5ª Capa del aura, cuerpo causal

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Audio sobre el cuerpo emocional

Aura mental inferior
La quinta capa establece la diferencia entre el pensa­miento cotidiano consciente (mental inferior) y el Ser Superior. La capa áurica mental inferior muestra la capaci­dad de una persona en el plano consciente o intelectual.
Cuando se posee un buen dominio de la capacidad intelectual esta capa áurica es brillante y ancha, normal­mente de 4 a 20 cm. de anchura, sobre todo en la región de la cabeza. Esta capa suele ser, casi siempre, de color amarillo claro cuando se goza de buena salud mental.
La capa áurica mental inferior se confunde a menudo con la capa áurica, ya que ambas comparten el mismo espacio solo cuando la mente es muy activa, o cuando el pensamiento consciente puede separarse de las emanaciones, es cuando se puede ver el destello amarillo fuera de los límites de la capa áurica astral.

Si en la capa áurica hay manchas rojas estas denotan sentimientos de ira. Estas manchas que se generan en el cuerpo emocional, entran en la zona del pensamiento consciente y dificultan Ios procesos que allí tienen lugar. Si se ven nubes negras en esta capa indican depresión.
Cuando existen problemas de tipo mental, esta capa se muestra asimétrica. En ocasiones, la mitad de la capa áurica es muy ancha, en tanto que la mitad restante es estrecha y encogida. Otras veces uno de los ciclos es oscuro y sucio, mientras que el otro es claro y brillante.
Aunque la capa áurica mental inferior los muestra el estado de equilibrio entre las emociones y el :intelecto, para diagnosticar la salud mental de cada uno de nosotros es importante considerar el aura entera.
Tal vez algún día desaparezcan las limitaciones en cuanto al diagnóstico por medio de la observación del áura y se pueda ayudar a la humanidad para que tengamos una mejor salud física y mental.

Una de las características del aura humana es su división en dos cuerpos de energía separados. No se refiere con esto a las divisiones que hay en cada una de las capas, sino de dos formas distintas y separadas, una de las cuales rodea al cuerpo fisco y la otra se muestra, sobre nuestra cabeza, encima de la primera.
Los cuerpos áuricos inferiores están formados por cinco capas. Los cuerpos áuricos superiores  constan sólo de dos capas.
Ocupan desde unos centímetros por encima de la cabeza hasta 15 m por encima de cada uno de nosotros.
Un factor determinante para la localización de los cuerpos áuricos superiores es el comportamiento de cada uno de nosotros. Si tenemos poco interés por la vida espiritual, los cuerpos áuricos se alejaran de nosotros y si por el contrario, evolucionamos rápidamente, los cuerpos áuricos superiores se acercaran, ya que necesitamos gran cantidad de energía superior. La separación de estas auras es provocada por la incapacidad del cuerpo fisco para soportar el  poder y la intensidad de las energías superiores.
Quienes han podido llevar el aura superior hasta el aura inferior durante determinados períodos de tiempo, o incluso durante toda una vida, han recibido títulos diferentes santo, buda, profeta, sabio, iluminado, gurú, maestro, cristo.

 

Aura Quinta

Venimos ahora a considerar el aura quinta, la del Manas superior o Individualidad. No hay que decir que ese aura no la ve todo el mundo. En los casos en que es perceptible, su belleza y su delicadeza están por encima de toda expresión. Asemejase menos a una nube coloreada, que a una luz viva; pero no hay en verdad palabras para expresarla. Está compuesta de una materia que corresponde a la de los subplanos devachánicos más elevados, y es en efecto el Karana Sharira, el vehículo del Ego reencarnador que pasa con él, de vida en vida, por las condiciones de su substancia y de su grado de avance. En el aura de un adepto, tiene tan inmenso predominio sobre el aura de la personalidad, que esta última en realidad no existe; pero el estudio del aura del adepto está por encima de los medios de aquellos que están en el comienzo del Path (Sendero). Uno, por ejemplo, de esos puntos importantes a considerar, es el de ese obscuro y misterioso factor que indica el tipo particular a que pertenece el adepto, y de ese orden de ideas que revela una tradición persistente, - y perfectamente fundada - es la preservación de las pinturas murales que representan a Gotama Buddha en los templos de Ceilán. El Gran Maestro está representado en ellas con aura cuya coloración y disposición serían ridículas e imposibles si se tratara de un hombre ordinario o de un adepto (si puede usarse sin irreverencia tal expresión), de un adepto medianamente desarrollado, pero que son en realidad la representación basta del actual estado áureo de los adeptos del tipo particular al que pertenecen los Buddhas. Es de notar, además, que algunas de esas pinturas indican también el aura de salud de que hemos hablado al principio.

 

 

Cuerpos Inferiores

Cuerpo Físico Corresponde al elemento Tierra, es el cuerpo más denso de todos. Este cuerpo es el vehículo del alma para su jornada en el tiempo y el espacio.
Cuerpo Etérico Corresponde al elemento Fuego. Este cuerpo es de muy alta vibración y es el único que permanece junto al alma en todas  sus encarnaciones. Éste cuerpo lleva grabado el plan divino y todo lo que hicimos en cada una de nuestras vidas (hechos, emociones, pensamientos, etc.) está continuamente registrando absolutamente cada una de nuestras acciones a lo largo de todas nuestras vidas. Nada se le escapa. También se lo conoce como Aura.
Cuerpo Mental Corresponde al elemento Aire. Este cuerpo es el cáliz para la mente de Dios. Es el  depositario de nuestros pensamientos e ideas. No se lo debe confundir con el cerebro que es sólo el medio físico con el que se conectan los cuerpos físico y mental.
Cuerpo Emocional Corresponde al elemento Agua. Este cuerpo fue diseñado para reflejar los sentimientos de Dios (Amor, Misericordia, Compasión, etc.) este cuerpo es el depositario de las emociones humanas.

Cuerpos Superiores:

Consciencia Crística Este cuerpo funciona como mediador entre la consciencia divina y el hombre. Es  nuestro maestro interior. A través de él la Luz pura de Dios desciende a  nuestras vidas. A este cuerpo también se lo conoce como Santo Ser Cristico o Yo Real.
Cuerpo Causal Este cuerpo es el cuerpo de la ¨Primera Causa¨. Es el Aura del Altísimo. El cuerpo causal está compuesto de esferas concéntricas de luz que manifiestan diferentes virtudes divinas. Este cuerpo contiene todo el cumulo de buenas acciones   y obras realizadas por el alma a través de todas sus vidas. Todo éste cúmulo de  energía positiva está a disposición del alma.
Presencia Yo Soy Este cuerpo es nuestra chispa divina. Es Dios individualizado para cada hombre. Es una replica exacta de sí mismo que acompaña al alma en todo su recorrido. Se encuentra suspendido sobre nuestras cabezas y es la fuente ilimitada de Amor,  Alegría y Paz. Es espíritu purísimo.