Los chakras

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LOS CHAKRAS  
Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.
Funciones principales de los chakras:
1. Revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
2. Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y
3.  transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.
Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.
La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos u entre a información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.
0La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de  nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.

 



Son centros de energía que se localizan en el cuerpo etérico, aparecen como vórtices de materia sutil, que están en actividad en todo momento a pesar de que no tengamos conciencia de ello.

Son varios los centros energéticos en nuestro cuerpo pero hay 7 Chakras principales, cada uno tiene su glándula u órgano, mantra, color, planeta, etc.

Cada chakra funciona de manera particular y recibe una corriente de energía que transmite al cuerpo físico. Un desequilibrio en ellos perturbaría al sistema glandular y al sistema nervioso al que se relaciona. Estos pueden ser estimulados por ciertas prácticas psico-corporales.

Los 7 Chakras Principales son:

 

7-Chakra Coronal (Sahasrara)

6-Chakra Frontal (Ajna)

5-Chakra Laríngeo (Vishuddha)

4-Chakra Cardíaco (Anahata)

3-Chakra Umbilical (Manipura)

2-Chakra Prostático o Uterino(Swadhisthana)

1-Chakra Coccígeo o Base (Muladhara)
 

Se encuentra en el Coxis y se relaciona con las glándulas sexuales. Se representa como un loto de cuatro pétalos en cuyo interior hay un cuadrado amarillo. Su mantra es S, su sílaba es LAM, su color es el rojo y el planeta regente es Saturno.
Representa los Cimientos de nuestro Proceso Espiritual. En él se encuentran los Nadis (Ida y Pingalá), cuya unión conforma un triángulo invertido. Al iniciar con el trabajo de Transmutación de las energías creadoras, dicha energía asciende por el canal central (Shushumma), esta energía es la que se conoce con el nombre de Kundalini. Está representado por un rectángulo que simboliza la emanación de los cuatro elementos (tierra, agua, fuego, aire). Este chakra otorga el dominio sobre el mundo físico.

   
   

 

Está relacionado con el hueso Sacro, regula el aparato reproductor masculino y femenino, la vejiga y la uretra. Se representa por un loto de seis pétalos con un círculo y una media luna de color blanco azulado. Su mantra es M, su sílaba es VAM, su color es el blanco y el planeta regente es Júpiter. Regula todo lo concerniente a las sensaciones, sexualidad y procreación. Es el centro de la creatividad en todos los niveles.

  

Se ubica a la altura del ombligo, en el plexo Solar. Se representa por un loto de diez pétalos con triángulo rojo invertido. Su mantra es U, su sílaba es RAM, su color es el anaranjado y el planeta regente es Marte. Es el centro del poder y la voluntad, estimula la digestión ya que rige los órganos que componen el aparato digestivo.

Ubicado en el plexo cardíaco, Cardias, se corresponde con el Timo. Está representado por un loto de diez o doce pétalos, con estrella de seis puntas color verde oscuro. Su mantra es O, su sílaba es YAM, su color es el azul y el planeta es Venus. Es el vínculo activo entre el alma y el corazón, estimula el Auto-conocimiento. Regula el sistema circulatorio (corazón y vasos sanguíneos). Este chakra despierta la capacidad de irradiar alegría y la capacidad de curación a través de la imposición de las manos.

 

 

   

Ubicado en la base del cuello, corresponde a la glándula Tiroides. Está representado por un loto de dieciséis pétalos, con un círculo y una media luna. Su mantra es E, su sílaba es HAM, su color es el verde y su planeta es Mercurio. Estimula la capacidad de recibir comunicación de los planos superiores de conciencia. Controla el sistema respiratorio y sus órganos.

       

 

 

Ubicado en el entrecejo, corresponde a la glándula Hipófisis. Está representado por un loto de dos pétalos (relacionados con los Nadis Ida y Pingalá) con un círculo blanco. Su mantra es I, su color es el amarillo, está regido por el Sol y la Luna. Es el centro de la visión interior y la clarividencia.

Localizado en la coronilla, corresponde a la glándula Pineal, es el Loto de los mil pétalos. Es el conocimiento intuitivo de la Conciencia, su mantra es AUM, su color es el índigo y es el último centro de transformación de la energía. Es el centro que puede recibir la Voluntad Divina y la Luz Interior. Estimula la sed de Sabiduría para aprender de los niveles superiores

Los chakras

 

¿Qué es son Los Chakras?

 

 

La palabra Chakra como tal simplemente significa rueda. El cuerpo está formado por numerosas de estas ruedas, pero las más importantes son las siete que recorren la parte central de nuestro cuerpo. Estas ruedas no están situadas en el plano físico, sino que se encuentran en el plano astral o espiritual, pero seis de ellas están en estrechísima relación con varias partes de nuestro cuerpo de manera que se suelen poner en correspondencia con ellas, como ya iremos viendo en cada uno de los chakras.

Todo en el universo está formado de energía y nuestro cuerpo no podría ser menos. Hay energía más densa, que es la material; y energía menos densa que podría ser la astral o espiritual. En el caso del ser humano estas energías están en completa relación y no pueden desligarse hasta la muerte. Los chakras, por tanto, son pequeñas puertas que ayudan a poner en contacto unas energía con otras. Debemos imaginárnoslos como una especie de antenas emisoras y receptoras de información. El problema comienza, entonces, cuando una o varias de esas antenas están estropeadas o reciben-emiten distorsionado. Es entonces cuando deben ser arreglados.

Realmente, más importante que los chakras estén todos a la perfección, o como se suele decir, totalmente limpios; es que no estén desnivelados los unos con los otros, quiere esto decir que haya chakras más limpios que otros o que ni siquiera estén nivelados correctamente.

Así que aquí te aportaremos también diversos y sencillos métodos o prácticas para que mantengas siempre limpios y preparados tus queridos y valiosos chakras.
Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Funciones principales de los chakras:
1. Revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico.

2. Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica.

3. Transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.
Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón).
Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos u entre a información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.
La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.
Los Siete Chakras:
El primer chakra, el chakra basal o de raíz, está localizado en la base de la columna vertebral, y se lo define como el chakra que gobierna la comprensión de la dimensión física.  Es el centro de energía a través del cual experimentamos la sensación de “luchar o escapar”.  Se externaliza en las glándulas adrenales, gobierna los riñones y la columna vertebral y se lo percibe como rojo.
El segundo chakra se encuentra localizado en los órganos sexuales (ovarios en las mujeres y testículos en los hombres) y es el chakra de la creatividad.  Gobierna actitudes dentro de las relaciones, la sexualidad y la reproducción, y su color es el naranja.
El tercer chakra se localiza en el plexo solar.  Se externaliza como el páncreas, gobierna la acción del hígado, el bazo, el estomago, la vejiga y ciertos aspectos del sistema nervioso.  Es el filtro de la sensibilidad emocional y rige los temas de poder personal. Su color es el amarillo
El cuarto chakra es el chakra cardiaco.  Se externaliza como la glándula timo.  Este chakra regula la sangre y el sistema circulatorio, y tiene influencia sobre el sistema inmunológico y el sistema endocrino.  Este es el centro a través del cual sentimos amor.  Es de color verde.
El quinto chakra es el chakra laringeo.  Se externaliza como la glándula tiroides y gobierna los pulmones, las cuerdas vocales, el sistema bronquial y el metabolismo orgánico.  ES el centro de la expresión, la comunicación y el discernimiento.  Se lo percibe de color azul.
El sexto chakra se encuentra en el centro de la frente, y es mejor conocido como el tercer ojo.  Se externaliza como la glándula pituitaria.  Rige el cerebro inferior y el sistema nervioso, los oídos, la nariz y el ojo izquierdo, el ojo de la personalidad.  A través de este centro accedemos a nuestra naturaleza espiritual.  Se lo percibe como de color índigo, una vibrante combinación de rojo y azul.
El séptimo chakra o chakra coronario se localiza por sobre la cabeza.  Se externaliza como la glándula pineal y gobierna el cerebre superior y el ojo derecho.  Es a través de este chakra que uno alcanza, finalmente, la sensación de unificación con Dios.  Su color es el violeta, o, a veces, como la combinación de todos los colores en luz blanca.

 

LOS 7 CHAKRAS.

Son centros de energía que se localizan en la superficie del cuerpo etérico vital de todo ser humano, aparecen como vórtices de materia sutil, que están en actividad en todo momento a pesar de que no tengamos conciencia de ello.

Son muy numerosos, pero podemos hablar de siete principales, cada uno de los cuales tiene su órgano de base, color, nota, planeta, nombre, emoción, mantra, yantra (dibujo), etc. Cada uno funciona de manera particular, y recibe una corriente de energía que transmite al cuerpo físico. Un desequilibrio en ellos perturbaría al sistema glandular y endocrino al que está relacionado. Estos pueden ser estimulados o apaciguados por ciertas prácticas corporales, psíquicas, afectivas, corporales, o mentales. Como dijimos, estos centros son varios, pero podemos mencionar siete principales:

1-Centro Coccígeo-Raiz (Muladhara)

2-Centro Prostático o Uterino-Sacro (Svadhisthana)

3-Centro Umbilical o del Plexo Solar(Manipura)

4-Centro Cardíaco-Corazon (Anahata)

5-Centro Laríngeo (Vishuddha)

6-Centro Frontal- Tercer Ojo (Ajna)

7-Centro Coronario-Coronilla (Sahasrara)

Cada chakra representa un deseo humano natural -de poseer, de copular, de amar, de comunicar, de comprender, y finalmente de ascender, de excedernos a nosotros mismos tocando a Dios o a la consciencia cósmica o a un nivel superior de ser, o como queramos llamarlo-. La forma tántrica utiliza estos impulsos naturales de los hombres y las mujeres como base para establecer una relación amorosa apasionada y continua.

La palabra Chakra significa en Sankrist. "La Rueda" y evoca una concentración particular de energía dentro del cuerpo.

Las funciones de estos centros sutiles; presentes en el cuerpo etérico; así como en el astral, serían la acumulación y la distribución de la energía del Universo, así como la función de mediación entre el plano inmaterial y el cuerpo físico. Los rayos de energía penetrarían perpendicularmente; haciéndolos ver como discos inmateriales, flores de lotus, de diversos colores y números variables de pétalos de loto. Por eso la tradición dice que los Chakra parten del Sol.

 

El aspecto de los chakras dependerá de la evolución del individuo; será lento y poco luminoso en las personas vulgares y muy brillantes; y en línea ascendente; en aquellos que están habituados a las prácticas espirituales.

En el primer centro vital se maneja: La sexualidad

En el segundo centro vital se maneja: Las emociones

En el tercer centro vital se maneja: El temperamento y las pasiones

En el cuarto centro vital se maneja: Los temores

En el quinto centro vital se maneja: Las ambiciones

En el sexto centro vital se maneja: El intelecto

En el séptimo centro vital se maneja: La espiritualidad.

 

Estos chakras se pueden desarrollar por medio de la voluntad y el ejercicio:

El primero se activa controlando las emisiones seminales

El segundo se activa a través del control de las emociones

El tercero por medio de algo hermoso por sus resultados; la humildad

El cuarto por medio de la confianza en sí mismo

El quinto por el desinterés

El sexto por una sólida voluntad y un cumplimiento perfecto de los objetivos y responsabilidades diarias.

El séptimo se desarrolla únicamente cuando los otros seis centros anteriores han sido totalmente reactivados, siendo su desarrollo lento y espontáneo.

 

¿Qué es un Chakra?

Chakra significa "rueda" en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Hay siete chakras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico.

Los primeros sabios del yoga: anacoretas y ascetas de la antigüedad, al pasar largas horas en estado de contemplación, meditando y buscando en su propio interior el sentido de la existencia y de la vida, fueron descubriendo y elaborando la teoría de los chakras que es la base fundamental del yoga Lo primero que ellos encontraron fue que en las personas hay una gran cantidad de energía dormida: Casi el 90% del total, de nuestra energía orgánica, sutil y psíquica está solo en forma latente o potencial, esperando ser despertada a través de algún método, para así poder llenar nuestras vidas de mayor fortaleza, talento e inteligencia, y permitirnos vivir plenamente todas las facetas de la existencia humana.

Esta energía dormida se denominó con el nombre de "Kundalini". Lógicamente al estar casi el 90% dormida el volumen de la energía despierta en nuestras vidas cotidianas es menor, o sea el 10%; y esta ha sido llamada con el nombre "Prana" ("Chi" por los chinos y "Ki" por los japoneses). Este Prana, compuesto de energía vital y energía psíquica, circula y se distribuye por el cuerpo físico y por el organismo sutil y causal del ser humano a través de una compleja red de 72.000 canales llamados "Nadis". De estos, los más importantes son tres: Píngala, Ida y Shushuma. Que van desde la zona del "perinéo cervix" en la base de la columna hasta la "coronilla" en la parte superior de la cabeza, pasando la mayor parte de su recorrido por los siete chakras mayores que se ubican principalmente en la columna vertebral. Píngala Nadi el canal Solar va por el lado derecho del cuerpo. Ida Nadi el canal Lunar va por el lado izquierdo del cuerpo. Shushuma Nadi el canal Central va por el centro de la médula espinal en la columna vertebral.

Los primeros yoguis también descubrieron que ente sistema sutil existen 107 Chakras o centros psíquicos y sutiles que se encargan de generar, absorber, acumular, transformar y distribuir la energía. Realizan la comunicación y el intercambio entre los diferentes planos sutiles y causales y el organismo denso (cuerpo humano). Por medio de los chakras, el prana puede trasformarse en energía vital para el cuerpo físico o convertirse en energía psíquica para los otros planos existenciales de las personas (emocional, mental, psíquico, causal, espiritual). Los chakras son el puente por donde la energía se transmuta y pasa de un plano a otro según las diferentes necesidades y momentos de la vida del ser humano.

Los chakras son centros psíquicos y sutiles que se encargan de generar, absorber, acumular, transformar y distribuir la energía. Realizan la comunicación y el intercambio entre los diferentes planos sutiles y causales y denso (cuerpo humano). Por medio de los chakras, el prana puede trasformarse en energía vital para el cuerpo físico o convertirse en energía psíquica para los otros planos existenciales de las personas (emocional, mental, psíquico, causal, espiritual). Los chakras son el puente por donde la energía se transmuta y pasa de un plano a otro según las diferentes necesidades y momentos de la vida cada persona. De estos 107 Chakras, siete son mayores y 100 menores. Estos últimos también se denominan sub chakras o MARMAS. Los siete Chakras mayores se ubican en el ser humano principalmente en la columna vertebral, entre el perinéo y la coronilla; en la parte superior de la cabeza.

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Funciones principales de los chakras:

Revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;

Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y

Transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.

Todo en el universo está formado de energía y nuestro cuerpo no podría ser menos. Hay energía más densa, que es la material; y energía menos densa que podría ser la astral o espiritual. En el caso del ser humano estas energías están en completa relación y no pueden desligarse hasta la muerte. Los chakras, por tanto, son pequeñas puertas que ayudan a poner en contacto unas energía con otras. Debemos imaginárnoslos como una especie de antenas emisoras y receptoras de información. El problema comienza, entonces, cuando una o varias de esas antenas están estropeadas o reciben-emiten distorsionado. Es entonces cuando deben ser arreglados.

Realmente, más importante que los chakras estén todos a la perfección, o como se suele decir, totalmente limpios o equilibrados ; es que no estén desnivelados los unos con los otros. Por eso es importante que mantengas siempre equilibrados y en un buen funcionamiento las chakras.

TOMADO DE LA WEB

¿Qué es un chackra?

Chackra significa "rueda" en sánscrito.

 Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano.

 Hay siete chackras principales

y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura.

 Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico.

 

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas.

 Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo.

Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Funciones primordiales de los chackras

1. revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;

2. provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chackra está relacionado con una función psicológica específica; y

3.  transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

 

Cuando el funcionamiento de los chackras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón).

Cuando el chackra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo.

 Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado.

Como los chackras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea.

Si bloqueamos algún chackra, no dejamos que entre la información.

Por tanto, cuando nuestros chackras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de  nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos.

Dado que cada chackra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.

 

7ºChackra: Pensamientos sin forma, identidad universal, orientada al conocimiento de sí mismo.

Este es el chakra de la corona que se relaciona con el sentido como conocimiento puro. 

Es nuestra conexión al mayor mundo más allá de, a un lugar sin tiempo ni espacio, de todo-saber. Cuando está desarrollado, este chakra nos trae conocimiento, la sabiduría, la comprensión, la conexión espiritual, y la dicha.

6ºChackra: Luz, identidad arquetipo, orientada al uno mismo-reflexión.

Este chakra se conoce como el chakra de la frente o el tercer ojo. Se relaciona con el acto de ver, físicamente e intuitivamente. Como tal él abre nuestras facultades psíquicas y nuestra comprensión a niveles de arquetipo.

 Cuando es sano permite que veamos claramente, en efecto, dejandonos "ver el cuadro grande".

5ºChackra: Sonido, identidad creativa, orientada  al uno mismo-expresión.

 Este es el chakra situado en la garganta y se relaciona así con la comunicación y la creatividad.

 Aquí experimentamos el mundo simbólicamente con la vibración, tal como la vibración de la lengua de representación sana.

 4ºChackra: Aire, identidad social, orientada al uno mismo-aceptación.

 Este chakra se llama el chakra del corazón y es el chakra medio en un sistema de siete.

Se relaciona con el amor y es el integrador de contrarios en el psyche: mente y cuerpo, varón y hembra, persona y sombra, ego y unidad.

Un cuarto chackra sano permite que amemos profundamente, compasión de la sensación, tiene un sentido profundo de la paz y de la integración.

3ºChackra: Fuego, identidad del ego, orientada al uno mismo-definición.

 Este chackra se conoce como el chakra de la energía, situado en el plexo solar. Gobierna nuestra energía, voluntad, y autonomía personales, así como nuestro metabolismo.

Cuando es sano, este chakra nos trae energía, eficacia, espontaneidad y energía no-dominante.

 2ºChackra: Agua, identidad emocional, orientada al uno mismo-satisfacción.

El segundo chackra, situado en el abdomen, se relaciona con las emociones y la sexualidad.

Nos conecta con otros a través de la sensación, del deseo, de la sensación, y del movimiento.

 Idealmente este chackra nos trae fluidez y tolerancia, la profundidad de la sensación, el cumplimiento sexual, y la capacidad de aceptar el cambio.

 1ºChackra: Tierra, identidad física, orientada al instinto de conservación.

Chackra: Tierra, identidad física, orientada al instinto de conservación.

 Este chackra esta localizado en la base de la espina dorsal,  forma nuestra fundación y por lo tanto se relaciona con nuestros instintos de la supervivencia, y con nuestro sentido de poner a tierra y de la conexión de nuestros cuerpos al plano físico. Idealmente este chakra nos trae salud, prosperidad, seguridad, y presencia dinámica.

Aura y Chakras

Chakras y Psicoactivos

En el principio de los tiempos hubo una gran batalla en el cielo
(en la cabeza del hombre, Chakra o Centro de conciencia Coronario).
Miguel (EL YO superior) y sus ángeles lidiaban con el dragón (Yo Inferior) (Chakra o Centro de conciencia Generador o Sacro base) y fue lanzado en tierra aquel gran dragón, aquella antigua serpiente, que se llama diablo o Satanás, que engaña a todo el mundo, y sus ángeles fueron lanzados con él. “Apoc. XII, 7, 9”
No hay bien ni mal, tal cono los comprende la humanidad, solamente hay diferencia de vibraciones.
Las vibraciones se tornan rápidas o lentas según el impulso y la índole del pensamiento.
Las vibraciones del ángel o átomo caído son el impulso que limita nuestros pensamientos y aprisionan nuestra mente en la atmósfera del mundo externo.
No hay cielo ni infierno, como no hay mal ni bien, más, sí existen vibraciones rápidas y vibraciones lentas. El conjunto de las vibraciones rápidas forman una entidad que es llamada YO SUPERIOR y el conjunto de las vibraciones lentas, se llama Yo Inferior o naturaleza inferior.
Cuando un hombre transforma sus vibraciones densas y lentas en sutiles y rápidas se dice que se ha vuelto Salvador del mundo, o un Cristo; y, cuando transforma sus vibraciones rápidas en lentas se convierte en Anticristo.
Los Maestros de Sabiduría en el mundo interno manejan y ocupan los 7 Centros de conciencia o Chakras del Hombre.
Un pensamiento de sacrificio salvador puede abrir la puerta del corazón (Chakra o Centro de conciencia Cardíaco) para descender, como Cristo al Infierno (Chakra o Centro de conciencia Generador o Sacro base) salvar a los átomos de luz encadenados allí y subir con Dios nuevamente al cielo de la cabeza (Chakra o Centro de conciencia Coronario).

El hombre tiene enemigos secretos que lo perturban durante la concentración y la aspiración. Para vencerlos hay que dirigir el pensamiento al Chakra o Centro de conciencia del plexo Solar en la región del estómago.

En el plexo residen las fuerzas lumínicas.

Estas fuerzas abren el camino al pensamiento Luz y lo elevan, por la médula espinal, hasta llegar a la conciencia real interna, en donde mora todo saber y toda felicidad.
En la médula espinal y sus ramificaciones se encuentran desde el principio de los tiempos todas las ciencias del mundo.
Cada inteligencia angelical que reside en estas regiones es un archivo del saber.

Todos los inventores, poetas, artistas, genios, etc., si se encuentran centrados en la verdad espiritual reciben inspiración de la parte superior, y si están centrados solo en las ambiciones materiales las reciben de la parte inferior.
 
Audio: Audio de lo físico a lo sutil Audio: Cuerpo físico Audio: Estilo de vida y salud
Audio: Desde Grecia Audio: Aproximándonos a oriente Audio: Sistema energético humano
Audio: Cuerpo energético holográfico Audio: Chakras o centros de energía Audio: Cuerpo emocional
Audio: Cuerpo mental Audio: Dimensión espiritual Audio: Los chakras centros de conciencia
Audio: Chakra 1 Muladhara Audio: 2 Chakra Swadhistana Audio: 3 Chakra Manipura
Audio: Chakra 4 Anahata Audio: Chakra 5 Vishudaha Audio: Chakra 6 Ajna
Audio: Chakra 7 Sahasrara Audio: Epílogo  

 

VOLVER