Localización de los siete chakras en el cuerpo humano

 

 
 
 
Nuestro arco iris.. el Aura
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Chakra

Localización de los siete chakras en el cuerpo humano

Según el hinduismo y algunas culturas asiáticas, los chakras son vórtices energéticos situados en los cuerpos sutiles del ser humano, llamados kāma rupa ('forma del deseo') o linga sharira (‘cuerpo simbólico’). Su tarea es la recepción, acumulación, transformación y distribución de la energía llamada prana.

Cada uno de estos centros se asemejaría a una flor abierta y poseería ciertos colores que son más o menos brillantes según el estado evolutivo de la persona.

Fondo

La palabra viene del sánscrito chakra significando "rueda" o "círculo".

Los chakras se describen alineados en una columna ascendiente desde la base de la columna hacia la parte superior de la cabeza. En las prácticas contemporáneas, a cada chakra se le asigna un color y son visualizados como flores de loto con distinta cantidad de pétalos en cada chakra.

Se piensa que los chakras vitalizan el cuerpo estando asociados con la naturaleza física, emocional y mental. La función de los chakras es mantener la salud espiritual, física, emocional y mental equilibradas.

La Medicina tradicional china también se basa en un modelo similar del cuerpo humano como un sistema energético.

En la época actual ha surgido un creciente interés por los chakras. En este movimiento apuntan una correspondencia entre la posición y rol de cada chakra y aquellas de las glándulas del sistema endocrino.

Los chakras son descritos en los textos tántricos como Sat-Cakra-Nirupana, y el Padaka-Pancaka, como energía que emana de lo espiritual y que gradualmente se hace concreta, creando distintos niveles de chakras, y que eventualmente halla su reposo en el chakra Muladhara. Por lo tanto, son parte de una teoría emanacionista, como aquella del kabbalah en el oeste. La energía liberada en la creación, llamada Kundalini, yace dormida, entonces, en la base de la espina. Por ende, es el propósito del yoga tántrico o kundalini el manifestar esta energía, y hacerla elevar a través del canal central pasando por los chakras, hasta que la unión con el Absoluto sea lograda en el chakra Sahasrara en la cabeza.

Además de escritos de India, algunos autores occidentales han tratado de describir los chakras. Varios escritores contemporáneos han escrito su opinión acerca de los chakras en gran detalle, incluyendo la razón de su apariencia y función.

Se dice que los siete chakras reflejan como el sentido humano (el humano inmortal o el alma), es dividido para manejar distintos aspectos de la vida terrenal (cuerpo/instinto/energía vital/emociones/comunicación/contacto con lo Absoluto). Los chakras se asocian con diferentes niveles de delicadeza espiritual, con Sahasrara en la posición más alta relacionado con el puro sentido, y Muladhara en la menor posición estando relacionado con la materia.

Siete chakras y cinco elementos del Tantra

Orígenes y desarrollo

La mención más antigua de los chakras se encuentra en los Upanishad, incluyendo específicamente el Upanishad Brahman y el Upanishad Yogatattva. Estos modelos fueron adaptados en el Budismo Tibetano como la teoría Vajrayana, y en la teoría Tántrica Shakta.

Es la teoría shakta de siete chakras principales la cual la mayor cantidad de personas occidentales adhieren, en mayor parte gracias a la traducción de dos textos Hindúes, el Sat-Cakra-Nirupana, y el Padaka-Pancaka, por Sir John Woodroffe, alias Arthur Avalon, en un libro titulado El poder de la Serpiente (The Serpent Power)

Este libro es extremadamente detallado y complejo, y luego las ideas fueron desarrolladas en lo que es la vista occidental predominante, y también al controvertido C. W. Leadbeater en su libro Los Chakras, que son su propia reflexión sobre el tema.

Hay otros varios modelos de chakras en otras tradiciones, incluyendo la Medicina China y el Budismo Tibetano. Y también se pueden hacer interpretaciones del kabbalah judío y el sufismo islámico.

Los siete chakras básicos

Los antiguos tratados hablan de siete chakras principales, situados a lo largo de la columna vertebral, o, más exactamente en un nadi central a lo largo del raquis y hasta la mollera o vértex, llamada abadhuti, por donde asciende la serpiente llamada kundalini o śakti, hasta encontrarse con el Brahman (en el chakra superior), de gran importancia en el tantra:

Sahasrara

Sahasrara o Chakra Corona o Coronario es el chakra del sentido, el chakra maestro que controla a los demás. Su rol sería parecido al de la glándula pituitaria, que segrega hormonas para controlar el resto del sistema endocrinológico, y que también se conecta con el sistema nervioso central a través del hipotálamo. Simbolizado por un loto con mil pétalos, de color blanco o violeta, se localiza en la cabeza, fuera del cuerpo. Su piedra es el cuarzo transparente.

Ajna

Ajna o Chakra Tercer Ojo o Frontal se relaciona con la glándula pineal. Ajna es el chakra del tiempo, la percepción y luz. La glándula pineal es una glándula sensitiva, que produce la hormona melatonina, que regula los mecanismos del sueño. Simbolizado por un loto con dos pétalos, de color índigo.

Vishudda

Vishudda o Chakra Garganta o Faríngeo se relaciona con la comunicación y el crecimiento; siendo el crecimiento una forma de expresión. Este chakra se paralela con la glándula tiroides, una glándula en la garganta, que produce distintas hormonas, responsables del crecimiento y el desarrollo. Simbolizado por un loto con dieciséis pétalos, de color azul.Cuando el practicante ( yogui), envía la energía kundalini a este chakra,desarrolla siddhis, o poderes extrasensoriales. En el planeta tierra hay 490 maestros que han desarrollado estos poderes, sin enseñarlos al vulgo;estos gurúes , tienen un grupo de discípulos muy reducido, no pasando de 12.- Además viven en sociedad como un ciudadano cualquiera, aunque cuando ellos lo dispongan, pueden dirigirse a lugares solitarios y sin contaminación, para recargar su cuerpo pránico.

Anahata

Anahata o Chakra Corazón o Cardíaco se relaciona con emoción, compasión, amor, equilibrio y bienestar. Se relaciona con la glándula timo, que además de ser parte del sistema endocrino es parte del sistema inmunológico, responsable de defender el cuerpo ante agentes patógenos, es decir que causan enfermedades, y stress. Simbolizado por un loto de doce pétalos, de color verde..

Manipura

Manipura o Chakra plexo solar o Umbilical se relaciona con energía, asimilación y digestión, y corresponde a los roles de las glándulas adrenales externas o páncreas en el cuello sobretodo. Simbolizado por un loto de diez pétalos, de color amarillo. Notamos que la energía de base del loto transforma la energía de nuestro cuerpo en la fuerza normal, se diría que este en cierta razón es nuestra energía oculta.

Svadhishthana

Svadhishthana o Chakra Sacro o Esplénico se relaciona con la sexualidad y la creatividad. Se relaciona con los testículos o los ovarios, ya que estos crean las hormonas involucradas en la reproducción y pueden causar dramáticos cambios de ánimo. Simbolizado por un loto de seis pétalos, de color naranja.

Muladhara

Muladhara o Chakra Raíz o Fundamental se relaciona con el instinto, seguridad, supervivencia y al potencial básico humano. Se localiza en el periné (la región entre los genitales y el ano). Aunque no hay una glándula endocrina aquí, se relaciona con las glándulas adrenales internas, la médula adrenal. En esta región se localiza el músculo pubococcígeno que causa la eyaculación en el acto sexual. Simbolizado por un loto de cuatro pétalos, de color rojo.

Cada chakra es un vórtice de energía en miniatura, girando en el sentido contrario de las agujas del reloj. Cada chakra tiene dos extremos conectados, uno para la parte frontal del cuerpo y otro para la espalda. Dependiendo de la salud de la persona y su evolución, la fuerza con la que "brillan", su apertura y la velocidad de su giro serán de diferentes maneras. Cuanto más evolucionada esté la persona, más abiertos estarán sus chakras y más armoniosos serán su giro y brillo. A medida que se crece se van abriendo de abajo a arriba.

Cuando hay momentos de fuerte intensidad emocional, el chakra relacionado con la situación aumenta su actividad respondiendo con sensaciones de hormigueo, zumbido, a veces incluso dolor. Podría decirse que son vórtices de energía localizados en el cuerpo asociados a funciones tanto biológicas como mentales y emocionales, que nos permiten interactuar con la energía del entorno y la energía emocional tanto de los otros como con la nuestra propia.

Los colores con los que se representan los chakras estén ordenados de la misma manera que los que abarca la percepción humana. Cabría preguntarse si la correspondencia entre la energía electromagnética que percibimos como colores, y los diferentes chakras, podría implicar una relación entre las diferentes energías representadas por ellos y sus efectos sobre el cuerpo humano. El chakra muladhara representado con el color rojo, está asociado a los mismos conceptos con los que se asocia el color en áreas tan dispares como la decoración de interiores y el esoterismo. Podría postularse una asociación intuitiva entre los efectos de la energía que desprende ese color y cómo la procesa nuestro cuerpo, con base en un centro de energía que responde a ella a nivel muy sutil.

Características de cada chakra

Las propiedades asociadas usualmente a cada chakra incluyen:

Chakra Color Funciones Elemento Asociado Dios y mantra Símbolo
Coronilla
(sobre la cabeza)
Sahasrara, सहस्रार
Blanco o violeta; puede adquirir el color del chakra dominante trascendencia, conexión con la divinidad El espacio Paramashiva OM Archivo:Chakra07.gif
Tercer ojo
Ajna, आज्ञा
indigo o añil intuición, percepción extrasensorial La luz Sambhu KSHAM Archivo:Chakra06.gif
Garganta
Vishuddha, विशुद्ध
azul el habla, auto-expresión y crecimiento El éter Sadashiva HAM Archivo:Chakra05.gif
Corazón/Pulmón
Anahata, अनाहत
verde devoción, amor, compasión, sanación El aire Isha YAM Archivo:Chakra04.gif
Plexo solar
Manipura, मणिपूर
amarillo mente, poder, control, libertad propia El fuego Rudra RAM Archivo:Chakra03.gif
Sacro (Hara)
Svadhisthana, स्वाधिष्ठान
naranja emoción, energía sexual, creatividad El agua Vishnú VAM Archivo:Chakra02.gif
Raíz
Muladhara, मूलाधार
rojo instinto, supervivencia, seguridad La tierra Brahmā y Ganesh LAM Archivo:Chakra01.gif

 

 

 

 

Aura (paranormal)

Foto Kirlian de un dedo
Para otros usos de este término, véase Aura.

En el ámbito de la parapsicología, las creencias paranormales o el New Age, el aura es un campo energético de radiación luminosa multicolor que rodea a las personas u objetos como un capullo o halo y que es generalmente invisible para la gran mayoría de los seres humanos. Se sostiene que el aura es una representación o composición de las vibraciones del alma o chakras, y se le atribuye la condición de reflejar los estados de ánimo o pensamientos de la persona, de su verdadero estado interior. Como todos los fenómenos paranormales, la existencia del aura es altamente controvertida, sin embargo, en las últimas décadas se ha aceptado más dicho concepto en la comunidad científica.

Contenido

Características

Se sostiene que las auras se pueden ver a simple vista, aunque algunos psíquicos como Edgar Cayce creen que esta habilidad se debilita con la edad.

El aura se considera dividida en siete estratos o capas relacionadas directamente con los siete chakras. Cada uno de esos estratos puede tener uno de los once colores del aura. Aquel color que se repita más, es considerado como el «color básico» de la persona, permanente a lo largo de la vida y capaz de mutar solo en circunstancias muy específicas. Cada color básico tiene asociadas cualidades positivas y negativas. Los demás colores presentes en el aura, se asocian con los estados interiores momentáneos de la persona, o una etapa determinada de la vida.

Como resultado de una migraña, epilepsia, un desorden del sistema óptico, o del cerebro, algunas personas pueden tener como efecto secundario visiones de auras. La fatiga del ojo también puede producir un efecto similar al aura (ver Aura (síntoma) y sinestesia).

También existen personas que las perciben, y no se les ha detectado problemas neurológicos o psicológicos.

Críticas

Algunos defensores de las auras, suelen presentar como argumento a favor de la existencia de estas, las fotografías tomadas por una cámara que supuestamente las capta, llamada Cámara Kirlian.

Cabe destacar que la Cámara Kirlian utiliza una descarga eléctrica de elevado voltaje y baja potencia que se aplica sobre el objeto o persona que se vaya a fotografiar y sobre la placa fotográfica. Es decir, que la cámara Kirlian, produce el efecto corona, que no es otra cosa que "el conjunto de fenómenos ligados a la aparición de conductividad de un gas (aire) en la proximidad de un conductor sometido a alta tensión".

Es decir, según la física, en ausencia de electricidad y/o aire (o elemento gaseoso) no se produciría ningún efecto corona o aura, por tanto, el efecto no sería inherente al ser humano, y no mostraría características de éste ni otras atribuciones que se han hecho desde diferentes sectores de lo paranormal, sucediendo lo mismo con otros organismos vivos y seres inertes. Simplemente sería una reacción del aire al someterse a altos voltajes y tener un conductor cerca (el objeto a fotografiar).

Para probar lo anterior, se sometió las Cámara Kirlian a un estudio, que consistía en tomar fotografías en el vacío. En ninguna de las fotografías apareció ningún aura. Sin embargo, el aura se sostiene en un campo de partículas sobatómicas y el campo energético debajo de este. El aire y el efecto "fotoeléctrico" son sólo un escalón entre el aura y su visualización en medios físicos más tangibles (que los campos energéticos subatómicos). Así que esta prueba tiene sus fallas científicas.

En contrapartida, se han hecho fotografías de plantas y animales seccionados y presentan aún el aura completa. En particular, una hoja de una planta, se cortó con un escalpelo y se le retiró cerca de un tercio. Luego fue trasladada hacia la placa fotográfica y tomada la fotografía, en ella se observaba claramente toda la hoja entera. Evidenciando que el campo energético fotografiado, tiene que ver más con la conciencia de la propia planta o su energía de vida y no tanto con las características físicas estructurales de la planta. Congruentemente, al transcurrir los minutos, fotografías sucesivas mostraban un desvanecimiento paulatino (gradual) del brillo de las siluetas y detalles de la zona que había sido seccionada. Fotos posteriores mostraban un reajuste de la energía (o conciencida de estructura) por parte de la hoja y llegaba entonces a ajustarse a la verdadera estructura física presente.

James Randi, realizó un experimento a un "vidente" de auras, el cual obtuvo una cantidad de éxitos atribuibles al azar

VOLVER

 

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis