Conciencia de ser

 
Página principal
 
Crecimiento personal en Madrid
Terapias y terapeutas
Vibración y energía
Aura humana
Campo de energía universal
Los 7 cuerpos
Los chakras
1º Chakra
2º Chakra
3º Chakra
4º Chakra
5º Chakra
6º Chakra
7º Chakra
8º Chakra
Acceso directo a la información
Chakras diagnóstico
Chakras sanos
Chakra enfermos
Chakra bloqueos
Chakra y adicciones
Chakra conciencia
Chakra reparar
Chakras y equilibrio
Chakra llenar energía
Chakra y los nadis
Chakras secundarios
Chakras y psicología
Chakras y estructura de carácter
Chakra limpieza
Entes y parásitos
Intrusión astral
Los meridianos
La microorbita
El Reiki
La sanación y el sanador
La Reconexión
Desarrollo espiritual
Nuevos chakras
La sexualidad
Energía
Abriendo tu canal
Dirigir la energía
El cuerpo dolor
Procesar el miedo
Chakra historia
La enfermedad como camino
Guerra de la enfermedad
La nueva medicina
Causas de la enfermedad
Las amalgamas
Fluoruro
Las cicatrices
Las vacunas, crimen a la humanidad
Libre vacunación
Derecho a NO vacunarse
Riesgo de cada vacuna
Disipando mitos vacunación
Una agresión a la especie humana
Las vacunas
Las vacunas 2
El gobierno esconde el peligro de las vacunas
La mano oculta y microchip
 

TOMAR CONCIENCIA DE LOS CHACRAS
Analizar lo que esta sucediendo en tus chacras puede convertirse en un potente modo de contactar con tu mente, cuerpo y espíritu.
Si tu chacra raíz está poco activo, existe la posibilidad de que te encuentres insatisfecho/a con el tamaño o forma de tu cuerpo o tal vez sientas que no controlas tu vida. Por el contrario si se encuentra hiperactivo, puedes explotar de furia ante la menor provocación.
Cuando la energía del chacra sacro está baja, incitará a que no disfrutes de un solo momento de tu vida. Si se encuentra hiperactivo podrás llorar de frustración.
La inactividad del plexo solar hará sentirte impotente en situaciones de presión y percibirás una sensación de "mariposas en el estómago". La hiperactividad te convertirá en dominante y/o obsesivo/a por el control.
Cuando tu chacra corazón se encuentre poco activol, sentirás que late de forma irregular. (Siempre descartando cualquier afección coronaria). Cuando este chacra se encuentre hiperactivo sentirás que te pones colorado o tu pulso se incrementa.
Cuando el chacra garganta está poco activo te impedirá decir la verdad, inclusive puedes tartamudear o temblar. Su hiperactividad te hará hablar sin pensar y en ocasiones pronunciar palabras hirientes.
El chacra del entrecejo poco activo hará que no consigas visualizar ni organizar tu vida adecuadamente. Si experimentas pesadillas, lo mas posible es que se encuentre hiperactivo.
El chacra corona poco activo no te permitirá pensar claramente. Por el contrario si pretendes alcanzar objetivos sin antes planteartelos y verlos desarollar en tu mente, el chacra corona se encuentra desequilibrado.

 

En esta encarnación, habéis escogido encontrar, vuestros centros de energía, allí donde moran la vida y el amor en vosotros misrnos.

Habéis elegido cncontraros a vosotros misrnos y encontrar en vosotros, no sólo las memorias de esta vida que permitan la apertura o el cierre de vuestros  centros de energía, sino tambien las memorias de otras vidas que pueden afectar y dificultar, en esta reencarnacion , la circulación de la vida en vosotros mismo. Sois la vida. Sois la encarnacion de vuestra alma el templo que es cuerpo físico y, todos vuestros cuerpos sutiles.

Sois el árbol de la vida, ese canal cuyas ramas y hojas, están dirigidas hacia el cielo, del cual se nutre, y cuyas raíces toman su fuerza, y su  savia, de la tierra.
Estáis habitados por una estructura espiritual necesaria y totalmente adaptada a vuestra encarnación. Esta estructura existe a través de la envoltura física. En primer lugar, está constituida por ese canal vibratorio llamado sushumna.  Este canal acoge la energía kundalínica, que es vuestra energía de vida, que es la energía espiritual natural a vuestra esencia divina. Esta energía demuestra totalmente que sois divinos y que vuestra naturaleza profunda  es la divinidad.
Esta estructura espiritual alberga también los centros de energía llamados chakras, que pasan a través de la sushumna en la que se enraízan. Los chakras son como soles cuya única radiación es el amor. La naturaleza profunda de cada uno  de vuestros chakras es el amor de lo divino, pues vuestros chakras son alimentados por el fuego kundalínico, esa energía divina que os habita. Vuestros chakras son la expresión de la divinidad. Son tan naturales como vuestros dedos de los pies, vuestros dedos de las manos o vuestros ojos. Son también tan sutiles como todos vuestros cuerpos sutiles. Son también tan tangibles como vues­tra envoltura física. Su función es llevar la realidad de la expresión de vuestra divinidad a la realidad de vuestra encar­nación. Vuestros chakras son estructuras completamente na­turales. No tienen nada de extra, fuera de lo ordinario.
La energía kundalíuica, la energía espiritual, la energía de la vida, la energía divina, el fuego sagrado divino que os habita es también natural, y alimenta así a todos esos soles. Vues­tros chakras son expresión y receptividad, los dos, constante­mente los dos, se expresan y reciben, emitiendo, se expresan y reciben, dando y recibiendo, transmitiendo y recibiendo, transmisores, emisores y receptores. Vuestros chakras son vuestras antenas, vuestros centros de  comunicación.
No hay ningún chakra menos noble que los demás. Todos ellos son sagrados, todos son divinos, todos están alimentados por el fuego del amor. Algunos de esos chakras están en relación directa con la Tierra, pues esa Tierra que os sostiene también es sagrada. Algunos de vuestros chakras están relacionados con los chakras circundantes que los envuelven, también completamente sagrados. Y algunos de vuestros chakras están relacionados con los planos celestes, siendo los planos celestes también completamente sagrados. Sois únicos, cada uno con vuestra autenticidad, en la verdad que es la vuestra. Esa fuerza espiritual circula a traves de vuestro canal, de vuestros chakras

Permitís la unión de lo terrestre con lo celeste. La parte de la estructura espiritual que permite esta unión en vosotros es vuestr canal sushumna y los soles que son vuestros chakras. No estáis en absoluto separados de la energía divina; la transportáis. Todo vuestro ser está estructurado para transportar la llama divina... para transportar el amor.
Tenéis siete chakras principales, los chakras  primarios, más largos, directamente relacionados con la sushumna; son los chakras de la base, del hara, del plexo solar, del corazón, de la garganta, de la conciencia (tercer ojo) y de la corona.
Tenéis los chakras secundarios, más externos, que están siempre en línea directa con los chakras principales. Los chakras secundarios de las caderas, de las rodillas, de los tobillos, de cada uno de los dedos del pie y de sus articulaciones, es­tán relacionados con el chakra de la base. Son su continuacion. Así mismo, tenéis los chakras secundarios de los hombros, de los codos, de las muñecas, de los dedos y sus articulaciones, que están relacionados con el chakra del corazon. Son su prolongación.
También relacionados con el chakra primario del corazón físico, se encuentran otros dos importantes chakras secundarios: el chakra del timo (el corazón karmico) y ese nuevo chakra que está en vías de desarrollo que llamamos «el corazón espiritual», situado a la derecha en línea recta con vuestro corazon físico y con vuestro timo.
Los chakras largos están directamente relacionados con vuestras glándulas. Vuestras glándulas son puertas vibratorias de energía. Vuestras glándulas son la unión entre la estructura espiritual y la estructura fisiológica, llamada funcional, de vuestra estructura física. Vuestras glándulas ejercen de vínculo entre vuestra estructura espiritual y vuestra humanidad.

Vuestras glándulas ejercen de vínculo entre la energía del cielo y la energía de la Tierra. Este vínculo se realiza desde los chakras hasta las células de la envoltura fisica. Así, todos vuestros órganos internos, todos vuestros miembros, todas vuestras articulaciones, están ligadas a la estructura de vuestros largos chakras dentro del canal central sushumna.
No  existe absolutamente ninguna separación entre el ser espiritual que sois y cl ser encarnado que  Sois. Sois Uno, constantemente uno. No existe absolutamente ninguna separación entre vuestros chakras y vuestra estructura fisica  que maneja la energía de vuestra Personalidad y de vuestra alma. Vuestra estructura física influencia y es influenciada por un sistema de retorno en bucle de vuestras glándulas. El lenguaje de vuestras glándulas se expresa a través de la desembocadura de las hormonas en vuestra sangre, directamente  relacionadas con vuestras emociones y con vuestros estados de ánimo.  Todo está relacionado. Un chakra disfuncional influencia las glándulas que están asociadas a él. Estas glándulas van a transmitir  la disfunción del chakra vertiendo sus hormonas  en la sangre. Una tasa elevada de hormonas en vuestra sangre influencia a todos los otros sistemas de vuestro cuerpo y tambien a vuestra psique. Todo concuerda: las estructuras energeticas , física y psíquica conforman una sola estructura constantemente unida. No existe ninguna separacion.

 

 

COLRES DEL AURA. Terapia craneosacral

La terapia cráneo-sacral nos permite atender a la función del sistema nervioso central (SNC) y observar las distintas pulsaciones producidas en el cuerpo cuando dicho sistema funciona sin tensiones membranosas y acompañado de un movimiento óptimo de los huesos craneales. Este movimiento o respiración óseo-craneal deseado se produce gracias al pulso constante que el líquido cefalorraquídeo ejerce sobre el cráneo.

El sistema cráneo-sacral es un sistema fundamental en el cuerpo humano ya que por él pasa casi toda la información nerviosa. Podríamos asegurar que aquí se encuentran los niveles mental, emocional y espiritual del ser humano, lo cual resulta de suma importancia.

Todos los tejidos del cuerpo se mueven produciendo diferentes ritmos que se pueden palpar con manos sensitivas. Todos estamos familiarizados con los ritmos respiratorio y cardíaco, pero no con el ritmo llamado Mecanismo Respiratorio Primario (MRP). El MRP es una respiración interna y profunda, que  entra en acción antes de la respiración pulmonar y es fundamental para el conjunto del organismo (se puede palpar hasta 15 min. post mortem). Se expresa con diferentes niveles de percepción: el ritmo cráneo- sacral (o impuso rítmico craneal), el ritmo medio y la marea larga (long tide).
La Terapia Cráneo- Sacral: más allá del masaje

La Terapia Cráneo- Sacral es un suave, delicado y profundo trabajo corporal que restablece el equilibrio psicosomático y potencia el poder de autocuración de nuestro cuerpo. No es una técnica de masaje, sino un trabajo corporal y emocional que accede a través de las manos del terapeuta al sistema cráneo-sacral, que está en intima relación con los sistemas nervioso, musculoesquelético, vascular, endocrino y respiratorio. El terapeuta cráneo-sacral ha aprendido a leer e interpretar el ritmo en diferentes partes del cuerpo, recibiendo información de los posibles desajustes y fulcros de inercia del sistema.

A través de la terapia craneosacral, trataremos de normalizar las estructuras fisiológicas del cráneo, columna vertebral, el sacro-cóccix y todo el cuerpo. Nuestro trabajo como terapeutas se fundamenta en el conocimiento de las articulaciones de toda la bóveda craneal, del rostro y del sacro, en sistemas membranosos intracraneales y exocraneales y por supuesto en el sistema circulatorio y muscular y en algo de neurología. A través de estos sistemas influenciaremos en todas las demás estructuras internas, como órganos y vísceras.

Cuando ya tenemos todo este conocimiento lo aplicamos a los movimientos de la bomba hidráulica del líquido cefalorraquídeo. Lo que pretendemos es que esta bomba hidráulica funcione correctamente por todo el organismo, con lo cual aplicaremos unos toques suaves y trabajaremos principalmente con nuestra intención, para restablecer el movimiento inherente que existe en todo nuestro organismo gracias al movimiento respiratorio primario o impulso rítmico craneal.

Cada órgano o tejido de nuestro cuerpo ocupa un espacio cómodamente y dispone de cierta movilidad, palpitación o vibración. Estos son aspectos que denotan salud y vitalidad. La falta de movilidad y de flujo y reflujo de los órganos es debida en su mayoría por la restricción de la membrana ocasionada por adhesiones de sus fibras, o sea que las fascias se tensan y se quedan agarrotadas y esclerotizadas. Esto es debido por, traumatismos físicos o por defectos posturales, o por el estrés emocional o por cortocircuitos mentales, que por tanto nos bloquean y tensan las meninges o fascias. El tejido fascial y las cadenas musculares tienen que tener una buena comunicación desde un extremo, (por ejemplo los pies) hasta el otro extremo, (la cabeza).

La fascia es el tejido blando componente del tejido conectivo que, formando una matriz tridimensional continua, se extiende sobre el cuerpo humano permitiendo su integración estructural y funcional. La fascia penetra y/o rodea todos los órganos, músculos, huesos y fibras nerviosas creando un medio interno único para el adecuado funcionamiento de los diferentes sistemas.

Cualquier traumatismo por impacto es amortiguado por el cuerpo en general, pero el la mayoría de los casos deja una huella en forma de ondas de choque en el tejido fascial. A este patrón de tensión se le suele acumular otro y esto provoca un desequilibrio en el movimiento respiratorio primario o IRC. Estas líneas o remolinos de tensión son una causa muy importante de cualquier problema de salud tanto física como mental-emocional y espiritual. Estas líneas de tensión afectan directamente al campo de energía humano o aura humana y a la vez al sistema integral de salud del ser humano. Es como la muerte silenciosa y la causa principal de la escasa evolución espiritual de muchas personas. El tema sobre cómo nos afectan en nuestro Ser global es amplio y poco estudiado por la ciencia actual, aunque yo estoy seguro y te puedo asegurar que tú, tu Yo Soy profundo y único no puede aflorar hasta que limpies y equilibres todos tus cuerpos tanto físicos como energéticos. Por supuesto realizar este trabajo te dará una vitalidad, salud y conexión con el conocimiento y la verdad que serám duraderos y eternos.

Las energías del Ser humano, emociones, pensamientos, sentimientos son las encargadas de alimentar y dar forma al tejido fascial. El punto de enlace entre el Alma-Espíritu del Ser humano y su cuerpo físico es el sistema fascial y, aquí, es donde se debe de producir la verdadera curación. Cualquier sistema holístico de curación va directamente a sanar y relajar el sistema fascial. La psicoterapia, el reiki, el masaje, la osteopatía, la oración, la meditación etc. son medios para relajar el sistema fascial.

Todos tenemos líneas de fuerza y tensión que nos están tirando y retorciendo el sistema fascial y este a su vez deformando la estructura global del cuerpo humano afectando de manera importante a los micro agujeros por donde pasa los nervios y el sistema nervioso. Un nervio pelliscado es un nervio con problemas. Los traumatismos físicos y los traumas psicológicos afectan directamente al tejido fascial, creando líneas de fuerza y deprimiendo la calidad de este tejido fascial. Esto crea un circulo vicioso de retroalimentación que, lenta y silenciosamente va afectando a la salud integral del Ser humano.


La energía es la base de toda la vida, de todo lo que podemos ver y de todo lo que no podemos ver y, nosotros como partes del Universo, también estamos formados de energía.
La medicina energética se basa en relacionar los principios básicos de la energética con la energía que fluye a través de nuestros cuerpos y, mantenerla en equilibrio con el fin de crear un estado óptimo de salud y, prevenir la enfermedad”

Estoy convencido que muchas o casi todas estas enfermedades son o tienen una componente muy grande psicológico y, por tanto energético.

Voy a explicarme algo sobre mi teoría o mi manera de ver las cosas:

Las emociones y los pensamientos tienen energía y ésta tiene una vibración. Ésta vibración puede ser más sutil y vibrante y por tanto más luminosa, o menos sutil y, por tanto de vibración más baja y con menos luz.

Esta energía afecta a nuestro sistema corporal sobre todo a través del tejido fascial o aponeurótico que envuelve todo el organismo y a todos los niveles. Desde los huesos hasta la piel todo es un inmenso tejido fascial. Este tejido es muy vulnerable al campo energético humano, a sus energías, a sus vibraciones.

Este tejido fascial se tensa, se comprime y se deprime si tus energías son de baja vibración e incluso si simplemente tienes confusión mental, dudas racionales o conflictos emocionales..


El cuerpo a lo largo de la vida se convierte en un almacén de las creencias y de las emociones que hemos ido adquiriendo y cargando en nuestras espaldas. Las experiencias emocionales y las creencias psicológicas dan forma a nuestros tejidos corporales. Las fascias y el tejido conjuntivo son verdaderos almacenadotes de la energía humana, tanto emocional o mental, en una memoria de los tejidos, que como pequeñas minas, van minando nuestro cuerpo.

Por ejemplo un sentimiento de rabia o de ira se almacena en el tejido fascial, formará parte de nuestro cuerpo y de nuestra existencia, por mucho tiempo. Todas o la mayoría de las o hijos que han tenido conflictos en la relación de sus padres, divorcios y demás, tienen afectado el sistema craneosacral en sus membranas craneales, su movimiento respiratorio primario óptimo e ideal está distorsionado hasta que realice terapia craneosacral. Ni que decir tiene las personas con traumas psicológicos graves y los drogadictos o alcohólicos.

Los niños con problemas de aprendizaje, que no se concentran y en la escuela todo les va mal, también tienen su sistema craneal muy afectado y por tanto su sistema nervioso y circulatorio craneal no funcionará en plenas condiciones. Estos seres con el sistema craneosacral distorsionado son personas con un alto riesgo en padecer falta de energía, de autoestima, y un montón de defectos psicológicos, así como caer en las drogas y demás. Si el impulso rítmico craneal u onda energética no circula de manera equilibrada por todo el cuerpo, en base a su línea media y con una expansión y contracción rítmica, podemos dejar partes del aura o campo energético humano débiles. Estas zonas con escasez de energía se convierten en agujeros por donde se pueden instalar energías insanas de cualquier tipo.

Las tensiones del tejido fascial tienen su correspondencia con líneas de energía perturbadas en el aura de la persona. El tejido fascial es el eslabón entre lo físico y lo energético del ser humano, están íntimamente relacionados y ligados. Por eso si tú sanas tu campo energético humano, mejoras tu tejido fascial y relajas este sistema tan importante para la salud físico, mental y espiritual. La verdadera medicina tendría que ser basada en este principio, relajar las tensiones del tejido fascial y permitir al impulso rítmico craneal y a la energía humana que circule libremente por todo el organismo.

Toda enfermedad tiene un nudo de energía retorcido alrededor del aura del paciente, y por tanto sanar el campo energético humano y disolver estos nudos de energía es la verdadera salud integral del ser humano. Los chakras se estropean, se colapsan se desgarran y se enganchan y va directamente al tejido fascial que produce verdaderas molestias y problemas que la medicina no controla ni entiende. Todos tenemos chakras débiles y o desviados por culpa del tejido fascial que lleva nuestras tensiones físicas o emocional-mental. Tan solo cada uno tendría que repolarizar, recargar de energía cada línea de su cuerpo que observara con tensión. Es un trabajo muy interesante de interiorización, meditación, colocar tus manos en los extremos de una línea de tensión y dejar que circule tu energía, repolarizando eléctricamente, energéticamente cada zona de tu cuerpo con dolor tensión. El tejido fascial es muy ionizable y, con tu voluntad y energía humana, tu solo puedes reorganizar tu campo de energía o campo de información. Todos tenemos una sabiduría y un potencial interno a desarrollar. Recuerda todo es luz y energía y esta es muy fácil de dirigir y redireccionar a voluntad.
Con esto consigues que tu energía humana aumente y fluya libremente, lo cual te vas convirtiendo en un ser humano autentico en todos los niveles, físico, emocional, mental y espiritual. Despiertas tu verdadera naturaleza de luz, de energía y tus poderes innatos se van desarrollando, estas conectado con tu esencia, materializas lo que deseas y eres inmensamente feliz.


Las energías del Ser humano, emociones, pensamientos, sentimientos son las encargadas de alimentar y dar forma al tejido fascial. El punto de enlace entre el Alma-Espíritu del Ser humano y su cuerpo físico es el sistema fascial y, aquí, es donde se debe de producir la verdadera curación. Cualquier sistema holístico de curación va directamente a sanar y relajar el sistema fascial. La psicoterapia, el reiki, el masaje, la osteopatía, la oración, la meditación etc. son medios para relajar el sistema fascial.

Todos tenemos líneas de fuerza y tensión que nos están tirando y retorciendo el sistema fascial y este a su vez deformando la estructura global del cuerpo humano afectando de manera importante a los micro agujeros por donde pasa los nervios y el sistema nervioso. Un nervio pelliscado es un nervio con problemas. Los traumatismos físicos y los traumas psicológicos afectan directamente al tejido fascial, creando líneas de fuerza y deprimiendo la calidad de este tejido fascial. Esto crea un circulo vicioso de retroalimentación que, lenta y silenciosamente va afectando a la salud integral del Ser humano.

La energía es la base de toda la vida, de todo lo que podemos ver y de todo lo que no podemos ver y, nosotros como partes del Universo, también estamos formados de energía. La medicina energética se basa en relacionar los principios básicos de la energética con la energía que fluye a través de nuestros cuerpos y, mantenerla en equilibrio con el fin de crear un estado óptimo de salud y, prevenir la enfermedad” Estoy convencido que muchas o casi todas estas enfermedades son o tienen una componente muy grande psicológico y, por tanto energético. Voy a explicarme algo sobre mi teoría o mi manera de ver las cosas: Las emociones y los pensamientos tienen energía y ésta tiene una vibración. Ésta vibración puede ser más sutil y vibrante y por tanto más luminosa, o menos sutil y, por tanto de vibración más baja y con menos luz. Esta energía afecta a nuestro sistema corporal sobre todo a través del tejido fascial o aponeurótico que envuelve todo el organismo y a todos los niveles. Desde los huesos hasta la piel todo es un inmenso tejido fascial. Este tejido es muy vulnerable al campo energético humano, a sus energías, a sus vibraciones. Este tejido fascial se tensa, se comprime y se deprime si tus energías son de baja vibración e incluso si simplemente tienes confusión mental, dudas racionales o conflictos emocionales.

El cuerpo a lo largo de la vida se convierte en un almacén de las creencias y de las emociones que hemos ido adquiriendo y cargando en nuestras espaldas. Las experiencias emocionales y las creencias psicológicas dan forma a nuestros tejidos corporales. Las fascias y el tejido conjuntivo son verdaderos almacenadotes de la energía humana, tanto emocional o mental, en una memoria de los tejidos, que como pequeñas minas, van minando nuestro cuerpo. Por ejemplo un sentimiento de rabia o de ira se almacena en el tejido fascial, formará parte de nuestro cuerpo y de nuestra existencia, por mucho tiempo.

Todas o la mayoría de las o hijos que han tenido conflictos en la relación de sus padres, divorcios y demás, tienen afectado el sistema craneosacral en sus membranas craneales, su movimiento respiratorio primario óptimo e ideal está distorsionado hasta que realice terapia craneosacral. Ni que decir tiene las personas con traumas psicológicos graves y los drogadictos o alcohólicos. Los niños con problemas de aprendizaje, que no se concentran y en la escuela todo les va mal, también tienen su sistema craneal muy afectado y por tanto su sistema nervioso y circulatorio craneal no funcionará en plenas condiciones. Estos seres con el sistema craneosacral distorsionado son personas con un alto riesgo en padecer falta de energía, de autoestima, y un montón de defectos psicológicos, así como caer en las drogas y demás. Si el impulso rítmico craneal u onda energética no circula de manera equilibrada por todo el cuerpo, en base a su línea media y con una expansión y contracción rítmica, podemos dejar partes del aura o campo energético humano débiles. Estas zonas con escasez de energía se convierten en agujeros por donde se pueden instalar energías insanas de cualquier tipo.

Las tensiones del tejido fascial tienen su correspondencia con líneas de energía perturbadas en el aura de la persona. El tejido fascial es el eslabón entre lo físico y lo energético del ser humano, están íntimamente relacionados y ligados. Por eso si tú sanas tu campo energético humano, mejoras tu tejido fascial y relajas este sistema tan importante para la salud físico, mental y espiritual. La verdadera medicina tendría que ser basada en este principio, relajar las tensiones del tejido fascial y permitir al impulso rítmico craneal y a la energía humana que circule libremente por todo el organismo. Toda enfermedad tiene un nudo de energía retorcido alrededor del aura del paciente, y por tanto sanar el campo energético humano y disolver estos nudos de energía es la verdadera salud integral del ser humano. Los chakras se estropean, se colapsan se desgarran y se enganchan y va directamente al tejido fascial que produce verdaderas molestias y problemas que la medicina no controla ni entiende.

Todos tenemos chakras débiles y o desviados por culpa del tejido fascial que lleva nuestras tensiones físicas o emocional-mental. Tan solo cada uno tendría que repolarizar, recargar de energía cada línea de su cuerpo que observara con tensión. Es un trabajo muy interesante de interiorización, meditación, colocar tus manos en los extremos de una línea de tensión y dejar que circule tu energía, repolarizando eléctricamente, energéticamente cada zona de tu cuerpo con dolor tensión. El tejido fascial es muy ionizable y, con tu voluntad y energía humana, tu solo puedes reorganizar tu campo de energía o campo de información. Todos tenemos una sabiduría y un potencial interno a desarrollar.

Recuerda todo es luz y energía y esta es muy fácil de dirigir y redireccionar a voluntad. Con esto consigues que tu energía humana aumente y fluya libremente, lo cual te vas convirtiendo en un ser humano autentico en todos los niveles, físico, emocional, mental y espiritual. Despiertas tu verdadera naturaleza de luz, de energía y tus poderes innatos se van desarrollando, estas conectado con tu esencia, materializas lo que deseas y eres inmensamente feliz.

Juan Carlos . Extraido de :  www.energiacraneosacral.com

 

Organizamos casi todos los meses encuentros en Madrid capital, para compartir charlas, terapias y crecimiento personal.

Para mantenerte informado y participar tienes que rellenar nuestro formulario de contacto:

Ponte en contacto con nosotros

Gracias por participar y hacer de Madrid una ciudad que crece en consciencia y humanidad.

Colabora con un Me Gusta en esta red social

www.mineralesmagicos.es Tu tienda de minerales

www.terapiaycursos.com

www.sicoenergetica.com

www.concienciayespiritu.com

www.sicoterapiaenergetica.com 

www.madridactividades.es

www.concienciadeser.es/Craneosacral/index.html