Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Respiración consciente

 

1. Enfóquese en su corazón mientras inhala. Mientras exhala
enfóquese en el plexo solar. El plexo solar se encuentra unas 4 pulgadas debajo del corazón, justo debajo del esternón donde los lados derecho e izquierdo de la caja torácica se juntan.


    2. Practique inhalar a través del corazón y exhalar a través de la
caja torácica durante 30 segundos o más para ayudar a anclar su atención y su energía ahí. Después escoja alguna actitud o ensamiento positivo para inhalar o exhalar durante esos 30 segundos o más. Por ejemplo, usted puede inhalar una actitud de aprecio y exhalar una de atención.

    3. Seleccione actitudes para respirar que le ayuden a compensar las
emociones negativas y de desequilibrio de las situaciones por las que
usted esta atravesando. Respire profundamente con la intención de dirigirse hacia el sentimiento de esa actitud. Por ejemplo, usted puede inhalar una actitud de balance y exhalar una actitud de misericordia, o puede exhalar una actitud de amor y exhalar una actitud de compasión.

    Practique diferentes combinaciones de actitudes que usted quiera
desarrollar. Puede decir en voz alta ³Respiro Sinceridad², ³Respiro
Coraje²,³Respiro Tranquilidad², ³Respiro Gratitud² o cualquier actitud o
sentimiento que usted quiere o necesite. Incluso si usted no siente el cambio de actitud al principio, haciendo un esfuerzo genuino para cambiar, al menos le ayudará a alcanzar un estado neutral. En el cual, usted tendrá más objetividad y ahorrará energía.

- Este ejercicio de Respirar con Actitud ha sido citado del libro
titulado
Transformando el Stress: La solución de HearthMath para aliviar las
preocupaciones, la Fatiga y la Tensión. , a la venta próximamente (New
Harbinger Publucations,Inc.) por los Doctores Doc Childre y Deborah
Rozma,
disponible en librerías en Marzo del 2005.


Cómo elevar su nivel de energía.

¿Cómo es su nivel de energía? ¿Se a levantado con ansias de afrontar las tareas que tenía por delante? ¿A empujado hacia atrás la silla de su mesada d desayuno con la sensación de que estaba impaciente por salir? ¿Y se a lanzado a su trabajo con entusiasmo? ¿No? Tal vez lleve usted un tiempo sin la fuerza y el vigor necesarios como para pensar que hubiera debido hacerlo. Tal vez se siente cansado antes de que empiece la jornada y se arrastra por su trabajo sin alegría.

En tal caso, ¡hagamos algo al respecto!

CÓMO SABER CUÁNDO HAY QUE RECARGAR LA BATERÍA.

He aquí una lista de comprobación que le ayudara a establecer su actual nivel de energía. Puede usted utilizarla siempre que advierta que su nivel de energía está descendiendo. Si es usted una persona bien equilibrada, es posible que tenga que recargar su batería cuando actúe y se sienta:

Indebidamente soñoliento o cansado.

Falto de tacto, antipático, receloso.

Irritable, sarcástico, mezquino.

Nervioso, excitable, histérico.

Preocupado, temeroso, celoso.
Brusco, despiadado, excesivamente egoísta.
Excesivamente emocional, deprimido o frustrado.

 

 

 

 

 



La Reflexión Interior:

Cara al norte, piernas cruzadas, dedos entrecruzados, pulgares se tocan, cabeza ligeramente inclinada, respiración natural, totalmente relajada. Espiración 3 a 5 veces más larga que la inspiración (inspirar en 2, espirar en 6 a 10). Ojos semi cerrados. boca cerrada.

Una vez alcanzado un estado de silencio apacible y una profunda tranquilidad, tomar consciencia de lo efímero de nuestra existencia y a la vez de nuestro destino espiritual eterno. Sentirse unido al universo infinito, sin fronteras ni limitaciones que nos separe. No hay más que el ser universal sin fin, exento de manifestaciones individuales; que ve, pero no es visto; que escucha, pero no es escuchado; que siente, pero no es sentido; que imagina, pero no es imaginado.

Mantenerse en ese estado 5 a 10 minutos, impermeable a toda interrupción. Después, abrir los ojos suavemente y retomar la respiración natural.

A partir de ahí, sentirse una persona renovada, capaz de conducir sus actividades físicas, mentales y espirituales de una manera nueva.

La Reflexión hacia el Exterior:

El universo infinito es nuestro origen y nuestro futuro. Nuestra condición presente no es más que una manifestación del ambiente exterior sin fin y sin límites que sobrepasa todos los mundos relativos, el espacio y el tiempo. Esta meditación nos lleva a descubrir nuestro origen, nuestro presente y nuestro futuro en su dimensión más vasta posible, y permite adaptarnos completamente al mundo exterior ilimitado en todos sus aspectos.

Sentado. de piernas cruzadas, espalda derecha, todo el cuerpo relajado, espalda al sol en el día, en la noche, cara al norte. Manos sobre los muslos, palmas hacia arriba, el extremo de los pulgares en contacto con los extremos de los dedos índice y medio. El rostro ligeramente elevado hacia lo alto, ojos semiabiertos, la mirada hacia el espacio infinito. Respirar con la boca entreabierta. inspiración más larga que la espiración, dirigida hacia el cerebro medio como si el aire llegara hacia esas profundidades. En la espiración, el aire va hacia el espacio infinito. Cuando los pensamientos se vayan deteniendo, imaginar que se es completamente libre como el espacio, reconocer que no se es más que un espacio vacío que se dilata en todas direcciones hacia el infinito. Si algún pensamiento viniera a perturbar, repetir desde el fondo del corazón: "yo soy el espacio infinito", como si un surtidor brotara desde las profundidades.

Mantener 10 a 15 minutos. Luego, bajar la cabeza y recuperar la respiración normal. Reafirmar el estado infinito más allá de toda percepción y pensamiento relativo a fin de abordar las actividades cotidianas con un espíritu purificado.

chakras

Michio Kushi