Localización terapeutica

 
 
Tienda de minerales
00 Inicio
02 Trilogía de la salud
03 La propiocepción
04 Ortoestática y rolfing
05 Test muscular
06 Zonas reflejas
07 Localización neurolinfáticos
08 Neurovasculares
09 A. R. En el brazo
10 Sistema vestibular
11 Neurodesorganización
12 Centrado de propioceptores
13 Grabar la información
14 Estrés general
15 Los mudras
16 Lesión primaria lesión secundaria
17 Virus informativo
18 Reverso psicológico
19 Switching
20 Metales pesados
21 Cándida albicans
22 Alergias
23 Propioceptores espaciales
 

Kinesiología y energía

07 Meridiano intestino delgado
08 Meridiano vejiga
09 Meridiano riñon
10 Meridiano pericardio
11 Meridiano triple calentador
12 Meridiano vesícula
13 Meridiano hígado
15 Todo es energía
16 Efectos de la corriente eléctrica
17 Corazón, venas y luz
18 Puntos PRM

Kinesiología

Aplicada

 
01 Inicio
02 Localización terapeutica
03 Prueba muscular
04 Sistema neuro-vascular
05 Sistema reflejo
06 Liberación tensión emocional
07 Relación órgano músculo
08 Pectoral mayor
09 Dorsal mayor y ancho
10 Subescapular
11 Cuadriceps
12 Peroneo
13 Psoas ilíaco
13 Glúteo medio
14 Glúteo medio
15 Redondo menor
16 Deltoides anterior
17 Pectoral mayor
18 Serrato mayor
19 Tensor de la fascialata
20 Deltoide medio
21 Redondo mayor
22 Test muscular
 
Masaje de zonas reflejas
Engrama
La espalda y las emociones

Cuerpo humano

Página principal cuerpo físico
 
Columna vertebral
Sistema respiratorio
Sistema nervioso
Sistema endocrino
Sistema circulatorio
Sistema digestivo
Sistema óseo
Sistema muscular
Sistema excretor
Sistema reproductor
La homeostasis
Posición anatómica
Medir la energía
Los sentidos
Imágenes
Enfermedades
Vibración y energía
Página principal Radiestesia
 

LOS CINCO FACTORES DE LA FORAMINA INTERVERTEBRAL

Ya en 1970, el Dr. Goodheart había determinado que existían seis desequilibrios o defectos principales en el cuerpo que podían ser la causa de una debilidad muscular, y la disfunción del órgano correspondiente.

Una de estas causas, era un desequilibrio nutritivo, es decir, una causa química. Los otros son problemas estructurales y se les han llamado LOS CINCO FACTORES DE LA F.I.V. (Foramina intervertebral).

Las alteraciones en la homeostasis química, emocional o estructural del cuerpo, habrán de manifestarse a través de la debilitación de uno o más músculos. Y por lo menos uno de estos cinco factores estará funcionando anormalmente. Según el Dr. Goodheart estos 5 factores son:

Los nervios
Los vasos sanguíneos
Los vasos linfáticos
El fluido cerebro-espinal
Los meridianos de acupuntura.

La falta de funcionamiento adecuado de uno o más de estos factores, es la causa que provoca una debilidad en nuestro cuerpo.

LOCALIZACION TERPAPEUTICA (LT)

El cuerpo es una masa energética. D.D. Palmer hablaba a menudo de los modos y modelos energéticos del cuerpo. Advirtió a todos los miembros de la profesión: “Deseo que todos loa Quiropractores puedan asimilar este principio básico de nuestra ciencia: demasiada o demasiada poca energía, esto es la enfermedad”.
Grandes progresos fueron realizados por el Dr. Goodheart para entender los tipos de energía del cuerpo cuando descubrió como utilizar al sujeto al que se está reconociendo, para añadir y quitar energía en las zonas donde se sospecha que existe el problema y seguir utilizando al sujeto para recabar la respuesta a modo de músculo indicador, reforzándose o debilitándose. Este sistema se llama “Localización Terapéutica”. Consiste en localizar un problema sin siempre decir exactamente lo que está mal.

Para la localización terapéutica de un problema, se trara en primer lugar de efectuar el test del músculo que se elige como músculo indicador, debiendo asegurarse que es fuerte. En casi todos los casos, cualquier músculo puede servir como músculo indicador. Si el músculo indicador elegido no es fuerte, se le puede reforzar por los medios habituales de la Kinesiología aplicada para que se convierta en un músculo indicador satisfactorio.Dígale al paciente que ponga su mano sobre la zona sospechosa que se va a someter a test, por ejemplo, la zona cervical superior, y vuelva a hacer el test con el músculo indicador. Si exite una lesión vertebral, el músculo indicador se irá debilitando y permanecerá débil hasta que el paciente retire su mano de la zona sometida a test. Al retirar la mano, el músculo indicador recobrará su fuerza al nivel anterior. Si se percibe un nivel de lesión, debe conseguir determinar en qué dirección la vértebra padece tal lesión. Proceder al ajuste como habitualmente en la dirección que causa la debilidad del músculo inicador.

La localización terapéutica debería practicarse con la palma de la mano colocada en la zona sometida a test; si no se produce respuesta, hacerlo entonces con el dorso de la mano. Hay un aspecto positivo/negativo en las superficies de las manos que verdaderamente rerpresenta una diferencia en los resultados hallados. Esta cuestión es precisamente objeto de investigación en la actualidad.

Puede ocurrir a veces que se desee aumentar la sensitividad de la localización terapéutica al pedirle al paciente que coloque su mano en la zona que se va a someter a test, y luego su otra mano directamente encima de la primera. La conducción energética puede ser incrementada también humedeciendo la mano del paciente, en particular si se trata de un paciente deshidratado.

La localización terapéutica puede utilizarse para encontrar problemas de lesiones, neurolinfáticos, neurovasculares, lesiones discales, receptores de tensión, tendón de Golgi, células fusiformes, adherencias, disfunciones orgánicas, reflejos podales, reflejos manuales, fracturas, fallos craneales, puntos de acupuntura, neoplasmos y lesiones pélvicas, sacrales, etc.

La zona necesitada de tratamiento puede también determinarse por el uso de la localización terapéutica (LT). Si un psoas, o cualquier otro músculo resulta débil al efectuar el test habitual, pedirle al paciente que coloque su mano encima del centro neurolinfático (NL). Si el NL es responsable o lo es parcialmente del problema, habrá un fortalecimiento del Psoas. Tratar entonces el NL del Psoas de la forma habitual. Después del tratamiento volver a hacer el test del NL para el Psoas mediante localización terapéutica. Si se refuerza el Psoas, pero vuelve a debilitarse con la TL del paciente en el NL, el NL no ha sido tratado bastante tiempo. Si la corrección es suficiente para fortalecer el Psoas sin por ello alcanzar el nivel óptimo, conviene seguir tratando el centro NL hasta que la LT no cause más debilitamiento del Psoas, en otras palabras, la localización terapéutica puede añadir o quitar energía a la zona sometida a test.

Al existir una fijación vertebral, la localización terapéutica no mostrará su presencia por los métodos habituales de tests. Las fijaciones pueden ser identificadas por LT introduciendo movimiento en la articulación mientras el paciente mantiene ambas manos encima de la misma. Al existir una fijación, un músculo indicador fuerte se debilitará.