yuyu

 

 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

YO SOY LO QUE YO SOY

La "Presencia YO SOY" es el anuncio de la Presencia del Dios del Universo focalizada en un punto en particular. lista para manifestar los Poderes y la Maestría de la Vida, para un propósito establecido, sujeto, sin embargo, al libre albedrío de la corriente vital que hace la declaración. Sin embargo, sobre y más allá de las palabras YO SOY", está la Conciencia en la Energía del Aliento-de-Aquel-Sin-Nombre que anuncia Su Ministerio con las palabras "YO SOY".
El Poder Cuya Presencia es anunciada a través del pensamiento del sentir o mediante el pronunciamiento del "YO", es la Presencia Cualificada de la vida no formada o de la sustancia.
Este Centro grandioso de Dios o sea del Sol Central del Universo dota a Sus Hijos con el privilegio de compartir Sus Poderes de Creación el uso del reconocimiento de la Presencia "YO SOY. Todo ego autoconsciente puede usar el "YO". pero la Actividad Cualificadora que sigue al pronunciamiento de la Presencia de Dios dentro de él por medio de su cuerpo y de los sentidos se convierte en la Ley de su vida individual.
 La esencia de la vida prima, que sustancia el latido del corazón de cada individuo, es bella, armoniosa, pura, inteligente, obediente y neutral en sí. La corriente vital es un flujo constante de esta vida desde la Gran Fuente de la Vida hacia la Presencia de Dios que es el Patrón Divino de cada Individuo. Desde la Presencia Individualizada, esta obediente e inteligente vida incualificada fluye hacia el corazón físico. La conciencia estabilizada en la forma física que los latidos del corazón sustancian (la cual está investida con el honor de llevar el nombre de la Presencia de Dios "YO SOY") se convierte en la presencia cualificadora y los usos a los cuales se somete esta actividad cualificadora determinan la forma o apariencia que esta sustancia de vida tomará.
Por consiguiente todo Ser Emancipado que se libera en Dios, adiciona el poder total del "momentum" de Su propio Nombre o Naturaleza a la Presencia "YO SOY" y se convierte en un Centro de Cualificación de la perfecta Vida de Dios, donde quiera que se encuentre.

 

Saint Germain

Los Siete Aspectos Principales de Dios

Alguna vez te has preguntado: ¿Cómo es Dios? Nos han enseñado a orar apartándonos del problema y pensar en Dios; pero, ¿cómo pensamos en Dios? ¿Cómo es Su naturaleza? ¿Cuál es Su carácter? ¿Dónde está? ¿Podemos realmente contactarlo? Y si es así, ¿cómo?

La primera y más importante cosa que debe comprenderse, es que Dios no es solamente una clase superior de hombre. La Biblia dice que Dios es espíritu y que aquellos que lo adoran, deben adorarlo en espíritu y en verdad. Adorarlo en espíritu significa obtener una comprensión espiritual de Su naturaleza. Definir a Dios sería limitarlo, pero nosotros podemos obtener un excelente conocimiento básico de Dios considerando los diferentes aspectos de Su naturaleza. De éstos, hay siete aspectos principales que son más importantes que los demás. Estas son siete verdades fundamentales sobre Dios, verdades que nunca cambian. Pensar en cualquier aspecto de Dios, resolverá un problema en el momento, pero si seleccionas el aspecto correcto, obtendrás el resultado más rápido y con mayor facilidad.

“Porque las cosas invisibles de él su eterno Poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas...” (Romanos 1:20)<O:P> </O:P>

Dios es Vida

El primer aspecto principal de Dios es Vida. Dios no sólo es viviente y da vida, sino que Él es Vida. Donde Dios está, allí hay vida.

Cuando estás enfermo, estás sólo parcialmente vivo. Poca gente expresa a Dios en una manera adecuada porque ellos carecen del sentido de la vida.<O:P> </O:P>

La alegría es una de las más altas expresiones de Dios como Vida. En realidad, ésta es una fusión de vida y amor. La Biblia dice: “Los hijos de Dios gritan de alegría”. Cuando nosotros nos damos cuenta de nuestra divina ascendencia, tenemos que experimentar alegría. La alegría siempre tiene un efecto expansivo, así como el miedo tiene un efecto de contracción. Cuando una persona dice “Yo puedo”, adviertes un movimiento hacia adelante y expansivo, pero cuando dice “Yo no puedo”, se retrae. Tú no puedes imaginarte una persona diciendo “Sí, yo puedo”, con un gesto de acobardamiento, o “No, yo no puedo” de una manera franca y optimista. El cuerpo siempre expresa el pensamiento; el pensamiento de Vida cura e inspira, mientras que los pensamientos de miedo y muerte, contraen y destruyen.<O:P> </O:P>

La comprensión de la Vida Divina sana a los enfermos. Los animales usualmente responden rápido, y las plantas también muy rápido, ya que ellos no tienen ese fuerte sentido del egoísmo personal que muchos seres humanos tienen. Nunca inventan en sus mentes que no pueden recibir el bien o que “la enfermedad es enviada con un buen propósito”. Tampoco se desaniman al no ser curadas más pronto.<O:P> </O:P>

Dios es Verdad

El segundo aspecto principal de Dios es Verdad. Dios no es verdadero sino la Verdad en sí misma, y donde sea que está la Verdad, allí está Dios. Hay muchas cosas que son verdades relativas solamente en ciertos momentos y lugares, pero Dios es la Verdad Absoluta en todo momento y en todas las circunstancias. Tan pronto como reconocemos a Dios, quien es el Absoluto, las cosas relativas desaparecen.

Conocer la verdad sobre una condición la sana. Jesús dijo: “conoced la verdad y la verdad os hará libres”. (Juan 8:32)<O:P> </O:P>

Debes comprender a Dios como Verdad cuando quieres información de algún tema, o si sospechas que al negociar puedes ser engañado. Si crees que alguien está tratando de engañarte, demanda que la Verdad Divina que mora en la persona interesada se exprese a través de ella. Si realizas esto con la suficiente claridad, ella entonces hablará la Verdad. Cuando tienes que hacer algún negocio importante, tal como firmar un alquiler o un contrato, dedica unos minutos a concientizar la Divina Verdad, y si allí hay algo que tú debas saber, saldrá hacia afuera. Por supuesto, la gente tal vez no desee engañarte y por alguna razón aún no se te ha expuesto la situación completa. Yo conozco algunos casos donde serios malentendidos fueron previstos porque alguien realizó a Dios como Verdad, y así todos los hechos fueron revelados. También sé de casos donde la deshonestidad intencional se evitó de la misma forma.<O:P> </O:P>

Dios es Amor

El tercer aspecto de Dios es Amor. Dios no es solamente amoroso, sino que es el Amor en sí mismo, y sería probablemente verdad decir que de los siete principales aspectos éste es el más importante que practiquemos. No hay ninguna condición que no se remedie con suficiente Amor. La Biblia trata la naturaleza de Dios, y según se desarrollan las Escrituras la idea de Dios se hace más clara, hasta que al final dice “...Dios es amor; y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios en él.” (Juan 4:16)

“En esto conocerán todos que sois mis discípulos si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:35)<O:P> </O:P>

Donde hay miedo, no puede haber Amor. El mejor modo de librarte del miedo es realizar el Amor Divino. Si amas a Dios más de lo que amas a tu microbio, tu enfermedad, tu queja, tu carencia o tu miedo, serás sanado. Todos hemos escuchado algunas historias de gente excepcional que fue capaz de caminar entre bestias salvajes en la selva y salir ilesas y hay muchas otras historias en que se habla de gente que atravesó extraordinarios peligros de otras clases y salieron totalmente ilesos. Realizar a Dios como Amor es el remedio para el miedo.<O:P> </O:P>

El Amor Divino nunca falla, pero lo importante es realizar que el Amor Divino debe estar en tu propio corazón y no puede operar desde afuera, por así decirlo. Cuando tus oraciones no son contestadas debe ser porque no has cumplido las condiciones de la ley, y el noventa y nueve por ciento de las veces es porque te falta el sentido del Amor incluyente. Practica el Amor todos los días y vigila tus pensamientos, vigila tu lengua y tus actos para que nada contrario al Amor encuentre allí expresión.<O:P> </O:P>

Dios es Inteligencia

El cuarto aspecto principal de Dios es Inteligencia. Cuando claramente comprendas que éste es un universo inteligente, cambiará tu vida. En un universo inteligente no puede haber inarmonía porque todas las ideas deben trabajar juntas para el bien común. Tampoco puede haber carencia alguna. Un motor que ha sido diseñado inteligentemente no tiene partes innecesarias ni tampoco le faltan partes esenciales.

Es especialmente importante darse cuenta que Dios es Inteligencia, ya que a veces sucede que cuando la gente pierde la idea infantil que Dios es solamente una clase superior de hombre, se van al extremo opuesto y piensan que Dios es una fuerza ciega, como la gravedad o la electricidad. Esto significa que ellos han perdido todo sentido del Amor y Paternidad de Dios, y es un poco mejor que una forma sutil de ateísmo.

Dios no es una persona en el sentido usual de la palabra, pero tiene todas las cualidades de la personalidad, excepto su limitación. La mente humana no puede imaginar una personalidad que no esté limitada, pero esta dificultad surge de la limitación de la mente humana en sí misma y, por supuesto, esto no afecta la naturaleza de Dios. La Biblia dice, en efecto, que lo que tú pienses que Yo Soy, eso seré Yo para ti. Esto significa que si le atribuimos a Dios todas las cualidades de una personalidad infinita, inteligente y amorosa, Dios será justamente eso para nosotros. Entonces podemos decir que creemos en un Dios personal.<O:P> </O:P>

Los niños y la gente joven responden con presteza a una oración para la expresión de la Inteligencia a través de ellos. Si estás interesado en un joven que está en la universidad, ora varias veces a la semana para que la Inteligencia se manifieste a través de él. Te sorprenderás al encontrar cómo aumenta el progreso de sus estudios. Recuerda también el maravilloso hecho de que cuando trabajas para una persona el resultado permanecerá con ella por el resto de su vida.<O:P> </O:P>

Dios es Alma

El quinto aspecto principal de Dios es Alma. Alma es ese aspecto de Dios por virtud del cuál es capaz de individualizar Su ser. La palabra individual significa “indivisible”. La mayoría de la gente piensa que eso sugiere separatividad, pero en realidad individual significa indivisible y Dios tiene el Poder de individualizarse en Sí Mismo, sin fragmentarse.

Tú eres en realidad una individualización de Dios. Sólo Dios puede individualizarse en Sí Mismo en un infinito número de unidades de conciencia, sin fragmentarse, porque Dios es espíritu. La materia no puede ser individualizada, sólo puede ser dividida. Tu Ser Real, el Cristo Interno, el Hombre Espiritual, y el Yo Soy o la Chispa Divina, como es diversamente llamada, es una individualización de Dios. Eres la Presencia de Dios en el lugar donde te encuentres.<O:P> </O:P>

El hombre puede muy bien ser comparado con una lámpara eléctrica. La corriente eléctrica está presente en todas partes del circuito, pero brilla sólo en el exterior; se podría decir figurativamente, que se hace autoconciente en la bombilla. Así mismo, la Mente Divina se hace conciente en ti.<O:P> </O:P>

Cuando eres llamado a desempeñar alguna tarea o hacerte cargo de alguna responsabilidad que parece demasiado grande para ti, comprende que eres uno con Dios y la tarea se convertirá en “nuestro negocio”, en vez de “mi negocio”. Jesús les respondió: “¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?” (Juan 10:34) <O:P> </O:P>

Dios es Espíritu

El sexto aspecto principal de Dios es Espíritu. Nosotros sabemos que Dios es Espíritu pero, ¿qué significa eso? Espíritu es eso que no puede ser destruido o dañado. Es lo opuesto a la materia. La materia se desgasta, pero el Espíritu no, porque es sustancia. Herbert Spencer define sustancia como aquello que no está sujeto a discordia o desintegración. Webster dice: “Eso que se extiende debajo de toda manifestación exterior... real, esencia o naturaleza invariable... aquello a lo que las cualidades son inherentes... aquello que constituye todo lo que es”. Todo esto puede sólo aplicarse a las cosas espirituales. “Dios es Espíritu, y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Juan 4:24)

Tú eres espíritu. El espíritu no puede morir y nunca nació. Tu verdadero ser nunca nació y nunca morirá. Eres eterno, divino, Espíritu Invariable, en tu verdadera naturaleza. El universo entero es una creación espiritual, pero nosotros lo vemos en una forma limitada. Si alguna vez has visto una ventana de vidrio estriado, sabes que si miras a la calle a través de ella, todo se verá distorsionado. Sin embargo, sabes que la distorsión surge de haberla visto erróneamente. Nuestra falsa visión, hace que nos conozcamos sólo desde un aparente nacimiento a una aparente muerte; pero esto también es ilusión. Esta visión distorsionada del Espíritu es en realidad lo que nosotros conocemos como “materia”. Eucken dice: “La realidad es un mundo espiritual independiente, no condicionado por el aparente mundo de los sentidos” –y esto es la sustancia.<O:P> </O:P>

Dios es Principio

El séptimo aspecto principal de Dios es Principio, y éste es, probablemente, el menos entendido. ¿Qué significa la palabra Principio?

Consideremos algunos principios generalmente aceptados. “El agua busca su nivel”. Este es un Principio. Este no es sólo el curso tomado por una particular gota de agua, en una localidad en particular. Esto es verdad para toda el agua en todas partes. “Los ángulos de cualquier triángulo siempre suman 180 grados”. No importa qué clase de triángulo uno pueda considerar, mientras sea un triángulo el principio se mantiene. Estos principios eran verdad hace un billón de años y serán verdad de aquí a un billón de años más. “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.” (Hebreos 13:8)<O:P> </O:P>

La oración es contestada porque Dios es Principio, eternamente manifiesto en la misma forma. Cuando oramos correctamente estamos en armonía con Su Ley del Ser. La oración no le pide a Dios que cambie las leyes para nuestra conveniencia temporal, pero hace que nos sintonicemos, por así decirlo, con el Principio Divino. Si Dios fuera a hacer excepciones porque estamos en grandes dificultades (lo cual, dada Su naturaleza, nunca podría hacer), nunca sabríamos donde estamos parados. Si la ley de gravedad fuera ocasionalmente suspendida, digamos, sin aviso porque un hombre muy importante se ha caído del tejado, imagínate lo que le sucedería al mundo.<O:P> </O:P>

Cada uno de los siete aspectos principales es una cualidad distinta como los elementos en la química. Un elemento químico, como sabes, es sólo él mismo y nada más. El oxígeno es un elemento porque no hay nada en él sino oxígeno. El agua, por otro lado, es un compuesto, una combinación de hidrógeno y oxígeno. Hay muchos atributos de Dios, tales como sabiduría, belleza, alegría y así sucesivamente, pero son compuestos; conformados de dos o más aspectos principales. La sabiduría, por ejemplo, es el perfecto equilibrio de Inteligencia y Amor.<O:P> </O:P>

La belleza es el perfecto equilibrio de Vida, Verdad y Amor. En cualquier verdadero trabajo de arte encontrarás que estos tres aspectos están equilibrados. Hay muchos detalles e interdependencias “Tú no puedes deshojar una flor sin que se estremezca una estrella”.