Conciencia de ser

 
Página principal
 
Crecimiento personal en Madrid
Terapias y terapeutas
Vibración y energía
Aura humana
Campo de energía universal
Los 7 cuerpos
Los chakras
1º Chakra
2º Chakra
3º Chakra
4º Chakra
5º Chakra
6º Chakra
7º Chakra
8º Chakra
Acceso directo a la información
Chakras diagnóstico
Chakras sanos
Chakra enfermos
Chakra bloqueos
Chakra y adicciones
Chakra conciencia
Chakra reparar
Chakras y equilibrio
Chakra llenar energía
Chakra y los nadis
Chakras secundarios
Chakras y psicología
Chakras y estructura de carácter
Chakra limpieza
Entes y parásitos
Intrusión astral
Los meridianos
La microorbita
El Reiki
La sanación y el sanador
La Reconexión
Desarrollo espiritual
Nuevos chakras
La sexualidad
Energía
Abriendo tu canal
Dirigir la energía
El cuerpo dolor
Procesar el miedo
Chakra historia
La enfermedad como camino
Guerra de la enfermedad
La nueva medicina
Causas de la enfermedad
Las amalgamas
Fluoruro
Las cicatrices
Las vacunas, crimen a la humanidad
Libre vacunación
Derecho a NO vacunarse
Riesgo de cada vacuna
Disipando mitos vacunación
Una agresión a la especie humana
Las vacunas
Las vacunas 2
El gobierno esconde el peligro de las vacunas
La mano oculta y microchip
 

 

EJERCICIO: Llenando y alimentando tus chakras

La sensación de ser drenado por otros o por la dureza de sacar adelante tu vida es algo que te puede llevar de nuevo a tus adicciones o a crear nuevas, como comer demasiado. Incluso cuando los chakras están limpios y claros necesitas saber cómo atraer más energía de tu Ser Esencial y de las fuentes espirituales.
Rodéate de una burbuja del color que te sientas inspirado a elegir. Entra en un estado profundo de meditación. Enlázate fuertemente con tu Ser Esencial. Puede ayudarte el que lo visualices como un cordón de luz que va de ti hacia arriba.
Dile a tu Ser Esencial que necesitas fuerza y energía para completar tus tareas.
Imagina energía que viaja hacia abajo por el cordón hacia tus distintos centros. Si hay un chakra en especial que necesite ser energizado y fortalecido, imagina el cordón atado allí.
Cuando sientas que ha entrado suficiente energía renovada, disuelve el cordón, el enlace y la burbuja.
Por favor ten en cuenta que este ejercicio no es un sustituto del descanso. No debe ser utilizado para saltarte los necesarios periodos de relajación a fin de seguir trabajando. En algunos de nosotros, la adicción al trabajo es la adicción primaria y el abuso de una sustancia es en realidad la adicción secundaria, utilizada como un medio para continuar trabajando o para relajarse.

 

Ciertos centros en el cuerpo energético llamados chakras, de forma muy parecida a como los órganos gobiernan el cuerpo físico, gobiernan los sentidos sutiles por medio de los cuales damos y recibimos información que no es aparente en el plano físico. Sirven además como salidas para dar y recibir energía. En los puntos en los que se encuentran los chakras, la energía fluye hacia adentro y hacia fuera entre el cuerpo físico y los planos no materiales conectándonos con la divinidad en nosotros mismos y en otros. Esencialmente son los canales para la visión de la que hemos hablado anteriormente. Cuando te sintonizas con tus chakras puedes sentirlos como esferas o pulsaciones de energía de un diámetro de dos y medio a cuatro centímetros.
La gente creativa, los visionarios y los psíquicos tienen chakras muy sensitivos que son fáciles de dañar. Ellos sienten todo tan agudamente que les resulta doloroso y pueden drogarse, beber o comer de más para amortiguar el dolor. Las personas con chakras de aguda sensibilidad no son muy bien apreciados en nuestro mundo y se les puede considerar raros. Pueden sentirse aislados y orientarse hacia las adicciones en un intento por compensar su soledad.
La localización de los chakras principales se muestra en el siguiente diagrama:
Cuando las herramientas de poder como las drogas o el alcohol se mal utilizan, los chakras se bloquean y tendemos a sentirnos separados, tanto de la humanidad como de lo Divino. También nos sentimos separados del flujo de la fuerza de vida que el cuerpo energético provee. El abuso de químicos, incluyendo el de aquellos no considerados como drogas,.atasca los chakras, fijando al usuario principalmente en los tres chakras inferiores. Sin duda, comprenderás el origen de ciertos síntomas en las descripciones que siguen.

 

 

Ejercicios para los Chakras

EJERCICIO: Un ramo de flores de chakras
Si has completado la limpieza anterior ahora puedes enfocarte con seguridad en una flor particular especialmente relevante para tus propias necesidades personales. Sin embargo, durante un buen periodo de tiempo, deberás haberte dedicado a cuidar y cultivar todo el jardín en lugar de una sola flor. Una sola rosa perfecta está bien si tus recursos son limitados, pero desde nuestra visión, podemos encargarnos de todo el ramo.
Cada uno de los centros puede tener un tipo distinto de flor y de color, los tuyos pueden ser diferentes que los de otras personas. Para algunos estos colores siguen el espectro del arco iris, comenzando con el rojo para el chakra raíz.
Siéntate en tu burbuja. Sintonízate con tus chakras y siente que cada uno de ellos es una flor a punto de florecer. Siente que todas estas flores están mirando hacia el exterior hacia fuera de tu cuerpo.
Lentamente, pétalo por pétalo, comenzando por tu chakra raíz, siente que cada una de estas flores comienza a abrirse. Quizá puedas querer poner tus manos sobre cada chakra y repetir una afirmación, por ejemplo, para el chakra raíz: ESTOY ENRAIZADO EN MI CUERPO Y EN MI VIDA; para el chakra sexual: ESTOY ABIERTO A MI SEXUALIDAD Y A MI CREATIVIDAD; para el plexo solar: SOY FUERTE Y TENGO CLARIDAD, ESTOY A CARGO DE MI VIDA; para el centro cardiaco: SOY AMADO Y SOY AMOROSO; y así… Diseña algunas afirmaciones que se relacionen específicamente con tus necesidades personales.
Nota que cuando el centro de la flor se revela hay una cálida luz allí que brilla hacia fuera, iluminando tu burbuja y brillando hacia el mundo.
Cuando el proceso parezca estar completo, mantén las flores contigo y disuelve la burbuja.
Si haces este ejercicio varias veces para cada uno de los chakras, comenzarás a sentir una movilización de las energías en esas áreas. Puede ser que las flores necesiten reabrirse de tiempo en tiempo, ya que se cierran fácilmente con el estrés, la fatiga, las experiencias duras o la repetición de tus adicciones menores. También puedes imaginarte flores abriéndose en cualquier órgano del cuerpo que real o simbólicamente haya sido afectado por la dicción. Por ejemplo, puedes visualizar flores abriéndose en los oídos si sientes la necesidad de querer ser mejor escuchando a los demás, o en los ojos si quieres apreciar con más profundidad el arte.
Si eres del tipo de personas que le es muy fácil dar a los demás pero tiene dificultades para recibir, imagina que hay flores cerradas mirando hacia el interior del cuerpo en cada uno de los chakras. Ábrelos repetidamente con una afirmación como esta: “Estoy dispuesto a recibir”. Esto te ayudará a equilibrar el flujo de energía. Cuando la energía únicamente sale y tú no recibes nada, al final te sientes vacío y resentido y te ves tentado a abusar de alguna sustancia para llenar el vacío resultante.


EJERCICIO: Sellando las grietas de tus chakras
Conforme tus capacidades intuitivas se entrenan y mejoran al hacer este trabajo, puedes llegar a sentir que hay verdaderas rupturas en algunos de tus chakras. Los traumas y las tragedias suelen causar tales rupturas y a veces la adicción se desarrolla como una forma de parar la salida o de llenar el vacío que deja este tipo de daños.
No hay unas pautas específicas para las rupturas de chakras. Si son suficientemente devastadoras, incluso pueden ser heredadas. Un padre con una insuficiencia en algún chakra no tiene la capacidad de nutrir plenamente ese chakra en su hijo. Cuando una de nuestros clientes en recuperación, una adicta al azúcar, fue a Irlanda, intuitivamente descubrió que la ruptura del chakra raíz causada por la emigración de su tatarabuelo a América cuando su familia fue azotada por la hambruna de la patata, había pasado a todas las generaciones subsiguientes. Este lado de la familia había sido afectado por adicciones al alcohol y al azúcar en cada generación y también era incapaz de echar raíces en ningún lugar, mudándose frecuentemente.
Ella fue el primer miembro de la familia que fue a Irlanda desde la emigración y le resultó increíblemente conmovedor. En los muelles de County Cork, donde el tatarabuelo se embarcó, ella utilizó el ejercicio que sigue para reparar su chakra raíz. Y también hizo el mismo ejercicio en favor de cada uno de los miembros de la familia que ella sabía que tenían problemas de este tipo, en todas las generaciones a partir del tatarabuelo hasta el bebé recién nacido de su sobrina.
Estos son los pasos:
Identifica el chakra que necesitas reparar usando tu intuición o el ejercicio de evaluación de los chakras.
Entra en un estado profundo de conciencia y llama a tu Ser Esencial para que te ayude a reparar este centro.
Imagina que te estás encogiendo hasta que eres los suficientemente pequeño para caber dentro del chakra.
Ahora entra en el chakra y siéntelo como una pequeña y acogedora habitación que te rodea, como si fuera un huevo. Llénalo de luz del color de tu elección, quizá azul ya que un chakra roto suele estar lleno de miedo.
Explora las paredes del chakra con tu mente y localiza las grietas.
Utiliza luz líquida para pintar las paredes de toda la habitación.
Sal de la habitación y regresa a tu tamaño normal.

Ejercicio de Protección con los Chakras
Este ejercicio se puede realizar en cualquier sitio, en el coche, sentado a la mesa, echado en la cama. Sólo asegúrate de no tener los brazos y las piernas cruzadas. Es bueno soltar el cinturón o cualquier prenda que apriete, para estar verdaderamente relajado.
A través del chacra de la coronilla, del cuero cabelludo, deja que entre una luz clara y blanca. Si hace falta, utiliza la imaginación. Simplemente imagina que una luz blanca fluye hacia tu cabeza desde arriba. Luego deja que salga a través del estómago y el plexo solar en forma de un rayo de luz blanca (visualiza un gran flor que sale de la boca de tu estómago). El proceso consiste en “inhalar” luz blanca por la cabeza y “exhalarla” a través del plexo solar (boca del estómago). Hacerlo con la respiración.
Apoya ligeramente la mano en el área del estómago para concentrar tu atención en lo que percibes con los sentidos. Puede que sientas calor o un poco de picor o una ligera vibración o incluso una corriente eléctrica sutil.
Una vez que empieces a sentir la energí­a, aleja tu mano ligeramente, de cinco a diez centí­metros. Sigue dirigiendo el flujo de luz blanca que atraviesa tu cabeza y sale por el plexo solar. Con la mano delante del estómago, puedes sentir los cambios y las fluctuaciones en la energí­a a medida que extiendas la mano .¿Parece cambiar? ¿Es más débil o más fuerte?
Gradualmente aumenta el espacio entre el estómago y la mano hasta que el brazo esté totalmente extendido delante del plexo solar. Al mismo tiempo, observa cómo te sientes. ¿Te sientes distinta, quizás mejor, más segura y abierta, más libre?

Para la próxima fase de este ejercicio, recibe y transmite la luz blanca sin poner la mano. Ahora intenta dirigir el “rayo de energí­a” a un objeto. Podrí­a ser la empuñadura de la puerta, un libro, una silla o cualquier otra cosa. Practica esto hasta que puedas percibir cuando la energí­a del rayo llega al objeto. Rebotará ligeramente cuando se encuentra con un objeto inanimado.
El propósito del ejercicio es comprender que, mientras se emite luz y energí­a, no se puede recibir o absorber nada por el plexo solar.
Esta es la mejor protección para influencias no deseadas. Después de este ejercicio, sientes por primera vez una energí­a que fluye a través tuyo y que conecta con el mundo.
Puedes aprender a hacer este ejercicio instantáneamente con un “chasquido” de tu conciencia. Es perfecto si tienes que entablar una conversación telefónica desagradable o si tienes que hablar con alguien de un tema delicado.
Cuando tienes que influir sobre alguien, esto supondrá una diferencia importante, ya que la transmisión de energí­a es reconocida por todos, aunque de una manera inconsciente.
Este ejercicio ayuda además a superar los miedos en cualquier situación y a fortalecer el carácter.

Organizamos casi todos los meses encuentros en Madrid capital, para compartir charlas, terapias y crecimiento personal.

Para mantenerte informado y participar tienes que rellenar nuestro formulario de contacto:

Ponte en contacto con nosotros

Gracias por participar y hacer de Madrid una ciudad que crece en consciencia y humanidad.

Colabora con un Me Gusta en esta red social

www.terapiaycursos.com

www.sicoenergetica.com

www.concienciayespiritu.com

www.sicoterapiaenergetica.com 

www.madridactividades.es

www.concienciadeser.es/Craneosacral/index.html