Hábitos. Transformando la red neuronal. Fuente http://aprendiendo-a-crecer.blogspot.com

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hábitos. Transformando la red neuronal


Gran parte de lo que hacemos y como lo hacemos está predispuesto por nuestros hábitos que nos llevan casi en automático por la vida.

Estos hábitos han sido establecidos, en gran parte, por las formas de pensamiento y acción que nos han “enseñado” desde niños,… es la forma como el sistema social… nos educa y condiciona,… poniéndonos en piloto automático, y en muchos casos sin llegar a darnos cuenta de ello.

Estos hábitos, buenos y malos son los que van organizando nuestra red neuronal de alguna forma particular,… que nos predispone a atraer cierto tipo de experiencias recurrentes en nuestra vida, positivas y negativas.

Las acciones más fáciles de realizar son las que se han convertido en hábitos y transformamos nuestro cuerpo según sean esos hábitos de pensamiento, … que forman nuestros hábitos o costumbres alimenticias y estilo de vida.

“La forma más fácil de alcanzar tus deseos es hacer un hábito las acciones que debe ejecutar para hacer que tus deseos se realicen”

La configuración de tu red neuronal puede ser transformada a voluntad, mediante la modificación de los hábitos de pensamiento, emoción y acción. .... iniciando así un proceso de activación de la consciencia, o despertar.. que te abre un camino hacia el desarrollo de tus facultades más elevadas como ser humano-espiritual-consciente.

Cómo cambiar fácilmente un hábito no deseado

Para cambiar un hábito que elegimos dejar, debemos elegir un pensamiento opuesto dándole espacio en nuestra mente, cultivándolo y nutriéndolo ....

Poco a poco este pensamiento nos empieza a gustar y nos acostumbramos a él.. y nuestro deseo, querer y actuar se alinean con él.

Cuando tal pensamiento, debido a una cuidadosa atención, se siente cómodo en nuestro interior, va formando una red con otros pensamientos y deseos similares llegando a ser una predisposición que se convierte en hábito.

Al principio resulta difícil fijar el nuevo pensamiento, pero después del séptimo intento la tendencia es casi natural y a la centésima vez el pensamiento se ha convertido en un hábito nuevo y fuerte que ha sustituido al hábito viejo, el cual se debilita mediante la desatención y finalmente es removido de la mente… sin ofrecer resistencia.

“No nos liberamos de los viejos hábitos luchando contra sus síntomas sino tomándolos por su raíz.. que es la errónea forma de pensar..”

Ejemplo:

Quieres reducir de peso, pero tienes el hábito de comer pasteles, grasas y harinas que han abultado tus tejidos,… cuál es la raíz de ello… tus pensamientos,.. ¿Cómo surge el deseo… por el pastel?;..

Empiezas a pensar en lo delicioso que estará, lo visualizas y recuerdas tus experiencias anteriores comiéndolo… ¡DETENTE AHÍ¡…. Cambia tu pensamiento,.. por ejemplo piensa en una fruta que te guste...

Visualízala.., color, aroma, sabor,… recuerda experiencias pasadas comiéndola.. si vuelve a tu mente el pensamiento del pastel,.. centra tu atención en la fruta… toma el control de tus pensamientos… desconéctate del automático.

La represión de los hábitos no deseados y la lucha contra ellos es inútil, las prohibiciones no ayudan como tampoco la aplicación de la fuerza, logramos más si empleamos la siguiente fórmula... ser victorioso por no resistir, el camino más sencillo consiste en reemplazar lo no deseado por algo deseado.

“Es más fácil que el hombre se acostumbre a algo a que se desacostumbre de algo.”

No es necesario prestar atención o luchar contra las debilidades, errores, los viejos hábitos, las adicciones o las enfermedades, sino elegir el correspondiente y opuesto estado de ser como por ejemplo paz, salud, amor, y abundancia.

Cuando uno elige intencionalmente ser algo pone en marcha el más poderoso engranaje creativo del universo que consiste en obrar conscientemente desde el estado de ser.

Y cuando el pensamiento o el concepto original se transforman finalmente en palabras y estas a su vez en acciones, las tres fuerzas creativas pensamiento-palabra-acción están en consonancia representando o reflejando el estado de ser elegido …

Es ahí donde la unidad interna crea el encadenamiento armónico de todas las fuerzas.. que hacen posible la manifestación. Todo comienza con el estado de ser y transmite su vibración básica hacia el pensamiento la palabra y la acción.

AUDIO COMO CAMBIAR FÁCILMENTE LOS MALOS HÁBITOS de Johanes Markus Malderbraum

http://www.megaupload.com/?d=LPMXJDZP
Compartido por Brenda
en: Compartiendo contigo
Publicado por Luisetua 

Entrenamiento emocional


¿Qué es el Entrenamiento Emocional?

El Entrenamiento Emocional es un proceso por el cual se libera el máximo potencial de una persona para conseguir un desempeño excelente en un determinado ámbito de su vida.

¿Por qué el Entrenamiento Emocional es tan eficaz?

El Entrenamiento Emocional basa su eficacia en una metodología que se centra en construir tres pilares:

1.- Toma de conciencia. Pone a la persona en el lugar donde quiere estar.
2.- Asunción de la responsabilidad. Determina y clarifica la responsabilidad en el proceso y le da el valor y confianza suficientes para saber que se puede asumir.
3.- Desarrollo de la confianza en uno mismo. Proporciona la voluntad, seguridad y perseverancia necesarias para conseguir el objetivo.

¿Para qué sirve el Entrenamiento Emocional?

El Entrenamiento Emocional ayuda a las personas principalmente a:

1.- Clarificar lo que realmente desean. En ocasiones las personas no están satisfechas en algún aspecto de su vida o no obtienen los resultados deseados, sin embargo se sienten incapaces de expresar cual sería la situación o el resultado deseado.
2.- Identificar los pasos a seguir para lograr lo que desean. Cuando la persona sabe exactamente lo que quiere pero no sabe como lograrlo, el entrenador ayuda a explorar, evaluar, valorar y ordenar nuevas opciones para elegir las mejores y construir un plan de acción.

¿Cómo se hace?

El Entrenamiento Emocional puede hacerse a través de múltiples medios, cada uno de ellos con sus particularidades pero todos eficaces, los principales son:

1.- Entrenamiento Emocional presencial.
2.- Entrenamiento Emocional on-line. Tan rápido y eficaz como el presencial ya que un proceso de Entrenamiento Emocional se basa en la conversación. Como ventaja a las sesiones presenciales el Entrenamiento Emocional telefónico o a través de videoconferencia, permite a la persona hacer una exploración más profunda al estar libre de interferencias visuales con el interlocutor.
3.- Entrenamiento Emocional grabado. Grabaciones en audio y video con sesiones personalizadas para que puedas escucharlas donde, cuando y cuantas veces quieras.

 

 

Publicado por Luisetua 

Sonidos que curan

Por Manuel Núñez y Claudina Navarro
Tomado de: Revista Integral


Las frecuencias vibratorias actúan sobre la mente y el cuerpo, por eso la música ha sido utilizada desde siempre como terapia para curar o prevenir enfermedades.

La soprano entona una nota agudísima y la copa de cristal se rompe. La balada del conjunto pop lleva hasta las lágrimas al
público. La nana duerme al bebé. El sonido y la música tienen un poder que se manifiesta de manera cotidiana y, sin embargo, continúa siendo, en buena medida, un gran misterio. ¿Pueden las notas musicales servir realmente para curar o para prevenir las enfermedades? ¿Es posible aprovecharse conscientemente de los sonidos para potenciar nuestra salud física y mental? ¿Qué tipo de sonidos son ésos? ¿Pueden utilizarse en el desarrollo espiritual?

Para comprender el efecto sobre la salud del sonido y de la música, primero hay que conocer sus características. La música está compuesta por silencios y sonidos, y éstos, por tonos (o notas musicales) y armónicos. Cuando se golpea un gong, por ejemplo, se produce un tono fundamental, con una determinada frecuencia vibratoria, que resuena por la superficie del instrumento y produce sus armónicos. La combinación de tono y armónicos da lugar al timbre, que es peculiar de cada instrumento y de cada voz. Por último, la sucesión de notas a una velocidad determinada produce armonía y ritmo musicales. Por lo tanto, el efecto de los sonidos y de la música sobre la salud debe tener relación con estos conceptos, a menos que existan otros que la ciencia física actual desconozca. Por otra parte, el sonido se propaga mediante ondas por el aire, el líquido e incluso los medios sólidos hasta impactar en el oído. Éste las captura y las reproduce en el tímpano vibrante para que lleguen hasta el auténtico receptor auditivo, el órgano de Corti, cubierto de 20.000 células pilosas, donde se convierten en impulsos nerviosos que, a través del nervio
auditivo, llegan en unos milisegundos al cerebro, que las descodifica y traduce en sensaciones auditivas. Posiblemente, sea el sonido lo que nos hace nacer como seres humanos, bien en la etapa fetal, cuando nos sentimos acompañados por el tam tam del corazón de la madre o, luego, cuando lloramos por primera vez y nos sentimos dueños de una voz con la que podremos comunicarnos. La etimología de la palabra “persona” informa de este dato esencial: a través del latín (personare) alude a la máscara que en el teatro griego hacía resonar la voz de los actores.

De oriente a occidente
La música nos acompaña desde siempre. Los neandertales tocaban la flauta que fabricaban con fémures de osos. En una cueva de la región alemana del Schwäbische Alb, se halló en 1973 una flauta hecha con hueso de cisne. El instrumento contaba con tres orificios y tenía una antigüedad aproximada de 35.000 años, aunque el primer tambor debió de fabricarse mucho antes. Si el sonido y la música forman parte de la naturaleza humana, es lógico pensar que se pueden utilizar también como terapia. Los intentos en este sentido son, seguramente, tan antiguos como la humanidad. La historia de la musicoterapia en Occidente se remonta al menos hasta Pitágoras
(siglo VI a.C.). Este filósofo descubrió que los tonos y sus armónicos obedecían a una proporción matemática, y como los números reflejaban para Pitágoras el orden perfecto del Universo, la música se convirtió en una poderosa medicina que aportaba armonía al organismo. Al parecer, los pitagóricos, músicos y matemáticos a la vez, realizaban composiciones para tratar los trastornos del alma y del cuerpo.

En opinión de varios autores, Pitágoras pudo tomar algunas ideas de los egipcios, que utilizaron la música como agente capaz de curar el cuerpo, calmar la mente y purificar el alma. El papiro de Kahun, datado en 1800 a.C., aunque reproduce conocimientos más antiguos, es el primer documento escrito acerca de la influencia de la música sobre el cuerpo humano. Efectos positivos en todos los lugares y tiempos, los sanadores y los sacerdotes han utilizado el sonido para provocar efectos positivos en los oyentes. Los chamanes de Mongolia, las mujeres xhosa de Suráfrica o los lamas del Tíbet han desarrollado técnicas de canto para que el sonido resuene en las cavidades craneales y del resto del cuerpo, de manera que los armónicos se amplifiquen. El resultado es un sonido complejo y poderoso. Resulta imposible no estremecerse ante el canto de la voz grave de los monjes tibetanos, cuyo objetivo es que cada frecuencia vibratoria actúe sobre un aspecto del ser humano. Los tonos fundamentales bajos lo hacen sobre el cuerpo físico, y los armónicos, sobre la mente.
Por otro lado, ciertos instrumentos, como el didjeridú australiano, el monocordio, los cuencos tibetanos, el gong o la tampura india, se tocan con los mismos fines. Las grandes tradiciones avalan la utilización del sonido como agente sanador. En la literatura védica, el sonido es el aspecto más importante de la curación, más que cualquier otra cosa. Así, Om es un mantra –instrumento de la mente– y hace referencia al sonido primordial que dio lugar al universo. Se pronuncia en todos los rituales y se espera de él un efecto benefactor. En el lenguaje científico occidental, cada cosa, incluidos los órganos del cuerpo, poseen una frecuencia de vibración, es decir, un sonido propio. Teóricamente, el sonido podría usarse de forma terapéutica cuando el órgano pierde su tono peculiar debido a un trastorno. El medio de acción es bien conocido, la resonancia o contagio de la vibración actúa como dos diapasones: cuando se golpea uno, haciéndolo vibrar y sonar, el otro, sin ser tocado, también suena.

Cuencos tibetanos
Una de las terapias tradicionales de sonido más conocidas es la de los cuencos tibetanos. Al hacerlos sonar mediante un mortero, emiten sonidos de frecuencia baja que modifican la actividad eléctrica del cerebro. Varios estudios realizados en la Escuela Superior Técnica de Posen (Alemania) muestran que, bajo su efecto, el cerebro adquiere un patrón de funcionamiento similar al del sueño, obteniéndose como resultado una relajación profunda. Según el terapeuta Peter Hess, “la calma mental permite al subconsciente admitir nueva información y ordenarla; de esta manera se superan bloqueos y miedos y se movilizan las fuerzas autocurativas”. Las indicaciones más frecuentes de la terapia con cuencos son el estrés, los dolores de cabeza y espalda, las alteraciones del sueño y los trastornos de los órganos digestivos. Los tonos que salen de un cuenco dependen de su forma, tamaño y material. Los más pesados y grandes alcanzan 1,5 kg y diámetros de 25 cm. Los de más calidad están compuestos de mezclas de hasta 12 metales, a los que se atribuyen tradicionalmente propiedades salutíferas. Al golpear o rozar los cuencos con una especie de mazos de mortero forrados con distintos materiales, como cuero, goma o tela, se obtienen timbres diferentes. Los sonidos pueden durar varios minutos y resultan envolventes; parecen ir de un oído a otro o venir desde diferentes direcciones. En la terapia, se utilizan varios cuencos que se colocan rodeando al paciente y se hacen sonar uno a uno y, después, todos j
untos. Incluso es posible colocar los cuencos directamente sobre la persona para realizar un masaje de sonido.

El poder de la musicoterapia
Después de años de investigación personal y con sus pacientes, el músico y terapeuta Pius Vögel asegura que ha conseguido determinar el efecto de cada una de las notas sobre el estado de ánimo y la salud. Así, por ejemplo, el tono de frecuencia 136,10 Hz tiene acción tranquilizante y equilibrante. En cambio, el tono de 194,18 Hz resulta dinamizante y fortalecedor. Además, Vögel ha asignado a cada órgano un sonido concreto. Pero lo más curioso es que Vögel encuentra el sonido que le hace falta a su paciente analizando informáticamente su voz y buscando las deficiencias. El experto en análisis de voz Heinz-Udo Vitz asegura que en la sociedad actual el exceso de estímulos es la causa más frecuente de alteraciones en la voz y de alergias, nerviosismo e hipersensibilidad. Ahora bien, las teorías de Vögel y Vitz están en los márgenes de la ciencia. Por el momento, la corriente principal solamente reconoce los efectos sobre el sistema nervioso. Para la musicoterapia oficial, existen dos tipos principales de música en relación con sus efectos; por un lado, la música sedante, –de naturaleza melódica y caracterizada por tener ritmo regular, dinámica predecible y consonancia armónica–, y por otro, la música estimulante, que induce a la acción y dispara las emociones. Los musicoterapeutas han estudiado los efectos de cada uno de
los elementos que componen la música y el sonido. El tempo lento, entre 60 y 80 bpm (beats per minute o pulsos por minuto) suscita impresiones de dignidad, calma, serenidad, ternura y tristeza. Los tempos rápidos– de 100 a 150 bpm– provocan alegría, excitación y fuerza. Los acordes consonantes –compuestos por notas que combinan bien– están asociados al equilibrio, al reposo y a la alegría. Los acordes disonantes –combinación de notas que chirría– se asocian a la inquietud, al deseo, a la preocupación y a la agitación. La tonalidad de modo mayor resulta alegre, viva, graciosa y extrovertida. La de modo menor evoca melancolía e introversión. Las notas agudas provocan actitud de alerta, aumentan los reflejos y eliminan el cansancio, aunque si se mantienen demasiado tiempo causan descontrol nervioso. Las notas graves producen tranquilidad o pesimismo y una intensidad (volumen) demasiado alta puede resultar torturante. Para el investigador Eckart Altenmüller, del Instituto de Fisiología Musical y Medicina Musical de la Escuela Superior de Música y Teatro de Hannover (Alemania), la música resulta muy eficaz en la socialización de los individuos. Los primeros seres humanos crearon cantos con un ritmo constante que cohesionaban el grupo, les
daban seguridad e impresionaban a posibles enemigos. De hecho, los miembros de las selecciones deportivas nacionales, cuando entonan sus himnos en las competiciones, mantienen vivo aquel espíritu.

Al compás del grupo
Da igual si se trata de un coro religioso, una banda de jazz o una orquesta sinfónica. Incluso estando solos en casa y escuchando música con auriculares, se experimenta el sentimiento de formar parte de un grupo. El investigador japonés Hajime Fukui descubrió que los hombres que hacen música juntos producen menos testosterona y menos cortisol, hormonas relacionadas con el estrés. En cambio, producen más oxitocina, la hormona que favorece la unión social y sexual. Fukui concluyó que la música reduce el miedo y aumenta la solidaridad entre personas. Altenmüller define también la música como “el idioma de los sentimientos”. Seguramente, se utilizó en las relaciones íntimas entre madres e hijos y, después, sirvió para reforzar los vínculos entre los miembros de grupos cada vez más numerosos. Otro experto, Reinhard Kopiez, dice que en la memoria guardamos asociaciones entre músicas y emociones que pueden ser revividas en cualquier momento.

Después de observar los electrocardiogramas y los cambios en la tensión arterial o en la
humedad de la piel de voluntarios de 11 a 72 años mientras escuchaban distintos tipos de música, Kopiez ha determinado que las reacciones corporales aparecen con más frecuencia con las músicas que cada persona ya conoce. Pero hay temas que erizan el vello, hacen llorar o reír a casi todas las personas. El secreto está en el empleo de determinados trucos: la presencia de un coro potente, un inesperado solo de guitarra o violín, la aparición de una voz solitaria y melancólica en medio de una canción pop… Los aparatos medidores de Kopiez registraban reacciones importantes cuando se producían saltos de tonos bajos a otros muy altos o cuando la melodía, de pronto, se volvía silenciosa o muy ruidosa. La música actúa también sobre la química cerebral. Los neurólogos Anne Blood y Robert Zatorre, de la Universidad McGill en Montreal (Canadá), descubrieron que en los momentos de máximo placer musical se activan áreas del cerebro que también se encienden durante las relaciones sexuales, el consumo de drogas o la ingesta de chocolate. De ahí que no resulte sorprendente que la música se utilice en ocasiones como mera droga recreacional. Pero de la misma manera que una sustancia química puede ser veneno o medicina, las ondas sonoras son un medio terapéutico lleno de posibilidades. Hans-Helmut Decker-Voigt, director del Instituto para Musicoterapia de la Escuela Superior de Música y Teatro de Hamburgo, asegura que se consiguen resultados excelentes, por ejemplo, en el tratamiento de los niños que nacen prematuramente y también en
las enfermedades relacionadas con procesos de envejecimiento. En el Hospital Universitario de Canarias, los voluntarios de la organización Prematuros Sin Fronteras cantan nanas a los pequeños, al tiempo que les hacen oír una grabación con ruidos ambientales, las voces de sus padres y el latido de un corazón para reproducir con la máxima fidelidad los estímulos que hubieran recibido en el seno materno. Desde que la iniciativa se ha puesto en práctica, los bebés duermen más, lloran menos y su frecuencia cardiaca es menor.


Remedio inmunitario, Decker-Voigt subraya que la música mejora la eficacia del sistema inmunitario, por lo que es recomendable en caso de enfermedad y como herramienta preventiva. Pero afirma que, sobre todo, puede convertirse en un excelente autotratamiento de los desequilibrios del estado de ánimo. Los adolescentes se lo aplican todo el tiempo, pues escuchan música pop o tecno, cuyo ritmo es perfecto para obtener sensación de seguridad.
Mientras que los cuencos y los mantras se utilizan terapéuticamente desde hace siglos, el diseño de tecnología médica sónica en Occidente se encuentra en pañales. Se han desarrollado diferentes métodos diagnósticos, como la ecografía, y unos pocos tratamientos basados en los efectos térmicos, eléctricos y mecánicos de las altas frecuencias sonoras, siendo la aplicación más común, la destrucción de cálculos renales. Sin embargo, no se ha inventado nada todavía que utilice el sonido como ayuda positiva. Desgraciadamente, la tecnología militar lleva la delantera, pues en algunos laboratorios de Estados Unidos existen prototipos de armas capaces de generar sonidos de baja frecuencia (7 Hz) inaudibles que trastornan los órganos digestivos y que no pueden ser detenidos ni por muros de cemento. Pero esta pesadilla hace pensar que quizá un día se cumpla el sueño de curar muchas enfermedades con la energía pura del sonido.

Publicado por Luisetua 

Confirman que el poder de la imaginación es real

La mera visualización de una postura condiciona las respuestas del cuerpo tanto como la postura física realmente adoptada.

Científicos de la Universidad de Washington han constatado empíricamente, por vez primera, el efecto de la imaginación sobre la realidad. A dieciséis personas se les pidió que buscaran en la pantalla de un ordenador una letra y que señalaran cuándo la habían encontrado imaginando al mismo tiempo una de estas dos posturas: sus manos cercanas a la pantalla o sus manos situadas a la espalda. Los resultados del experimento demostraron que la mera visualización de una postura condiciona las respuestas del cuerpo tanto como la postura física realmente adoptada. Los científicos señalan que esto demuestra que la imaginación tiene la extraordinaria capacidad de dar forma a la realidad.

Los psicólogos Christopher Davoli y Richard Abrams, de la Universidad de Washington en Saint Louis, Estados Unidos, han demostrado empíricamente, por vez primera, que el poder de la imaginación es un poder real.

Según informa la Association for Psychological Science de EE.UU. en un comunicado, de esta investigación se desprende que la imaginación es más eficiente de lo que creemos a la hora de ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos.

En un artículo publicado al respecto en la revista Psychological Science, se explica que en un estudio realizado por el propio Davoli en 2007, se había constatado ya que los objetos situados cerca de las manos los analizamos visualmente con mayor intensidad.

En dicho estudio, los participantes debieron colocar sus manos cerca de determinados objetos físicos para comprobar el análisis visual y la eficacia de las respuestas del cuerpo hacia dichos objetos. Se comprobó que la rapidez de la respuesta del cuerpo a los objetos dependía de la cercanía o lejanía de las manos de los objetos analizados: si las manos están cerca del objeto analizado, la reacción corporal tarda más que si las manos están alejadas del citado objeto. Se cree que esto se debe a la importancia de la representación visual para poder asir o evitar los objetos cercanos a nuestras manos.

En la nueva investigación de Davoli, sin embargo, las posturas de las manos –más lejos o más cerca de los objetos- no se adoptaron físicamente, sino sólo con la imaginación. Sin embargo, a pesar de esta significativa diferencia respecto del primer experimento, los resultados no variaron, lo que según estos investigadores significa que imaginar una postura da los mismos resultados que adoptarla realmente.

Tarea visual e imaginación

En las pruebas de esta última investigación participaron dieciséis estudiantes que, en primer lugar, se ejercitaron en la práctica de imaginar movimientos. Posteriormente, todos ejecutaron una tarea visual a través de un ordenador, al tiempo que imaginaban sus manos en dos posiciones diferentes.

En un momento del experimento, las manos se las imaginaban situadas alrededor del monitor, como si los participantes fueran a abrazar la pantalla con ambas manos (postura cercana), y en otro momento del experimento, se imaginaban que sus manos estaban colocadas a su espalda (postura alejada).

La tarea visual consistía en buscar, en la pantalla del ordenador, una letra-objetivo (H o S) que se encontraba confundida en conjuntos de tres o siete letras de distracción. A continuación debían avisar, con la mayor rapidez posible, que la habían encontrado pulsando una tecla.

Antes de realizar este ejercicio, en la pantalla del ordenador aparecía un aviso de tres segundos de duración que indicaba a los participantes cuál de las dos posturas de las manos debían imaginarse durante la tarea visual explicada.

Sin embargo, aunque se imaginaran las manos intentando abrazar la pantalla del ordenador o situadas a sus espaldas, las manos permanecían –en realidad- junto al teclado durante todo el experimento. En total fueron realizados dos bloques de 64 pruebas.

Dar forma a la realidad

Los resultados demostraron que la mera imaginación de una de las dos posturas afectaba a la velocidad de respuesta de una forma muy similar a la obtenida en los estudios previos, con posturas de las manos realmente efectuadas, no imaginadas.

Así, los participantes de esta segunda investigación pasaban más tiempo buscando la letra-objetivo cuando se imaginaban sujetando el monitor, en comparación con cuando se imaginaban a sí mismos con las manos a la espalda.

Los investigadores sugieren que la mayor lentitud en las búsquedas de la letra objetivo indica un análisis más minucioso de los objetos que están cercanos a las manos, aunque esta postura sea sólo imaginaria. De esta forma, se repitieron los resultados de la citada investigación anterior, en la que los participantes invirtieron más tiempo en observar objetos cercanos a sus manos que en observar objetos realmente alejados de éstas.

Los científicos señalan que este hallazgo indica que nuestro espacio “peripersonal” puede extenderse al espacio de la imaginación. El espacio peripersonal es el que está situado alrededor de nuestro cuerpo, y es descrito por los autores de esta investigación como “una “burbuja” invisible que se extiende varios centímetros a partir de la piel en todas las direcciones”.

Esta capacidad, señalan los investigadores, presenta algunas ventajas, como la posibilidad de determinar, antes de realizarla, si una acción es o no realista (por ejemplo, ¿puedo llegar a la estantería más alta?) o para ayudarnos a evitar algunos choques.

Los autores del estudio concluyen que los resultados confirman una idea que ha sido expuesta durante mucho tiempo por expertos en motivación, psicólogos deportivos, e incluso por John Lennon: que la imaginación tiene la extraordinaria capacidad de dar forma a la realidad.

Algo que conocen muy bien, por ejemplo, los deportistas, que utilizan la visualización mental para ayudarse a mecanizar, a automatizar los gestos deportivos y a reforzar sus aptitudes, mejorando sus propias destrezas deportivas.

Yaiza Martínez
http://www.tendencias21.net

Espero que te haya sido de utilidad-
Se feliz y contagios@.

 

Generando nuevas creencias


Este es un procedimiento que te servirá para instalar nuevas creencias, creencias capacitadoras que te ayuden a ser más flexible, a tener más recursos y a responder de una manera más elegante en determinado contexto.
1. Piensa en algo que consideres una posibilidad, algo simple que creas puedes hacer pero que de hecho no lo has realizado, mas sin embargo existe la posibilidad de que lo realices si te das la oportunidad. Puede ser tal vez aprender a usar un nuevo software, un nuevo idioma o practicar un nuevo deporte. Tal vez puedas usar la posibilidad de mantenerte despierto hasta muy tarde por la noche o de probar un tipo diferente de guardarropa.
2. Ahora, visualiza esta posibilidad en una imagen en tu mente y asóciala con un sentimiento. Modifica la imagen y el sentimiento de manera que se amplifiquen: la imagen más grande y el sentimiento mas fuerte.
3. Enseguida, una vez hecho esto, deja a un lado esta imagen y este sentimiento de lo que es posible para ti. Ahora, piensa en algo que es completamente cierto para ti, algo de lo que estas absolutamente convencido: ¿requieres aire para vivir?, ¿puedes manejar con destreza un auto?, ¿te puedes comunicar en tu idioma natal?
4. Forma otra imagen con esa certeza que has escogido y asóciala con un sentimiento. Atiende las submodalidades de esta imagen: ¿dónde está ubicada? (al frente, a la izquierda, a la derecha de tu campo visual mental); ¿está asociada, o disociada?, ¿está formada por una serie de imágenes?, ¿se ve a colores?, ¿es brillante u opaca?, ¿tiene movimiento o es como una fotografía?, etc.
5. Presta atención a las cualidades del dialogo interno que empleas cuando te refieres a esa imagen: la voz es: ¿suave?, ¿rápida?, ¿lenta?; ¿qué tono, timbre, ritmo empleas?, ¿de donde viene la voz, cual es su punto de partida?; presta atención a las sensaciones de tu cuerpo asociadas a esta imagen: ¿de donde provienen, donde inician?.
6. Después de haber analizado a detalle la imagen de tu certeza, trae de regreso la imagen de tu posibilidad. Compara ambas imágenes detalle, en cada una de sus partes, analiza, compara y establece las diferencias de todas las submodalidades de ambas imágenes.
7. Una vez tengas bien claro y a detalle las diferencias entre las submodalidades de ambas imágenes, comienza a modificar tu imagen de lo que es posible de manera que sea idéntica en cualidades (submodalidades) a la imagen de tu certeza: ubicala en la misma posición, usa las mismas caracteristicas del dialogo interno, las mismas cualidades visuales como color, brillo, tamaño, enfoque, etc. Ajusta todas las submodalidades de la imagen de la posibilidad hasta que estas sean iguales a las de la imagen de tu certeza, pero manteniendo el contenido intacto.
8. Una vez que tengas esta nueva imagen de lo que es posible para ti, estructuralmente igual a la imagen de tu certeza, trae de regreso la primera imagen de tu posibilidad y observa ambas, la nueva y la original. Enseguida, en un movimiento rápido, empuja y aleja en la distancia la imagen original de tu posibilidad al tiempo que incrementas el tamaño y aumentas el brillo de la nueva imagen de tu posibilidad, la que es estructuralmente igual a la de tu certeza.
Sigue este procedimiento con tus creencias de lo que no es posible para ti: iguala la estructura (submodalidades) de lo que resulta imposible para ti con la estructura de lo que es posible, para luego transformar esta ultima a una imagen con la estructura de algo que es absolutamente cierto para ti, algo de lo cual estás absolutamente seguro.
De esta manera iras remodelando tus creencias viejas creencias e instalando las nuevas que requieras para que todas ellas constituyan recursos que puedeas emplear en el logro de tus objetivos.

Formulación de objetivos

- Podría decirme, por favor, qué camino he de seguir desde aquí?
- Eso depende en buena medida del lugar adonde quieras ir - dijo el gato
- No me importa mucho adónde .. - dijo Alicia
- Entonces no importa por donde vayas - dijo el gato

Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas


La PNL estudia cómo el lenguaje afecta nuestros pensamientos, conductas y acciones. Aprovechemos el lenguaje para revisar el método que utilizamos para establecer y lograr nuestros objetivos.
En general , cuando tenemos problemas para lograr nuestras metas nos hacemos las siguientes preguntas:
1. ¿Qué está mal?
2. ¿Por qué tengo este problema?
3. ¿De qué manera me limita y qué puedo hacer?
4. ¿Cómo este problema me detiene para hacer lo que yo quiero?
5. ¿De quién es la culpa de que tengamos este problema?
6. ¿Cuál es el peor momento en el cual has experimentado este problema?
7. ¿Por cuánto tiempo lo has tenido?
Estas preguntas tienden a guiarnos a considerar a quién culpar, qué está mal y nos separa de lograr la meta o el objetivo.
AHORA, CONSIDERA LAS SIGUIENTES PREGUNTAS PARA LOGRAR UNA CORRECTA FORMULACIÓN DE OBJETIVOS:
1. ¿Qué es lo que quiero, realmente?.
Asegúrate que está definido en términos positivos. Piensa más en lo QUE QUIERES que en lo que no quieres.
2. ¿Qué veré y oiré cuando haya logrado el objetivo?.
Describe el objetivo con todos los detalles sensoriales, es decir, con todos los detalles de vista, oído, tacto, gusto y olfato.
3. ¿Puede ser iniciado y mantenido bajo mi responsabilidad?.
Cualquier objetivo debe ser iniciado, mantenido y promovido por ti, el objetivo escogido debe reflejar cosas en las que puedas influir personalmente.
4. ¿Tiene el objetivo la dimensión adecuada?.
Si es muy grande, pregúntate ¿Qué es lo que me impide alcanzarlo? y convierte los problemas en pequeños objetivos, hazlos lo bastante pequeños y alcanzables. Si es muy pequeño para motivarte, pregúntate, ¿Es parte de un objetivo superior?. ¿Por qué es importante para mi lograr este objetivo?
5. ¿Cómo sabré cuando logre el objetivo?¿Cuál es la evidencia? Piensa en la evidencia de base sensorial que te permitirá saber que has logrado lo que querías.
6. ¿Dónde, cuándo, con quién lo quiero? ¿En que contexto?
Imagínate el objetivo de la manera más especifica posible. Una vez identificado el contexto, pregúntate ¿Es ecológico el contexto escogido. ¿Está basado en información sensorial?
7. ¿Cómo el objetivo escogido afectará mis actividades y las actividades de otros? ¿Qué ganaré o perderé ? ¿Qué ganarán o perderán otros?.
Sopesa las consecuencias en tu vida y en tus relaciones si consiguieras tu objetivo. Considera los sentimientos de duda que comiencen con un "si, pero. ¿Qué consideraciones representan estos sentimientos de duda? ¿Cómo podrías cambiar tus objetivos para tenerlos en cuenta?
8. ¿Qué te detiene de LOGRAR EL OBJETIVO DESEADO, AHORA?.
Identifica las creencias limitantes. Esta información tiene que estar basada en información y descripta sensorialmente.
9. ¿Qué recursos tengo ya, para obtener mi objetivo?
¿Qué recursos necesitas con el fin de lograr tu objetivo?
10. ¿Cómo puedo empezar a lograr mi objetivo y cómo puedo mantenerlo?
Luego de estas preguntas el paso más importante es ACTUAR. Toda jornada comienza con el primer paso.
Nota la diferencia entre usar la primera serie de preguntas y la última serie. Considera cómo hacen las diferentes preguntas para alterar cómo te sientes, cómo cambia la dirección de tu mente hacia la solución del problema, y cómo te inspira.
Resumiendo:
Los OBJETIVOS se formulan de manera POSITIVA, ESPECÍFICA, que DEPENDAN DE MI, y sean ECOLÓGICOS (en armonía con el entorno).
Condiciones de la buena forma para la FORMULACIÓN DE OBJETIVOS
Hay cinco condiciones usadas en PNL que determinan si un objetivo está "bien formulado"
1. El objetivo está redactado en TÉRMINOS POSITIVOS.
Es decir, lo que la persona quiere, en oposición a lo que no quiere.
Preguntas:
¿Qué es lo que Ud. quiere?
¿Qué es posible lograr?
Es ilógico ir en busca de lo que no se quiere. "No quiero sentirme ansioso en mi trabajo", "Quisiera no ser tan crítico conmigo mismo", "Quiero ser menos dura con mis empleados", "Quiero dejar de fumar", " Quiero perder peso"
El primer desafío es descubrir qué es lo que sí quiere en lugar de ello. El tipo de preguntas que ayudan a revertir un objetivo formulado en términos negativos son: Si no estuvieras ansioso..., ¿cómo te sentirías en cambio?.
O bien, ¿Cómo te gustaría tratarte a vos mismo, en lugar de ser crítico?
2. El objetivo es DEMOSTRABLE en experiencias sensoriales
Preguntas:
¿Cómo te vas a dar cuenta cuando hayas logrado este objetivo?
¿Cuál es el criterio de realización?
La única manera de que resulte útil formular un objetivo es si la persona es capaz de percibir y evaluar el progreso que va realizando hacia el logro. Identificar y definir las demostraciones del estado-deseado es tan beneficioso para el que lo formula como para su coach. De esa manera tendrá las referencias explícitas para evaluar su progreso.
El tipo de preguntas que ayudan a definir esas demostraciones son: ¿Cuál sería una prueba, aquí y ahora, de que podés realizar el objetivo que deseas? ¿Cómo se demostraría que has logrado (o estás logrando) tu objetivo cuando estás con tu jefe, tus hijos, en la oficina, etc.
3. El objetivo puede ser INICIADO Y MANTENIDO por la persona que lo desea.
Preguntas:
¿Qué es lo que vas a hacer específicamente para realizar este objetivo?
Uno de los aspecto más importantes en el logro de objetivos es colocar el centro del control en la persona. Si una persona expresa: Quiero que mi jefe deje de ignorarme" su objetivo estaría mal formulado (Es negativo y no depende de él).
Las preguntas que orientan hacia una correcta formulación son:
A. ¿Qué estaría haciendo tu jefe en lugar de ignorarte? (Así se le da una formulación positiva a este objetivo)
B. Ahora sería bueno tener una base sensorial: ¿Cuáles son, en tu mapa, los elementos que te demostraría que tu jefe te presta atención? Algunas respuestas podrían ser: Me preguntaría más sobre mi trabajo, me sonreiría al verme, se acercaría cuando estoy preocupado, me invitaría más seguido a su oficina para debatir
C. Este es el momento de poner el control en manos de la persona: ¿Qué podrías hacer (o has hecho, o estás haciendo) para conseguir que tu jefe te pregunte (te sonría, se acerque, te invite) más seguido? ¿Qué te demostraría que tenés los recursos que necesitás para que tu jefe te preste más atención?
4. El objetivo preserva la INTENCIÓN POSITIVA del comportamiento actual
Preguntas:
¿Qué rasgos positivos obtenés de la manera en que hacés las cosas hoy?
¿Cómo vas a mantener esos elementos en tu nuevo objetivo?
La intención positiva de comportamientos indeseados queda muy clara en caso de hábito: fumar, beber, comer de más, etc. Muchos fumadores lo hacen para calmarse cuando están nerviosos. Alguno incluso, fuman para respirar profundamente. Si un fumador deja su hábito sin sustituir o encontrar alternativas a esos beneficios, se va a encontrar con muchas dificultades y displacer.
Cuando las intenciones positivas no son explicitadas en la formulación del objetivo-deseado, las personas suelen caer en comportamiento sustitutos que también son problemáticos. Es muy común que una persona engorde o se ponga agresiva cuando trata de dejar de fumar.
Muchas personas con problemas de sobrepeso creen que si adelgazaran y se vieran más atractivas, tendrían dificultades para poner limites al acercamiento del otro sexo. Si la formulación del estado-deseado no incluye los recursos adecuados para lidiar con tales posibilidades, lo más probable es que la persona vuelva a engordar rápidamente.
Esta condición para la formulación de objetivos es prevenir futuros impactos de su resultado para prevenir una "caja de Pandora". Es imprescindible averiguar qué es lo que se perderá, además de lo que se gane, al lograr el objetivo.
5. El objetivo es apropiado al contexto y ECOLÓGICO
Preguntas:
¿Bajo qué condiciones no quisieras implementar este nuevo objetivo?
¿A quién más o qué más podría afectar?
Muchas personas formulan sus objetivos de manera generalizada, pensando que ese nuevo comportamiento va a ser adecuado en todas partes, todo momento y todas las circunstancias. Cuando, en realidad, el comportamiento actual también es adecuado en algunas circunstancias.
Veamos el ejemplo: "Quiero ser más asertiva con mis subordinados cuando no son competentes" Se le puede preguntar: ¿Hay algún caso en que sus subordinados no son competentes y usted no desea se asertiva? De esta manera el objetivo se especifica y se despoja de cuantificadores universales.
La meta de la Formulación de objetivos no es definir conductas o reemplazar un comportamiento por otro, sino darle a la persona más opciones válidas y valiosas.
Resumiendo: Un objetivo está bien formulado si cumple con estas condiciones

  • Formulado en términos positivos
  • Definido y evaluado según evidencia de base sensorial
  • Iniciado y mantenido por la persona que desea el objetivo
  • Preserva los beneficios positivas del estado presente
  • Apropiadamente contextualizado para armonizar con su entorno

ESTRATEGIAS PARA LA FORMULACIÓN DE OBJETIVOS
El diccionario define un objetivo como "el fin hacia el cual es dirigido el esfuerzo o la ambición" o bien, "la condición o estado que es causada a través de un curso de acción"
Un objetivo es , entonces, el estado deseado de una persona o un grupo. Es la respuesta a la pregunta: ¿Qué es lo que querés?
Los objetivos son la expresión tangible de los valores. Como tal, son una fuente de motivación. Pueden estimular poderosos procesos de autoestimulación, que movilizan los recursos conscientes, y también los inconscientes.
Por todo esto es importante desarrollar la capacidad de establecer objetivos apropiados y significativos.
Estrategias para definir objetivos
Frecuentemente los objetivos se formulan en relación a un estado o un problema presente. Por ejemplo: una persona puede tener el problema de miedo a hablar en público. La manera más simple (y la más problemática) de establecer un objetivo es proponerse la negación de ese estado. En el ejemplo Quiero dejar de tener miedo de hablar frente a la gente.
A pesar de que es un punto partida, el problema con esta estrategia es que no responde la pregunta "¿Qué es lo que querés?". Es una declaración de lo que la persona NO quiere. Y de esa manera, no es un objetivo en absoluto. De hecho, la formulaciones negativas hacen foco en el estado-problema, más que en el estado-deseado.
Una segunda estrategia, es definir el objetivo como el estado POLARMENTE OPUESTO al estado-problema. En el ejemplo del miedo a hablar en público, la persona podría decir: Quiero sentirme confiada cuando hable frente a un grupo. Esta estrategia ayuda a la persona a enfocar en otro lado que no sea la situación problemática. Pero, también puede crear polaridades internas y conflictos. Porque determina una constante referencia y comparación con el estado-problema. En palabras de Albert Einstein "No podés solucionar un problema con el mismo nivel de pensamiento que creó ese problema". Una polaridad es definida como el mismo nivel de pensamiento, pero opuesto.
Un tercer proceso para establecer objetivos es usar una referencia o modelo externo para definir el estado deseado. En el desarrollo y planeamiento organizacional es conocido como benchmarking (evaluación comparativa). En el ejemplo de hablar en público, la persona podría establecer: Quiero hablar frente a un grupo como lo haría Martín Luther King. Esta estrategia es más ventajosa que la simple negación y que la polarización. Provee una referencia concreta para comparar y ayuda a dirigir la atención lejos del estado-problema. Pero, también lleva a las personas a tener expectativas inapropiadas o crear incongruencias que provienen de la imitación. Esto puede traer sensación de fracaso. También hay un peligro ecológico, al tratar de aplicar una conducta, que es apropiada en un contexto, a otro contexto en el que esa misma conducta no encaje.
Otra estrategia para definir objetivos implica el uso de reglas y principios para definir la estructura dele estado-deseado. Respecto al hablar en público, podría llevar a este razonamiento: Quisiera tener todas las cualidades de maestría para hablar frente a un grupo y éstas son: flexibilidad, congruencia, integridad, etc. Este es esencialmente, una aproximación deductiva. Involucra la manifestación de principios abstractos más que situaciones concretas. Mientras que intenta abrir la puerta a mayor flexibilidad de expresión y acción, al estar sostenido por teorías, va a estar condicionado por gran cantidad de generalizaciones, omisiones y distorsiones.
Una quinta estrategia es la de establecer un resultado productivo. En lugar de definir respecto a un estado-problema o a un referente externo o a referencias abstractas, un resultado productivo implica expandir ingeniosamente las cualidades existentes. Los objetivos productivos están caracterizado por la palabra MÁS. Por ejemplo, en una situación de hablar en público, la persona podría decir: Yo quiero ser más armonioso y creativo para hablar con los demás. Esta estrategia tiene muchas ventajas, pero presupone que la persona está capacitada para identificar las cualidades positivas apropiadas, lo cual puede ser difícil si la persona está luchando contra el estado-problema.
Llegamos a una estrategia final para establecer objetivos, y es actuar "como si" hubiera realmente alcanzado el estado deseado. Es más difícil definir un objetivo mientras uno está aún asociado con el estado-problema. De hecho, esto es frecuentemente parte del problema. Cuando uno está estancado en un estado-problema es mucho más difícil ser creativo y pensar alternativas. Con la estrategia del "como si" uno se desprende del estado-problema y se mueve en el tiempo hacia el estado-deseado imaginando cómo sería si uno ya hubiera alcanzado el estado-deseado. En el ejemplo de hablar en público, diría: Si hubiera alcanzado mi estado deseado yo hablaría en forma armoniosa y creativa ahora mismo
Primera estrategia NEGACIÓN Esto es lo que no quiero
Segunda estrategia POLARIZACIÓN Quiero lo contrario de lo que hago
Tercera estrategia COMPARACIÓN Quiero hacer las cosas como X
Cuarta estrategia TEORIZACIÓN Quiero hacer las cosas como se debe
Quinta estrategia PRODUCTIVA Quiero hacer más w y z
Sexta estrategia COMO SI Si hubiera alcanzado mi estado deseado yo sería .... o actuaría ...
Las diferentes estrategias para definir objetivos tienen sus ventajas y sus dificultades o desafíos. De hecho, en algunos casos es mejor usarlas todas como parte del proceso de definir objetivos. Tomadas en forma conjunta constituyen una secuencia poderosa para explorar y construir objetivos factibles de realizar, desde un buen número de perspectivas.
Para explorar cada una de ella intente el siguiente ejercicio con un problema que te esté preocupando: Identificar el estado-problema ¿Cuál es estado-problema que deseas modificar?
Mi problema es que yo .......................................................................................... Define tu objetivo usando cada una de las estrategias
1. Niega tu estado-problema ¿Qué es lo que deseas detener o evitar? Quiero parar de (evitar, dejar de, etc) ................................................................
2. Identifica la polaridad de tu estado-problema. ¿Cuál es el opuesto de tu estado-problema? En cambio, yo quiero ...............................................................
3. Define el estado-deseado respecto de una referencia externa ¿Qué otra persona está capacitada para realizar un estado-deseado similar al que buscas? Yo quiero actuar o ser como ............................................................................
4. Usa principios para definir la estructura de tu estado-deseado ¿Cuáles son algunas de las características importantes que te gustaría manifestar en tu estado-deseado (personificadas en el modelo que elegiste en el punto 3) Yo quiero personificar las características ............................................................
5. Establece un resultado productivo, extendiendo las cualidades existentes. ¿Qué cualidades, asociadas con tu estado-deseado, que ya tenés son las que necesitarías desarrollar o tener más? Yo quiero ser más ............................................................................................
6. Actúa "como si". ¿Si ya hubieras alcanzado tu estado-deseado que estarías haciendo diferente, más o mejor? Si ya hubiera alcanzado mi estado-deseado, yo estaría ............................................
Una vez que has definido tu objetivo es importante chequearlo para estar seguro de que es realista, motivante y realizable

Ofrece a tus interlocutores experiencias de futuro, dando por sentado que ya ha conseguido sus objetivos.
Por ejemplo, No es lo mismo decir "¿cómo te sentirías si lo lograras?",
que decir "¿cómo te sentirás una vez que lo hayas hecho?".

La primera frase indica posibilidad, la segunda fórmula implica pasar a la acción

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 200 años se creía que las fobias eran incurables. Hoy sabemos que no son más que "muros" colocados en nuestro subconsciente, con lo que, si los retiramos, habremos terminado con las fobias.

Por ejemplo, la PNL (Programación Neuro-Lingüistica) es una ciencia que, usando técnicas de reprogramación del subconsciente, elimina fobias en menos de 15 minutos. De igual manera, lahipnosis elimina otros tipos de afecciones (partes del subconsciente mal programadas) en sólo unos pocos minutos o en pocas sesiones.

Otro ejemplo, hace 50 años se creía que las alergias eran una “cruz” con la que se tenía que cargar toda la vida. Hoy en día se ha demostrado que son otro "muro" más en nuestrosubconsciente, una parte del cerebro mal programada. Con lo que usando las técnicas de reprogramación adecuadas, podemos hacer que la reacción del cuerpo ante determinados patógenos deje de ser tan perjudicial. Así que, por eso, cualquier ciencia o arte que use técnicas de reprogramación, puede eliminar alergias en 15 minutos o menos, sea esta la ciencia o arte que sea (PNLHipnosisReprogramaciónAutoprogramación, etc.).

Cuando una persona cree que "tiene que estar gorda”, no se da cuenta de que eso es sólo un muro en su subconsciente.

Cuando una persona cree que "tiene que ser pobre", no se da cuenta de que eso es sólo un muro en su subconsciente.

Cuando una persona “tiene que vivir enferma”, no se da cuenta de que eso es sólo un muro en su subconsciente.

Cuando una persona vive sin amor, no se da cuenta de que eso es sólo un muro en su subconsciente.

Como hemos visto en apartados anteriores, no existe fracaso o éxito, sólo existen resultados y cada estrategia mental, da un resultado determinado.

Los límites no los sitúa cada uno. Porque los límites ¡tampoco existen! Así que si quieres algo, simplemente tienes que definirlo, y luego reprogramar tu mente, para que te permita obtener esos resultados. ¿Hay algo más fácil?

Al cambiar la forma en que el cerebro procesa los pensamientos, por medio de cambiar las improntasconviccionescreencias yopiniones, obtendremos los resultados perseguidos.

Es decir, estaremos cambiando nuestro destino, pues en cuanto cambiamos el subconsciente, las circunstancias de nuestra vida cambian automáticamente.

Existen muchas formas de reprogramar el subconsciente, de hecho, lo hacemos cada día sin darnos cuenta (o quizás si), ya sea en mayor, o en menor medida.

Algunas de las herramientas con las que se puede modificar el subconsciente son:

1.- La experiencia de los años, o "método acierto error", también llamado el método del tiesto.

2.- La hipnosis

3.- La PNL (Programación Neuro-Lingüistica)

4.- Cualquier tipo de arte o fe que utilice rituales (ya hemos visto cómo y por qué funcionan)

5.- La autoprogramación.

La primera herramienta descrita es la experiencia. Una forma eficaz, pero muy lenta, tanto, que puede llegar a necesitar entre 10 y 20 años para alcanzar los resultados deseados.

En un entrenamiento normal, cada vez que se produce un acierto, creamos una opinión, la opinión de que hacer esa cosa de esa manera, es correcto. Y si tenemos un error, creamos la opinión de que hacerlo así es incorrecto. Así que, día tras día, año tras año, vamos fabricando cientos de opiniones, que, con el tiempo, se van uniendo para formar creenciasCreencias de como es correcto actuar, y como es incorrecto hacerlo. Con el paso de los años, esas creencias van juntándose, y creando convicciones acerca de como hay y como no hay que actuar. Y, con el paso de aún más años, esas convicciones se juntan, creando improntas cristalizadas, y forman las improntas que te definen.

Por medio de la hipnosis y la autohipnosis (en realidad, una y otra son lo mismo, ya que sin la colaboración de la propia voluntad, lahipnosis es imposible de practicar), se tiene la capacidad de, por ejemplo, entre otras cosas sobresalientes, anestesiar el cuerpo sin usar químico alguno, sólo el poder puro del subconsciente. Esto era ya sabido hace muchos siglos, pues se utilizaba ya en el antiguo Egipto. Sin embargo en 1940 se demostró científicamente en la universidad de Brooklyn, que el subconsciente tiene la capacidad de anestesiar el cuerpo, con más poder del que posee la anestesia química.

La aplicación de ese conocimiento tiene cotas casi ilimitadas De hecho, el Dr. Escudero (http://dr.escudero.com/), utilizó esta rama de los conocimiento de la hipnosis, para crear una escuela de pensamiento, la Noesilogía. técnica con la que opera desde 1972 en quirófano ¡sin anestesia! El paciente se mantiene totalmente consciente mientras el cirujano le abre, le corta, le opera, y le cierra ¡Y sin que este sienta ningún dolor! Y sin que se use ningún tipo de anestesia química. Sólo lo que él llamó "Anestesia Psicológica". Consiste en modificar el subconsciente del paciente, para que este no sienta dolor.
Los doctores Charcot y Berheim, demostraron que la fatiga, es decir, el cansancio muscular producido por el deporte, es algo totalmente psicológico ¡Por muy real que parezca! Un sujeto hipnotizado puede estar haciendo enormes cantidades de ejercicio, sin parar, comer, dormir, ni beber, durante días y días.

Esos mismos sujetos estudiados no podían hacer, normalmente, más de 30 minutos seguidos de ejercicio porque caían rendidos, pero bajo hipnosis, corrían durante días y días sin mostrar ningún signo muscular de cansancio. ¿Es esto algo nuevo? Por supuesto que no. Ya era sabido, desde la antigüedad, que una técnica lama consistía en que el lama pensaba "Quiero cruzar el país corriendo", cerraba los ojos y comenzaba a correr. Estaba corriendo durante semanas, meses,… sin parar, sin despertar, sin comer, sin beber ¡seguía corriendo!, hasta que llegaba al lugar de destino. ¡Totalmente fresco y descansado!

El Dr. Eysenck ha demostrado científicamente, usando dinamómetros, que bajo hipnosis se puede aumentar, fácilmente, la fuerza del sujeto en un 43%.

También HilleMuller-Hegemann y Wend, de Leipzig, demostraron que el rendimiento muscular de los sujetos bajo hipnosis aumenta en forma espectacular, consumiendo mucho menos oxígeno.

Todo lo manda el subconsciente, todo es cuestión mental.

La hipnosis es una herramienta que nos permite introducir comandos directamente en la gran supercomputadora que es el cerebro.

Aquel que cree que en la vida hay límites está, por definición, condenado a utilizar métodos incorrectos y a cometer fallos.

Si queremos algo, (amor, salud, dinero,...), simplemente modificamos la programación del subconsciente, los valores del ordenador mental ¡Y lo obtenemos!

Los límites no son más que ilusiones, no existen. Son sólo malas configuraciones en el superordenador que es el subconsciente. Modifiquemos esos parámetros, y obtendremos aquello que deseamos. Los limites no existen, ya que en realidad, todo lo que obtenemos en nuestra vida es el resultado directo de la programación de nuestro subconsciente.

Como hemos aprendido, nuestro subconsciente es como un superordenador, y por tanto, admite comandos, ordenes e instrucciones.

Nuestro subconsciente es como un superordenador. Y es un superordenador tan potente, que no tiene límites. Así que, puede darnos todo aquello que deseemos, y proporcionarnos todas aquellas ventajas que podamos querer (que seamos capaces de creer), pero ¡cuidado! si lo programamos incorrectamente, los resultados pueden ser catastróficos.

Con sólo saber como introducir las órdenes apropiadas en tu superordenador, podrás tener acceso instantáneo a todos los poderes que los sabios y los yoguis han venido ostentando desde hace milenios.

¿Por qué ellos hacen gala de esos poderes? Simplemente, porque saben cómo introducir esa orden mental en su superordenador cerebral.

En próximos capítulos seguiremos analizando en profundidad las herramientas con las que se puede modificar el subconsciente.

 

Autoprogramación 7: La caja negra

Normalmente pasamos por la vida considerando a la mente, alsubconsciente, como una "gran caja negra" que nadie sabe como funciona, pero que, sin embargo, decide y controla nuestras vidas, ya que es la que registra y controla como reaccionaremos ante determinadas circunstancias, y los sentimientos que tendremos.

Dos personas reaccionan de forma distinta ante una misma circunstancia ¿de qué depende la reacción?

La alegría, el dolor, el miedo, la pena, la satisfacción, el orgullo, etc., son cuestiones de programación mental. Es algo que nos dicta nuestrosubconsciente. ¡Y algo que decide nuestra vida!

¡Nuestras improntas deciden sobre la vida y la muerte!

Y, si nuestra programación mental decide sobre la vida y la muerte ¿Sobre que más decidirá?

El amor, la salud, el éxito, el fracaso, la vida, la muerte,... Todo se decide en nuestro subconsciente.

Las únicas limitaciones que tenemos, son las que hay en nuestro subconsciente.

Si hay algo que no te guste de tu vida, algo en lo que estés viviendo situaciones negativas, es porque en esa parte de tu subconscientetienes una “oscuridad”, un muro. Así pues, lo único que tienes que hacer es cambiarlo. Sólo tienes que modificar ese muro y obtendrás lo que deseas.
Si tú quieres, tu puedes cambiar tu subconsciente. Sólo puedes hacerlo tú. Nadie, ni un maestro, ni un especialista, ni nadie que no seas tú, podrá cambiar tu subconsciente, si tú no le dejas. El poder sobre nuestro subconsciente es siempre nuestro y únicamente nuestro, así que, si una persona no quiere eliminar ese muro que la perjudica, no podemos hacer nada.

Sólo quien quiere cambiar, puede ser ayudado. No puedes cambiar a los demás, si ellos no quieren. (No olvides nunca esto).

Sin embargo, si la persona quiere mejorar, el cambio es posible y se puede cambiar todo.

Todo lo que es humano está regido por el subconsciente, y por tanto, por nuestras estrategias mentales.

Las estrategias mentales pueden cambiarse completamente. Así pues, todo lo que es humano, puede cambiarse.

Estamos viviendo en un mundo humano, donde todas las reglas son humanas y donde todo está hecho por humanos. Aunque parezca obvio, es importante recordarlo. Las empresas a las que compras o trabajas están dirigidas por personas, las leyes de tu país están hechas por personas, los libros que lees están escritos por personas. Las limitaciones que te han enseñado que existen, también te las enseñaron humanos. ¡Son sus limitaciones!

Así que, si te fijas, tu situación social, sea la que sea, es algo marcado por humanos, por muchos humanos, es cierto, pero que no dejan de ser humanos, personas como tú y como yo. Por lo tanto, todo lo que ellos pudieran hacer y pensar estaba y está limitado por las oscuridades de sus subconscientes.

En definitiva, todo eso que te enseñaron como limitación, no es cierto.

No existen límites, solo existen auto límites, los límites auto impuestos en el subconsciente, los límites que has puesto tú mismo, influido y “adiestrado”, programado por las doctrinas limitantes de otros.

Los límites "reales" no, existieron nunca. Recuerda lo que analizábamos en los primeros posts de este manual, en realidad, ni siquiera la materia es materia, todo es energía.

¿Qué es la "realidad"? Eso cambia para muchas personas, ¿verdad? Una persona negativa siempre dice que es "realista" y que "no anda con fantasías". ¿Por qué? Porque ella siente sus limitaciones, sus muros, como algo "real", pero eso no quiere decir que sea real, simplemente, lo sienten como real.

Si preguntas a una persona con sobrepeso por qué está gorda, te dirá que “porque no tiene otro remedio", "porque aún no se ha inventado el método para que adelgace".

¡Eso es mentira! ... Pero él lo "siente" como una verdad, lo ha programado y asumido como real, porque dentro de su subconscientetiene esa oscuridad, esa impronta negativa, como un muro, como una auto limitación. Así que, para él, es real.

Es decir, esa persona está programada para tener sobrepeso.

De igual forma que los gordos están programados para ser gordos, hay personas que están programadas para ser pobres, para ser enfermizas, etc. y otras, están programadas para ser ricas, prósperas o exitosas.

¡Así de simple!
Según estemos programados para una cosa, o para otra, eso obtendremos.

Si aprendes a reprogramar tu subconsciente, podrás conseguir cualquier cosa.



Autoprogramación 6: Estrategias mentales 2/2

Existen 7 estrategias mentales naturales y son aquellas con las que hemos nacido. Son los parámetros lógicos de la humanidad, los comandos con los que funcionamos todos.

A las estrategias naturales las modelamos por medio de nuestras improntas,conviccionescreencias y opiniones.

Por lo tanto, y dado que las improntasconviccionescreencias y opiniones, son también estrategias mentales, existen estrategias mentales que sonpositivas para nosotros (dándonos felicidad, éxito, y abundancia), y otras, que son negativas para nosotros, estas son las que causan la desgracia, la enfermedad y la muerte.

Todos los seres humanos, tenemos las 7 mismas estrategias naturales:
· Sexualidad,
· Salud,
· Lógica-Posesión,
· Amor-Dar,
· Empatía,
· Poder Psi,
· Fe.
Todos poseemos esas mismas 7 estrategias naturales en la misma medida, pero luego, les damos una forma u otra, dependiendo de nuestras estrategias mentales adquiridas (improntasconviccionescreencias y opiniones).Y dependiendo de la forma que les damos, obtenemos unas cosas u otras.

Así pues, en realidad no existe éxito ni fracaso, sino, simplemente, resultados. Resultados que nos dan nuestras estrategias mentales adquiridas.

Si esas estrategias mentales, son las adecuadas, nos darán aquello que deseamos.

Y si no, nos darán cosas que realmente no deseamos.

Por eso, una persona, no obtiene lo que "desea", sino lo que es suyo "por derecho propio", por el derecho que le dan sus estrategias mentales.

Así pues, lo único que tienes que preguntarte es "¿Qué deseo?" y luego, cambiarte a ti mismo, para que tus estrategias mentales, sean aquellas que te permitan obtener aquello que deseas. Es decir, ¡tienes que adoptar las estrategias mentales que te otorguen el derecho de obtener lo que deseas!

Así pues ¿Quién decide lo que obtenemos en la vida? ¡Nuestro subconsciente! Es decir, la programación que hay en nuestrosubconsciente.

Y eso son, las estrategias mentales.

Es decir, vivimos una experiencia, una circunstancia. Eso significa que estamos metiendo unos datos en el subconsciente.

El subconsciente procesa esa información, y automáticamente pone en funcionamiento la reacción que tiene programada para esa situación determinada.

¿Sencillo, no?



Autoprogramación 5.- La verdad

La verdad es lo que han estado buscando los grandes sabios durante toda la historia de la humanidad.

Algunos llegaron a encontrarla, pero el común de los mortales pasa por esta vida con un completo desconocimiento de ella.

La verdad es la esencia de todo, el como está construido este universo que ves, que oyes, que sientes, que vives. La verdad es el secreto que contiene el poder de entenderlo todo, de hacerlo todo, de conseguirlo todo, de poseer todo aquello que puedas desear tener.

Las estrategias naturales, que son aquellas más básicas, son aquellas con las que naciste.

La mente no es más que una serie de pensamientos y estrategias mentales.

Por lo tanto, y dado que el corazón lo mueve la mente, todo indica que el corazón debería moverse al ritmo de una estrategia mental.

Pero ¿qué tipo de estrategia mental mueve el corazón?

Normalmente, las opiniones, las creencias, las convicciones y hasta la mayoría de las improntas, se crean por intervenciones externas.

Nuestras opiniones acerca de lo que es bueno o malo, de lo que nos parece verdad o no, es decir, lo que es nuestra verdad, está basada en lo que hemos visto, oído, percibido, sentido y vivenciado en la sociedad en la que nos desarrollamos, las enseñanzas y “adiestramientos” recibidos de nuestra familia, de nuestros maestros, de nuestros consejeros espirituales, las influencias recibidas de nuestros amigos, de nuestro entorno, la publicidad y la propaganda a la que hemos sido sometidos, principalmente, en los primeros años de nuestra vida, en que nuestra mente estaba fresca y ávida de aprender…
Si creemos que matar está mal, es porque así nos lo enseñaron nuestros padres o en el colegio, o en las enseñanzas religiosas o de ética. Lo creemos así porque así lo aprendimos, así nos lo enseñaron. No nacimos creyendo que matar esta mal.

Pero, ¿qué cree un palestino, que, nació en guerra, creció y aprendió en medio de la guerra y todas sus experiencias de vida han estado presididas por la muerte, la violencia, la destrucción, el odio, el rencor y el miedo? Su idea de la verdad, por fuerza, tiene que ser distinta. Su verdad es distinta de la nuestra...

Las experiencias que vivimos marcan nuestras creencias e influyen en la creación de nuestras estrategias mentales.

Sin embargo, ¿quién te enseñó a mover el corazón? ¿quién organiza las células de tu cuerpo? ¡Nadie! ¡Ya naciste sabiendo hacerlo!

Mover el corazón es una estrategia natural, una estrategia con la que ya se nace.

Las estrategias naturales son materia pura, y las improntasconviccionescreencias y opiniones, son los moldes que le dan forma.
Un trozo de acero no es nada por si mismo, pero si le das la forma adecuada, puede convertirse en una herramienta valiosísima.

Naturalmente, según los moldes que seleccionemos para formar nuestras herramientas, obtendremos unos resultados u otros, ya que, al mismo bloque de acero se le puede dar la forma de un escudo o de una espada, de una sartén o de una docena de cucharas,…
La estrategia natural, es la potencia, el poder latente. Y las improntasconviccionescreencias y opiniones, son los moldes que le da una forma útil.

¿Siempre una forma útil?
Ocurre que no siempre la forma es la que nos conviene.

Si uno tiene que ir a la guerra a luchar por su vida y la de su familia, quizás sea positivo darle al bloque de acero la forma de una espada, pero, si el bloque de acero fuera modelado en forma de una docena de estupendas y útiles cucharas... ¿Útiles?... ¡Sería autodestructivo! ¿Qué futuro te puede esperar, en un combate a vida o muerte, armado con una docena de cucharas?
Eso es lo que ocurre, muchas veces, en nuestra sociedad. Las improntasconviccionescreencias y opiniones, moldean a lasestrategias naturales hasta formas que son verdaderas aberraciones, aberraciones que acaban por la autodestrucción de una persona. ¿Por ejemplo?
Analicemos la estrategia natural del corazón, el corazón es la constancia personificada. Desde el día en que nacimos, nuestro corazón ha estado latiendo una o más veces por segundo, Sin pausa, sin parar jamás. Nuestro corazón late siempre, y gracias a eso nos da la vida.
Esa estrategia de constancia está latente en nosotros desde el primer instante en que nacemos y en toda persona viva. Es persistir siempre. Es la estrategia mental más básica que existe. ¡Y la más vital! Porque, ya sabemos lo que ocurre cuando al corazón se le acaba la constancia… Pero, el corazón persiste a lo largo de toda la vida y nosotros, conscientemente, no tenemos que preocuparnos en si toca sístole o toca diástole, ni en recordarle que tiene que bombear la sangre.

Todos los procesos biológicos de nuestro cuerpo disponen de esa estrategia natural de constancia, ya que, de no tenerla, si, por las razones que sean, abandonan esa estrategia natural, fracasan en su cometido y enfermamos o morimos.

El fracaso no existe, sólo existe el abandono.

Nunca en la vida sabremos cuántas veces hemos fracasado en nuestras pretensiones o en la consecución de nuestras metas, porabandonar… nunca en la vida sabremos cuántas veces abandonamos justo un intento antes de conseguir nuestro objetivo.

Edison realizó más de mil intentos antes de inventar la bombilla. Un discípulo suyo le preguntó una mañana que por qué persistía en construir la dichosa bombilla, si tras más de mil intentos no había conseguido más que fracasos.
A lo que Edison le respondió: “no son fracasos, ya he conseguido aprender mil formas de como no se debe hacer una bombilla”.

Autoprogramación 4.- Estrategias Mentales 1/2

Lo que obtienes en la vida depende exclusivamente de tus estrategias mentales, es decir, de tus pensamientos subconscientes.

Cuando el cerebro se encuentra ante una nueva idea, primero la juzga comparándola con las experiencias de sus conocimientos anteriores y considera si es posible, y si lo considera posible, realiza una conexión cerebral entre dos o más neuronas.

Más o menos, la cosa es así: Cuando el cerebro capta una idea nueva, crea una débil conexión entre dos o más neuronas. Las neuronas(las células grises del cerebro) pueden crear cientos de "patitas" que alargan hasta conectar con sus compañeras. Cuando las alargan lo suficiente, se crea un camino neuronal entre ellas y por ese camino, transmiten señales eléctricas que forman los pensamientos.

Sin embargo, si la idea es captada una sola vez, el camino neuronal creado es muy débil. Tan débil, que si no se vuelve a usar, se deshace. Las propias neuronas rompen ese camino que no se usa.

A través de los caminos neuronales, las neuronas van juntando más y más "patitas", entretejiendo una cadena cada vez más sólida, de esa manera, crean lo que sería una especie de autopista neuronal. Y de esa forma la idea o el concepto aprendido, se hace fuerte en el cerebro.

Si la idea sigue utilizándose a lo largo del tiempo, la autopista se cristaliza (las neuronas segregan una sustancia que recubre toda la parte exterior de las conexiones neuronales, formando algo parecido a una pared cristalina, que hace aún más sólida la conexión.

Así, en la práctica, cuando a una persona se le genera, a través de la información, una conexión neuronal, se le está creando unaopinión (mesa con una pata) sobre algo.

Si se le van creando más conexiones, se estará creando una opinión fundada (mesa con dos patas).

Si se le siguen aportando nuevas conexiones, el camino neuronal se fortalece aún más, creando en la persona una creencia (mesa con tres patas).

Y si, a través de nuevas conexiones se logra reforzar la creencia, el camino neuronal se convierte en una autopista, y, por lo tanto, se habrá creado en el individuo una profunda convicción (mesa con cuatro patas).

Y cuando se consigue cristalizar la autopista, entonces estaremos ante una impronta cristalizada (una mesa con más de cuatro patas).

Cuando las ideas se fortalecen hasta convertirse en convicciones e improntas, la persona siente que eso es verdad, y pasa a creer que eso es la realidad. Pero, esa realidad, lo más probable, es que no sea cierta.

Lo que creemos y sentimos como cierto... tal vez, no lo sea… Tus ojos te estarán mintiendo al mostrarte algo sólido donde, en realidad, sólo hay energía y vacío. Es energía y vacío, pero tu filtro visual, te hacen ver solidez. Al mismo tiempo tu sentido del tacto te miente también, transmitiéndote que lo que es energía es sólido. Tu oído también ayuda, ya que te ha enseñado a identificar ciertas variaciones de onda, como provinentes de un objeto sólido. En conclusión: Tú tocas la mesa y, como tus sentidos te mienten, en un principio, tú te forjas la opinión de que la mesa es sólida.

Y, a medida que vas experimentendo con la mesa, una y otra vez, y obtienes de tus sentidos la misma información, vas convirtiendo la idea de que la mesa es sólida en una creencia y luego en una convicción y ésta en una impronta.

Hasta el punto de poder llegar a asegurar, “a ciencia cierta”, que la mesa es sólida, ya que esas es “la verdad”.

Pero, la realidad, como hemos visto anteriormente, es que esa mesa es energía, y, además, que el 99% de la misma, es vacío. Así que, si supieras cómo hacerlo, podrías atravesarla con sólo variar la vibración de tu propia energía electromagnética.

Hay que saber distinguir entre lo que no se puede hacer y lo que simplemente no se sabe hacer, entre los que se conoce y lo que se ignora.

Como dijo Terry Pratchett "La lógica está muy bien, pero algunas veces se consigue más Pensando."

Que tú no sepas hacer algo, no significa que sea imposible. Que tú o toda la humanidad, si se da el caso, ignoremos la existencia de algo, no significa que no exista…

Todo lo que obtienes en la vida depende de aquello que sabes (de lo que crees) en tusubconsciente. El problema es que lo que sabes, normalmente, depende de lo que otros te han enseñado y no, de tu propia experiencia.

Si hay algo que ha demostrado la ciencia, a través de los siglos, es que la verdad es provisional, mientras no se descubre una nueva verdad que la sustituye, sin embargo, paradójicamente, una parte de la comunidad científica se aferra a sus teorías, como si ellas fueran la única verdad posible, pero, la experiencia nos ha demostrado que nada es inamovible y Einstein nos desveló que todo es relativo.

Mi abuelo, hombre sabio, siempre me decía: “No te fíes nunca de los que están en posesión de la verdad, porque la verdad no existe”.

Pero, la verdad será tema para otro capítulo.

Si quieres conseguir resultados diferentes en tu vida, tendrás que aprender cosas diferentes.

Se feliz y contagioso.
Publicado por Luisetua 
miércoles 15 de abril de 2009

Autoprogramación 3.- ¿Cómo trabaja la mente humana?

Tomemos como ejemplo una mesa vulgar y corriente. Consiste en un tablero cuadrado sustentado por cuatro patas, una en cada esquina. Su estructura es suficientemente segura y sólida como para sostener cualquier objeto que depositemos sobre ella.

¿Qué ocurre si le retiramos una de las patas?

La mesa puede seguir estable y puede sostener objetos, siempre que estén correctamente colocados.

¿Y, si le quitamos otra pata?

¡Ya no es una mesa, puesto que no puede cumplir la función para la que fue diseñada!

Lo mismo ocurre si solo le dejamos una pata… Y, sin patas, una mesa no es más que un tablero.

Para que nuestra mente acepte cualquier idea, pensamiento o sentimiento (la mesa), estos tienen que estar bien sustentados, de lo contrario, no tendrán suficiente fuerza para instalarse en ella.

Si alguien nos afirma algo y nos da una razón del por qué eso es así, en nosotros se crea una opinión, basada en el único argumento que conocemos.

Lógicamente, siempre que nuestra mente acepte la razón que se nos está dando como válida. Si no es así, esa mesa seguirá siendo un simple tablero sin patas.

¿Y qué son las opiniones? Las opiniones son ideas con no mucha fuerza.

Yo puedo opinar que algo es enorme y tú puedes pensar que no es tan grande… Tampoco nos vamos a pelear por ello. Son dos simples opiniones.

Pero ¿qué ocurre si nos dan otra razón? Nuestra mente recibe una nueva referencia para construir una opinión más sólida. Pero, todavía no tenemos más que una opinión, mejor fundada, pero, opinión.

¿Qué ocurre cuando nuestro interlocutor nos da una tercera razón? Al igual que en el ejemplo de la mesa, una tercera razón que sea admitida por nuestra mente, convierte nuestras opiniones en creencias.

Las creencias nos proporcionan sentimientos bastante arraigados. Pero, una creencia es algo así como una idea a medias…

Como en la mesa de tres pastas, si te apoyas sobre la esquina correcta, incluso puedes sentarte encima y te aguantará… pero, no te muevas, porque, si no…

La mayoría de la gente se pasa toda su vida funcionando en base a sus creencias por eso están tan inseguros, porque sus ideas, en sus mentes, son inseguras, sus mesas no son totalmente estables, y si alguien quiere "meterles miedo", sólo tiene que "apoyarse" en el lado de la mesa en el que no hay pata, y conseguirá que la idea se derrumbe.

Esto podría no tener importancia. Una idea, al fin y al cabo… sin embargo, en la estructura de nuestras creencias, unas se apoyan sobre otras, es decir, unas creencias tienen como patas otras creencias. Si falla una de las básicas, un montón de otras creencias se desmoronarán.

¿Y qué ocurre si tenemos 4 Patas? ¡Que tenemos una convicción.!Las convicciones de una persona, son mucho más que una creencia. La gentepuede llegar a matar o morir por sus convicciones. Las vidas de las personas especiales se edifican sobre convicciones.Una persona que tiene una convicción no deja que se metan con ella, la defiende.

Las circunstancias son irrelevantes, sólo lo interno importa, sólo lo que tú piensas y haces importa. Eso es lo que cambia el hecho.

SEAN CUALES SEAN LAS CIRCUSTANCIAS, EL EXITO O EL FRACASO DE LAS PERSONAS, SE MIDE POR SUS OPINIONES, CREENCIAS Y CONVICCIONES.

Autoprogramación 2 .- ¿Qué es la realidad?

Los seres humanos hemos construido una sociedad basada en lo que vemos, oímos y sentimos ¿Qué sabes tú de la realidad, aparte de lo que viste, viviste, oíste, aprendiste y sentiste? El problema es que nuestros sentidos nos engañan, nos muestran limitaciones ahí donde no existen. Nos hacen vivir como hipnotizados y ese autoengaño mantiene el 99% de nuestras capacidades y talentos oculto bajo el agua de la vida.

Tú siempre has sabido que lo que ves y lo que sientes son cosas muy distintas ¿verdad?

En realidad tu piel es como "un gran ojo". Desde siempre has sabido que una cosa es el tacto y otra muy distinta, la vista. Sin embargo la realidad es que lo que sientes como calor es, en realidad, luz.

La luz es una onda que vibra con una longitud de onda de entre 800 y 400 nanómetros. El color más azul-violeta que vemos corresponde a los 400 y el rojo a los 800. Si bajamos un poco de "color", es decir, si hacemos la onda un poco más lenta, entonces tendremos el Color Infrarrojo (desde 801 nm. a 0.1 cm.) ¿Y qué es eso? ¡Calor! Así que lo que sientes como calor, es en realidad luz. Hay tanta diferencia de color entre el verde y el rojo, como entre el rojo y el infrarrojo.

¡Abre los ojos! Te metes en la bañera y sientes que el agua está calentita ¿Verdad? ¡Pues NO! En realidad, tu piel está viendo una luz de color infrarrojo.

Estamos tan metidos en la ilusión, nos creemos tanto la mentira, que acabamos viviéndola.

El problema es que si nos la creemos demasiado, entonces la confundimos con la realidad, y eso nos hace cometer errores. Nos hace auto limitarnos.

Si lo que tocamos no es sólido, y lo que sentimos en realidad lo estamos viendo. ¿Qué más cosas que creemos ciertas serán mentira? ¿Con cuántas más cosas nos estaremos engañando?

En realidad el mundo es mucho más grande de lo que parece.

La realidad es mucho mayor de lo que creíamos. Estábamos sufriendo por vivir en un 1% limitante, cuando tenemos a nuestra disposición un 99% más de posibilidades.

¿Qué es la realidad? ¿Por qué creemos lo que creemos? Y aún más importante ¿Lo que nosotros creemos corresponde con la Realidad?

Así pues ¿Cómo funciona la mente humana? ¿Qué tiene que ocurrir para que tu mente crea que algo es real, verdad, mentira o irreal?
Publicado por Luisetua en 

Autoprogramación 1.- ¿De qué estás hecho?

Tú crees que tu cuerpo es de materia, pero no es más que una ilusión propiciada por tus sentidos. En Realidad tu cuerpo está formado por moléculas, por átomos. Y el 99% de tus átomos son vacío.

Lo que separan unos átomos de otros no es materia, sino, energía. Energía electromagnética que impide que tus átomos se acerquen más entre si.

Incluso si miramos de cerca ese 1% de materia del átomo, veremos que, en realidad, tampoco es materia. La teoría de la relatividad lo confirma: E = MC2. Es decir m = E/C2. Simplificando, en realidad esos electrones, protones y neutrones que forman los átomos no son materia, sino una condensación de una gran cantidad de energía.

Eso es lo que nos enseño Einstein, tomas mucha energía, la comprimes, y tienes un electrón, un neutrón o un protón. Juntas unos cuantos y formas un átomo. Juntas muchos átomos y tenemos... ¡A ti!

Así que, en realidad, tu cuerpo no es de materia, lo parece, pero, realmente tú eres una enorme cantidad de energía.

Einstein demostró por medio de la ciencia lo que los sabios lamas afirmaron hace ya siglos. "La materia es una ilusión". En Realidad tú eres energía.

Ahora puedes alargar la mano y golpear la mesa. Si lo haces escucharás "toc, toc", tú "sentirás" que la has "tocado", pero ¿La has "tocado" realmente?

En realidad, no, no la has tocado. Las fuerzas electromagnéticas de los átomoshacen que, los átomos de tu cuerpo estén a una distancia que, en proporción, están tan lejos como la Tierra del Sol.

Sin embargo, la energía si, pasa de tu mano a la mesa, eso es lo que la hace "vibrar" para producir el "sonido" de "toc, toc". Al mismo tiempo, las fuerzas electromagnéticas de los átomos de la mesa repelen los átomos de tu mano, mientras eso ocurre tu sientes esa fuerza. En realidad lo que sientes son esas energías electromagnéticas, pero no la mesa. La mesa no existe como tal…

Tal y como decía Platón, los sentidos nos engañan. Por ejemplo, miro tu mesa y veo una mesa sólida, pero ¿qué es en realidad? ¿y qué es lo que veo? La luz es un tipo de energía , esa energía choca con los átomos de la mesa, que son tambiénenergía. Parte de esa luz es absorbida por la energía que forma la mesa, otra parte de esa luz rebota.Esa energía que rebota viaja hasta mis ojos, los cuales registran esa luz como una mesa.

Yo creo que estoy viendo una mesa, pero, en realidad, lo que ocurre es que unaenergía ha chocado contra otra, rebotando hasta mis ojos. Lo que en Realidad veo es la energía rebotada ¡No la energía que es la mesa!

Lo que creemos ver no es lo que realmente hay.

Esta realidad científica ha sido sospechada por los sabios de todas las filosofías. Hoy sabemos que es cierto, y nos plantea un dilema interesante.

Escribir a terapiaycursos8@gmail.com

 

VOLVER