Una nueva conciencia de la realidad

 
 
 
 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

HADO: Una Nueva Conciencia de la Realidad

“Hado crea palabras. Las palabras son vibraciones de la Naturaleza. De esa forma, palabras hermosas crean una naturaleza hermosa, palabras horrendas crean naturaleza horrenda. Esa es la raíz del universo”.
- Dr. Masaru Emoto
Autor de “Mensajes del Agua”.
La conciencia afecta la materia. La fuerza del pensamiento crea la realidad que decidimos experimentar. Unidos podemos crear la masa critica para lograr grandes cambios planetarios.
 Intento evidenciar cómo la conciencia afecta la materia utilizando algunos de las fotografías y los estudios del Dr. Masaru Emoto. Nos encontramos en un momento histórico donde los seres humanos estamos mas receptivos a cambios de conciencia, donde  la ciencia esta corroborando muchos conceptos que antes parecían “ilusorios”.           
El Dr. Emoto, investigador , analizó cómo se transforma  la estructura de un cristal de agua con la energía del pensamiento. De esa manera acuño la palabra “Hado” (se pronuncia “jadou”), que es la fusión de dos ideogramas que literalmente significan “onda” y “movimiento”. Hado es el patrón vibracional intrínseco de toda materia a nivel atómico. Las teorías de este gran científico tuvieron tanta aceptación en Japón que la palabra “hado” se hizo de uso coloquial.
Toda materia es energía, a nivel molecular esta en continuo movimiento . Todo lo que se mueve emite un sonido y tiene una frecuencia. Esta frecuencia vibratoria afecta los objetos que esta en resonancia. Si queremos mejorar nuestra vida afectando nuestra realidad, hemos de vibrar a una frecuencia más alta, y para ello, hemos de  cambiar nuestro estado de conciencia haciendo uso de la fuerza de nuestro pensamiento. Bueno, ¿Pero de dónde salió este concepto de Hado? De las observaciones que el Dr. Emoto hizo con sus revolucionarias fotografías de pequeños cristales de agua magnificados a gran aumento. Sí, mostró la forma de diminutos cristales de agua congelada como este:

Lo que puso al Dr. Emoto como una autoridad en el campo no fue solo el fotografiar cualquier molécula de agua cristalizada, sino que mediante su trabajo (el fenómeno Hado) demuestra a todas luces cómo el pensamiento y los sentimientos afectan la realidad física. Produciendo diferentes “hado” a través de palabras escritas o habladas, así como también mediante música, observó como las palabras aplicadas ante la misma muestra de agua hacían que las moléculas del agua “cambiaran de expresión”. La muestra de agua frente a una palabra adquiría determinada forma dependiendo de la vibración en ella. ¡Sorprendente! Ahora bien, ¿Cómo le aplicaba las palabras al agua? De varias maneras hizo el experimento, desde poner agua en una botella y luego etiquetarla (palabra escrita), hasta la presencia de alguien orando frente al agua o bendiciéndola (palabra hablada). Una de las fotografías que más me han impresionado de los trabajo del Dr. Emoto, se trata de una botella de agua (la misma) donde primero se le aplicó una etiqueta a la botella con la palabra “Ángel” y luego se le cambió la etiqueta con la palabra “Demonio”. En ambos casos se tomó una prueba y se procedió a la magnificación del cristal de agua congelada. Aquí están las fotos,
                   a la izquierda con la palabra “Ángel” y  a la derecha con la palabra “Demonio”:

Es evidentísimo el orden geométrico del lado izquierdo (con la palabra “Ángel”) y el desorden estructural a la derecha (con la palabra “Demonio” en la etiqueta) en la misma agua. En los recuadros puedes apreciar la botella con sus etiquetas (en japonés). Esto nos explica el poder de las palabras, como la energía de las palabras son transformadoras de una realidad física.
Se ha definido que las palabras son la manifestación acústica de un pensamiento, luego entonces son una vibración, las palabras son energía con determinada frecuencia vibratoria que afectan la realidad física. Si una persona alberga pensamientos negativos, aquellos llenos de odio, rencor, envidia, coraje, celos extremos, maldad en general, sus pensamientos se manifestarán irremediablemente en las palabras que usa, te repito, las palabras son la manifestación acústica de los pensamientos, y de tal suerte, generará una frecuencia vibratoria tal que afecte el agua de todo su organismo, y estamos hablando que el ser humano es ¡75% agua! ¿Te va quedando claro cómo una palabra puede afectar tu cuerpo en su dimensión física? La transformación física se logra mediante la repetición constante o la exposición continúa a ese tipo de palabras debilitadoras y que hoy sé generan enfermedad. ¡Qué claro me queda hoy que la enfermedad es un desorden a nivel celular! Es tan evidente ese desorden, pero más evidente aún en las moléculas de agua del Dr. Emoto. De ahí la gran valía de sus fotografías y estudios demostrativos. Permíteme presentarte otra fotografía de una molécula de agua congelada cuando esa agua se expuso ¡tan sólo a una etiqueta! con las siguientes palabras escritas en ella:

“¡Tú me enfermas!”:

Imagina, si así se puso el agua tan solo mediante su exposición a una etiqueta… ¿qué pasaría si se expone a alguien que lo siente con odio y rencor? Y luego la gente se pregunta por qué se siente mal y por qué se enferma. Hoy sé que prácticamente todas las enfermedades son manifestación en la realidad física de un estado de conciencia de determinada frecuencia vibratoria. Mira otra fotografía que quiero que compares con la anterior, ahora se trata de una molécula de agua congelada expuesta al:
                                                                   Chi de Amor

Impresionante, ¿no crees? Esto hace la energía del amor en el agua. Cuánto orden y armonía, cuánta belleza cautivante se aprecia en el amor, por lo menos así lo demuestra en esta molécula de agua.
Ahora te quiero presentar la fotografía de la molécula de agua congelada cuando se expone a la palabra :          
                                                                   “Gracias”:

También hay belleza estructural, hay una hermosura en la geometría hexagonal mostrada en las fotografías del Dr. Emoto. El gran físico del siglo XV, Johannes Kepler,  pensó que en la geometría de Euclides se vislumbraba una imagen de la perfección y del esplendor cósmico. Mas tarde escribió: “La Geometría existía antes de la Creación. Es co-eterna con la mente de Dios… La Geometría ofreció a Dios un modelo para la Creación… La Geometría es Dios mismo”. A esos éxtasis matemáticos llegaba Kepler. Hoy me daría una gran curiosidad de ver a Kepler observando las fotografías del Dr. Emoto. Por lo menos, a mí me ha hecho pensar en la geometría sagrada .
  La fotografía de una molécula de agua congelada expuesta a la palabra “Paz”:

En esta fotografía, el Dr. Emoto comenta en su libro que se le hace curioso que en la molécula de agua expuesta a la palabra “Paz”, pareciera una superposición o fusión de las figuras que adquiere el agua frente a las palabras “Amor” y “Gracias”. Por lo menos, en mi experiencia personal, efectivamente cuando siento amor y gratitud en mis meditaciones, experimento paz. Se me hizo curioso ver que en el agua misma hay algo de esto. De las más recientes fotografías fue cuando el agua expuesta a la palabra paz, súbitamente se le expuso a la palabra “Guerra” y se tomó la fotografía con lo que empezaba a pasar:


Un fragmento se empezaba a deshacer como una colisión. Esta foto fue tomada en un experimento en junio del 2001 y se especuló en el parecido con las imágenes del 11 de septiembre subsiguiente.
 La fotografía de la molécula de agua expuesta frente a una persona que experimenta un sano y gran amor a sí mismo y se lo escribía a sí mismo estando frente al agua, se generó esta formación:


Hasta el momento te he mostrado algunas de las fotografías que más me han impresionado a mí mediante la fuerza de la palabra escrita afectando la estructura física a nivel microscópico del agua. Todo esto tan solo mediante la exposición a la palabra escrita. Ahora, te mostraré algo mediante la exposición a la palabra hablada.
Aquí está la estructura del agua que fue bendecida por la oración de un monje:

Ahora la foto de un lago contaminado (izquierda) y luego una foto del mismo lago posterior a la presencia de 500 personas rezando alrededor del lago y expresando amor(derecha):

                          ¡ ¡ ¡  Impresionante   !!!!!   Asombroso.
  Si esto hacen las palabras escritas y habladas frente al agua, ahora te mostraré dos ejemplos de la afectación que también observó el Dr. Emoto que tiene la música en la estructura física del agua. Primero te presento una molécula de agua congelada luego de ser expuesta
                                                         a una sinfonía de Mozart:

Y ahora quiero presentarte la fotografía que este gran investigador mostró en uno de sus seminarios luego de exponer al agua a la canción “Imagine” de John Lenon:

He querido compartir esto con el ánimo de presentarte la contundente evidencia de como la conciencia afecta la materia. Hay más evidencias al respecto, se plantea que todo tiene energía, todo está vibrando, y lo que tengamos incluso cerca de nosotros, nos afecta en estructura y salud.  El mundo está despertando a estos conocimientos gracias a los adelantos tecnológicos que nos permiten ver cosas que no se pueden captar a  simple vista. La realidad la creamos nosotros mediante nuestros pensamientos. Los estudios del Dr. David Hawkins que he  nos demuestran contundentemente la relación que hay entre la fuerza muscular de una persona y los pensamientos y emociones que experimenta en su mundo interior; un documento trascendente es su libro: “Power vs. Force”. La Kinesiología, ciencia que demuestra esto, es cada vez más evidente.  El efecto del sonido sobre el cuerpo humano y los diferentes estados de conciencia demostrados en los mapas neurológicos por Robert Monroe. Todos estos investigadores apuntan hacia lo mismo: la energía de la conciencia afecta la materia.
            Es importante que se sepa esto y se confronte al ser humano con un nuevo estado de conciencia.... y más importante aún es reconocer que este no es un concepto nuevo, porque ya había sido manifestado en la palabra de Dios a través del libro de Isaías hace muchos años atrás:
    “así será mi palabra que sale de mi boca:
    no volverá a mí vacía,
    sino que hará lo que yo quiero
    y será prosperada en aquello para lo cual la envié”. (Is. 55,11).

Que seamos mas respetuoso de nuestro verbo, procurando usar palabras que hagan alusión al bien, la verdad y la belleza. Palabras amorosas llenas de buenas intenciones pues recuerda que en la primera persona que se queda esa vibración es en el que la dice y crea.
    “ La muerte y la vida están en poder de la lengua;
    el que la ama, comerá de sus frutos.” (Prov. 18,21)
Reza. Las palabras de una oración afectan  la vida humana. El tener una oración escrita como la de San Francisco de Asís cerca de usted.  Ya está físicamente demostrado.
El hipócrita, con la boca daña a su prójimo, pero los justos se libran con la sabiduría (Prov. 11,9)
 Sea mas selectivos de la música que escucha. En la China en un momento dado la música era seleccionada por el emperador pues se estaba conciente de que esta afectaba la energía y los estados anímicos de los súbditos. Estudios psiquiátricos demuestran que el estado de ánimo y el comportamiento de pacientes mejora al estar expuestos a sonidos binaurales y a la música clásica. Sea selectivo en lo que lee y mas selectivo en lo que ve en la televisión Cuide sus pensamientos.
Exponerse a  la belleza de la naturaleza y de las artes es alta vibración, enamorarse de una persona o de la vida, dar gracias, bendecir lo que uno bebe y come, vibrar en alegría. Lo que sucede en el planeta es responsabilidad de todos y piénselo bien usted al igual que el planeta es 70% agua y ya vio como cambia el agua con el pensamiento, con lo que se escribe y se dice..........................
“Pero yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio,  pues por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado».  (Mt. 12,36-37)
                                                    Amén,  Amen.-.

 

 

 

Más allá del arco iris

(Aura)

 

 

"¡Quién no ha sido algo niño al mirar un

arco iris… tu siempre has tenido uno!

¿Algunos lo llaman aura… tú sólo brilla y sonríe!"

 

 

Sigamos en la búsqueda de ese ir mas allá de lo que somos, de continuar el esfuerzo encaminado a demostrar lo que podemos llegar a ser cuando nos unimos con su Luz: porque sabemos que esa energía que proviene de EI y que nos cubre, es la que nos da los tonos del arca iris.

Ya sabemos sobre la vibración del don sobre como afecta la retina del ojo conocemos sus diferentes aspectos y percibimos el sutil sombreado que indica las gradaciones de nuestros pensamientos y sentimientos.

Pero es mucho más maravilloso cuando en vez de percibirlos como emanaciones de nosotros por fin lo vemos como lo que es: la imagen original de su Luz, la cual se ha manifestado en nuestra aura.

Cualquiera de nosotros que intuimos nuestro verdadero tamaño, comparado con lo que vemos en una noche estrellada, percibimos la existencia de un Ser Superior, de una Energía Universal…de El

Esa Energía Universal que nos rodea y da vida a todas las cosas, esa Energía que no tiene Iímites y a la cual podemos recurrir en cualquier momento, en cualquier hora, de día o de noche, en cualquier día del año.

Algunos le asignan a esta energía nombres científicos: pero, sea cual sea su nombre, allí la tenemos para solicitarla siempre que lo deseemos.

¿Queremos éxito?

¿Necesitamos felicidad?

¿Buscamos el despertar espiritual?

Sea lo que sea a lo que aspiramos, podemos conseguirlo por medio de la Energía Universal.

Cuando levantamos la vista al cielo, nos hacemos preguntas sobre nuestra existencia y la de todo lo que nos rodea, y nos encontramos con algo que está más allá de nuestra comprensión.

Este misterio insondable del universo es el secreto de la Energía Universal.

Los milagros de la naturaleza, la frescura de llover, una flor que se abre, el revolotear de un ave, los tonos del arco iris, el movimiento de los astros; todo esto que va más allá de nuestra verdadera comprensión.

La Energía Universal es de una vastedad tal, que a veces perdemos la capacidad de asombrarnos. Podemos acceder a esta energía y aprender a utilizarla de una manera constructiva. Todos los curadores utilizan esta Luz Universal; aunque pueden darle otros nombres, los resultados son los mismos.

Esta Energía Universal esta disponible para todos. Basta con saber que EI esta allí en todo momento para ayudarnos. Lo único que tenemos que hacer es aceptarlo.

La Energía Universal es también una forma excelente de obtener una relación armoniosa con los demás. Si tenemos un problema a la hora de relacionarnos con alguien o existe una situación que al parecer no se puede resolver probemos con la Energía Universal.

Lo importante es aprender a utilizar esta energía para el bien: así permanecerá el equilibrio de nuestra aura con lo que nos rodea.

Para recurrir a La Luz Universal, hagamos lo siguiente:

Busquemos un lugar donde relajarnos y meditar.

Es importante practicar esta reflexión en un ambiente tranquilo.

Calmemos nuestra mente antes de emprender este viaje del pensamiento hacia la Luz Universal.

Cerremos los ojos, respiremos profundamente, tres veces, y abandonemos todos los pensamientos externos.

Utilicemos la imaginación hasta su máxima altura.

Imaginemos el lugar en que estamos, sin techo, por el cual nos llega la Energía Universal. Visualicemos como se derraman los rayos del sol sobre nuestro cuerpo físico y mental, impregnándolo. Disfrutemos de las sensaciones de calor, del calor del alma, de la paz que El nos da.

Proyectemos una imagen de belleza sobre cualquier persona que intentemos ayudar a relacionarnos armoniosamente. Observemos como su rostro se beatifica al recibir la Luz Universal. Veamos como lo0 cubren los rayos del amor del sol. Pidámosle a EI que le ayude a encontrar la paz interior.

Esperemos en silencio y con paciencia a que esta persona encuentre la tranquilidad como la hemos encontrado nosotros.

Acerquémonos mentalmente a él con los brazos abiertos. Veamos una comprensión total, y sepamos que todo irá bien a partir de este momento.

Demos gracias a EI por hacer posible todas las cosas. Antes de abrir los ojos, seamos, conscientes de que la Luz Universal está disponible en todo momento.

Salgamos de nuestro lugar tranquilo sintiendo, amor y armonía. Caminemos suavemente sabiendo, sin reservas, que podemos recurrir en cualquier situación a la Luz Universal para que nos ayude.

El estudiar el aura nos demuestra que somos mejores de lo que pensábamos.

Podemos ver como se interrelacionan nuestros pensamientos, nuestra aura y nuestros chakras.

Hemos vista como podemos curamos y curar a los demás transmitiendo esa Energía Universal.

Al comprender el como crear y mejorar nuestro realidad descubrimos que del mismo modo podemos crear un mundo mejor.

Debemos saber que, de la misma manera que El nos da su Luz, le brinda esta misma Luz a todo el planeta; y así cada acto que realizamos, pasa a formar parte de esta aura planetaria.

Para seguir avanzando del modo más positivo debemos aprender primero a dominar el pasado y erradicar sus aspectos negativos para continuar caminando con libertad.

Es verdaderamente importante aprender a perdonar y desechar los acontecimientos del pasado. Al aferrarnos a sentimientos negativos, como el resentimiento, lo único que hacemos es alimentar nuestra ira, y ella se alimenta de nosotros.

Cuando eliminamos estos sentimientos negativos, limpiamos nuestra aura y potenciamos la salud y el bienestar emocional, espiritual y físico,

¡EI perdón es fundamental!

Es la puerta que nos lleva más allá del arco iris, donde reina la paz y la armonía.

Tenemos las respuestas desde hace años. Rondaban en nuestra mente en el plano intelectual. Pero raras veces llegaban a nuestros corazones, allí donde la verdadera curación es necesaria,

La mayoría de nosotros ha oído hablar de las afirmaciones o las hemos empleado, de una u otra forma, en algún momento de nuestra vida. Son un recurso excelente para superar los viejos recuerdos, sustituyendo las conductas negativas por otras positivas.

Muchos de nosotros, tal vez, habremos intentado realizar ejercicios de afirmación con poco o ningún éxito. Las afirmaciones eran demasiado largas o simplemente nos dábamos por vencidos,

Otros habremos obtenido resultados negativos de estas afirmaciones, Debemos tener cuidado al pronunciar las afirmaciones, La causa mas común por la que una afirmación no surte efecto suele ser porque se emplea durante un periodo de tiempo demasiado breve. Los comportamientos, creencias y actitudes que intentamos cambiar han crecido con nosotros durante muchos años y es preciso un esfuerzo tremendo para superarlos.

Dado que los viejos recuerdos han tenido mucho tiempo para quedar grabados en nuestro subconsciente, su superación requiere un periodo igualmente largo.

La afirmación debe ser breve, ya que el ego busca alguna razón para no cambiar y una afirmación larga es una buena excusa para detener el proceso.

La afirmación debe tener una estructura sencilla.

EI primer paso consiste en formular una frase concisa y segura que diga lo que queremos ser o tener.¡Yo Soy su Luz!

 

El siguiente paso consiste en poner la afirmación en funcionamiento Repitamos la frase, con sentimiento, cien veces al día. Parece una tarea imposible, pero no lo es. Se pueden recitar en cualquier momento.

Cada vez que se empieza una nueva afirmación es bueno pronunciarla en voz alta. Pongamos todo nuestro sentimiento en lo que estamos diciendo.

EI tercer paso consiste en repetir la afirmación durante un plazo que nos hayamos fijado, por ejemplo tres meses. Recordemos que estamos tratando de eliminar comportamientos muy arraigados.

Si obtenemos antes resultados. continuemos con la afirmación hasta terminar con el plazo fijado.

¡Terminemos lo que empezamos!

El momento más difícil es cuando llega el momento de parar y no deseamos hacerlo, porque la afirmación se ha convertido en nuestro "amigo".

Posados los tres meses pensemos que otra cosa corregir. Elaboremos una nueva afirmación y continuemos.

¡Rompamos con el pasado, tengamos una nueva conciencia y atrevámonos a ir…. más allá del arco iris!

¡Seamos perfectos en nuestros actos... y brillemos en nuestra aura!

Construyamos un templo cósmico formado por muchas auras...

Unamos nuestro microcosmos con el macrocosmos. . .

Vivamos una conciencia planetaria. .

¡Vayamos más allá del arco iris...!

 

"Yo soy su Luz, vivo en su Luz…

Soy la dimensión más plena de su Luz…

Soy la intención más pura de su Luz".

 

AUTOCONOCIMIENTO, SANACIÓN.
Hugo Betancur

Quien no sabe de sí mismo, de los procesos de su personalidad, no sabe de
otros. Abrimos esa puerta de autoconocimiento observándonos continuamente en
las vivencias y experiencias que asumimos; la cerramos con recursos tan
fatales como la evasión, la justificación, las culpas, el temor a ver y a
liberar, las rutunas de lánguidez y conformismo.
El cuerpo es solo el emisario en el escenario y las líneas provienen de la
mente y de lo que el actor desde su ser representa en el plano de la vida.
Siendo consciente de sus talento y de sí mismo, cada actor puede modificar
los papeles -cambiar sus elecciones- y alcanzar satisfacción mejor que
frustración -nadie puede hacerlo por él porque su libre albedrío no puede
ser desplazado hacia otros.
Desde lo conocido que repetimos sumergidos en los conflictos no logramos
esos cambios sino incorporando otras lecciones porque la vida requiere que
las estaciones se sucedan y que el movimiento sea continuo, por lo que el
estancamiento nos vuelve sombríos.
Solo sirviendo a otros nos servimos a nosotros. Primero es necesario dar
-sembrar- para que luego recibamos -cosechar. No se logra a traves de
sustancias externas sino de relación humana entre dos que se encuentran para
realizar una tarea común.

 

Para reflexionar. ..(14/01/ 09)
La Lista De los Diez

"Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas
veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta
siete?" (Mateo 18:21)

Una abuela, celebrando su Boda de Oro, contó el secreto de
una unión larga y feliz. "En el día de mi casamiento yo
resolví hacer una lista de diez defectos de mi esposo que
yo, para el bien de nuestra relación, perdonaría", dijo
ella. Una convidada le pidió que citase algunas de los
fallos que ella escogió perdonar. La abuela contestó: "Para
le decir la verdad, querida, yo nunca llegué a enlistar sus
defectos. Pero siempre que mi esposo hacía un algo que me
dejaba airada, decía a mí misma 'que suerte a de él que es
un de los diez de mi lista'!

Que buena idea para nosotros, cristianos, apliquemos en
nuestra vida espiritual.O Señor nos mandó amar al prójimo
como a nosotros mismos y perdonar a aquellos que nos hieren
de alguna manera. Y al ser preguntado, "¿cuántas veces?"
contestó que debía ser 70 veces 7, número sugerido por sus
discípulos. Siguiendo el ejemplo de la abuela de nuestra
ilustración, ¿que tal hacer una lista de diez motivos para
perdonar a nuestros hermanos, sin, todavía, rellenar
cualquiera de ellos?

Cuando nos sintamos alcanzados por una palabra desagradable,
coloquemola inmediatamente en la lista de los diez y, por
estar allí, declaremos nuestro perdón al hermano. Si en vez
de una palabra mala el problema sea otro cualquiera,
tratemos de enlistarlo entre los diez y, con paz en el
corazón, perdonemos la actitud que nos aquejó. Al final del
día, no estaremos guardando resentimientos, ni encono, ni
deseos de venganza, pero la paz que solo el Señor puede nos
dar y la alegría característica de aquéllos que aman al
Señor y anhélanle hacer todo el voluntad.

Cuando nuestra "lista de los diez" esté en pleno vigor, el
amor estará estampado en nuestro pecho, el brillo de Cristo
será percibido en cualquier situación y los ofendedores
serán contagiados por la gracia abundante de Dios en
nuestras vidas.

Comience ahora mismo a hacer su "lista de los diez".

VOLVER