Meditación 11

 
 
 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

El Hogar Donde no Habita el Rencor

Existe un lugar donde Somos Todo, en Unidad con Dios, con el Universo, es nuestro santuario sagrado, el lugar donde nos conectamos a la vida, al amor. Ese lugar es nuestro hogar, donde quiera que estemos, quien quiera que seamos siempre ha sido nuestro hogar y siempre ha estado a nuestro lado.

Ese lugar es nuestro corazón nuestro punto de Unificación con Dios.

Todos tenemos el poder y la capacidad para conectarnos al Universo, de expandir nuestra conciencia mas allá de los limites de la ilusión, para Ser y experimentar la totalidad, la absoluta libertad, el amor mas grande y pleno.

Nuestro hogar es un portal al universo donde podemos experimentar absolutamente toda la vida, vibrar al ritmo de la creación y regocijarnos con la infinita belleza de la que formamos parte! Todos y cada uno de nosotros tenemos ese santuario sagrado en nuestro corazón, todos y cada uno de nosotros podemos experimentar la expansión de la conciencia y por consiguiente la absoluta libertad que viene con ella.

La puerta siempre esta abierta, esta posibilidad es para todos y cada uno de los Seres y sin embargo es muy común que coloquemos una barrera invisible que nos limita y nos obliga a luchar contra nosotros mismos, cerrando la puerta de nuestro propio hogar.

Esa barrera es el rencor, si, ese veneno invisible que forma parte de los sentimientos en la mayoría de las personas, es la puerta que nosotros mismos colocamos, es lo que nos dificulta cruzar el umbral hacia la libertad, pues mientras mas nos aferremos a los sentimientos que nos mantienen en separación mas alejados estaremos de experimentar la Unidad que habita en nuestro corazón.

El rencor se forma cuando se tiene arraigada la creencia de que somos victimas de los demás, del destino o de las circunstancias, cuando es esa nuestra percepción solemos culpar a los mismos de todo cuanto nos sucede e inclusive de aquellos sentimientos que nos retienen en separación y odio. El rencor, es una forma de odio y por lo tanto nos impide entonarnos a la vibración amorosa de Unificación y alegría del Universo, ya que son vibraciones opuestas no hay forma en que exista atracción.

Puede ser que logremos una cierta conexión al amor, pero no será permanente mientras guardemos rencores en nuestro corazón y mente, pues siempre de una u otra forma volveremos a entonarnos con esa frecuencia de odio, separándonos de las frecuencias amorosas, ya que el rencor nos arrastrara de nueva cuenta a ese estado de conciencia donde nos percibimos solos y separados del Todo.

Para poder acceder a nuestro hogar tenemos que reconocer primero que verdaderamente ese es nuestro hogar! Que verdaderamente somos Amor y la Esencia real de la vida y el universo es Amor! debemos aceptar y reconocer que los únicos creadores de nuestra vida y entorno en todo momento hemos sido nosotros. Y es que, nadie, nadie en este universo tiene el poder sobre nosotros, nuestra vida y nuestro despertar espiritual, somos nosotros quienes decidimos cuando, donde y como. Somos nosotros los que damos los pasos o los retrocesos y nadie mas nos obliga, nadie nos victimiza.

Y es que, no existen las victimas ni los vencedores, pues en toda vivencia, en todo retroceso, en todo estancamiento, nosotros fuimos los que así lo decidimos y así lo permitimos. Nadie puede quitarnos nuestra Luz, nuestra capacidad de sentir Amor y expandirnos a través del Universo. Solo nosotros somos gobernantes de nuestra vida y nuestro espíritu en todo momento!

Tenemos que sincerarnos con nosotros mismos y aceptar que somos responsables por nuestro despertar, por nuestra conciencia, que tenemos el poder, que siempre ha sido nuestro y tener el valor para aceptarlo y tomarlo con fuerza y sin titubeos! Dejar de colocar ese poder en manos de otros, dejar de verlo como algo inalcanzable o propio de unos cuantos iluminados. Derribar la barrera que nosotros mismos colocamos al sentirnos victimas, al habernos permitido desarrollar rencores hacia las personas, las circunstancias y la vida misma.

Para eso, primero debemos desmenuzar nuestra realidad y lo que han sido nuestras vivencias hasta ahora para poder comprender la razón de cada experiencia, y así, poder liberar a los involucrados y a nosotros mismos.

Hay dos formas de experimentar sucesos dolorosos en nuestra vida.

Una, es la experiencia que nosotros mismos al lado de nuestro Ser Superior programamos o acordamos vivir debido a que, su vivencia le traería a nuestra Alma un aprendizaje enorme, permitiendo que nuestro Ser se fortaleciera y creciera a raíz de esa experiencia llevándolo mas cerca de Dios.

La otra, es la forma en que creamos inconcientemente, siguiendo los patrones de sacrificio y sufrimiento, manteniéndonos en el papel de victima que nos inculcaron desde la cuna y que no nos proporciona crecimiento alguno.

¿Como podemos reconocerlas?

Es muy simple: Las experiencias creadas en complicidad con Nuestro Ser Superior son aquellas que nos dejaron un aprendizaje grande, aquellas que a pesar de haber sido dolorosas nos llevaron a un crecimiento interior e incluso a replantearnos las viejas creencias llevándonos a buscar nuestra Verdad Interior. Son experiencias que nos mostraron un poco mas acerca de este mundo y de la forma en que aquí se experimenta la vida, fortaleciendo mas nuestra esencia y despertando el deseo de generar un cambio en nosotros mismos y a nuestro alrededor.

Las experiencias creadas inconcientemente siguiendo los patrones de victima, de sacrificio y dolor, son aquellas que no nos producen ningún crecimiento, muy por el contrario, nos mantienen en una rueda interminable de dolor, de tedio y…rencor ya que, nos sentimos victimas, nos creemos victimas y no salimos de ese estado mental, por lo cual, creamos y recreamos los mismos sucesos una y otra vez aunque no nos gusten. Con cada suceso el rencor aumenta.

Ahora analiza:

¿Cómo fueron las vivencias que te llevaron a experimentar en el ahora rencor, fueron creadas en complicidad con Tu Ser Superior o siguiendo un viejo patrón de victima?

¿Vale la pena seguir experimentando rencor, dejando a un lado tu corazón, tu hogar donde serás libre por siempre?

La puerta esta abierta!! ¿Estas dispuesto a dejar de esconderte detrás de esa barrera que has creado y cruzar el umbral hacia la libertad?

Yo se que si!

Liberación del Rencor

Comienza poco a poco regulando tu respiración, suave y pausadamente, escucha tu corazón, siente tu cuerpo, tu energía, permite que tu energía fluya a través de tu cuerpo suavemente.

Ahora, visualízate a ti mismo en un lugar donde te sientas feliz, cómodo, puede ser lo que tu quieras, un jardín, un bosque, un lago, en fin, tu pones las reglas y tu imaginación la materia prima! Diviértete creando ese lugarcito mágico.

Enfócate en sentir la paz, olvídate de todo lo que te preocupa y solo céntrate en ver y sentir tu lugar mágico y la paz de tu corazón, una vez que hayas alcanzado un estado de paz, de alegría, pide a tu Ser Superior que te inunde con su sabiduría, con su amor y que te acompañe en este proceso, dile que estas dispuesto a liberarte y liberar a las personas a las que has aprisionado con tu rencor, pídele que guíe tu proceso.

Ahora, viene la parte tanto difícil como divertida…

Llama con tu mente y corazón a las personas hacia quienes guardas rencor una a una, invoca su esencia, su ser. Trabaja de una en una y como te sientas mejor, si te incomoda en algo el proceso déjalo y vuelve a intentarlo después pues no queremos que las emociones se arremolinen demasiado. Puede ser que hayas tenido muchas vivencias que te han marcado con rencor y que sean muy diferentes unas de otras, así como las personas involucradas en ellas, así que es mejor trabajar de una en una, poco a poco.

Ya que sientes la presencia de la persona, que puedes verla en tu visualización, dile mentalmente que estas dispuesto a liberarla, a liberarse ambos tanto tu como ella de esa energía aprisionante que las une. (En estos casos, entre ambas personas se forman una conexión fuerte basada en el odio, en el rencor, esa conexión se siente como un enorme peso en la espalda y en la mente el recuerdo constante de la persona. Es una energía muy densa, afecta a ambos, pero afecta mucho mas a uno mismo, es uno quien siente esa carga y no la persona hacia quien dirigimos nuestro rencor.) Dile mentalmente que estas dispuesto a liberarla en amor, a perdonar…

Respira…permite que tu energía fluya…

Visualiza ahora que entre tu y la persona hay lazos que los unen; en realidad, esos lazos si existen y los mas sensitivos serán capaces de verlos y percibirlos e incluso de saber cuantos y como son. Sin embargo, si no puedes percibirlos basta con que visualices que hay un lazo, lo que importa aquí es la intención.

Ahora, con la fuerte intención de liberarte haz el movimiento para soltarlo. SUELTALO!! Arráncalo de tu ser y cúbrelo con luz para que se disuelva.

Vas a dejar ir a una persona que hasta ahora ocupaba un lugar importante en tu campo energético, una persona que su simple recuerdo ocupaba gran parte de tu energía y quizá, al principio te sea difícil soltarle, te sea difícil el siquiera imaginar que te liberas de ese rencor, pero tienes que hacerlo, porque, de otra forma solo te dañas a ti mismo. Si sientes que no puedes soltarle en amor, que el rencor sigue ahí y no puedes soltarlo, intenta recordar algún momento bello que hayan compartido antes de que el daño ocurriera, debe haber por lo menos un pequeño momento, aferrate a eso y desde ahí, suelta a la persona en amor..Date cuenta de que esa persona también es Dios, date cuenta que aun cuando te hayas sentido su victima en realidad esa persona te brindo una oportunidad de aprender y de crecer. Bendice esa oportunidad y suéltale, déjale ir!

Y así, poco a poco date la oportunidad de trabajar con cada persona e inclusive con cada suceso. Recuerda, nosotros somos siempre responsables por lo que nos sucede así que, de ahora en adelante una vez que te liberes del rencor, acepta tu poder!! Siente que realmente eres el gobernante de tu vida y tu Espíritu! Regresa a tu Hogar, la puerta siempre ha estado abierta para ti!!

Atrévete a liberarte de aquellos patrones de sacrificio, victimismo, dolor y entra a tu hogar!! Atrévete a crear una vida de milagros, magia y alegría sin ser victima de nadie, como un total y absoluto soberano de tu Ser y tu realidad, porque ASI ES!!

Somos bendecidos en Amor y Alegría!
 
KAI

 

 

Técnica de comunicación subjetiva para solucionar una situación conflictiva - Brinda Mair

 

Cerramos los ojos, ... nos aquietamos, centramos la atención en la respiración, .... Solamente... vamos a pensar en el aire..., en como el aire entra y sale, por la nariz..., el aire entra y sale por la nariz.... El aire pasa por la garganta y llega hasta nuestro Cristo interior en el corazón con su luz blanco plateada. Con la entrada y salida del aire esta luz comienza a crecer hasta que nos cubre completamente por dentro y por fuera.

 

Conectamos con nuestro ser interior. La Luz de nuestro Cristo de color blanco plateado, comienza a despertar la luz de cada una de nuestras células, hasta que cada una de ellas se vuelva un sol y forme un aura infinita de radiación lumínica. Crecemos con nuestra energía sin límites y decimos (internamente):  “Desde mi Presencia Yo Soy y mi Santo Yo Crístico invoco al amado Arcángel Miguel y le pido que me envuelva en una burbuja azul de protección” y así protegidos, cuidados, vamos a ir al paisaje natural que más amamos; puede ser en una playa, en la montaña, en un desierto, en la selva, en el fondo del mar.... Para la mente no hay imposibles, puedo estar donde lo desee.... y allí vamos a construir un reloj de arena de cristal de un material semejante a un cristal líquido. En el punto de intersección entre los dos conos se halla un cristal de cuarzo muy claro y magnifico, facetado, que conecta en su parte superior con Conciencia Crística y hacia el interior irradia rayos de luz con los colores del arcoiris que giran lentamente en forma de espiral, irradiando todas las virtudes, colores y atributos de nuestro Padre-Madre Dios. 

 

En el interior del cono inferior de este reloj de arena de cristal líquido, este cristal de cuarzo pende sobre una mesa de cristal rodeada de doce sillas de cristal formando un círculo. Esta mesa tiene la particularidad de que cuando nos acostamos sobre ella, toma la forma de nuestro cuerpo. Observamos un poco más el interior y vemos que sus paredes y su piso irradian una luz interna muy especial.

 

Este reloj de arena de cristal es nuestro Alfa y Omega nuestro vórtice del tiempo que representa a nuestra crisis actual, nuestra oportunidad de crecimiento.

Desde nuestra Presencia Yo Soy invocamos a los arcángeles Miguel, Jofiel, Chamuel, Gabriel, Rafael, Uriel y Zadquiel  y a los Elohims para que siempre estén acompañándonos en este trabajo espiritual. Invocamos a todos los Maestros y Seres de Luz de la Gran Hermandad Blanca, al Cristo Jesús, a Sananda, el Cristo Cósmico y al Padre Madre Dios para que nos asista.

Nos sentamos en una silla y comenzamos a realizar la técnica que está en La Boca de la Verdad: "Activación del ara" y del calor de mi Corazón abierto se activa el cristal de cuarzo irradiando colores del aura de Dios.

 

Ahora decimos (en voz audible): “Desde mi Presencia Yo Soy y mi Santo Cristo interior, invoco a la Presencia Yo Soy y el Santo Cristo interior de .....................(nombrar a la persona con quien se desea resolver un conflicto) para que podamos comunicarnos desde nuestras Presencias, sin que intervengan nuestras personalidades. Doy gracias porque ya está hecho”.

Voy a visualizar a la persona cuya presencia invoqué sentada en la mesa frente a mí acompañada de su Presencia Yo soy.  Le digo mentalmente que esto es para bien de los dos y para la resolución del problema que nos afecta.

Primeramente nos vamos a sanar para limpiar energéticamente, todo lo negativo que hubiera sobre nuestros cuerpos y que dificulten nuestra comunicación.

Pedimos (en voz audible):  “En el nombre del Espíritu yo..... (digo mi nombre profano completo) pido desde todo lo Superior en mí, a mi Amada Presencia Yo Soy y a la Presencia Yo Soy de ...........(nombro nuevamente a la persona invocada) que supervisen este trabajo de sanación y armonización. Doy gracias porque ya está hecho”.

 

Si sabes cualquier técnica de sanación, aplícala aquí.

Si no la sabes, AMA a esa persona. Ponle la cara del ser que amas y así la liberarás de lo que sientes por ella.

Vamos a visualizar que del piso del cono inferior, la rueda kárnica empiezan a subir llamas violetas que van envolviendo todos mis cuerpos y los de ..............(nombro a la persona invocada) y todo el interior del cono inferior, purificándonos..., relajándonos..., sanándonos...,  liberándonos de todas las formas-pensamiento y emociones negativas, discordantes que se encuentran sobre mí y sobre .......(nombrar a persona invocada). Siento recobrar mi equilibrio y mi armonía interior....

 A medida que nuestros cuerpos transmutan todo lo negativo, las llamas violetas se van extinguiendo y el cristal de cuarzo que pende sobre sobre la mesa, empieza a girar recargándonos de energía, reenergizándonos con las virtudes de los siete rayos. Estas energías comienzan a fluir hacia nuestros cuerpos físicos, nuestros cuerpos etéricos, nuestros cuerpos emocionales, nuestros cuerpos mentales y hacia todo nuestro campo holográfico. Y atraen luz, amor, paz, felicidad, éxito, equilibrio, bienestar, sanación, providencia, visión interior, asistencia cósmica y todo lo que necesito. Sentimos esta energía como una electricidad que nos recorre a nivel físico. Pedimos al Dios Padre y Madre, que esta energía nos envuelva y permanezca con nosotros, sanándonos y permitiéndonos irradiarla en la tercera y cuarta dimensión.

Ahora voy a pedir la mediación del Maestro Jesús, para ayudar a resolver el conflicto. Él se prestará a hacerlo gustosamente.

Pedimos (en voz audible):  “Desde mi Presencia Yo Soy y mi Santo Yo Crístico invoco a la Presencia Yo Soy y Santo Yo Crístico de .............(nombrar persona invocada) y desde nuestras Presencias Yo Soy y Santos Yo Crístico, INVOCAMOS al Amado Maestro Jesús y le pedimos que sea nuestro mediador en este conflicto. Doy gracias porque ya está hecho”.

Visualizo que el maestro Jesús se sienta en un costado de la mesa.

Ahora voy a colocar sobre la mesa la situación que me preocupa (puedo visualizarla en diminuto o poner un símbolo u objeto que para mí la represente).

Voy a exponer a mi interlocutor (la persona invocada) la situación conflictiva aclarando siempre que esto es para bien de los dos. Ella escucha sin interrumpir. Cuando termino abro mi corazón y le envío un rayo de luz dorada de Amor Incondicional divino. Voy a dejarle ahora un tiempo para que ella me explique sus razones. No habrá ningún tipo de agresión porque ni su Amada Presencia ni el Maestro Jesús,  lo permitirían.

Una vez que cada uno dio sus explicaciones y/o justificaciones, vamos a imaginar que tanto la persona invocada como yo dibujamos lentamente en el aire, entre ambos un globo dorado en el cual está contenido nuestro problema. El Maestro Jesús se acerca y también pone sus manos tocando el globo. Abrimos nuestros corazones al Amor Incondicional Divino con un rayo de luz dorada que sale desde nuestros chacras cardíacos, cargando también al globo.

En un momento dado los tres (el Maestro Jesús, mi interlocutor y yo) empujamos el globo hacia arriba.

Se debe tener en cuenta lo siguiente:

Si el globo regresa rápidamente: el problema se solucionará en forma inmediata hasta 24 ó 48 hs.a más tardar

Si el globo regresa lentamente: el problema se solucionará en un mediano plazo.

Si el globo no regresa, esperar unos días y repetir la técnica. Aún no es momento para una solución definitiva al conflicto.

Agradecemos a la Presencia Yo Soy de ........(persona invocada) por haberla traído y le pedimos que la lleve nuevamente al lugar donde se encuentra para continuar con su evolución y damos gracias porque ya está hecho.

Agradecemos, a nuestra amada Presencia Yo Soy, (a nuestros guías si se presentaron), al Maestro Jesús, al Arcángel Miguel, y a todos los Seres de Luz del Dios Padre, Madre su asistencia.

 Desde nuestras Presencias y Santos Yo Crísticos nos envolvemos nuevamente en la burbuja de luz azul del Arcángel Miguel y comenzamos a descender hasta llegar a nuestro corazón, protegidos... , ingresamos en nuestro cuerpo aquí y ahora, aquí y ahora, aquí y ahora. Nos sentimos dentro de nuestro cuerpo, tomamos contacto con la respiración normal. Muy despacio, respetando siempre nuestros tiempos internos, sabiendo que siempre podemos contar con la asistencia de los Seres de Luz, quienes están y estarán siempre junto a nosotros, cuando lo deseamos, podemos a ir abriendo los ojos.

 

MUY IMPORTANTE:

· Se sugiere leer muy bien previamente a fin de personalizarla en la forma que lo crea conveniente y luego grabar lentamente esta meditación con música de fondo acorde, con el propósito de ponerla en práctica.

· No permitir que el mental intervenga cuestionando lo que imaginan. Al principio para los que no tienen experiencia y dicen “no veo nada, no me imagino nada”, lo primero, es no decirlo más digan ya voy a ver, todavía no veo pero estoy aprendiendo y lo voy a hacer.

· Si la dificultad para imaginar es muy grande, DIBUJEN, PINTEN, HAGAN “COLLAGES”SAQUEN FOTOS de lo que quieren ver y ¡MÍRENLO!.