Preparándonos para observar el aura

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

COBERTURA INVISIBLE EXTERNA DEL CUERPO

Con relación al aura se ha escrito mucho, se dice mucho pero, ¿es acaso una parte del cuerpo? o de que se trata.

Los médicos o heriofantes egipcios hacían tratamientos de lo que en la actualidad se podría llamar acupuntura aúrica. La medicina oriental de igual forma ha operado a través del aura desde hace mucho tiempo insertando las agujas de acupuntura a lo largo de los meridianos del cuerpo a través del cuerpo. Esta emanación es encontrada en las representaciones de hombres sabios y santos de las distintas religiones. Este es el caso de los santos católicos a los cuales se les pinta un halo o aura en la cabeza. Debido a que algunos artistas tenían la facilidad de ver auras seres de gran avance espiritual como Buddha, Cristo y sus discípulos inmediatos fueron pintados con halos dorados alrededor de sus cabezas. En Australia se pueden encontrar pinturas rupestres en cuevas prehistóricas, representando gente con halos dorados.

Debido a que todo en el universo es solo una vibración, todo átomo es parte de un átomo, toda partícula elemental es una vibración. Se puede decir que aún nuestros pensamientos y conciencia son solamente vibraciones. Por lo que es posible definir el aura como una vibración rodeando todo objeto, planta, animal o ser humano.

La envoltura o aura que rodea a los objetos como piedras, cristales, agua, muebles, casas, etcétera es básicamente fija. No siendo así la de las plantas, animales o personas que cambia con el tiempo y en algunas ocasiones muy rápido.

La envoltura o aura que recubre el ser humano esta parcialmente compuesta de radiación electromagnética que van desde microondas, infrarrojas a luz UV. Siendo las microondas de baja frecuencia e infrarroja del espectro o sea el calor corporal aparentemente están relacionadas con los niveles bajos de funcionamiento de nuestro cuerpo tales como metabolismo, estructura de ADN, circulación etcétera. Al mismo tiempo que la alta frecuencia está mas relacionada con nuestra actividad consciente como el sentido del humor, emociones, pensar, creatividad e intenciones.

El aura es un campo de energía que rodea a todos los seres vivos. Durante mucho tiempo se considero como algo místico y misterioso pero no real, sin embargo, en 1939, el ingeniero ruso Semyon Kirlian se encontraba arreglando un aparato para electroterapia para en su laboratorio de investigaciones en Ucrania. Debido a un hecho fortuito acercó la mano demasiado a un electrodo, mismo que le provocó un shock e inmediatamente un gran destello de luz proveniente de un chispazo. Puso su mano sobre una lámina de papel fotosensible y la fotografío, al revelar la película encontró unas emanaciones parecidas a un halo que rodeaban las puntas de los dedos por lo que quedo realmente sorprendido y decidió investigar.

A pesar de que el descubrimiento de esta cámara fue algo novedoso en su tiempo ya se conocía la existencia del aura por métodos no tan científicos. El primer científico ruso en descubrir el bioplasma o aura o campo electromagnético fue el Dr. Inyushin, describiéndola en términos muy similares a los usados por los videntes al describir el cuerpo astral. El aseveraba que todos los seres vivos tienen un campo de energía que llamaba el bioplasma. Así como también afirmaba que existen diferentes estados de materia: sólido, líquido, gaseoso y plasmático; este último es energético y rodea o envuelve a cualquier ser.

El cuerpo físico esta compuesto de átomos y moléculas, así como por un cuerpo plasmático biológico formado por partículas ionizadas positiva y negativamente.
El gran científico Albert Einstein en sus trabajos explicó que la materia no existe, sino que es una ilusión creada por la velocidad de la vibración de diversas formas de energía.

Todo lo que vibra en el plano físico se nos se presenta en forma de materia sólida. La ciencia nos ha expuesto que un objeto reducido a la más minúscula de sus partículas, esta formado por millones de chispas de energía. Esto demuestra que existe todo un mundo vibrando a una frecuencia determinada.

Estudios indican que el aura esta compuesta por emanaciones lumínicas ultravioletas que no están a la simple vista del ojo humano. Esto es debido a que el cristalino del ojo se endurece no permitiendo atravesar la radiación ultravioleta, excepto en algunos individuos que mantienen esa plasticidad en el cristalino. Para los niños pequeños es más fácil ver estas irradiaciones.

Todas emanaciones lumínicas suceden debido a los procesos químicos celulares y hormonales en el interior del organismo. De las emociones y el carácter del individuo dependen estos procesos químicos. La luz solar o la onda electromagnética es absorbida por los ojos y la piel y procesada químicamente por los vórtices energéticos de los chacras que a su vez actúan directamente de las glándulas y las secreciones hormonales dándole su color al aura.

Actualmente, la cámara Kirlian es un valioso auxiliar de la medicina tradicional, ya que es posible realizar el diagnóstico para el tratamiento de variados trastornos físicos y emocionales. Esto es debido a que las imágenes obtenidas por dicha cámara muestran el estado físico, emocional, psíquico y espiritual de la personal.

Los Rusos, quienes están 3 décadas adelante en investigación de Aura, descubrieron que nuestro ADN puede ser alterado, influenciando su Aura microondas.

A medida que una persona evoluciona los colores de su aura cambian, sin embargo, el aura está compuesta por una gama de colores básicos. No obstante, es necesario aclarar que por lo general no se encuentra un solo color sino que se encuentran diferentes tonalidades e innumerables matices de acuerdo con la luminosidad, intensidad y la proporción de colores mostrando los diferentes estados de ánimo de las personas. Es necesario hacer mención que dependiendo de si que si los colores son brillantes y limpios las cualidades serán positivas, si por el contrario, encontramos colores sucios o apagados las cualidades del aura serán negativas. Por lo que a continuación describiremos los colores principales:

Azul
Persona sincera, amigable y confiada en sí misma. Este color esta relacionado con los conocimientos profundos y la espiritualidad. Una gran espiritualidad se muestra con el azul indico. Con la capacidad de relacionarse con conocimiento profundo y místico encontramos el dolor azul marino. Los colores sucios o apagados pueden derivar en melancolía, depresión.

Verde
Tranquilidad, sosiego, calma, reflexión es característica de este color, se considera un buen color pues refiere a una persona preparada para afrontar cualquier cosa con confianza en la vida. Gran capacidad creativa y mental. Magnifico color para sanadores. En caso de estar sucio indica lo contrario.

Rojo
Este color esta relacionado con una persona que le da mucha importancia al mundo físico y material. Es un individuo muy pasional con gran vitalidad, por lo cual las cualidades que podría desarrollar son la fuerza, el valor, el odio.

Naranja
Una persona con este color como predominante será una persona con energía, equilibrio, armonía y vitalidad. Este individuo desarrolla plenamente la fuerza vital. Mas espiritualmente evolucionada será una persona, cuanto más se acerque al naranja puro. Si es sucio, apagado o pastoso, viéndose mas marrón que naranja las cualidades serían negativas como egoísmo materialismo, avaricia, etcétera.

Amarillo
Buenos pensamientos y una buena salud mental están relacionados con este color. Son personas que tienen pensamientos ligeros y viven la vida con alegría son buenos y pausados. El desarrollo del intelecto tiene relación con este color. Si es sucio o apagado las cualidades serán negativas. Cuanto más puro y limpio sea el color mejor persona será.

Violeta
Solo en escasas ocasiones se puede observar a individuos con este color ya que describe a individuos de mucha espiritualidad, digna de un maestro. Se refiere al amor incondicional a todo y a todos, por lo tanto es característico de una persona muy evolucionado espiritualmente.

Oro
No es fácil encontrar a una persona cuyo color básico sea oro, pues se refiere a una persona que se encuentra en contacto con las energías divinas, sería un verdadero maestro.

Rosa
Es el color de la fe de la devoción pura. Es el color de los artistas, del refinamiento de espíritu, de la mística, de la belleza del espíritu. Son personas tranquilas que se contentan con el disfrute de la vida cotidiana.

Blanco
Debido a que este color que contiene todos los colores y todas las vibraciones es el color de la excelencia de la armonía y espiritualidad. Es esa luz y brillo que transmite un gran amor y calidez.

Gris
Un individuo agobiante, poco tratable y superficial relacionado con el color gris sería su parte negativa. Los aspectos negativos de la mente se inclinan hacia este color y en casos extremos encontramos el opuesto.

Negro
Alude a un aura falta de luz, la cual describe a un individuo de muy poca evolución, lleno de odios, venganzas y malicias.

Este estudio tiene como objetivo ayudar a la persona a comprender los procesos de cambios que se encuentran en ella misma y como se irán desarrollando. Así como también equilibrar la armonía interna y externa para efectos positivos en su vida.

La luz invisible a simple vista del aura y la luz visible del iris descifran al ser humano en pleno o sea cuerpo y alma. No hay nada "paranormal" con excepción de nuestro entendimiento limitado de lo que es la naturaleza.

COMO VER EL AURA

Existe un dicho popular que dice "tenemos ojos y no vemos". Todos podemos ver auras en algún grado, un esfuerzo consciente es suficiente, solo es necesario aplicar la técnica adecuada.

Sería muy interesante poder ver el aura de las personas a simple vista, pues nos podríamos ver a la persona tal como es y no como aparenta ser. Las actitudes pueden ser fingidas no así el aura. Una persona puede aparentar ser educado, bien vestido, hablar con toda propiedad y sin embargo no ser sincero u honesto. Todo esto basándonos en los colores que vimos anteriormente.

Es posible diagnosticar enfermedades o mal funciones del cuerpo antes de que se manifiesten como tales en el aura. Tu puedes sanarte a ti mismo con el solo control de tu aura, pero no solo físicamente, también puedes obtener paz interior y desarrollo espiritual.

Todos tenemos aura, no obstante la gente en general tiene un aura muy débil y opaca como consecuencia de su actitud materialista, la falta de valores morales y el cúmulo de emociones negativas tales como la envidia, el temor los celos etcétera. Si la gente supiera que la demás gente puede leer su aura y por lo tanto saber sus pensamientos y emociones se volvería mas consciente con respecto a su actitud.

Lo dicho se puede realizar usando y entrenando nuestra visión periférica y extendiendo el proceso de sensación visual en el cerebro esto es extender la comunicación entre los dos hemisferios del cerebro.

¿Pero por qué debemos usar nuestra visión periférica? Esto es porque nuestra retina está menos dañada que en la parte central además de que esta ha sido entrenada durante toda nuestra vida para ser usada de determinada forma, por lo que la vista periférica es más efectiva para este poder ver el aura..

Para los niños es más fácil ver el aura, misma que con el tiempo y la escuela la van perdiendo.

Si queremos ver el aura es necesario concentrarnos en un punto de 30 a 60 segundos. Al concentrarnos en un punto aumentamos nuestra sensitividad porque promediamos la luz entrante acumulando su efecto. Cuando nuestros ojos están en movimiento o una escena se mueve ante nuestros ojos las imágenes son promediadas por nuestro ojo por lo que no podríamos ver nada.


Operan como sensores de vibración nuestras células foto sensitivas (Rojo Verde y Azul) muy parecidas a un receptor de radio sintonizado a tres colores RVA. Al concentrar los ojos en punto se logra un efecto muy similar con una estimulación muy pequeña es posible vibrar las células foto sensitivas en una vibración larga y da como resultado en una sensación visual percibida por el cerebro.

Primer ejercicio de concentración.

Coloca la imagen aproximadamente a 1.5 metros enfrente de ti. Ve exactamente al punto negro por aproximadamente 30 segundos y observa los círculos de colores con tu visión periférica. Siempre es importante la concentración y no ver lo demás que esta alrededor solamente el punto negro. Pon atención como las áreas de colores parecen estar rodeadas por un color diferente. Al concentrarte mas tu sensitividad aumenta y mas brillantes podrás ver las áreas de colores. Con la práctica de este ejercicio podrás poco a poco ver auras más grandes hasta lograr ver las auras humanas y hacerte consciente de otras capacidades de la vista.



  Segundo ejercicio de concentración


Con este ejercicio estimularemos la comunicación entre el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro aumentando el poder de procesamiento necesario para ver el aura. De igual forma se debe de poner la imagen del ejercicio anterior aproximadamente de 1 metro a 1 metro y medio enfrente de ti y estirar la mano hacia delante de forma que uno de tus dedos esté entre y debajo de los círculos. En este punto es necesario que enfoques la punta del dedo y ver por encima de los círculos, deberás ver cuatro círculos.

Ahora procura poner dos dedos uno sobre otro para ver un círculo con una cruz encima de tu dedo, esto es en medio de los dos. Si logras ver la cruz es señal de que los dos hemisferios se están comunicando. Además ayuda a aumentar tu energía y mejorar la salud.

Al principio se verá inestable pero para mejorarla se debe experimentar con la distancia del dedo a los ojos para lograr una cruz perfecta. Este ejercicio se debe practicar por espacio de 3 a 5 minutos de preferencia sin parpadear, aún cuando se dice que la duración perfecta sería de 45 minutos de concentración lo cual aumenta la percepción áurica. No obstante, es mejor empezar con un minuto e ir poco a poco aumentándola cada semana ya que una concentración que aumente de forma gradual es mejor que intentar una larga con interrupciones debido a la falta de práctica.

Pares y colores áuricos
En los ejercicios anteriores pudimos darnos cuenta que los colores de los círculos están rodeados con auras de colores distintos. Los pares áuricos son los colores limpios o monocromáticos del arco iris y estos son:


verde

da

rosa

rosa

da

verde

amarillo

da

violeta

violeta

da

amarilla

rojo

da

turquesa

turquesa

da

roja

naranja

da

azul

azul

da

naranja


Esto también se aplica a los colores intermedios, así por ejemplo verde-amarillo da un aura violeta-rosa. Estos colores los encontramos de muchas formas en la naturaleza, las combinaciones de amarillos-violeta y verde-rosa así como naranja-azul están vividamente representados en los colores de las aves, los peces, etcétera.

Es necesario tener muy presentes estos pares, pues sí una persona está vestida de amarillo muy brillante es posible que lo se vea sea el aura del vestido y no de la persona.

Posteriormente continuaremos con este interesante tema para complementarlo.

OTROS EJERCICIOS PARA LEER EL AURA


Ver el aura siempre es interesante, pero requiere de condiciones apropiadas para lograrlo, debido que si la persona se coloca frente a un lugar con mucho color puede ser engañoso y estar viendo el color de lo que tiene atrás, por lo que es necesario que la persona se pare frente a algo que sea blanca, muy iluminado y sin sombras, las luces suaves son mejores para leer el aura.

Se debe parar enfrente a la persona y verla de frente exactamente entre los ojos o lo que es llamado el tercer ojo. Por un periodo de 30 segundos o más sin extenderse de unos minutos.
Pasados 30 segundos analiza los alrededores utilizando tu vista periférica, al mismo tiempo que ves a tu alrededor. En este punto lo más importante es que no se debe perder la concentración y resistir la tentación de ver alrededor. Se debe recordar que mientras mas concentración exista mejor se podrá ver. Lo que debe observar es que el fondo que está cerca de la persona es mas brillante y tiene un color diferente que el fondo más lejano.

Siempre es conveniente tener en cuenta que estos ejercicios requieren de concentración, una meditación previa siempre ayudará a concentrarte mejor y obviamente a mas práctica mayor concentración y por lo tanto mayor la sensitividad para ver el aura o campo energético.

Puede ser que las primeras ocasiones no se logre ver nada, pero con la práctica esto mejorará y se dará cuenta de que no era tan difícil. También es posible ver el aura de objetos tales como rocas, plantas, etcétera. Lo que es una buena práctica para el principiante.

OTRO EJERCICIO PARA APRENDER A LEER EL AURA
Con las indicaciones anteriores de luz y concentración. Primero vamos a necesitar un pedazo de papel blanco lo suficientemente grande para poner la mano. Se debe de poner la mano en él y relajar los ojos completamente. Es preferible no ver la mano sino a los dedos y las puntas de los mismos. Al cabo de un rato y si se está lo suficientemente relajado empezará a ver una especie de niebla alrededor de su mano. Si observa suficiente tiempo, comenzará a ver colores. Los principiantes normalmente logran ver un solo color, pero con la práctica mejorará y logrará ver mas colores.

PARA OBSERVAR EL AURA DE OTRA PERSONA
La técnica para llevar a cabo esto es la explicada con anterioridad en este artículo. Se debe fijar la vista en el entrecejo, siempre recordando de usar la vista periférica (también descrita con anterioridad). Se dice que también se puede ver en otros chacras, pero es necesaria mucho mayor práctica. El lugar debe tener las mismas condiciones descrita. Tal vez con el tiempo cualquier fondo uniformemente iluminado será suficiente.

PARA OBSERVAR TU PROPIA AURA
Parado de pie a aproximadamente un metro y medio enfrente a un espejo grande. Al principio es mejor si detrás no hay sombras y es blanco. La iluminación debe ser uniforme (no brillante) de preferencia blanco natural y sin sombras. Se deben seguir las instrucciones descritas.

Existe un antiguo refrán que la práctica hace al maestro. Para incrementar la sensitividad y desarrollar la vista aurica es conveniente practicar por lo menos de 10 a 15 minutos diarios. Al ver los colores de la persona o la cosa elegida, se debe tener confianza en lo que se esta viendo y no desconfiar, solo es necesario saber que se esta aprendiendo una habilidad para nuestros ojos. La mayor parte de los ejercicios de visualización de aura avanzados son realizados en total obscuridad pero requieren horas de concentración y práctica sistemática.

EJERCICIO DE LIMPIEZA DEL AURA
El ser humano es magnético por lo que el aura siempre se ve influenciado positiva o negativamente, el tener un aura limpia ayudará a tener una mente clara y una mejoría en nuestra salud física. Esto también será benéfico y para atraer todo lo bueno que queramos de la vida. Por esto una buena limpieza del aura siempre es necesaria.

Una de las formas mas sencillas es que después de bañarse se pase por un imán grande por el cuerpo sin tocar la piel de la cabeza a los pies y por donde la mano alcance.

Una forma más elaborada es este ritual, en el que necesitamos preparar algunas cosas.
Una vela blanca
Una piedra amatista pulida (no en bruto)
Incienso de loto, sándalo o de iglesia
Preparado de agua de rosas (ver mas adelante)

Preparación
Para todos nosotros existen un día y una hora mágicas y es precisamente en ese día cuando tenemos que realizar el ritual. Este ritual al igual que la limpieza anterior, es mejor estar desnudo y después de bañarse pues de esta forma nada obstruye la limpieza de tu campo magnético. Si se quiere se puede usar una bata que sea fácil de quitar pues la ropa puede provocar que la limpieza del aura disminuya sus resultados.

Preparado de agua de rosas: conseguir agua que no sea de la llave de agua de la casa (manantial, mineral, rió, etcétera). También es necesario conseguir pétalos de rosa de cualquier color menos amarilla. El día anterior a la limpieza aproximadamente 24 horas antes, se debe poner el agua en una jarra con los pétalos de rosa y un poco de sal aun cuando no es necesaria unas gotitas de miel quedarían muy bien para esta agua.

En los rituales siempre es importante representar las fuerzas de los cuatro elementos de la naturaleza. El aire se purifica con el incienso, la tierra con la amatista, el agua con el agua de rosas y el fuego con la vela blanca.

Primero se enciende la vela blanca. Posteriormente, se pasa el humo del incienso aproximadamente a 3 centímetros, por todo tu cuerpo procurando recorrerlo todo, pues el campo magnético se encuentra en todo el cuerpo. El humo se pasa lentamente de las plantas de los pies a la cabeza usando todo el incienso necesario. Al terminar de pasar el humo se coloca en el incensario para que continué quemándose durante el ritual.

Se toma la piedra amatista y se frota lentamente, tomándote unos instantes para cada zona, por todas partes del cuerpo tocándolo como si fuera un jabón de baño. Al terminar se pone la amatista junto al incienso que debe continuar encendido.

Por último se usa el agua de rosas, mojando todo del cuerpo y sin secarse esto es dejando que el aire seque al aire. No se debe tomar la jarra y verterla en la cabeza directamente sino por partes pequeñas para no encharcar el lugar y cubrir todo el cuerpo.

Finalmente, se apaga la vela y el incienso. Con este sencillo ritual tu aura quedará limpia.

PARA AUMENTAR LA VIBRACIÓN DEL AURA

Al ampliar el aura también ampliamos la bioenergía, y lo que necesitamos en primer lugar meditar y purificar los pensamientos, esto es cambiar los pensamientos negativos por positivos. También es conveniente la harmonización de nuestro ser interno. También nos será de ayuda el conocer el color dominante de tu aura, buscar usar ropa del color par, así como también procurar armonizar nuestro hogar con esos colores.

PORQUE EL AURA SE REDUCE E INCLUSO SE SUPRIME
En la forma actual de vida donde todos estamos llenos de sentimientos y pensamientos negativos, miedo, estrés, ansiedad, odio, envidia, celos, etcétera, donde no tenemos tiempo o no le prestamos la atención requerida a nuestro ser interno, el aura se ve reducida, distorsionada e incluso suprimida. También las enfermedades físicas, drogas, etcétera, aún cuando estas pueden provocar un aumento temporal de la energía del aura es temporal. De igual forma la ropa de color oscuro absorbe la bio energía en lugar de extenderla, debido a esto se dice que es mejor usar colores claros o brillantes.

Es más común que el hombre se vista de color oscuro, especialmente en las grandes ciudades donde la ropa que se usa en principalmente en todos negros, grises, pero rara vez de colores claros, lo que no permite que el aura se expanda. De hecho, en las sociedades antiguas y tal vez en comunidades no tan modernizadas los hombres aún visten de colores claros en Asia, Africa o en América los hombres que no viven en grandes ciudades sino mas bien en el campo continúan usando ropa blanca o de colores claros y alegres.

Como punto final, podemos decir que los colores dominantes del aura reflejan los pensamientos, deseos y sentimientos. Estos aparecen usualmente mas lejos de la cabeza y en forma de "nubes" o "llamas". Por ejemplo, llamas que cambian de forma rápida indican que la persona es de pensamiento rápido. Una llama de color naranja nos muestran que la persona esta tiene poder y habilidad para controlar a las personas.

Usando una cámara Kirlian, se pueden diagnosticar enfermedades por el color del aura. Sin embargo, aún no esta aceptado este uso pues hace falta que los médicos amplíen su visión y realicen estudios serios en este sentido.

Fuentes:
Adolfo Fernández
Dr Tom J. Chalko MSc, Ph.D
Self Healing - what you need to KNOW to do miracles
Homepage (c) Tom Chalko 1995-1997
Exploración del aura humana - Nicholas M. Regush - Editorial Diana
"Cuerpos Sutiles"
Ciudad futura.
Holistica.
Angel fire.
Thiaoouba.

 

Preparándonos para observar el aura

Cuando intentemos ver por vez primera el aura, no nos desanimemos si no sentimos o vemos nada. Debemos darnos tiempo y tener fe. Algunas personas experimentan un despertar instantáneo, pero a otras suele llevarles algún tiempo. A veces el problema radica en que se esta intentando con demasiada fuerza, situación que puede destruir la sensibilidad. Cuando esto nos suceda, debemos esperar cierto tiempo antes de intentarlo de nuevo.

Hay varios métodos sobre el modo de observar el aura. En la mayoría de ellos se recomienda trabajar en un cuarto oscuro, con una luz pequeña. También se recomienda entrecerrar los ojos para que la mirada tenga una dimensión mas profunda.

Resulta más fácil observar el aura cuando la persona esta de pie ante un fondo de color claro, blanco de ser posible. Los colores físicos y los objetos materiales pueden distraernos, y resulta más fácil ver el aura en condiciones favorables.

La iluminación es un elemento esencial para "leer" el aura, sobre todo cuando no se tiene experiencia; lo mejor es intentarlo en condiciones óptimas. Asegurémonos de colocar una fuente luminosa detrás de nosotros cuando nos sentemos frente a la persona a la cual se le va a interpretar su aura. Lo mejor es la luz natural, ya sea la luz del sol que entra por una ventana o la luz de una veta. Comprobemos que en la habitación no haya corrientes de aire que produzcan sombras en movimiento, al alterar la llama de la vela.

Normalmente es necesario realizar varias pruebas hasta dar con la iluminación adecuada a nuestras necesidades particulares.

Empecemos visualizando el aura de nuestra pareja o de algún amigo. por supuesto, las posibilidades de éxito serán mayores si la persona participa de buen grado en el experimento. Es aconsejable buscar un amigo interesado en ver el aura y turnarnos para hacerlo.

Pongamos música suave y relajante.

Tengamos el conocimiento de lo que hacemos antes de intentar cualquier visualización, meditación o lectura del aura. Esto es, que conozcamos los diferentes pasos.

Tanto nosotros como la persona, a la que se le va a leer el aura debemos empezar por cerrar los ojos y respirar profundamente para relajarnos. Sentémonos con el tronco recto, las piernas sin cruzar y los pies apoyados en el suelo. Coloquemos las manos sobre nuestro regazo con las palmas hacia arriba.

Después respiremos hondo y abramos los ojos lentamente: no los abramos del todo. Recordemos que no debemos concentrarnos en intentar ver el aura. Relajémonos y procuremos mirar el perfil de la persona que tenemos enfrente.

Al cabo de un rato, la rodopsina decolorara los bastones y nos obligara a cerrar de nuevo los ojos para permitir que se resinteticen. Al cerrar los ojos es probable que veamos imágenes que se hayan grabado en nuestra mente. Aparecerán como una imagen en negativo. Dejemos que estas imágenes se fundan y luego volvamos a abrir los ojos. Repitamos el proceso tantas veces como sea necesario.

Se recomienda tener un cuaderno para anotar las observaciones. Si trabajamos varias veces con la misma persona, es interesante comparar las notas para ver si hay cambios o coincidencias entre una sesión y otra,

Tomemos nota de los colores, formas, sentimientos, símbolos o imágenes que hayamos percibido.

La práctica de este método nos fortalecerá la visión del aura y cada vez nos resultara más fácil. No nos desanimemos, el desarrollo de este método suele llevar tiempo. Algunas personas ven los colores perfectamente, mientras que otras sólo aprecian un halo azul.

Recordemos que no debemos esforzarnos en ver el aura; relajémonos y dejemos que ocurra naturalmente. Al poner demasiado empeño, nuestra visión convergente entra automáticamente en funcionamiento.

Cuando los músculos del ojo se fatigan, la posición de este varía ligeramente, Y entonces vemos la imagen grabada donde deberíamos de ver el aura. A esto se le conoce como "falsa aura", la cual es de un color opaco, no traslucido como el aura verdadera.

Al realizar la lectura de: aura, disfrutemos de la experiencia y estemos alegres.

Cuando intentemos por primera vez "leer" el aura de una persona, hagamos que nos formule una pregunta cuya respuesta se pueda verificar fácilmente.

Al ver o sentir el aura por primera vez, necesitaremos adquirir cierto grado de confianza. Por este motivo, es conveniente que la persona cuya aura estemos observando, responda con sinceridad a las interpretaciones que le estamos planteando.

Para complicar mas las casas, es posible que los colares que observamos parezcan erróneas, porque los pensamientos de la persona, tal vez no correspondan a los que se tengan en ese momento, pero si pueden corresponder a un suceso posada o a un recuerdo inconsciente.

Así, un lectura del aura, puede ser muy importante, a pesar de una negativa por parte de la persona que se esta observando.

Aquí es, en estos primeros intentos, donde nos haremos distintos de los demás. Si encontramos fracasos tendremos que continuar con decisión.

Todas las etapas de la percepción extra sensorial exigen esfuerzo, a pesar de la actitud negativa de los que nos rodean.

¡Pidamos permiso!

EI mirar en el interior del aura de una persona es una cuestión muy personal. Pidamos permiso antes de adentrarnos en ese mundo de mensajes sutiles. Si entramos sin el es fácil que percibamos una imagen distorsionada.

Cuando ya creemos que "vemos" el aura, tenemos que dar el siguiente paso; realmente ver el aura.

¿Como es esto?

Lo que sucede en la mayoría de los casos, es que nuestro ser interior intuye las emanaciones áureas y las forma en la mente mediante los órganos visuales. Tal vez lo que estamos viendo es solo la capa física del aura.

Esto es apenas el comienzo, debemos seguir intentándolo y continuar capa tras capa, hasta que podamos percibir su Luz.

TOMADO DE LA WEB

DESCONOZCO SU AUTOR

Ejercicio recomendado para iniciar.

En un cuarto oscuro cuando estemos a solas, los relajamos, respiramos profundamente, prendemos una Vela, y observamos la vela, hasta lograr ver el AURA de la Vela, esta es una tenue luz que va despues de la llama, y esta puede ser de varios colores, si queremos experimentar más, probemos realizar una oración con alguna intención antes de prender la vela, dedicando esa Luz a ese propósito, apuntemos los resultados, según los casos observados, por las intenciones realizadas

Espero les sea útil

¿Cómo ver el Aura?

 

Para lograr ver el aura, es necesario aprender pensar y a creer en ella. Todos tenemos dentro de sí la capacidad de ver el área iris del aura.

Nos hemos acostumbrado tanto a los sentidos físicos, la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto; que nuestro sentido interior de la percepción ha quedado oculto y no lo aplicamos.

Para ejercitar este sentido interior, debemos aprende a ver con los ojos cerrados, a sentir lo que esta mas allá de nuestros sentidos normales y a aceptar en nuestra mente consciente lo que han percibido nuestros sentidos interiores

Ya que el aura, con sus variados colores, es algo no físico; necesitamos realizar un esfuerzo consciente pare verla. Si deseamos ver el aura debemos aceptar en primer lugar su existencia. De lo contrario, la mente consciente puede rechazar la idea del aura; puede rechazar incluso, las señales del inconsciente que le describen el aura.

La mayoría de nosotros, con el aprendizaje y la actitud correcta, podemos recuperar la capacidad de ver el aura y hacer usa de otras percepciones extra sensoriales.

Pero, tal vez, nos preguntaremos ¿para que ver el aura? La visión del aura y su área iris, verdaderamente magnifico, crea un lenguaje del pasado, del presente y del futuro, un lenguaje que debemos leer y comprender, un lenguaje que trae aparejada una enorme responsabilidad.

Además, si logramos desarrollar este don; podremos ayudar a nuestros semejantes, e incluso curados y comprender con mayor plenitud a todas las personas que nos rodean.

El conocimiento de ese arco iris que vestimos va mucho mas allá de la mera connotación del color físico. Nos puede responder a una infinidad de preguntas, ya se planteen o no.

El tono del color nos puede revelar la honradez o la folia de ella, en una persona; si hay amor o este esta ausente; si existe miedo, dolor o compasión.

Se trata, en la práctica, del medio curativo natural más poderoso que existe.

El ver el aura es un "sentido videncial" y, como tal, no necesariamente se ve con los ojos físicos.

La capacidad de ver el aura es la capacidad de sentirla.

En realidad, la percepción del aura es un sentido interior.

Cuando vemos las cosas con nuestros ojos, conocernos las cosas y sabemos donde las vimos, incluso después de haber cerrado los ojos. Lo mismo sucede con el aura. Esta allí, sabemos que esta allí, vemos sus colores, pero muchas veces no sabemos realmente que sentido es el que ha proporcionado esa imagen.

Con la misma rapidez con que cambian nuestros pensamientos, así cambia el aura. Cuando se observa a una persona, es interesante advertir los diversos tonos de color que conforman su personalidad.

La capacidad de ver e interpretar los colores del aura tiene también una aplicación prc1ctica. Observando el color es posible diferenciar lo bueno de lo malo, a la persona sincera de la falsa.

Algunas veces al ver el aura, sentimos el camino correcto para que una persona encuentre la paz y la armonía, pero nos encontramos con que su pensamiento negativo, bloquea e impide su comprensión.

Pero, ¿por que intentaríamos ver el aura?

Por la búsqueda... por la formación de nuestra conciencia.... por una necesidad interior... o tal vez por ese deseo de saber.

Debemos ser conscientes del poder de nuestra mente, ya que este poder solo esta limitado por nuestras propias barreras. La mente puede asomarse al futuro, viajar al pasado, curar nuestros cuerpos e incluso curar a los demás. En la mente hay poderes que nos ayudan a percibir el aura, todo e!!o en función de nuestra conciencia y de la disposición que tengamos para usar este poder.

Si queremos ver el aura e interpretarla rápidamente, esto no es posible. Hace falta dedicación y paciencia para formarnos a nosotros mismos y ser capaz de verla. La meditación es uno de los caminos más seguros para establecer un juicio correcto; la confianza serena es esencial. Ver el aura es "ver" sin hacer usa de nuestros otros sentidos. En esencia estamos pidiendo a nuestra mente que observe y que nos de su opinión sin hacer usa de los sentidos externos.

Cuando hayamos llegado al punta de la objetividad total, nuestra mente vera el aura y a ese maravilloso arco iris en todo su esplendor, de tal manera que lo que vean nuestros ojos fiscos no se podrá comparar nunca con lo que ve nuestra mente.

Estamos acostumbrados a los éxitos apresurados. Rechazamos las cosas que no se consiguen con rapidez.

La visión interior sólo se puede obtener cuando la impaciencia da paso a ese sentido interior que nos hace "saber".

 

¿Quien percibe el aura?

Nuestra visión periférica es quien percibe el aura. En el campo visual de un ojo hay 130 millones de bastones receptores, la mayoría de los cuales se localizan en la periferia de dicho campo. Son los que funcionan en condiciones de poca luz y constituyen nuestra visión nocturna. Trabajando a partir del centro del campo visual y en la zona de los bastones hay unos 7 millones de conos receptores que operan mejor a la luz del día.

Los bastones receptores sintetizan la rodopsina, también llamada púrpura visual, que es extremadamente sensible a la luz baja. Para ver el aura la luz debe ser tenue, ya que son los bastones receptores quienes perciben la luz sutil de las emanaciones áuricas.

Para empezar a entrenar la mente para ver las auras lo haremos con un ejercicio muy sencillo, el cual consiste en sentir la presencia de nuestro propio campo de energía.

Extendamos los brazos ante el cuerpo con las palmas de las manes enfrentadas entre sí, a unos 40 centímetros de distancia. A continuación, acerquemos las palmas de las manos con mucha lentitud y regularidad. Cuando vayamos acercando, las manos, notaremos una resistencia entre ellas. Esta resistencia es el campo de energía.

Otro ejercicio que nos ayudara a percibir el área iris del aura, es el siguiente:

Meditemos sobre los colores y aceptemos la posibilidad de percibirlos. Imaginemos que percibimos los colores.

Dejemos entrar en nuestra conciencia las energías sutiles.

Si podemos hacerlo sin sentir que "fingimos" percibir los colores, probablemente empezaremos a ser conscientes de la sensación de los mismos. Esto no necesariamente se producirá de inmediato; a algunos nos resultara mas fácil que a otros. Pero, cuando aceptemos la posibilidad, nos haremos más receptivos a las emanaciones de la "Energía Universal".

VOLVER