3ª Capa del aura, cuerpo mental

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Vibración y energía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Audio sobre el cuerpo mental

AURA VITAL

La tercera etapa aúrea esta estructurada con respecto a nuestro pensamiento. Compuesta por finas líneas amarillas, se dilata y resplandece cuando nos concentramos en un proceso mental.
Siguiendo el perfil de la etapa áurica etérea y extendién­dose de 5 a 15 cm., se encuentra un cuerpo muy brillante formado por líneas de energía resplandeciente que se propaga en todas direcciones.
La capa áurica vital es única en la medida en que no solo irradia energía hacia el exterior sino que también la dirige hacia el interior. EI cuerpo transporta energía del sol y de nuestro entorno, y la envía al cuerpo físico para alimentarlo.
La capa áurica vital es de gran ayuda para diagnosticar la intensidad de una enfermedad en una zona determinada.
Las zonas afectadas por la enfermedad están vacías de energía vital. Esto hace que las líneas de energía, normalmente rectas, se inclinen hasta tocar la parte mas profunda de esta capa aurica, de un modo caótico y desordenado. La confusión de estas líneas resplandecientes no solo  indica un descenso en la energía que entra en la zona del cuerpo físico, sino que además inhibe el flujo de energía. Sin un flujo de energía vital, los tejidos em­pezaran a degradarse o atrofiarse.
En casos de trastornos aúricos graves, la capa áurica física se abultara desplazando a la capa áurica etérea, produciendo con frecuencia un agujero, el cual afecta a la capa áurica vital, y provoca la inclinación de las líneas resplandecientes.

La capa áurica vital toca la capa áurica astral o emotiva y se extiende en mementos de gran vitalidad. Esta relación es de gran importancia porque la capa áurica vital actúa también para absorber los trastornos emocionales, llevándolos a las capas mas profundas del aura y enviándolos al vértice de energía (chakra) apropiado, ya que cada chakra se .relaciona con un determinado tipo de energía.
Cuando nuestra vitalidad se reduce nos sentimos agota­dos, esto se traducirá en una gran disminución de tamaño de la capa áurica vital. El resplandor se debilita y resulta difícil de apreciar. Es en este aspecto, que presenta la capa áurica, cuando su resistencia es menor y la enfermedad tiene oportunidad de entrar en el sistema físico.

Dada su proximidad con la capa emocional, la capa aurica vital es un buen indicador de lo que ocurre en el área de la personalidad. Las líneas resplandecientes de esta ,capa llegan a la mente de los demás, dando una idea de nuestra personalidad o carisma.
Los colores son importantes en lo que  respecta al examen de la salud y la personalidad. EI tono, el brillo, la claridad y otros factores forman parte del análisis.
Debemos tener en cuenta que las capas aúricas físicas, etéreas y vitales son muy flexibles.     .
Al igual que el cuerpo físico, las capas aúricas pueden soportar daños de abusos constantes antes de quedar permanentemente dañadas.
En contra de los algunos creen, el aura se recupera de la enfermedad o el abuso de drogas. Conel tiempo y tratamiento, el aura logra recuperarse en la mayoría de los casos. Esta curación no solo se refiere al problema físico, sino también a los trastornos del aura, tanto emocionales como  intelectuales.

 Aura Tercera

El tercer aura que hemos de considerar es la que representa Kama o el deseo. No sería estrictamente correcto decir que ésta es el Kama-Rupa, pues este nombre no se aplica, propiamente hablando, sino a la imagen del cuerpo físico, que tras la muerte se forma por medio de los materiales de este tercer aura, y es el campo de manifestación de Kama, el espejo en que se refleja todo deseo, toda sensación y todo pensamiento de la personalidad. Es de su substancia de donde toman una forma material los malos elementales que crea el hombre y pone en actividad por sus mas bastos e inferiores sentimientos; del mismo elemento, pero más raramente, sacan también su cuerpo los elementales bienhechores engendrados por los buenos deseos. Y también de esa materia se forma «el cuerpo astral» que permite, a los que están en estado de hacerlo, viajar sobre otro plano, mientras que su cuerpo duerme. Como puede comprenderse, las manifestaciones de este aura tan esencialmente fugitivas, su coloración, su brillo, el número de sus latidos, cambian completamente a cada instante. Un acceso de cólera llena el aura de ráfagas rojizas sobre un fondo obscuro y un espanto súbito transforma instantáneamente todo en una masa lúgubre de gris lívido. Es menester, sin embargo, saber que si esas manifestaciones áuricas son temporales, su registro en el akasha no lo es; aunque el elemental creado por un mal deseo cese de existir, tras un período de tiempo proporcionado a la energía de ese deseo, las fotografías de cada uno de los instantes de su existencia y de cada uno de sus múltiples efectos, quedan impresos en el registro akáshico, contribuyendo con una justicia absoluta a la producción del Kama de su creador

         

 

Cuerpos Inferiores

Cuerpo Físico Corresponde al elemento Tierra, es el cuerpo más denso de todos. Este cuerpo es el vehículo del alma para su jornada en el tiempo y el espacio.
Cuerpo Etérico Corresponde al elemento Fuego. Este cuerpo es de muy alta vibración y es el único que permanece junto al alma en todas  sus encarnaciones. Éste cuerpo lleva grabado el plan divino y todo lo que hicimos en cada una de nuestras vidas (hechos, emociones, pensamientos, etc.) está continuamente registrando absolutamente cada una de nuestras acciones a lo largo de todas nuestras vidas. Nada se le escapa. También se lo conoce como Aura.
Cuerpo Mental Corresponde al elemento Aire. Este cuerpo es el cáliz para la mente de Dios. Es el  depositario de nuestros pensamientos e ideas. No se lo debe confundir con el cerebro que es sólo el medio físico con el que se conectan los cuerpos físico y mental.
Cuerpo Emocional Corresponde al elemento Agua. Este cuerpo fue diseñado para reflejar los sentimientos de Dios (Amor, Misericordia, Compasión, etc.) este cuerpo es el depositario de las emociones humanas.

Cuerpos Superiores:

Consciencia Crística Este cuerpo funciona como mediador entre la consciencia divina y el hombre. Es  nuestro maestro interior. A través de él la Luz pura de Dios desciende a  nuestras vidas. A este cuerpo también se lo conoce como Santo Ser Cristico o Yo Real.
Cuerpo Causal Este cuerpo es el cuerpo de la ¨Primera Causa¨. Es el Aura del Altísimo. El cuerpo causal está compuesto de esferas concéntricas de luz que manifiestan diferentes virtudes divinas. Este cuerpo contiene todo el cumulo de buenas acciones   y obras realizadas por el alma a través de todas sus vidas. Todo éste cúmulo de  energía positiva está a disposición del alma.
Presencia Yo Soy Este cuerpo es nuestra chispa divina. Es Dios individualizado para cada hombre. Es una replica exacta de sí mismo que acompaña al alma en todo su recorrido. Se encuentra suspendido sobre nuestras cabezas y es la fuente ilimitada de Amor,  Alegría y Paz. Es espíritu purísimo.

 

 

VOLVER