Buscar nuevas sensaciones

 

 
 
 
 
 
 
 
 

Proceso 18

Buscar nuevas sensaciones

Cuándo debes utilizar este proceso

• Cuando desees mejorar una situación.
• Cuando desees obtener más dinero.
• Cuando desees obtener un trabajo mejor.
• Cuando desees una relación más satisfactoria.
• Cuando desees tener un cuerpo que te haga sentir mejor.

Tu actual Punto Fijo Emocional

El proceso denominado «Buscar nuevas sensaciones» te será muy útil si tu Punto Fijo Emocional oscila actualmente entre:

(9) Pesimismo
e
(17) Ira

(Si no estás seguro de dónde está situado actualmente tu Punto Fijo Emocional, regresa al capítulo 22 del tomo 1 y consulta las 22 categorías indicadas en la escala de la Guía Emocional.)

Dado que, por regla general, prestas mucha más atención a los aspectos de tu vida que vives en estos momentos, lo que vives en estos momentos tiene un mayor peso vibratorio, por así decir- lo, que lo que deseas o imaginas. Es decir, si deseas estar delgado aunque en estos momentos estés bastante gordo, los aspectos de tu experiencia presente probablemente superarán las vibraciones de tus visualizaciones.

Le gente dice con frecuencia: «No me siento satisfecho aquí. Deseo estar ahí». Pero cuando les preguntas por qué desean estar «ahí», por lo general te explican que les disgusta estar «aquí». Aunque utilizan palabras como «deseo estar ahí» o «deseo lo que hay ahí», su vibración se refiere más a donde se encuentran en es-tos momentos que a donde desean estar.
Al igual que en nuestra analogía anterior sobre el indicador de combustible, con respecto a que era inútil que pegaras un «rostro risueño» en el salpicadero para tapar el indicador que señalaba que el depósito estaba vacío, también son inútiles las palabras que suenen alegres si no te sientes alegre. La Ley de Atracción no responde a tus palabras, sino a las vibraciones que irradian de tus palabras. Por más que utilices las palabras adecuadas, si te hallas en un estado de marcada resistencia a tu Bienestar será inútil, pues las palabras que utilizas no son importantes, lo que importa es cómo te sientes.

El proceso denominado «Buscar nuevas sensaciones» te ayudará a que irradies una vibración que te sea útil, pues contribuirá a que seas consciente de lo que estás atrayendo. Se trata de que utilices tu imaginación para fingir que tu deseo ya se ha cumplido y que experimentas los pormenores de ese deseo.

Cuando te concentras en lo que sientes al vivir tu deseo, no puedes sentir, al mismo tiempo, la ausencia de tu deseo, por lo que con la práctica aprenderás a inclinar la balanza a tu favor, por así decirlo, y aunque tu deseo no se haya manifestado todavía, ofrecerás una vibración como si ya se hubiera manifestado, y así lograrás que se cumpla.
De nuevo, el Universo no sabe si ofreces una vibración por-que vives lo que estás viviendo o porque imaginas que lo estás viviendo. En cualquier caso, el Universo responde a la vibración y permite que se produzca la manifestación.
Por ejemplo, pongamos que te acercas a tu buzón y encuentras el segundo aviso de una factura que no has pagado, y cuando abres el sobre te sientes preocupado porque no sabes cómo pagarla en estos momentos.
Hace tiempo que debías haber pagado esa factura, al igual que otras muchas, por lo que te sientes abrumado y desanimado.

«Deseo tener más dinero —dices—. Deseo tener mucho más dinero», repites una y otra vez con energía. Pero ofreces palabras vacías, que no tienen impacto alguno en tu punto de atracción, porque tu punto de atracción no reside en tus palabras. Tu punto de atracción reside en la vibración que emites con frecuencia y la forma en que te sientes te indica con exactitud tu punto de atracción. En estos momentos sientes una emoción que evidente-mente coincide con tu estado de no tener suficiente dinero.
Tu objetivo, en este ejercicio, es invocar imágenes que hagan que ofrezcas una vibración que permita que fluya hacia ti el dinero que deseas.
Tu objetivo es crear imágenes que hagan que te sien-tas bien, buscar «nuevas sensaciones», es decir, sentirte como te sentirías si tuvieras suficiente dinero en lugar de sentirte como te sientes al no tenerlo.

Puedes recordar una época en que tenías más dinero o una época en que, aunque no necesariamente lo tuvieras, al menos no padecías el estrés de que se acumularan las facturas. Cuando des con ese recuerdo, trata de obtener tantos detalles referentes al mis-mo como puedas para sentirlo con mayor intensidad.

Puedes fingir que tienes más dinero del que necesitas o que tienes tanto que no sabes dónde guardarlo, e imaginar que tienes toneladas de dinero guardado en un armario y debajo de la cama. Imagina que te diriges al banco con bolsas llenas de monedas que deseas convertir en billetes de dólar. Imagina que llevas billetes de 5,10 y 20 dólares para convertirlos en billetes de 100 dólares, a fin de guardarlos con más facilidad.
Puedes fingir que tienes una tarjeta de crédito ilimitado con la que adquirir lo que desees; una especie de tarjeta mágica que utilizas varias veces al día porque es muy útil, y, una vez al mes, extiendes un cheque para pagar todas las compras que has hecho con la tarjeta.
Imagina que la cantidad de dinero que tienes en el banco comparado con las compras que has hecho este mes con la tarjeta es tan superior que el hecho de pagar la factura no incide en absoluto en tu experiencia.
Cuanto más practiques este juego de «Buscar nuevas sensaciones» más fácil te resultará y más te divertirá practicarlo. Cuando finges, o recuerdas selectivamente, activas vibraciones nuevas y tu punto de atracción se modifica. Y cuando tu punto de atracción se modifica, tu vida mejora en todos los ámbitos con respecto a los cuales has procurado experimentar nuevas sensaciones.

 

Proceso 19

Libérate de tu resistencia para no endeudarte

Cuándo debes utilizar este proceso

• Cuando desees experimentar una sensación de alivio por no estar endeudado.
• Cuando desees crear un mayor diferencial entre lo que ga-nas y lo que gastas.
• Cuando desees sentirte mejor con respecto al dinero.
• Cuando desees incrementar la cantidad de dinero que fluye a través de tu experiencia.

Tu actual Punto Emocional

Fijo El proceso denominado «Libérate de tu resistencia para no estar endeudado» te será muy útil si tu Punto Fijo Emocional oscila actualmente entre:

(10) Frustración /Irritación/Impaciencia
y
(22) Temor /Desconsuelo /Depresión /Desesperación /
Impotencia

(Si no estás seguro de dónde está situado actualmente tu Punto Fijo Emocional, regresa al capítulo 22 del tomo 1 y consulta las 22 categorías indicadas en la escala de la Guía Emocional.)

Para comenzar a practicar el proceso de «Libérate de tu resistencia para no estar endeudado», hazte con un cuaderno provisto del mismo número de columnas como el de tus pagos mensuales. Ahora, empezando por la columna situada en la extrema izquierda, escribe un epígrafe que describa tu gasto mensual más cuantioso. Por ejemplo, si el cheque más cuantioso que extiendes cada mes es para pagar la hipoteca de tu casa, escribe «Hipoteca de la casa».

 A continuación, en la primera línea debajo del epígrafe, es-cribe la cantidad en dólares del pago de la hipoteca de la casa. Ahora traza un círculo alrededor de esta cantidad, que representa la cantidad que estás obligado a pagar cada mes, y en la tercera línea escribe la cantidad total pendiente de la hipoteca de la casa.
Luego, anota tu segundo pago más cuantioso en la segunda columna, el tercer pago más cuantioso en la tercera columna, y así sucesivamente. En la parte superior de tu cuaderno con columnas escribe la siguiente afirmación: «Deseo cumplir mi promesa con respecto a todas mis obligaciones financieras, y en algunos casos incluso pagaré el doble de lo que debo».
Cada vez que recibas una factura, saca tu cuaderno con columnas y ajusta, en caso necesario, la cantidad mínima mensual que necesitas. Si permanece inalterable, escribe la misma cifra.
La primera vez que recibas una factura o cuando tengas que hacer un pago referente al epígrafe situado en la columna de la derecha del cuaderno (es decir, el pago de inferior cuantía que haces cada mes), extiende el cheque por el doble de la cantidad re-querida. Al mismo tiempo, anota la nueva cifra del saldo pendiente.

Quizás este juego te parezca un tanto extraño cuando empieces a practicarlo, pero aunque no tengas el dinero suficiente para pagar todo lo que debes en todas las columnas, sigue anotando el doble de la cantidad en la columna de la derecha. Y alégrate de haber cumplido la nueva promesa que te hiciste a ti mismo acerca de pagar todo lo que debes, y en algunos casos incluso el doble de esa cantidad.

Puesto que contemplarás tu economía de modo distinto, tu vibración empezará a cambiar de inmediato. Cuando sientas cierto orgullo por haber cumplido tu palabra, tu vibración cambiará. Cuando mantengas tu promesa de doblar la cantidad de tus pagos, tu vibración cambiará. Y debido a este cambio, por leve que sea, las cosas empezarán a cambiar en tu situación económica.

Si dedicas unos minutos a apuntar todo lo que debes en tu cuaderno de cuentas, la atención que prestas a esta cuestión comenzará a activar de forma positiva las circunstancias en torno al tema del dinero. En lugar de sentirte desanimado cuando encuentres la enésima factura en tu buzón, te apresurarás a apuntarla en tu cuaderno de cuentas. Y debido a este cambio en tu actitud y tu vibración, las cosas empezarán a cambiar en tu panorama financiero.

Un dinero que no esperabas aparecerá en tu experiencia. Te toparás con todo tipo de oportunidades, de modo que tus dólares te cundirán más de lo que imaginabas. Te harán diversas ofertas económicas y serás consciente de que estas novedades son la res-puesta a la atención que prestas a esta cuestión y al cambio que se ha producido en tu vibración.

Cuando aparezca ese dinero extra, te apresurarás a aplicar otro pago en la columna de la derecha de tu cuaderno. Al poco tiempo, conseguirás saldar esa deuda y borrarla de la correspondiente columna en tu cuaderno. Las columnas desaparecerán una tras otra a medida que tu diferencial económico entre tus ingresos y tus gastos se amplíe. Tu sensación de bienestar económico se incrementará el primer día que practiques este juego. Y si te lo tomas en serio y dedicas tiempo al asunto, tu vibración con respecto al dinero cambiará de modo tan significativo que al cabo de poco tiempo dejarás de estar endeudado, tal como deseabas.
No hay nada de malo en tener deudas, pero si te sientes agobiado por ellas tu vibración con respecto al dinero será una vibración de resistencia. Cuando hayas conseguido librarte de este peso, te sentirás más ligero y más libre, tu resistencia habrá desaparecido y estarás dispuesto a permitir que el Bienestar fluya con abundancia a través de tu experiencia.

Abraham, contadme más cosas sobre el «dinero y la economía»

Como ya mencionamos en el proceso 17, resulta tan fácil crear un castillo como un botón. Se trata de que te concentres en un castillo o en un botón, porque puede ser tan satisfactorio crear un botón como un castillo. Y al margen de que sea un castillo o un botón, si lo utilizas como un objeto de atención, invocarás la Fuerza Vital, y de lo que se trata aquí es de que sientas esa Fuerza Vital. Lo de menos es la razón por la que la invocas.

Así pues, ¿por qué no te dedicas a crear una corriente positiva de abundancia económica? ¿Por qué no aprendes a visualizar que el dinero fluye fácilmente a través de tu experiencia? ¿Por qué no gastas dinero y das a más personas la oportunidad de ganarlo también? ¿Qué mejor forma de gastar el dinero que reintegrarlo en la economía que proporciona trabajo a más gente? Cuanto más gastes, más personas se beneficiarán y más personas participarán en el juego contigo.

Tu papel consiste en utilizar la Energía. Ésa es la razón de que existas. Eres un ser que hace que fluya la Energía, un ser capaz de concentrarse, de percibir. Eres un creador, y no existe nada peor en el Universo que venir a este medio de profundo contraste, donde el deseo se genera fácilmente, y no permitir que la Energía fluya a través de tu deseo. Eso equivale a despilfarrar la vida.

No existe un trabajo digno o un trabajo indigno. Tan sólo existen oportunidades en las que debes concentrarte. Puedes sentirte tan satisfecho realizando una tarea como otra, pues te hallas en Primera Línea del pensamiento y la Fuente fluye a través de ti, independientemente de tu trabajo. Puedes sentirte feliz llevando a cabo cualquier trabajo siempre y cuando permitas que la Energía fluya a través de ti. Lo espiritual en contraposición a lo material no es una opción. Todo lo referente a esta experiencia física, que propicia toda suerte de manifestaciones, es espiritual. Todo es fruto del espíritu. No tienes que demostrar nada. Procura ser el Yo Espiritual y afánate en crear con ahínco.

Tu quebranto económico no mejorará la situación de los pobres

Piensa en cómo era la economía en este país hace un par de siglos. ¿Qué es lo que ha cambiado? ¿Hemos descubierto más recursos en otros planetas? ¿O no ha habido más personas, a lo largo de más tiempo, que han identificado más cosas que desean y la Energía No Física, que es inagotable e infinita, se las ha proporcionado?

Nunca os oímos a ninguno de vosotros decir: «He gozado de una salud excelente durante muchos años y he decidido ponerme enfermo durante un tiempo para permitir que otras personas gocen también de buena salud», porque sabéis que el hecho de que estéis sanos o enfermos no influye en modo alguno en la salud de los demás. No utilizáis vuestra salud para privar a otros de ella. Con la abundancia ocurre otro tanto. Las personas que consiguen alcanzar una armonía vibratoria con la abundancia —de forma que ésta fluya hacia ellas y a través de ellas— no privan a nadie de esa abundancia. Es inútil que te arruines para hacer que los pobres prosperen. Sólo si prosperas eres capaz de ofrecer algo a los demás. Si deseas ayudar a otras personas, esfuérzate en alinearte, conectar y sintonizar con tu Fuente de Energía.
Aprecia a quienes constituyen ejemplos de bienestar. ¿Cómo sabrías que existe la prosperidad si no observaras pruebas de ella a tu alrededor? Todo forma parte integrante del contraste que contribuye a potenciar tu deseo. El dinero no propicia la felicidad, pero tampoco propicia el mal. El dinero es consecuencia de que alguien se alinee con la Energía. Si no deseas tener dinero, no lo atraigas. Pero te advertimos que tus críticas contra otros que tienen dinero te retienen en una situación en la que las cosas que deseas, como salud, claridad y Bienestar, no fluirán tampoco hacia ti.

Si te incomoda pensar en el tema del dinero significa que hay en ti un profundo deseo de tenerlo, y que es muy importante para ti. Por consiguiente, tu tarea consiste en hallar la forma de pensar en el dinero y sentirte bien. No obstante, es igualmente eficaz pensar en cualquier otra cosa y sentirte bien, y dejar que la Energía fluya hacia ti. No tienes que pensar en el dinero para tener dinero. Pero no puedes pensar en la falta de dinero y al mismo tiempo permitir que éste fluya hacia tu experiencia.

El éxito reside en la alegría que sientas

Nos encanta verte aplaudir el éxito conseguido por otros, porque cuando te alegras sinceramente de ello, significa que no tardarás en alcanzarlo tú también. Muchos creen que el éxito significa conseguir todo lo que uno desee. Nosotros respondemos que eso es como sentirse muerto, y no existe ese tipo de muerte. El éxito no consiste en alcanzar tus metas, sino en seguir soñando y sentirte positivo mientras te afanas en conseguirlo. El criterio del éxito en la vida no es el dinero ni los objetos que acumulas, sino la cantidad de alegría que sientes.
Por ejemplo, puedes decir: «Cuando veo personas que tienen éxito, me refiero a personas ricas y a personas felices, a veces coincide que son ricas y se sienten felices. Cuando me refiero a personas triunfadoras, me refiero a personas que se sienten profunda-mente felices, que están contentas, que afrontan con alegría sus jornadas. Prácticamente todas ellas, sin excepción, tuvieron unos comienzos muy duros, lo cual las convirtió al principio en pode-rosos rebeldes.

 Luego hallaron la forma de relajarse y asumir el Bienestar que les corresponde por derecho propio». (El éxito reside en gozar de una vida feliz, y una vida feliz constituye una serie de momentos felices. Pero la mayoría de las personas no permite que se produzcan momentos felices porque está obsesiona-da con alcanzar una vida feliz.)

En lugar de «ganar» abundancia, «permite» que la abundancia fluya hacia ti

Tu acción no tiene nada que ver con tu abundancia. Tu abundancia es una respuesta a tu vibración. Por supuesto, tu creencia forma parte de tu vibración, de modo que si crees que tu acción forma parte de lo que te proporciona abundancia, debes replantearte el tema. Nosotros deseamos que elimines la palabra «ganar» de tu vocabulario y tu esquema mental y la sustituyas por la palabra «permitir». No tienes que ganarte tu Bienestar, sino permitir que fluya a través de ti. Lo único que tienes que hacer es decidir qué deseas experimentar y dejar que fluya hacia ti para recibirlo. No tienes que esforzarte ni luchar por conseguirlo. Eres un Ser Digno, y mereces gozar de ese Bienestar.

Todos los recursos que desees o necesites están al alcance de tu mano. Tan sólo tienes que identificar lo que deseas hacer con ello y practicar la sensación placentera que sentirás cuando eso ocurra. No hay nada que no puedas ser, hacer o tener. Eres un ser bendecido, que ha venido a este medio físico para crear. No hay nada que te impida alcanzar lo que desees salvo tus pensamientos contradictorios. Y tus emociones te indican cuándo te asaltan esos pensamientos. La vida está para gozarla, para hacer que te sientas bien. Eres un potente creador, capaz de conseguir lo que desees.
Saborea en lugar de lamentarte; ríe en lugar de llorar.
Mantén expectativas positivas y no negativas. Nada es más importante que el que te sientas bien. Practícalo y no tardarás en ver los resultados.

Proceso 20

Delegar en el gerente

Cuándo debes utilizar este proceso

• Cuando te sientas agobiado por tu trabajo.
• Cuando desees disponer de más tiempo para disfrutar de las cosas que te gustan.
• Cuando desees convertirte en el potente creador que estás destinado a ser.

Tu actual Punto Fijo Emocional

El proceso denominado «Delegar en el gerente» te será muy útil si tu Punto Fijo Emocional oscila actualmente entre:
(10) Frustración / Irritación / Impaciencia
e
(17) Ira

(Si no estás seguro de dónde está situado actualmente tu Punto Fijo Emocional, regresa al capítulo 22 del tomo 1 y consulta las 22 categorías indicadas en la escala de la Guía Emocional.)

Imagina que eres el dueño de una importante empresa y miles de empleados trabajan para ti. Has contratado a personas que se ocupan de la manufactura y el marketing de tus productos, a administradores, contables, asesores, artistas, expertos en publicidad... Miles de personas que trabajan para que tu empresa tenga éxito.
Ahora imagina que no trabajas personalmente con ninguna de esas personas, pero tienes un gerente que lo hace, y tu gerente las comprende, las aconseja y las guía. Así pues, cada vez que se te ocurre una idea, la expresas a tu gerente, que dice: «Me ocuparé de ello enseguida». Y así lo hace. Con eficiencia. Con rigor. Con precisión. Como a ti te gusta.
Quizá te digas en estos momentos: «Me encantaría tener un gerente así, una persona en quien confiar, que trabajara en beneficio mío».
Nosotros respondemos: Tienes un gerente tan competente o más que ése. Tienes un gerente que trabaja continuamente en tu provecho que se llama Ley de Atracción. Sólo tienes que expresar un deseo para que este Gerente Universal se apresure a satisfacerlo.
Pero la mayoría de vosotros no veis a este Gerente Universal de esa forma. Disponéis de este gerente, pero seguís responsabilizándoos de todo. Dicho de otro modo, decís: «Sí, la Ley de Atracción existe, pero el que lo hace todo soy yo». Y nosotros respondemos: ¿De qué sirve entonces la Ley de Atracción?

'Eso sería como tener un gerente al que pagaras medio millón de dólares al año y se limitara a preguntarte: « ¿Desea algo de mí?» Y tú contestaras: «No, no. Me conformo con pagarte para que seas mi gerente».
Mientras tú te ocupas de todas las tareas, del trabajo administrativo, de las obras de construcción... Trabajarías hasta la extenuación, hasta caer rendido cada día, mientras tu gerente disfrutaba tomando el sol en una playa.

Eso sería absurdo. Lo lógico es que hicieras trabajar a tu ge-rente, que delegaras en él o en ella; que le pidieras cosas con la in-tención de que las haga. Así es como debes considerar a la Ley de Atracción. Pídele cosas con la esperanza de obtener resultados. Cuando delegues en ella, harás las dos únicas cosas que son precisas para llevar a cabo tu Creación Deliberada: identificar el objeto de tu deseo, y permitir que el Universo te lo conceda.

Así pues, el hecho de fijarte unas metas es como delegar en el Gerente Universal. Y el hecho de alcanzar la vibración que te permita que tus deseos fluyan hacia ti equivale a confiar en que tu gerente lo ponga todo en orden y que, cuando debas hacer algo, él mismo te lo indique. Dicho de otro modo, cuando debas tomar otra decisión, sé consciente de ello.

No delegas tu vida, sino que la creas. Te conviertes en un visionario creativo en lugar de un «actuante». Lo cual no significa que no haya muchas cosas que querrás y podrás hacer. No pretendemos impedir que actúes. Actuar es divertido. No hay nada más delicioso en el Universo que tener un deseo que encaje con tus vibraciones y que tu alineación o conexión con tu Fuente de Energía te inspire a actuar. Ésta es la mayor extensión del Proceso de Creación. No existe una acción más deliciosa en el Universo que una acción fruto de la inspiración.

Proceso 21

Reivindicar tu estado natural de salud

Cuándo debes utilizar este proceso

• Cuando no te encuentres bien.
• Cuando te hayan diagnosticado una enfermedad grave.
• Cuando sientas dolor.
• Cuando desees sentirte más vital.
• Cuando sientas un vago temor relacionado con tu cuerpo.

Tu actual Punto Fijo Emocional

El proceso denominado «Reivindicar tu estado natural de salud» te será muy útil si tu Punto Fijo Emocional oscila actualmente entre:
(10) Frustración /Irritación /Impaciencia
y
(22) Temor /Desconsuelo /Depresión /Desesperación /
Impotencia

(Si no estás seguro de dónde está situado actualmente tu Punto Fijo Emocional, regresa al capítulo 22 del tomo 1 y consulta las 22 categorías indicadas en la escala de la Guía Emocional.}

Practica este ejercicio tumbado en un lugar cuanto más cómodo mejor. Elige un momento del día en que dispongas aproximadamente de 15 minutos y preveas que nadie te interrumpirá.
Escribe esta breve lista en un lugar donde puedas leerla fácil-mente, y después de haberte tendido, léela lentamente.

• Es natural que mi cuerpo esté sano.
• Aunque yo no sepa qué hacer para sanar, mi cuerpo lo sabe.
• Tengo billones de células dotadas de una conciencia individual, que saben cómo alcanzar su equilibrio individual.
• Cuando empecé a enfermar, no sabía lo que sé ahora.
• Si hubiera sabido entonces lo que sé ahora, no habría enfermado.
• No es preciso que comprenda la causa de esta enfermedad.
• No es necesario que explique cómo experimento esta enferme-dad.
• Lo único que debo hacer es liberarme suave y progresivamente de esta enfermad.
• No importa cómo se originó, porque en estos momentos está empezando a remitir.
• Es natural que mi cuerpo tarde un tiempo en empezar a alinearse con mis pensamientos perfeccionados sobre el Bienestar.
• No es preciso que me apresure a resolver el problema.
• Mi cuerpo sabe lo que debe hacer.
• El Bienestar es natural en mí.
• Mi Ser Interior es profundamente consciente de mi cuerpo físico.
• Mis células piden lo que necesitan para prosperar, y la Fuente de Energía atiende sus peticiones.
• Estoy en buenas manos.
• Ahora me relajaré, para permitir que se produzca la comunicación entre mi cuerpo y mi Fuente.
• Mi única tarea es relajarme y respirar.
• Puedo conseguirlo.
• Puedo conseguirlo con facilidad.

Ahora, túmbate y goza de la comodidad del colchón sobre el que descansas, y concéntrate en tu respiración mientras inspiras y expeles el aire una y otra vez. Tu objetivo es sentirte tan cómo-do como sea posible.
Respira tan profundamente como puedas sin dejar de sentir-te cómodo. No lo fuerces. No trates de hacer que ocurra nada. Lo único que tienes que hacer es relajarte y respirar.

Probablemente empezarás a experimentar unas sensaciones suaves y delicadas en tu cuerpo. Sonríe y reconoce que esta Fuente de Energía responde de manera específica a las peticiones de tus células. Siente el proceso de sanación. No hagas nada para agilizarlo ni intensificarlo. Limítate a relajarte y a respirar y permite que se verifique.
Si al tumbarte experimentabas dolor, sigue el mismo proceso. No obstante, si sentías dolor, convendría que añadieras estas palabras a tu lista escrita y hablada:

• Esta sensación de dolor indica que la Fuente responde a mi petición celular de Energía.
• Esta sensación de dolor es un indicador maravilloso de que no tardaré en obtener ayuda.
• Me relajaré porque entiendo que esta sensación de dolor me indica que va a producirse una mejora.
Ahora, procura conciliar el sueño. Sonríe y reconoce que Todo está bien. Respira, relájate y confía.

Abraham, contadme más cosas sobre «nuestro cuerpo físico»

La próxima vez que te sientas mal, detente y di: «Este malestar que siento se debe tan sólo a que soy consciente de mi resistencia.
Debo relajarme y respirar, relajarme y respirar, relajarme y respirar». Y al cabo de unos segundos conseguirás que remita tu malestar.

Cada célula de tu cuerpo tiene una relación directa con la Fuerza Vital Creativa, y cada célula responde a ella de forma in-dependiente. Cuando sientes alegría, todos los circuitos se abren para permitir que recibas plenamente la Fuerza Vital. Cuando sientes una sensación de culpa, remordimientos, temor o ira, los circuitos obstaculizan el paso de esa Fuerza Vital. La experiencia física reside en controlar esos circuitos y procurar mantenerlos abiertos en todo momento. Tus células saben lo que deben hacer, e invocan la Energía.

No existe condición o circunstancia que no puedas modificar y transformar, al igual que no hay ninguna pintura que no puedas repintar. Existe multitud de pensamientos en el medio humano que limitan tus posibilidades y hacen que parezca que esas enfermedades supuestamente incurables y condiciones inalterables no puedan modificarse. Pero nosotros afirmamos que sólo son «inalterables» porque tú crees que lo son. Una persona nos preguntó recientemente:
« ¿La capacidad del cuerpo para sanar es ilimitada?» Y nosotros respondimos: Sí, la única limitación es lo que tú creas. Y esa persona preguntó: «Entonces, ¿por qué no consiguen las personas que pierden una extremidad que les crezca otra?» Y nosotros contestamos: Porque nadie cree que sea capaz de hacerlo.

Pero ¿y un bebé aquejado de una enfermedad?

Con frecuencia la gente nos pregunta: « ¿Y los niños que están enfermos?» Nosotros respondemos que esos niños estuvieron expuestos a una vibración, incluso en el útero materno, que les impidió que fluyera a través de ellos el Bienestar que les era natural. Pero cuando nacen, al margen de la enfermedad que padezcan, si se les puede guiar hacia el pensamiento que permite que el Bienestar fluya a través de ellos, incluso después de que su cuerpecito esté formado, éste podría regenerarse y recobrarían la salud.
Es natural que goces de salud. Es natural que goces de abundancia. Es natural que te sientas bien. Es natural que sientas la claridad. No es natural que sientas confusión o pases privaciones o te sientas culpable. Esas cosas no son naturales para el ser que eres. Pero éstos parecen hábitos que la mayoría de vosotros adquirís naturalmente a lo largo de vuestra trayectoria física.
Cuando sientas un malestar físico, tanto si lo consideras un dolor emocional o físico, siempre significa lo mismo: «Deseo invocar a la Energía, pero sostengo una creencia que me lo impide, de modo que he creado una resistencia en mi cuerpo». La solución para liberarte del malestar o el dolor consiste invariablemente en relajarte y tratar de experimentar una sensación de alivio.
La gente nos pregunta: «Si no existe una mente de enfermedades, ¿por qué hay tantas personas enfermas?» El motivo es que han hallado multitud de excusas para mantenerse en una discordancia vibratoria con el Bienestar. No permiten que éste fluya a través de ellas. Y al no permitir que el Bienestar fluya a través de ellas, la ausencia de Bienestar asume la forma de enfermedad. Y cuando eso le ocurre a millones de personas, decís: «Debe de existir una fuente de enfermedades. Les pondremos etiquetas. Lo llamaremos cáncer. Les pondremos nombres terribles y fingiremos que se cuelan en la experiencia de las personas». Nosotros decimos que nunca se cuela en la experiencia de nadie. Las personas adquieren, a través de sus tribulaciones y de pelearse unas con otras, patrones de pensamiento que impiden que fluya el Bienestar.
Cuando no permites que fluya el Bienestar, se manifiestan en tu vida sombras que constituyen las enfermedades que padecen tu cuerpo, y la incapacidad de obtener lo que deseas. Al cabo del tiempo, te convences de que existe un origen siniestro. Y acumulas montañas de información para protegerte de esa «fuente malévola» que jamás ha existido.

Si te han diagnosticado una enfermedad grave

Si los médicos te han diagnosticado una enfermedad grave tiendes a decir: «¡Dios mío! ¿Cómo es posible que me haya alejado tanto de algo que deseo profundamente?» Nuestra respuesta es que no se trata de una sola cosa, sino de una serie de cosas insignificantes. Por ejemplo: «Yo podría elegir este pensamiento que hace que me sienta bien, o ese otro que no hace que me sienta bien, pero he adquirido un esquema mental que hace que no me sienta bien. Por tanto, lo que me impide estar predispuesto es la dosis diaria de rechazar lo que deseo».

No hay vuelta de hoja. Por consiguiente, no permitas que la situación en que te encuentres, por grave que te parezca, te atemorice. No es más que el resultado de la alineación de la Energía con algo que te proporciona una mayor claridad sobre lo que de-seas, y, lo que es más importante, una mayor sensibilidad con respecto a si estás predispuesto a recibirlo o a rechazarlo.

La salud que permites que fluya a través de ti, o la salud que tú mismo te niegas, reside en tu actitud mental, en el talante, el estado de ánimo o en tus pensamientos. No existe ninguna excepción en ningún ser humano o animal, porque todos son capaces de recuperarse una y otra vez y volver a asumir el ritmo natural de su mente. Tratas tu cuerpo como tratas tu mente. Todo es psicosomático, sin excepción.

No hay nada que no puedas reorientar hacia el Bienestar. Pero es necesario que tomes la firme decisión de centrar tus pensamientos en algo que haga que te sientas bien. Por tanto, haremos una afirmación contundente: Cualquier enfermedad —sea la que sea— puede sanar en pocos días si uno es capaz de desviar sus pensamientos de ella y permitir que se produzca otra vibración dominante. El tiempo de soñación depende de lo complicado de la situación, pues cualquier enfermedad que padezca tu cuerpo físico tarda más en producirse de lo que te llevará liberarte de ella.

La enfermedad como una extensión de las emociones negativas

El dolor físico no es más que una extensión de las emociones. Todo se reduce a lo mismo: existen dos emociones, una que te produce una sensación agradable y otra que te produce una sensación desagradable. Esto significa que o bien estás conectado con tu Corriente de Energía o no permites esa conexión con tu Corriente de Energía. La enfermedad y el dolor no son más que ex-tensiones de una emoción negativa, y cuando dejas de experimentar resistencia el problema se resuelve.
¿Es preciso que pienses determinados pensamientos positivos sobre tu cuerpo para que éste sea como tú deseas? No. Pero tienes que evitar pensar en determinados pensamientos negativos. Si consiguieras evitar pensar de nuevo en tu cuerpo y centrarte en pensamientos agradables tu cuerpo recuperaría su bienestar natural.
Puedes vivir cómodamente, con alegría, prosperidad y salud siempre y cuando desees invocar lo que te da la vida. Las personas no mueren porque pasen a través del tiempo. Mueren porque no permiten que la Fuerza Vital estimule sus decisiones. El único motivo de que las personas mueran es porque o bien dejan de tomar decisiones sobre su permanencia aquí o toman decisiones sobre ser No Físicos.

Podrías permanecer en este cuerpo indefinidamente

¿Afirmamos que podrías alcanzar lo que consideras tu plenitud física humana y conservarla en tanto permanecieras físicamente con- centrado en ese cuerpo? La respuesta decididamente es sí. Esto no significa que alcances tu plenitud física y te arrojes por un precipicio el mismo día. Significa que puedes alcanzar tu plenitud y delei-tarte en ella. ¿Por qué la experiencia más generalizada es contraria a esto? Porque prácticamente todo el mundo vibra en respuesta a lo que contempla a su alrededor. ¿Cuál es entonces la solución? No mires tanto a tu alrededor. Utiliza más tu imaginación. No mires tanto a tu alrededor. Utiliza más tu imaginación. Hasta que las imágenes que visualices se conviertan en tu vibración habitual.

Podrías permanecer en este cuerpo indefinidamente si permitieras que tu medio siguiera produciendo deseos puros, capaces de aportarte vida, sin oponer resistencia por tu parte. Podrías abrir tu vértice para hallar constantemente nuevos deseos, y esos deseos seguirían invocando la Fuerza Vital a través de ti. Dicho de otro modo, vives a tope, con despreocupación, de manera desenfrenada, con pasión... Luego, a partir de ese esquema, tomas la de-cisión consciente de realizar tu transición.
Toda muerte es auto impuesta Si llevas a cabo tu transición a lo No Físico no es porque te disguste lo físico, sino porque tienes la sensación de haber completa-do tu recorrido físico y buscas otro punto de vista. La muerte es renunciar a la conciencia; es como desviar la atención de un lugar y fijarla en otro.

Toda muerte es auto impuesta debido a la culminación de la vibración del Ser.

No hay excepciones a esta regla. Nadie, ni ser humano ni animal, realiza la transición a lo No Físico sin que se verifique en su interior un consenso vibratorio, por lo que cabe decir que cada muerte es un suicidio porque cada muerte es auto impuesta.
Eres un Ser Eterno que se proyecta siempre desde lo No Físico, y en ocasiones esa proyección se dirige a la personalidad física.

Cuando la personalidad física se completa de momento, se produce un cese de la concentración. Por ejemplo: Estás aquí y a veces entras en un cine y a veces sales de un cine, pero siempre eres el que entró en el cine, tanto si estás en el cine como si no.
Te ofrecemos una regla que te ayudará: Si crees que algo es bueno y lo haces, te beneficia. Si crees que algo es malo y lo haces, estás ante una experiencia muy perjudicial. No hay nada que te perjudique más que el que hagas algo que creas que está mal, de modo que procura tomar tus decisiones con alegría y claridad, porque tus contradicciones provocan la mayoría de contradicciones en tus vibraciones.
Toma una decisión sobre lo que deseas, concentra tu atención en ello, siente la sensación que te produce y no tardarás en conseguirlo. No hay motivo para que sufras o te esfuerces en conseguir nada.

Proceso 22

Ascender por la Escala Emocional

Cuándo debes utilizar este proceso
• Cuando te sientas mal y te cueste sentirte bien.
• Cuando te haya ocurrido algo a ti o a una persona que quieres que te ha causado un fuerte impacto (has perdido a un ser querido, tu amante te ha abandonado, tu perro ha muerto atropellado, etcétera).
• Cuando te enfrentes a una crisis.
• Cuando te hayan diagnosticado una enfermedad grave.
• Cuando los médicos hayan diagnosticado a una persona que quieres una enfermedad grave.
• Cuando tu hijo, u otro ser querido, experimente un trauma o una crisis.

Tu actual Punto Fijo Emocional

El proceso denominado «Ascender por la Escala Emocional» te será muy útil si tu Punto Fijo Emocional oscila actualmente entre:

(17) Ira
y
(22) Temor /Desconsuelo /Depresión /Desesperación /
Impotencia

(Si no estás seguro de dónde está situado actualmente tu Punto Fijo Emocional, regresa al capítulo 22 del tomo 1 y consulta las 22 categorías indicadas en la escala de la Guía Emocional.)

Así pues, el contraste de tu experiencia vital te ha ayudado a identificar tus preferencias y deseos. Y al margen de que los manifiestes en voz alta o no, la Fuente ha escuchado todas tus preferencias y deseos —por importantes o insignificantes que parezcan— y ha respondido a ellos. Y el gerente, llamado Ley de Atracción, te ha proporcionado las circunstancias, los acontecimientos, otras personas y toda suerte de cosas para contribuir al cumplimiento de tus deseos. Dicho de otro modo, has formulado unas peticiones y se te han concedido, pero ahora debes permitir que fluyan hacia tu experiencia,

Ten presente que no existe una Fuente No Física de oscuridad, enfermedad, confusión ni maldad. Existe tan sólo la Corriente de Bienestar, que fluye hacia ti en todo momento. Y a me-nos que ofrezcas algún tipo de resistencia, eres el receptor de ella, y tus emociones te ayudan a comprender en qué medida permites o impides que fluya hacia ti esa Corriente. Dicho de otro modo, cuanto mejor te sientes, menos resistencia ofreces; cuanto peor te sientes, más resistencia ofreces.

El proceso de «Ascender por la Escala Emocional» te ayudará, al margen de la situación en la que te halles, al margen de lo que estés creando y al margen de cómo te sientas, a reducir tu estado de resistencia y, por ende, a mejorar tu estado de «permitir», y toda sensación de alivio te indicará en qué medida te estás liberando de tu resistencia.
Deseamos ayudarte a comprender que la Creación Deliberada consiste en alcanzar deliberadamente un estado emocional. Por ejemplo:

• Cuando no tienes suficiente dinero, deseas más. Pero queremos que entiendas que la distancia que recorrerás no es ladistancia entre tener poco dinero y mucho dinero, sino la que existe entre un sentimiento de inseguridad y un sentimiento de seguridad. Cuando practiques el pensamiento que haga que te sientas sistemáticamente más seguro, el dinero fluirá hacia tu experiencia.

• Cuando estás enfermo, deseas ponerte bien, pero la distancia que recorres no es de la enfermedad a la salud, sino del temor a la confianza. Cuando practiques los pensamientos que hagan que te sientas más confiado, la mejoría física fluirá hacia tu experiencia.

• Cuando no tienes pareja y deseas encontrarla, la distancia que recorres es desde la sensación de soledad a la sensación de alegría o satisfacción. Cuando practiques los pensamientos que hagan que te sientas alegre o expectante, tu pareja perfecta fluirá hacia tu experiencia.

Quizá digas: «deseo un coche nuevo», pero el Universo oye: No me siento satisfecho con el coche que tengo. Me siento avergonzado del coche que tengo. Me disgusta no tener un coche mejor. Envidio a mi vecino porque tiene un coche mejor que el mío. Me enfurece no poder comprarme un coche mejor.

Quizá digas: «deseo ponerme bien», pero el Universo oye: Mi cuerpo me preocupa. Me siento decepcionado conmigo mismo. Me preocupa mi salud. Temo sufrir una mala experiencia como la que tuvo mi madre. Estoy enojado conmigo mismo por no haberme cuidado más.

Quizá digas: «deseo encontrar otro trabajo», pero el Universo oye: Estoy furioso porque mi jefe no reconoce mis méritos. Me siento aburrido.

Me siento insatisfecho con mi sueldo.
Me irrita no lograr que comprendan mi situación.
Me siento agobiado, tengo demasiadas cosas que hacer.

Deseáis todo lo que deseáis porque creéis que si lo conseguís os sentiréis mejor. Cuando hayas logrado identificar consciente-mente tu actual estado de ánimo, comprenderás más fácilmente si eliges pensamientos que te aproximan a tu anhelado destino o te alejan de él. Si te fijas como meta mejorar tu estado de ánimo, no tardarás en obtener todo cuanto deseas.

Te ofrecemos una lista de emociones básicas (que hallarás también en el capítulo 22), comenzando con las que contienen una menor resistencia, hasta llegar a las que contienen una mayor resistencia.
Cuando distintas emociones poseen vibraciones semejantes, las indicamos en la misma línea. Estas emociones abarcan desde el extremo de permitir que tu Fuente de Energía fluya plenamente a través de ti, hasta el de impedirlo enérgicamente, y están indicadas con palabras como «Poder Personal» o «Alegría», en un extremo de la escala, hasta «Depresión» o «Impotencia», en el otro extremo de la escala.
Las palabras o calificativos que se asignan a estas emociones no son del todo rigurosos porque las personas sienten las emociones de distinta forma, aunque utilicen las mismas palabras. No obstante, el Universo no responde a tus palabras, sino a las vibraciones que emites, que van siempre y rigurosamente acompaña-das por tus emociones.

Por consiguiente, en este proceso no es esencial hallar la palabra perfecta que describa cómo te sientes, pero es importante que sientas la emoción, y más importante aún que encuentres la forma de mejorar esa sensación. Dicho de otro modo, este juego consiste en describir pensamientos que te proporcionen una sensación de alivio.
Ésta es una escala de tus emociones básicas:

1. Alegría/Conocimiento /Poder Personal /Libertad /Amor
/Apreciación
2. Pasión.
3. Entusiasmo / Ilusión / Felicidad
4. Expectativas Positivas/Creencia
5. Optimismo
6. Esperanza
7. Satisfacción
8. Aburrimiento
9. Pesimismo
10. Frustración / Irritación / Impaciencia
11. Agobio
12. Decepción
13. Dudas
14. Inquietud
15. Culpabilidad
16. Desánimo
17. Ira
18. Venganza
19. Odio/Rabia
20. Celos
21. Inseguridad / Remordimientos / Falta de autoestima
22. Temor/Desconsuelo /Depresión /Desesperación /Impotencia

Así es como debes practicar este poderoso proceso:
Cuando seas consciente de que experimentas una intensa emoción negativa, trata de identificarla. Piensa conscientemente en lo que te preocupa hasta lograr identificar la emoción que experimentas.

Teniendo en cuenta los dos extremos de esta escala emocional, pregúntate: « ¿Me siento poderoso o impotente?» Aunque es posible que no sientas ninguna de esas dos emociones con exactitud, te darás cuenta de hacia qué extremo de la escala se inclina tu estado de ánimo actual. Así pues, siguiendo este ejemplo, si tu respuesta es «impotente», reduce la gama emocional que contemplas y pregúntate: « ¿Siento impotencia o frustración?» Suponiendo que sigas sintiéndote impotente, reduce aún más la gama emocional. « ¿Siento impotencia o inquietud?» A medida que pro-sigas (no hay un sistema correcto o incorrecto de practicar este ejercicio), conseguirás identificar con exactitud cómo te sientes con respecto a la situación en cuestión.

Cuando hayas localizado el lugar que ocupas en la escala emocional, tu tarea consistirá en encontrar pensamientos que te proporcionen una ligera sensación de alivio de la emoción que experimentas.
Te recomendamos que expreses en voz alta o escribas en un papel tus pensamientos, con el fin de interpretar con mayor rigor cómo te sientes. A medida que pronuncies frases con la deliberada intención de inducir una emoción que te proporcione una ligera sensación de alivio, comenzarás a liberarte de tu resistencia y ascenderás por la escala vibratoria hasta alcanzar una sensación mucho más placentera. Ten presente que cuando tu estado de ánimo mejora te liberas de tu resistencia, y cuando te liberas de tu resistencia alcanzas un mayor grado de «permitir» que lo que deseas fluya hacia ti.

Así pues, mediante la escala emocional y comenzando por la situación en que te hallas en estos momentos, contempla la emoción que crees que mejor describe lo que sientes y trata de hallar las palabras que te conduzcan hacia un estado de ánimo emocional ligeramente menos resistente.

Por ejemplo, una mujer se hallaba en un estado de tremenda resistencia y dolor debido a la muerte de su padre. Aunque el hombre había estado gravemente enfermo y su muerte era previsible, cuando ésta se produjo la mujer cayó en una profunda depresión. Se sentía impotente y abatida porque centraba su atención en la irremediable muerte de su padre.

Durante los días anteriores a su muerte, la mujer apenas abandonó la cabecera de su lecho, pero durante uno de los escasos momentos en que no se hallaba a su lado su padre se sumió en un estado de inconsciencia y no volvió a recuperarla antes de morir. Cuando la mujer pensaba en que no había estado a su lado para mantener una última conversación con él, sentía que la invadían unos angustiosos pensamientos de culpabilidad. Y aunque no reconoció conscientemente la leve mejoría que registró su sentimiento de culpabilidad, lo cierto es que constituyó una transición vibratoria muy importante para ella. Posteriormente, la mujer pasó a un estado de intensa ira. Sus pensamientos se centraron en la mujer que había permanecido junto a su padre cuando éste cayó en un estado de inconsciencia, y sintió rabia de que esa mujer le hubiera administrado una elevada dosis de medicación (con el propósito de aliviar sus sufrimientos), y la culpó por haberle impedido sostener una última conversación con su padre.

En aquellos momentos la mujer no se percató de que sus re-mordimientos y sentimientos de rabia, ira y culpabilidad constituían una decidida mejoría con respecto a su estado vibratorio de resistencia debido a su profundo desconsuelo. Con todo, notó que su sentimiento de culpabilidad había remitido notablemente. Cuanto menos, podía respirar sin dificultades y conciliar el sueño.

Por supuesto, siempre es preferible alcanzar deliberadamente un mejor estado de ánimo. Pero incluso, como en este caso en que las emociones mejoradas fueron descubiertas de modo natural e inconsciente, cada mejoría te da acceso a un estado de ánimo mejor que el anterior.
Cuando hayas comprobado que la ira y la culpabilidad te proporcionan una sensación de alivio de las abrumadoras emociones de impotencia y desconsuelo, podrás ascender más rápidamente por la escala vibratoria. Y aunque es posible que te lleve un par de días superar un nivel vibratorio, de (22) Desconsuelo a (21) Re-mordimientos a (18) Venganza a (17) Ira a (15) Culpabilidad, podrás recuperar tu conexión con tu Fuente y tu sentimiento de poder personal en un plazo mucho más breve de lo que nadie pueda imaginar.

He aquí un ejemplo de unas frases conscientes que esta mujer pudo haber pronunciado para mejorar su estado de ánimo:

Hice cuanto pude para ayudar a mi padre, pero no bastó.
(Desconsuelo)

Le echo mucho de menos. No soporto haberle perdido.
(Desconsuelo)

¿Cómo podré consolar a mi madre?
(Desesperación)

Cada mañana, cuando me despierto, lo primero que pienso es que mi padre ha muerto.
(Desconsuelo)

No debí irme a casa para darme una ducha.
(Culpabilidad)

Debí permanecer a su cabecera para poder despedirme de él.
(Culpabilidad)

Debí darme cuenta de que estaba a punto de morir.
(Culpabilidad)

Estuve junto a mi padre día y noche, día y noche, pero no pude despedirme de él.
(Rabia)

 La mujer que estaba con él sabía muy bien lo que estaba sucediendo.
(Rabia)

¿Qué sentiría esa mujer si hubiera sido su padre el que estaba enfermo y yo le hubiera inducido el coma?
(Venganza)

Esa mujer ha visto morir a muchas personas, y debió advertir-me de que mi padre estaba a punto de morir.
(Ira)

Creo que ella lo sabía y no quería que yo estuviera presente.
(Ira)

Administró a mi padre una dosis mayor de lo necesario para no tener que preocuparse de él.
(Culpabilidad)

Ojala hubiera podido despedirme de él.
(Decepción)

Hay muchos detalles que hay que tener en cuenta, y no me siento con ánimos para nada. (Agobio)

He descuidado muchas cosas en mi vida; necesito serenarme y organizarme.
(Agobio)

Los profesionales sanitarios se muestran insensibles a las familias de las personas enfermas y moribundas.
(Frustración)

Les preocupa más recoger las botellas de oxígeno que mis senti-mientos.
(Irritación)

Me sentará bien pasar más tiempo con mi familia.
(Esperanza)

Me convendría retomar el ritmo normal de mi trabajo.
(Expectativas Positivas)

Sé que dentro de un tiempo me sentiré mejor.
(Expectativas Positivas)

No sé si volveré a sentirme como me sentía antes, pero sí que con el tiempo me sentiré mejor.
(Expectativas Positivas)

Hay muchas cosas que hacer, muchas cosas que deseo hacer.
(Expectativas Positivas)

Tengo ganas de sonreír sinceramente y de reírme a gusto.
(Expectativas Positivas)

Aprecio mucho a mi marido. Me ha ayudado en muchos aspectos.
(Apreciación)

Aprecio a todas las personas que han atendido a mi padre y a mi madre.
(Apreciación)

Aprecio a mis hermanas. Todas queremos a nuestros padres, y nos queremos nosotras.
(Apreciación) (Amor)

Bien pensado, hemos vivido y vivimos vidas maravillosas.
(Apreciación) (Amor)

La muerte forma parte de la vida.
(Conocimiento)

Puesto que somos Seres Eternos, la «muerte» no existe.
(Conocimiento)

 Papá no ha muerto, porque la muerte no existe.
(Conocimiento)

Mi padre está en un lugar donde no existe la tristeza.
(Conocimiento)

Es un lugar maravilloso.
(Alegría)

Me encanta saber que mi padre está en un lugar en el que reina la alegría y la comprensión.
(Alegría)

Adoro esta gloriosa experiencia en la Tierra.
(Alegría)

Me encanta saber que todo encaja.
(Alegría)

Me encanta haber tenido a un hombre tan maravilloso como padre.
(Alegría)

Ha sido una experiencia magnífica.
(Alegría)

Es una experiencia magnífica.
(Alegría)

Recuerda que no tienes acceso a las emociones que estén ale-jadas de tu presente situación vibratoria. Aunque pases un día en-tero regodeándote en tu presente emoción, al día siguiente pro-cura establecer un punto fijo distinto, aunque sólo represente una ligera mejoría.
Si la emoción negativa que sientes es leve, ascenderás rápida-mente por la escala emocional. Si la emoción negativa que sientes ha comenzado hace poco, ascenderás rápidamente por la escala emocional. Si experimentas un estado de ánimo grave o llevas conviviendo con él desde hace muchos años, es posible que tardes veintidós días en ascender por la escala emocional, a medida que elijas deliberadamente una emoción mejor con respecto a la que sientes en esos momentos. Pero veintidós días para pasar de la «Impotencia» al «Poder personal» no es mucho tiempo comparado con las personas que sabes que han permanecido sumidas muchos años en un estado de «Desconsuelo», «Inseguridad» o «Impotencia».
Ahora que comprendes que tu meta es alcanzar una emoción más placentera, confiamos en que este proceso te ayude a liberar-te de la preocupante emoción negativa que has experimentado durante años. Y cuando consigas liberarte suave y progresivamente de la resistencia que has acumulado sin darte cuenta, comenzarás a experimentar numerosas mejoras en tu experiencia vital, en todos los ámbitos de tu vida que te preocupaban.

 

Una apostilla

 

Tomaos esto con calma. Tendéis a tomaros la vida demasiado en serio. Debéis plantearos la vida con alegría.
Cuando os observamos creando vuestras vidas, sentimos amor hacia vosotros y apreciación por lo que sois. Sois unos creadores vanguardistas, que seleccionáis lo que os conviene de entre el maravilloso contraste que os ofrece vuestro medio vanguardista, y llegáis a nuevas conclusiones que invocan la Fuerza Vital. No hay palabras para expresar lo valiosos que sois.
Nuestro poderoso deseo es que regreséis a vuestro estado de autoestima. Deseamos que améis vuestra vida, a las personas de vuestro mundo y, ante todo, a vosotros mismos.
Hay aquí mucho amor hacia vosotros.
Y, de momento, hemos terminado.

Glosario

Agobio: El estado de concentrarte simultáneamente en lo que de-seas y tu incapacidad de conseguirlo al mismo tiempo.

Alineación vibratoria: Armonía de perspectiva.

Armonía vibratoria: Armonía de perspectiva.

Bienestar: El estado universal de sentirse bien.

Conciencia: Conocimiento.

Conciencia Colectiva: Todos los pensamientos que han sido pensados siguen existiendo. Todos los que perciben tienen acceso a todo cuanto es y ha sido percibido. Este cuerpo de pensamiento se denomina Conciencia Colectiva.

Conciencia de masas: La conciencia colectiva de un numeroso grupo de seres. Por lo general se refiere a la conciencia física de los seres humanos terrestres.

Conexión: Hallarse en una alineación vibratoria con tu Fuente.
Correspondencia vibratoria: Armonía de perspectiva.
 
Corriente de Bienestar: El flujo vibratorio que se expande eternamente y del que mana todo lo que existe.

Corriente de conciencia: El flujo vibratorio que se expande eternamente y del que mana todo lo que existe.

Corriente de Energía: El flujo de la corriente eléctrica en la que se basa todo lo que existe.

 Creación deliberada: Concentrarse en lo que uno desea al tiempo que es consciente de su estado vibratorio y de su conexión con su Fuente.

Creador: El que concentra una Energía Creativa.

Desear: Deseo natural fruto de una experiencia comparativa.

Deseo: El resultado natural de vivir en un medio lleno de con-trastes (lo cual incluye a todos los medios).

El Arte de Permitir: El proceso practicado de elegir deliberada-mente los temas a los que prestas atención, consciente de la sensación que te produce esa perspectiva. Al elegir deliberada-mente pensamientos que te hacen sentir bien, alcanzas una alineación vibratoria con tu Fuente de Bienestar.

Emoción: La respuesta física visceral del cuerpo al estado vibra-torio, causado por aquello a lo que prestas atención.

Energía (No Física): La corriente eléctrica en la que se basa todo lo que existe.

Energía Creativa: La corriente eléctrica en la que se basa todo lo que existe.

Esencia: Poseer unas propiedades vibratorias análogas.

Estar predispuesto: Estado vibratorio desprovisto de resistencia y, por consiguiente, alineado con la fuente.

Frecuencia vibratoria: Un estado de vibración.

Fuente: El flujo vibratorio de Bienestar que se expande eterna-mente y del que mana todo lo que existe.

Fuente de Energía: El flujo vibratorio de Bienestar que se expande eternamente y del que mana todo lo que existe.

Fuerza Vital: La Conciencia Eterna concentrada específica-mente.

Fuerza Vital Creativa: La corriente eléctrica en la que se basa todo lo que existe.

Guía Emocional: Conocimiento de tu estado de atracción debido a lo que sientes cuando prestas atención a diversas cosas.

Creador: El que concentra una Energía Creativa. Desear: Deseo natural fruto de una experiencia comparativa.

Deseo: El resultado natural de vivir en un medio lleno de con-trastes (lo cual incluye a todos los medios).

El Arte de Permitir: El proceso practicado de elegir deliberada-mente los temas a los que prestas atención, consciente de la sensación que te produce esa perspectiva. Al elegir deliberada-mente pensamientos que te hacen sentir bien, alcanzas una alineación vibratoria con tu Fuente de Bienestar.

Emoción: La respuesta física visceral del cuerpo al estado vibra-torio, causado por aquello a lo que prestas atención.

Energía (No Física): La corriente eléctrica en la que se basa todo lo que existe.

Energía Creativa: La corriente eléctrica en la que se basa todo lo que existe.

Esencia: Poseer unas propiedades vibratorias análogas.

Estar predispuesto: Estado vibratorio desprovisto de resistencia y, por consiguiente, alineado con la fuente.

Frecuencia vibratoria: Un estado de vibración.

Fuente: El flujo vibratorio de Bienestar que se expande eterna-mente y del que mana todo lo que existe.

Fuente de Energía: El flujo vibratorio de Bienestar que se expande eternamente y del que mana todo lo que existe.

Fuerza Vital: La Conciencia Eterna concentrada específica-mente.

Fuerza Vital Creativa: La corriente eléctrica en la que se basa todo lo que existe.

Guía Emocional: Conocimiento de tu estado de atracción debido a lo que sientes cuando prestas atención a diversas cosas.

Ley de Atracción: La base de tu mundo, tu Universo y Todo Cuanto Existe. Cosas como las vibraciones se sienten mutuamente atraídas.

Ley de la Creación Deliberada: Concentrarte deliberadamente en unos pensamientos con el fin de sentir que estás alineado con tu deseo.

Leyes: Respuestas eternamente coherentes.

Meditación: El estado de mente aplacado, y por tanto de ausencia de pensamientos resistentes que impiden que te alinees con tu Fuente.

No Físico: La Conciencia Eterna, en la que se basa todo lo físico y todo lo No Físico.

Permitir: El estado de alineación con el Bienestar que fluye de la Fuente El hecho de concentrar tu atención en cosas que hacen que emitas una vibración que «permite» tu conexión con tu fuente natural de Bienestar. Tolerar es muy distinto de permitir. Tolerar es ver lo que no se desea, sentir las pruebas vibratorias de esa perspectiva, pero no tomar una iniciativa deliberada. Permitir es prestar deliberadamente atención sólo a lo que causa una vibración de alineación con la mente Cuando te encuentras en un estado de permitir, siempre te sientes bien.

Primera Línea de pensamiento: Un estado relajado y deliberado de reflexión con el fin de realizar nuevos descubrimientos.

Proceso Creativo: La corriente eléctrica en tanto que base de todo lo que existe, que fluye específicamente hacia cuestiones o ideas.

Punto Fijo Emocional: La emoción practicada con más frecuencia.

Ser (sustantivo): Una fuente de energía concentrada en una de-terminada perspectiva. El Ser No Físico es una Conciencia que percibe desde una perspectiva No Física. El Ser Físico, o Ser Humano, es una Energía No Física que percibe a través de la perspectiva física.

Ser Interior: La parte Eterna de ti que percibe todo lo que has sido y todo lo que eres en estos momentos. Una perspectiva que tienes siempre al alcance si «permites» que se manifieste.

Sistema de guía: La sensación comparativa de tu estado energético cuando estás alineado con tu fuente o cuando no estás alineado con tu Fuente.

Todo Cuanto Existe: La Fuente de la que todo fluye; y todo cuanto fluye de esa Fuente.

Todo Está Bien: La base de Todo Cuanto Existe es el Bienestar. No existe otra fuente excepto la del Bienestar. Si experimentas algo distinto al Bienestar es porque has elegido una perspectiva que te impide acceder temporalmente al Bienestar natural que fluye incesantemente.

Tú: Conciencia Eterna que percibe desde tu amplia perspectiva No Física tu perspectiva física, e incluso tu perspectiva celular.

Tú Total: Tú, en tu forma humana, en un estado de sentirte bien y, por tanto, sin ofrecer una resistencia que haga que te separes de quien eres.

Universo: Una experiencia espacial relativamente cuantificable.

Vibración: La respuesta de armonía o discordancia de todas las cosas a todas las cosas.

Yo: Cualquier punto de conciencia. El punto del que fluye toda percepción.

 

Sobre los autores

Entusiasmados con la claridad y la utilidad de la palabra traducida de los Seres que se autodenominan Abraham, Jerry y Esther Hicks comenzaron a revelar su asombrosa experiencia con Abraham a un puñado de colaboradores íntimos en 1986.
Al reconocer los resultados prácticos que ellos mismos obtenían, así como las personas que formulaban interesantes preguntas sobre su situación económica, su cuerpo y sus relaciones, y aplicando luego con éxito las respuestas a sus propias situaciones, Jerry y Esther tomaron la deliberada decisión de poner las enseñanzas de Abraham al alcance de un creciente grupo de personas que buscaban respuesta a cómo vivir una vida más satisfactoria.

Utilizando como cuartel general su Centro de Conferencias ubicado en San Antonio, Texas, Jerry y Esther han viajado aproximadamente a cincuenta ciudades cada año desde 1989 para presentar unos seminarios interactivos destinados a enseñar «El arte de permitir» a los líderes que se reúnen para participar en esta corriente progresista de pensamiento. Y aunque pensadores y maestros vanguardistas de todo el mundo se han encargado de dar a conocer esta filosofía de Bienestar, incorporando muchos de los conceptos de Abraham a sus exitosos libros, guiones y conferencias, la principal difusión de este material ha sido de persona a persona, a medida que la gente descubría la utilidad de esta forma de práctica espiritual en sus experiencias personales vitales.

Abraham —un grupo de maestros No Físicos evidentemente evolucionados—, hablan desde su amplia perspectiva a través de Esther Hicks. Y cuando se dirigen a nuestro nivel de comprensión a través de unos maravillosos, eficaces, brillantes y a la vez simples ensayos por escrito y a través de cintas de audio, nos conducen hacia una clara conexión con nuestro entrañable Ser Interior y a una edificante adquisición de poder personal por parte de nuestro Yo Total.

Los Hicks han publicado más de 600 libros, cintas, CDs y vídeos de Abraham-Hicks. Si lo desea puede ponerse en contacto con ellos a través de su página Web interactiva www.abraham-hicks.com o dirigirse por carta a Abraham-Hicks Publications, P. O. Box 690070, San Antonio, TX 78269.

VOLVER