Vibración y energía
 
 
 
 
 

 

LA ALQUIMIA COMO CIENCIA DEL ARTE HERMETICO

Que no ha sido extraída de los libros de otro, sino que ha sido justificada y probada por experiencia propia; puesta a la luz, por un filósofo reconocido como tal, para honor y gloria de los hijos del Arte, en los Idus de Septiembre del año 1720

I La alquimia es un estudio que imita a la naturaleza y va mucho más lejos que esa sirviente de la divinidad
II No es la lectura de los libros de filosofía lo que constituye la filosofía, antes bien es la práctica, precedida por los descubrimientos de un amigo fiel que nos demuestra el arte.
III Nuestro arte es fácil y difícil, muy precioso y vil, según el sujeto que a él se aplica y se aficiona.
IV Es fácil en tanto y cuanto se conduce conforme a la vía de la simple naturaleza.
V Pero es dificil en tanto y cuanto nos descubre todos los misterios de esa sabio obrera, haciéndonos confidentes de sus resortes ocultos.
VI Es muy precioso en relación a aquellos que buscan nuestro arte en las cosas caras y preciosas.
VII Es vil en tanto saca su origen de una cosa que, si bien no es vil, cuanto menos es muy común.
VIII La materia de los filósofos es única en esencia y en número, y no depende de muchos sujetos.
IX No es en el reino astral donde conviene buscar nuestra materia, aunque ella contenga toda la virtud de los astros.
X Tampoco es entre los elementos, aunque ella los tenga concentrados en sí misma.
XI Ni mucho menos nos la puede proporcionar el reino animal, aunque ella esté dotada de una alma muy noble.
XII El reino vegetal no nos puede proporcionar nuestra materia, aunque en ella exista un espíritu vegetal y una virtud mucho más multiplicativa que la de los vegetales.
XIII Está, en fin, en la última familia de la naturaleza, quiero decir: en el reino mineral, donde es preciso descubrirla, aunque no sea ni oro, ni plata, ni mercurio vivo, ni ningún otro de los otros metales y minerales, mayores o menores, a excepción hecha de eso que los filósofos llaman su Electro Mineral inmaduro, o la Magnesia Filosófica, a la que llaman su Saturno, que en modo alguno es el (Saturno) común y que es incomprensible al ordinario sentido de los químicos vulgares.
XIV La materia de los filósofos ha de estar cruda, es decir, no ha de haber pasado jamás por el fuego.
XV Nuestra magnesia es la verdadera y única materia de la piedra filosofal, en nuestra vía universal, que es húmeda y seca.
XVI La disolución de nuestra materia es, o violenta, o suave, o benigna.
XVII El fuego de los filósofos, siendo como es el mayor, es también el primero entre sus secretos (ya que es el único conocimiento que distingue al filósofo de los sofistas), es triple: el natural, el sobrenatural y el elemental.
XVIII El fuego natural es el que hace el azufre de oro de la magnesia.
XIX El fuego sobrenatural es el menstruo disolvente de los filósofos, que no es corrosivo. Es un fuego no ígneo, una agua no acuosa, un espíritu corporal y un cuerpo espiritual, en una palabra, un fuego frío, cuyo calor lo lleva, sin embargo, sobre el natural y el artificial. Solamente este calor puede disolver radicalmente al oro sin corrosión alguna, hacerlo fusible y potable, que es, entre todas las medicinas y entre todos los remedios, el mejor y el más eficaz.
XX El fuego elemental es la clave del nataural y del sobrenatural.
XXI El fuego natural es la madre del mercurio de los filósofos; el natural es su padre y el elemental es su nodriza y gobernante.
XXII El mercurio de los filósofos es simple, o doble, o triple.
XXIII El simple es la fuente agria de los filósofos, o su Vinagre Filosófico, que es el primer fundamento y el único principio de la piedra, él es quien extrae los azufres de los metales, resolviendo y volatilizando sus sales.
XXIV El doble, que es la tierra foliada filosófica, es un perfume y un Oxicrates muy dulce, una agua que no moja las manos; es, en fin, aquello que los filósofos llaman su Azoth.
XXV El mercurio triple es la primera materia de los filósofos, que contiene sus tres principios, a saber: la sal, el azufre y mercurio filosóficos, unidos inseparablemente por el ligamen de la conjunción. Ese mercurio es, finalmente, quien se sella herméticamente a sí mismo y esa agua mezclada de fuego.
XXVI Tenemos cinco disoluciones de nuestra materia: 1ª. De la materia cruda para extraer de ella el fuego de los filósofos. 2ª. Con objeto de que ese fuego secreto, después de haber sido extraído, haga aparecer el Fuego Vitriólico no común, sino filosófico, que se llama Plomo de los filósofos. 3ª. Que ese fuego vitriolico pase por la putrefacción en el caos de los filósofos. 4ª. Del oro filosófico, por el propio imán mercurial. 5ª. De la tierra filosófica, a fin de formar de ella el mercurio doble. XXVII Aparecen dos putrefacciones: la de nuestro Vitriolo y la de la Tierra Adámica, llamada así por los Filósofos, a fin de preparar con ella la tierra foliada, o mercurio doble.
XXVIII Los Filósofos no tienen más que un Iman y dos aceros.
XXIX El mercurio simple de los filósofos es el iman de su azufre. Por medio de él extraemos el oro de los filósofos que es mucho más precioso que el oro vulgar. También es el Iman de la sal filosófica; es con él que lavamos la tierra filosófica y la hacemos volátil, con objeto de que se junten exactamente y compongan lo que se llama mercurio doble.
XXX Uno y otro aceros, tanto el sulfuroso como el salino, se han de hacer cocer once veces con el iman mercurial, a fin de que adquieran por medio de esta cohobación reiterada, una naturaleza regenerada muy noble.
XXXI La volatilización de la tierra filosofica por medio del espíritu del mercurio ( a fin de que sea engendrada la sal de los metales, que es la piedra misma) reclama un artista ingenioso, asiduo y paciente.
XXXII El gran misterio consiste en saber volatilizar la tierra filosófica: sin esa volatilización los restantes trabajos son inutiles y vanos. Los filósofos han sido muy reservados en este punto. Ramón Llull, Basilio Valentín, Teofrasto, Paracelso, Geber, Arnau de Vilanova, Melchor, Michel Sendivogius, el conde Trevisano, Morien y otros muchos han sido muy secretos y muy oscuros y no han descrito el procedimiento más que con diversos jeroglíficos, hablando de él con terminos muy variados. Con respecto a la diversidad de fenómenos que aparecen en esta elaboración, unos le han dado el nombre de, Nitro virgen extraído de la tierra adámica; otros lo han llamado, Días grandes de Salomón; a veces, Campos de Marte; además, Verdor bendito de Venus; en otras ocasiones, Cosecha de hojas y frutos; ocasionalmente, Aceite de talco de los Filósofos; más tarde, Mercurio amalgamado; otras, Masa de perlas listas para coagularse, Masa Estigiana, Mar Glacial; a veces, Luna preñada de Mercurio; y en otras, Diamante filosófico, Tierra foliada, Tártaro de los Filósofos, Maná, Dragón que devora su propia cola. No terminaríamos nunca de citarlos. XXXIII La tierra foliada de los filósofos se compone con su propio oro líquido, según el peso de la naturaleza: para entonces ella es primera materia a la cual, si se le proporciona el Fuego graduo filosófico (que los filósofos llaman Aceite de Saturno, o Sello de Hermes) esa tierra será conducida al elixir blanco y rojo; se tiñe y se perfecciona por sus propios elementos, que son el aire y el fuego y se multiplica al infinito.
XXXIV No hay vía particular que no sea emanada de la fuente universal. No hay que dar crédito, pues, a las fábulas de los sofistas de los tiempos presentes que saben arrancar el dinero de las gentes demasiado crédulas, engañándolos con la esperanza de una futura ganancia que no llegará jamás.
XXXV Los particulares reales se hacen con el simple espíritu del mercurio de los filósofos, que es solar y lunar, como la piedra de fuego de Basilio Valentín, el aumento del oro y de la plata, el cobre conducido hasta los grados de la perfección. La transmutación del oro y de la plata en una tintura tingente. La maduración del mercurio vivo en plata y en oro, y otros muchos.
XXXVI El doble mercurio de los filósofos nos proporciona el aceite de talco, llamado por algunos su Gut. Conserva la flor de la juventud hasta la más avanzada vejez. Puede disolver muchas perlas pequeñas para hacer otras más grandes, más hermosas, y con mucho, en calidad y en belleza, que las naturales.
XXXVII La tintura perfecta, además de la transmutación de los metales, multiplicada al infinito, restablece y fortifica la salud, hace fecundas a las mujeres estériles, transmuta los cristales en piedras preciosas y diamantes, exubera a estos últimos en carbunclos y hace maleable al vidrio. XXXVIII En una palabra, los misterios de la piedra son tan grandes que a duras penas puede la razón humana concebirlos.
XXXIX Es así, como dice Hermes, que Dios creó el mundo.
XXXX La piedra contiene en ella, finalmente, los secretos, las riquezas, los milagros y las fuerzas de los tres reinos. El todo proviene de una sóla cosa. Por muy celebre medico o químico que seas, resuélveme, si puedes y si te place, este Silogismo; si no y si me das ocasión, estoy preparado para resolvértelo demostrativamente.
No dudo, señor, de que este programa arrojará a todos los lectores a las experiencias con los minerales, dado que designa ese Electro Mineral inmaduro, como materia de la piedra. Voy a explicaros lo que los filósofos entienden por su Electro Mineral. Nuestra materia, dicen todos, se encuentra sobre el mar y sobre la tierra y dicen verdad, pero en otro lugar advierten que no puede ser encontrado en ningún lugar del mundo, y no nos engañan.
Por los minerales se entiende cualquier tipo de sales; es esa sal filosófica de la que habla Filaleteo a la que llama primer ser de todas las sales, a la que es preciso hacerla tal, es decir, componerla por medio de un iman atractivo de las virtudes celestes que es el Electro Mineral, apareciendo bajo la forma de un "fray de ranas" (fray de grenoüilles).
No se han equivocado pues de excluir todos los metales y todos los minerales dado que mineral está formado por el artista de una cosa extraida a partir de una minera, que no es nada menos que las minas ordinarias y esta cosa es el iman de las virtudes celestes; también exclaman: Nuestra materia tiene sus propias mineras.
Lo que también ha engañado a una infinidad de artistas que han trabajado infructuosamente sobre la verdadera materia, es que han tomado el sello de Hermes por un vaso lutado, ya sea con la lámpara de esmaltar o más exactamente, taponado con un luten; pero yo creo que es necesario que nuestra materia se haga por sí misma un luten, es decir, que el gusano de seda se encierre por si mismo en su capullo (Buchère, Amy-Sage, Flamel).
Además creo que alguno de los fuegos de los químicos no debe intervenir en la obra, en consecuencia, como atestiguan los filósofos, excluyo todos los fuegos de hornos a viento, de retorta, de reverbero, de lámpara, de vientre de caballo y me limitaré a su fuego secreto. Pero ¿cual es ese fuego secreto? He aquí la piedra de tropiezo.
La materia de la piedra y el fuego secreto han hecho tropezar a una gran cantidad de habilidosos: no ha sido acordado a todos los hombres el poder penetrar en los misterios más sublimes de la naturaleza, entre los que la piedra filosofal ocupa el primer rango. He leido a todos los autores que tratan de este gran arte, sin poderlos profundizar enteramente.
He consultado a quienes que tenían mayor reputación sobre estas materias; no he negligido los manuscritos y confieso que todos los conocimientos que he podido sacar de ellos aún son muy imperfectos. Me pongo, a pesar de todos mis desvelos, en el rango más bajo entre aquellos que los adeptos llaman profanos.
Incluso tengo la temeridad de pensar que muchos autores que tienen la reputación de haber operado la gran obra, no la han adquirido más que escribiendo oscuramente y copiando los pasajes de los verdaderos filósofos, en la interpretación de los cuales habían hecho vanos esfuerzos.
No es que niegue la posibilidad de la gran obra, por el contrario, estoy convencido de ella. No fuera posible que tantos grandes hombres, que han compuesto tan vastos tratados hayan podido consagrar el más serio estudio de su vida a una quimera, o si hubieran sido arrastrados por una ciega credulidad no leeríamos entre ellos, que hicieron los más auténticos sermones, el tomar por testigos a las cosas más respetables y más sagradas de la verdad que os quieren anunciar. Reconozco que muchas gentes han sido seducidos por la impostura; convengo que una infinidad de desdichados han tomado impunemente el nombre de filósofos.
Seguro es que esos mismos han tenido una buena baza para imponerse a la mayor parte de los hombres en lo que concierne a la transmutación metálica
Todos los químicos vulgares con un poco de experiencia saben, sin ningún género de dudas que desulfurando con corrosivos los dos metales perfectos y arrojando ese azufre sobre una parecida cantidad o peso de mercurio, o metales imperfectos, la transmutación se opera al instante. Sin embargo, la mayor parte de los hombres clama milagro ante experiencias parecidas: las bolsas se abren y el fraudulento alquimista se aprovecha de su simplicidad.
La piedra de los filósofos es de otra naturaleza bien distinta: transmuta los metales sin necesidad de tomar prestados los azufres de los otros metales perfectos y es la soberana medicina para curar los mixtos de los tres reinos. El fragmento que os acabo de dar es suficiente para dar una idea justa del arte, no menos que para hacer ver aquello que miles de volúmenes han escrito sin orden alguno; en una palabra, una especie de tesis que un señor aleman pretende sostener ante la faz del universo. Se entrega para el partidario del torneo (tenant du tournoi) y parece invitar a la disputa sobre esta materia a los sabios, a la manera de Alemania, donde se sostienen tesis públicas sobre esta ciencia. Esta pequeña obra ha sido escrita en latín, pero debería ser traducida a todos los tipos de lenguas para bien y comodidad de los hijos del arte que no están letrados.
Traducción del Latin de Santiago Jubany

 

 

 

LA ALQUIMIA CHINA

En chino la alquimia se denomina el arte del amarillo y el blanco. Y se remonta de forma demostrable a la epoca que va desde el 400 al 225 a.C. Pero incluso existen datos que nos podrian remontar hasta el siglo VI a.C.
La meta de la Alquimia China es la fabricación del "Chin Tan" que se trataba de un medicamento que prolongaba la vida. En la primera epoca de la alquimia china, se confiaba en encontar ese medicamento en una de las islas de la Inmortalidad. Existian tres de estas islas, las cuales recibian los nombres de: "P´en-Lai", "Fang Chang" y "Jenchou".
Los primeros indicios los encontramos en el libro llamado "Shih Chi" (Notas Historicas) redactado por Ssu-Ma Ch´ien que vivió sobre los años 163 a 85 a.C. Durante el periodo de la Dinastia Han (Siglo I a.C.) la alquimia estaba muy extendida en China. Y en dicha disciplina ademas de la transformacion de metales no preciosos en oro y plata, tambien se estimaba y trataban todas las formas de magia. Fuentes de cronistas de la epoca, nos cuentan que los alquimistas pretendian ser capaces de reconocer emisiones gaseosas del cuerpo humano, con las cuales podian adivinar el futuro.
El tratado taoista del siglo II d. C. denominado "Wei P´o-yang" se considera la obra mas antigua de la alquimia china. Este libro trata los secretos de la alquimia, ademas de ocuparse del "Elixir de la Inmortalidad".
El alquimista chino mas conocidp es Ko Hung (284-361 d.C.) el cual utilizaba el seudonimo "Pao-P´u-tzu" y que publicó una extraña obra con este mismo nombre. En ella expuso de manera extensa y exhaustiva la transformacion de metales, como por ejemplo la transformacion del plomo blanco en uno rojizo o al reves, y la fabricación del "Elixir de la Vida". Tambien mencionó una tintura dorada a la que denominó "Chin-Ye" que se podia comparar con la tintura auri utilizada en la alquimia occidental.
Durante las Dinastias T´ang (618-907) y la Sung (960-1279), la alquimia gozó de protección y aprecio por parte de los Emperadores. El alquimista mas conocido en ese periodo fué Chang Po-tuan (984-1082) el cual redactó un libro con el titulo de "Wu-chen p´in" (Tratado sobre la Alquimia) en el que comentaba muy extensamente el secreto arcano del que el llamaba "El Elixir Interno y Externo).
Al empezar la Dinastia Yuan (1279-1368) bajó la reputación de la Alquimia y los alquimistas se limitaron a comentar los escritos dificiles de comprender. A partir de la Dinastia Ming, los alquimistas desaparecen de la corte del Emperador y se refugian en las montañas.
La alquimia china se basa en el efecto de cambio de los principios opuestos "Yin" y "Yang", tan significativos para el orden cosmico. Ademas contiene la teoria o sistema denominado "De los 5 elementos, es decir madera, fuego, tierra, metal y agua), que puede pasar del uno al otro en un movimiento rotatorio.

 

 

 

 

 

MAGIA EN TEORÍA Y PRÁCTICA
Aleister Crowley

 


 

 

 

 

 

 


1) Definición
Magia es la ciencia y arte de causar cambio en conformidad con la Voluntad.
Ejemplo: Es mi voluntad informar al mundo de ciertos hechos en mi conocimiento. Por lo tanto tomo armas mágicas, lapicera, tinta y papel, escribo encantamientos, estas mismas oraciones, en un lenguaje mágico, o sea, uno que sea entendido por la gente que deseo instruir, invoco a espíritus, como ser imprenteros, editores, libreros, etcétera, y los hago llevar mi mensaje a esa gente. La composición y distribución de este libro es, entonces, un acto de magia por el cual causo un cambio en conformidad con mi voluntad.
Nota: en un sentido, la magia puede ser definida como el nombre dado a la ciencia por la gente vulgar.
2) Postulado:
Cualquier cambio requerido puede ser efectuado por la aplicación del tipo y grado de fuerza adecuados, en la manera adecuada, a través del medio adecuado al objeto adecuado.
Ilustración: Deseo preparar una onza de cloruro de oro. Tengo que elegir el tipo correcto de ácido, nitro-hidroclorico, y no otro, en un contenedor que no se rompa, que no pierda y no se corroa, de tal forma de no porvocar resultados indeseados, con la cantidad necesaria de oro, y así. Cada cambio tiene sus propias condiciones. En el presente estado de nuestro conocimiento y poder, algunos cambios no son posibles en práctica, por ejemplo, no podemos causar eclipses o convertir plomo en lata, o crear hombres a partir de hongos. Pero es teóricamente posible causar en cualquier objeto cualquier cambio del cual dicho objeto es capaz por natraleza, y las condiciones están cubiertas por el anterior postulado.
3) Teoremas
1. Todo acto intencional es un acto mágico.
Ilustración: ver definición anterior.
Nota: por intencional queremos decir deseado. Pero incluso los actos no intencionales no lo son verdaderamente. Por lo tanto, respirar es un acto de la voluntad de vivir.
2. Todo acto exitoso fue en conformidad con el postulado.
3. Toda falla prueba que uno o más de los requerimientos del postulado no fueron completados.
Ilustraciones: Puede haber una falla al entender el caso, como cuando un doctor hace un diagnóstico equivocado, y su tratamiento perjudica al paciente. Puede ser una falla por aplicar el tipo de fuerza adecuado, como cuando un rústico trata de apagar una luz eléctrica soplándola. Puede haber una falla en aplicar el grado adecuado de fuerza, como cuando en una pulseada se rompe la agarradera de uno de los participantes. Puede haber una falla en aplicar la fuerza en la manera correcta, como cuando uno peresenta un cheque en la ventanilla equivocada del banco. Puede haber una falla en emplear el método correcto, como cuando Leonardo da Vinci vio su obra maestra desvanecese. La fuerza puede aplicarse a un objeto incorrecto, como cuando uno trata de partir una piedra pensando que es una nuez.
4) El primer requisito para causar cambio es a través de un entendimiento cualitativo y cuantitativo de las condiciones.
Ilustración: La causa más común de falla en la vida es la ignorancia de nuestra propia verdadera voluntad, o de los medios para cumplir esa voluntad. Un hombre puede creerse que es un pintor y desperdiciar su vida tratando de convertirse en uno, o puede realmente ser un pintor, y aún así no entender ni medir las dificultades particulares de esa carrera.
5) El segundo requisito para causar cambio es la habilidad práctica de poner en el movimiento adecuado a las fuerzas necesarias.
Ilustración: Un banquero puede tener un entendimiento perfecto de una situación dada, y aún así faltarle la cualidad de decisión, o del capital necesario como para tomar ventaja de eso.
6) Cada hombre y cada mujer es una estrella. Esto equivale a decir que cada ser humano es intrínsicamente un individuo independiente con su propio carácter y su propio movimento.
7) Cada hombre y cada mujer tiene un curso, dependiendo en parte de su propio yo, y en parte de su entorno, el cual es natural y necesario para cada uno. Alguien que es forzado a apartarse de su propio curso, sea por qu él mismo no lo entiende, o por causa de una oposición externa, entra en conflicto con el orden del universo, y sufre como consecuencia de eso.
Ilustración: Un hombre puede pensar que es su deber actuar en cierta manera, por causa de haberse hecho una imagen fantasiosa de él mismo, en vez de investigar su propia naturaleza real. Por ejemplo, una mujer puede hacerse miserable a ella misma por toda su vida pensando que prefiere el amor a la aceptación social, o viceversa. Una mujer puede quedarse con un marido antipático cuando en realidad estaría feliz en un altillo con un amante, mientras que otra puede engañarse a si misma con un metejón romántico, cuando su único placer está en dirigir funciones aceptables. También, el instinto de un niño puede decirle que vaya al mar, mientras que sus padres insisten en que se convierta en doctor. En ese caso va a ser tanto ineficaz como infeliz en la medicina.
8) Un hombre cuya voluntad consciente está enfrentada con su verdadera voluntad está desperdiciando su fuerza. No puede pretender influenciar a su entorno eficientemente.
Ilustración: Cuando hay guerra civil en una nación, no está en condiciones de proponerse la invasión de otros países. Un hombre con cancer emplea su nutrición en misma forma para su propio uso y para el enemigo que es parte de si mismo. Pronto deja de resistir las presiones del entorno. En la vida práctica, un hombre que hace lo que su consciencia le indica que está mal va a hacerlo muy torpemente, por lo menos al principio.
9) Un hombre que está haciendo su verdadera voluntad tiene la inercia del universo a su favor.
Ilustración: El primer principio de éxito en la evolución es que el individuo debe ser fiel a su propia naturaleza, y al mismo tiempo adaptarse a su entorno.
10) La naturaleza es un fenómeno continuo, por lo tanto podemos no conocer en todos los casos cómo están conectadas las cosas.
Ilustración: La consciencia humana depende de las propiedades del protoplasma, la existencia del cual depende de innumerables condiciones físicas peculiares de este planeta, y este planeta está determinado por el balance mecánico de la totalidad del universo material. Entonces podemos decir que nuestra consciencia está conectada causalmente con las galaxias más remotas, y aún así no sabemos cómo esto surge de, o con, los cambios moleculares en el cerebro.
11) La ciencia nos permite tomar ventaja de la continuidad de la naturaleza por la aplicación empírica de ciertos principios cuya interrelación involucra distintos órdenes de ideas conectados entre sí de un manera que está más allá de nuestra presente comprensión.
Ilustración: Podemos iluminar ciudades con métodos prácticos. No sabemos qué es la consciencia o cómo está conectada con la acción muscular, qué es la electricidad o cómo está conectada con las máquinas que la generan, y nuestros métodos dependen de cálculos que involucran ideas matemáticas que no tienen ninguna correspondencia con el universo tal como lo conocemos, por ejemplo expresiones irreales, irracionales e infinitas.
12) El hombre ignora la naturaleza de su propio ser y sus poderes. Hasta la idea de sus limitaciones está basada en su experiencia del pasado, y cada paso en su progreso extiende su imperio. Por lo tanto no hay razón para asignar límites teóricos a lo que puede ser, o a lo que puede hacer.
Ilustración: Hace una generación se suponía teóricamente imposible que el hombre pudiese conocer alguna vez la composición de las estrellas fijas. Se sabe que nuestros sentidos están adaptados para recibir sólo una fracción de las posibles frecuencias de vibración. Los instrumentos modernos nos han permitido detectar algunas de esas ondas super sensibles por medios indirectos, e incluso usar sus cualidades peculiares en el servicio del hombre, como en el caso de los rayos de Hertz y Roentgen. Como dijo Tyndall, el hombre puede, en cualquier momento, aprender a percibir e utilizar vibraciones de todo tipo, concebible e inconcebible. La búsqueda de la magia es la búsqueda de descubrir y utilizar las fuerzas de la naturaleza desconocidas hasta ahora. Sabemos que existen, y no podemos dudar de la posibilidad de instrumentos mentales o físicos capaces de darnos una relación con ellas.
13) Cada hombre es más o menos consciente de que su individualidad comprende varios órdenes de existencia, aún cuando mantiene que sus principios sutiles son meramente sintomáticos de los cambios de su vehículo más burdo. Se puede asumir que un orden similar se extiende a través de la naturaleza.
Ilustración: Uno no confunde el dolor de dientes con el desgaste que lo causa. Los objetos inanimados son sensibles a ciertas fuerzas físicas, como la conductividad eléctrica y térmica, pero ni en nosotros ni en ellos, por lo que sabemos, hay una percepción consciente directa de esas fuerzas. Influencias imperceptibles, por lo tanto, están asociadas con todos los fenómenos materiales, y no hay razón por la cual no podamos trabajar sobre la materia a través de esas energías sutiles de la misma manera que lo hacemos a través de sus bases materiales. En efecto, usamos la f uerza magnética para mover el hierro y la radiación solar para reproducir imágenes.
14) El hombre es capaz de ser y usar, cualquier cosa que percibe, porque todo lo que percibe es, en un sentido, parte de su ser. Entonces, puede subyugar la totalidad del universo del que es consciente a su voluntad individual.
Ilustración: El hombre ha usado la idea de Dios para dictar su conducta personal, para obtener poder por encima de sus iguales, para excusar sus crímenes, y para innumerables otros propósitos, incluyendo el de convertirse a si mismo en un dios. Ha usado las concepciones irreales e irracionales de la matemática para ayudarlo en la construcción de aparatos mecánicos. Ha usado su fuerza moral para influir en las acciones de hasta animales salvajes. Ha empleado el genio poético para propósitos políticos.
15) Toda fuerza del universo es capaz de ser transformada en cualquier otro tipo de fuerz usando los medios adecuados. Por lo tanto, existe una fuente inagotable de cuaquier tipo de fuerza particular que podamos necesitar.
Ilustración: El calor puede ser transformado en luz y poder usándolo para hacer funcionar dínamos. Las vibraciones del aire pueden ser usadas para matar hombres, ordenándolo a través de la palabra e inflamando pasiones guerreras. Las alucinaciones conectadas con las misteriosas energías del sexo resultan en la perpetuación de las especies.
16) La aplicación de cualquier fuerza dada afecta todos los órdenes del ser que existen en el objeto al cual es aplicada, sin importar cualquiera sea de esos órdenes el que es directamente afectado.
Ilustración: Si hiero a un hombre con una daga, su consciencia, no solo su cuerpo, es afectada por mi acto, aunque la daga, por si misma, no tenga una relación directa. Similarmente, el poder de mi pensamiento puede funcionar en la mente de otra persona para producir cambios físicos importantes en él, o en otros a través de él.
17) Un hombre puede aprender a usar cualquier fuerza para lograr cualquier propósito, utilizando los teoremas anteriores.
Ilustración: Un hombre puede usar una navaja para controlar su propia forma de hablar, usándola para cortarse a si mismo cuando dice sin darse cuenta alguna palabra determinada. Puede servir al mismo propósito resolviendo que cada incidente de su vida debe recordarle alguna cosa en particular, haciendo cada impresión el punto de inicio de una serie de pensamientos conectados que terminan en esa cosa. También puede dedicar toda su energía a algún objeto en particular, resolviendo no hacer otra cosa y haciendo que todo acto sea para ventaja de ese objeto.
18) Puede atraer hacia si mismo cualquier fuerza del universo convirtiéndose en un receptor adecuado para ella, y manipulando las condiciones como para que su propia naturaleza la obligue a fluir hacia él.
Ilustración: Si quiero beber agua pura, hago un pozo en un lugar que sé que hay agua subterranea, evito que se derrame, y tomo las medidas necesarias para tomar ventaja del comportamiento del agua de acuerdo a las leyes de la hidrostática para llenarlo.
19) La percepción de si mismo del hombre como un ser separado y opuesto al universo es un obstáculo a conducir sus corrientes. Lo aisla.
Ilustración: Un lider popular es más exitoso si se olvida de si mismo y sólo recuerda "la causa". La importancia personal solo engendra celos y divisiones. Cuando los órganos del cuerpo afirman su presencia de otra manera que no sea una silenciosa satisfacción, es un signo de que están enfermos. La única excepcion es el órgano de la reproducción. Y aún en este caso su afirmación es testigo de la insatisfacción con si mismo, ya que no puede cumplir su función hasta que esté completado por su contraparte en otro organismo.
20) El hombre sólo puede atraer y emplear las fuerzas para las cuales está realmente preparado.
Ilustración: no se puede hacer un bolso de seda con una oreja de chancho. Un verdadero hombre de ciencia aprende de cada fenómeno. Pero la naturaleza es tonta para el hipócrita, porque en ella no hay nada falso.
Nota: no es un obstáculo que el hipócrita sea parte de la naturaleza. Es un producto endotérmico, dividido contra si mismo, con una tendencia a quebrarse. Va a ver sus propias cualidades en todas partes, y por lo tanto obtener una idea radicalmente equivocada del fenómeno. La mayoría de las religiones del pasado fallaron por esperar que la naturaleza actue de acuerdo a sus propios ideales de conducta apropiada.
21) No hay límite a la extensión de las relaciones de cualquier hombre con el universo en esencia, porque tan pronto como el hombre se hace uno con cualquier idea los medios de medida dejan de existir. Pero su poder para utilizar esa fuerza está limitado por su poder mental y capacidad, y por las circunstancias de su entorno humano.
Ilustración: cuand un hombre se enamora el mundo entero se convierte, para él, en nada más que amor sin límite, pero su estado místico no es contagioso, sus iguales están o divertidos o asombrados. Sólo puede extender a los otros el efecto que ese amor ha tenido sobre él por medio de sus cualidades físicas y mentales. Entonces Catulo., Dante y Swinburne hicieron a su amor un poderoso motor para la humanidad por virtud de su poder de poner sus pensamientos sobre la materia en lenguaje musical y elocuente. También, Cleopatra y otra gente con autoridad modeló la fortuna de mucha otra gente permitiendo que el amor influencie sus acciones políticas. El mago, por más bien que tenga éxito en hacer contacto con las fuentes secretas de energía de la naturaleza, sólo puede usarlas en la medida que se lo permitan sus cualidades morales e intelectuales. La relación de Mahoma con el angel Gabriel fue efectiva solamente por su capacidad de mando, sus cualidades de soldado, y la sublimidad de su manejo del árabe. El descubrimiento de Hertz de los rayos que ahora usamos para la radio era estéril hasta que se reflejó en las mentes y voluntades de la gente que podía tomar su verdad y transmitirla al mundo de la acción por medio de instrumentos mecánicos y económicos.
22) Cada individuo es esencialmente autosuficiente. Pero no va a estar satisfecho con él mismo hasta que se establezca en su relación correcta con el universo.
Ilustración: Un microscopio, por más perfecto que sea, es inútil en manos de salvajes. Un poeta, por más sublme que sea, debe imponerse sobre su generación si desea disfrutar o incluso entenderse a si mismo, como debería ser, teóricamente.
23) Magia es la ciencia de entenderse a uno mismo y sus condiciones. Es el arte de aplicar ese entendimiento en acción.
24) Cada hombre tiene el derecho inalienable de ser lo que es.
Ilustración: Insistir que cualquier otra persona debe cumplir con nuestros propios standares es una ofensa, no sólo para él, sino para uno mismo, ya que ambas partes nacen igualmente de la necesidad.
25) Cada hombre debe hacer magia cada vez que actua o incluso piensa, ya que un pensamiento es un acto interno cuya influencia al final afecta a la acción, aunque puede no hacerlo en ese momento.
Ilustración: El más pequeño gesto causa un cambio en el propio cuerpo del hombre y en el aire a su alrededor, perturba el balance del universo entero, y sus efectos continúan eternamente a través de todo el espacio. Cada pensamiento, aunque sea suprimido, tiene su efecto en la mente. Es una de las causas de cada siguiente pensamientos y tiende a influenciar cada siguiente acción.
26) Cada hombre tiene un derecho, el derecho de auto-preservación, para realizarse a su máxima capacidad.
Ilustración: una función realizada imperfectamente hiere, no sólo a si misma, sino a todo lo que está asociado con ella. Si el corazón tiene miedo de latir por miedo a molestar al hígado, el hígado está hambriento de sangre y se venga con el corazön interfiriendo con la digestión, lo cual desordena la respiración, de la cual depende el bienestar cardíaco.
Nota: Los hombres de lo que se le llama naturaleza ciminal, simplemente están en conflicto con su verdadera voluntad. El asesino tiene a voluntad de vivir, y su voluntad de matar es una falsa voluntad opuesta a su verdadera voluntad, ya que arriesga la muerte en las manos de la sociedad por obedecer su impulso criminal.
27) Cada hombre debería hacer la magia el fundamento de su vida. Debería aprender sus leyes y vivir por ellas.
Ilustración: El banquero debería descubrir el verdadero sentido de su existencia, el verdadero motivo que lo llevó a elegir esa profesión. Debe entender la actividad bancaria como un factor necesario en la existncia económica de la humanidad en vez de ser meramente un negocio cuyos objetos son independientes del bien general. Debe aprender a diferenciar valores falsos de los verdaderos, y no actuar basado en fluctuaciones accidentales sino sobre consideraciones de verdadera importancia. Tal banquero va a demostrar ser superior a los otros, porque no va a ser un individuo limitado por cosas transitorias, sino una fuerza de la naturaleza, tan impersonal, imparcial y eterno como la gravitación, tan paciente e irresistible como las mareas. Su sistema no va a estar sujeto al pánico, no más de lo que la ley de la inversa de los cuadrados es afectada por las elecciones. No va a estar ansioso por sus asuntos, porque no van a ser de él, y por esa razón va a ser capaz de dirigirlos con la calma, clara confianza de un observador, con su inteligencia no obscurecida por el interés personal, y poder no limitado por la pasión.
28) Cada hombre tiene derecho a completar su propia voluntad sin tener miedo de que pueda interferir con la de otros, porque si él está en su lugar adecuado, es culpa de los otros si ellos interfieren con él.
Ilustración: Si un hombre como Napoleón hubiese sido realmente elegido por el destino para controlar Europa, no debería ser culpado por ejercitar sus derechos. Oponerse a él será un error. Cualquiera que lo hubiese hecho hubiese cometido un error en cuanto a su propio destino, excepto si fuese necesario para él que aprendiera las lecciones de la derrota. El sol se mueve por el espacio sin interferencia, el orden de la naturaleza provee de una órbita para cada estrella. Una colisión demuestra que una de ellas se desvió de su curso. Para cada hombre que mantiene su curso verdadero, cuando más firmemente actúa, es menos posible que otros interfieran con su camino. Su ejemplo los va a ayudar a encontrar sus propios caminos y a seguirlos. Cada hombre que se convierte en un mago ayuda a otros a hacer lo mismo. Cuanto más seguro y firme se mueva el hombre, y cuanto más esa acción es aceptada com un standard de moralidad, menos la confusión y el conflicto van a perjudicar a la humanidad.