético" al igual que el ADN humano). La Percepción se altera y un día de 24 horas parece ser de cerca de 16 horas o menos. La Resonancia Schumann (o el latido de la Madre Tierra) ha sido de 7.8 ciclos por miles de años, pero se ha estado elevando desde 1986. En este momento esta cerca de los 11-12 ciclos.

Quienes sostienen que estamos cerca de un cambio de era o ciclo terrestre opinan que éste futuro esta cercano. Se detiene a los 13 ciclos. Es el "Punto Cero" o el cambio de las edades que ha sido predicho por las culturas ancestrales como la Egipcios, Los Mayas, Los Incas, etc durante miles de años, Estas premoniciones o cambios, han ocurrido cada 13,000 años, la mitad de los 26,000 años de la Precesión de los Equinoccios. El Punto Cero o un giro de los polos magnéticos probablemente sucederá pronto, dentro de los próximos años.

SUBIDA INUSUAL DE TEMPERATURA EN LA REGION DE MELILLA DURAN 15 MINUTOS
En la Región Autónoma de Melilla en el entorno norteafricano de Kelaya, frente a las costas Andaluzas. se produjo un fenómeno poco usual. Investigaciones periodísticas posteriores sospecharon que dicho fenómeno fue provocado, presumiblemente por ensayos dentro del proyecto Haarp, aunque fueron firmemente negados por los responsables de éste programa. En tal sentido los titulares del diario EL PAIS,decían en su portada:
"Un raro fenómeno eleva la temperatura de 24 a 41 grados en cinco minutos.
Melilla se convirtió ayer por unos minutos en un gran horno al aire libre debido a un fenómeno meteorológico insólito. A las 8.24, la temperatura subió 17 grados en sólo cinco minutos: de los 24 a los 41 grados. Por fortuna, en el siguiente cuarto de hora la temperatura volvió a sus cauces. Pero, para colmo, a las diez de la mañana volvió a darse una versión más moderada del mismo poltergeist meteorológico, esta vez con un calentamiento súbito de sólo 15 grados. /.../ En el caso de que el calentón hubiera durado más tiempo, hubiera podido producir graves efectos sobre personas con problemas respiratorios, según fuentes médicas. /.../ Manuel de Castro, profesor de Geofísica y Meteorología de la Universidad Complutense, define el fenómeno como algo "rarísimo.- La onda orográfica, que así se llama la causa del doble sofocón, fue "bellísima, digna de estudio". La turbulencia generada por el viento procedente del desierto, al pasar por las montañas que rodean Melilla, degeneró en una gran onda, similar a una ola del mar, que "rompió" contra la ciudad autónoma