Prólogo

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Suscríbete en esta web y en cursos on line hay unos audios muy buenos de Ricard

www.concienciayespiritu.com

 

La palabra energía viene del griego “en” y “ergon” que significa acción o fuerza. La palabra vital se relaciona con la “vida o vitalidad”. La energía vital sería entonces la acción de la vida, o la fuerza de la vitalidad.

Corresponde a lo que en sánscrito se llama prana que se encuentra en la luz del sol, en el aire, en el agua y en los alimentos.

La energía lo es todo en el universo, se manifiesta en tres grandes estados: lo material, lo mental y lo espiritual. Y estas tres manifestaciones de la energía universal forman una unidad indivisible, de tal manera que “la energía no se puede crear o destruir, sólo transformar” tal y como se acepta científicamente.

Así como un trozo de hielo puede transformarse en agua y ésta en vapor; así lo espiritual se transforma en lo mental y en lo material y viceversa.

En cuanto al prana o energía vital que utiliza un individuo es lo que determina su grado de salud, de bienestar, de fortaleza y de buen funcionamiento en todos los niveles de su ser. De ahí la importancia de saber utilizar la energía vital y poder vivir más plenamente en el mundo.

En el sistema del Yoga se le conoce como pranayama al arte o ciencia de manejar la energía vital en forma consciente, principalmente se enseña
con ejercicios de respiración acompañados de atención mental.

Sin embargo no solamente con la respiración podemos nosotros mejorar la cantidad o calidad de nuestra energía personal, sino también con la
práctica de las terapias naturales.

Deepak Chopra - Tu Energía Interior

 

En resumen, debemos energetizar nuestra materia, concienciar nues­tra energía y espiritualizar nuestra conciencia.

 

Y seguir lo que se siente bien para nosotros está dictado por quienes somos. Si algo se siente bien para nosotros, usualmente lo mejor es ir por esa ruta. De este modo, estamos continuamente en un sendero donde necesitamos estar. Estamos en alineación, entonces, con nosotros mismos. Una manera efectiva de saber quienes somos y lo que contenemos, es seguir la senda de lo que se siente bien. Cuando sentimos pasión por algo, es porque estamos recordando qué es lo que venimos a hacer. Cuando sentimos pasión, es porque la mayoría de los factores que se refieren a cierto tema o senda son apropiados para nosotros y están en alineación con nosotros. Entre más elementos que nos queden bien recibamos, más pasión sentiremos. Y entre más pasión sintamos, estaremos más en alineación con la Fuente que somos, permitiendo que esta energía se vierta a través de nosotros sin vacilación. Esta es la manera en que fue planeado.

 A veces podemos no hacer lo que amamos o lo que se siente mejor porque no genera dinero, o sentimos una responsabilidad por otros, o incluso posiblemente nos ponemos a nosotros mismos al final. Una lámpara no puede generar luz si no está llena de aceite. El corazón primero debe bombear sangre a sí mismo antes de que pueda cuidar del resto de nuestro cuerpo. E incluso en una aerolínea, en una emergencia se nos advierte que nos coloquemos la máscara de oxígeno nosotros mismos, antes de que la coloquemos en nuestros niños.

Desde hace años se utiliza la energía vital o prana para prevenir o curar padecimientos. Sin embargo, no todos la conocen.
Curar con energía vital o prana. Ese es el concepto más sencillo que existe para describir a la sanación pránica, una ciencia milenaria que para algunas personas es muy efectiva, sin embargo, para otras no.

Los sanadores emplean un sistema de técnicas que permiten utilizar el prana, conocido también como ki, para facilitar los procesos de recuperación y desarrollo de los seres, restableciendo el equilibrio energético alterado en todo trastorno físico, emocional y mental.

Un sanador pránico saca la energía sucia del área afectada del paciente, donde se va a trabajar, y proyecta una limpia para aliviar o curar el padecimiento. Si bien esta  técnica no es nueva y muchas prácticas de la India, China y Filipinas fueron reveladas por otras personas, fue el urólogo filipino Choa Kok Sui quien, en 1987 la recopila, experimenta y aplica.

En uno de sus libros Manual Práctico de Curación Pránica, se menciona que desde niño se interesó por el yoga, los fenómenos psíquicos, la mística y el ki kung (arte de generar fuerza interna) y que estuvo vinculado con yoguis, sanadores y clarividentes.

 

Hay muchas técnicas terapéuticas que utilizan el campo de energía humano para mejorar y aumentar la energía vital de la persona.

Desde luego lo primero que debe uno hacer es evitar a toda cosata estropear, perder o ensuciar su energía vital o aura humana. Muchas maneras hay de hacer esto, entre las que destacaré: accidentes o lesiones por traumatismos físicos, no liberar las emociones u energías psíquicas y llenarse de traumas psicológicos, cuando se adhiren a nuestra aura bajos astrales u egregores como el miedo, el odio o la rabia.

Las técnicas terapéuticas que utilizan el campo de energía humano para sanar a la persona son las más apropiadas holísticamente hablando, directas y profundas. Desde la acupuntura, terapias de grupo para liberar emociones, terapia chakral, yoga, reiki, terapia craneosacral, etc.

Para una vida sana y equilibrada en todos sus niveles es necesario que el ritmo del LCR vaya fluidamente por todo el organismo y que por tanto se realice el movimiento de flexo-extensión por todo el cuerpo, en especial por el cráneo. Este fundamento, principio de la terapia craneosacral, hace una recarga y limpieza del aura o campo de energía humano 5 ó 6 veces por minuto por todo el organismo que colabora mucho en tener un buen C.E.H. (campo de energía humano). Para una salud completa y profunda tendremos que tener un campo de energía C.E.H. en todos sus niveles, bien formado, cargado, limpio y equilibrado. Cuerpo físico, cuerpo etérico, cuerpo astral, cuerpo mental y cuerpo espiritual tienen que estar cargados, limpios equilibrados y bien formados.

Nosotros sólo tendremos que estar centrados y conectados con nuestro autentico Ser interior, para adquirir la perfecta sabiduría interior. Esta alineación nos pone en contacto directo con la fuente de energía universal y esto nos hace que nuestra fuerza vital aumente, nuestro poder curativo se pone en marcha y podemos usar esta energía sin agotar nuestras reservas internas, si no conectándonos con la fuente universal de la energía.

El conectarnos a la energía  es parte de todos nosotros y al principio de la creación de la Tierra, en las civilizaciones del Mu o Lemuria y de la Atlántida, los niños recibían las iniciaciones de los campos de energía en la escuela elemental, así como otras enseñanzas terapéuticas. Los cambios telúricos que destruyeron Lemuria y la Atlántida, provocaron una gran desorganización social y cultural. Una selecta minoría que consiguió refugiarse en la India y en el Tíbet, consiguió preservar estos conocimientos de sanación y ajuste energético del ser humano. De ahí que en la India haya una tradición tan autentica sobre el conocimiento del campo energético humano y universal, con sus Chakras o ruedas de energía.

Una persona que sea practicante de Reiki u de otra técnica sanadora y que por tanto sus canales de energía están mas abiertos y predispuestas a la curación tendrá mas facilidad y mejores resultados de hacer terapia cráneo-sacral.

Podemos contar un poco la historia reciente de un Ser que por su deseo más profundo de encontrar métodos de curación energética nos trajo la técnica de curación llamada Reiki y que es un complemento muy bueno para realizar terapia cráneo-sacral.

De hecho es seguro que al realizar algunas posiciones de las manos en Reiki se realice en algún momento las técnicas cráneo-sacrales. O sea que se produzcan momentos en donde se pare y se reordene el movimiento respiratorio primario, con tan solo colocar nuestras manos en el cuerpo por un tiempo mas o menos alargado. Pero por supuesto si conocemos las técnicas de antemano podremos ser mucho más facilitadores del toque terapéutico.

              .                 

 

Chakras

 

 

 

 

 

Universidad Virtual de Bioenergética

 

Terapias en Madrid

Volver