Crecimiento personal en Madrid
Terapeutas y terapias
Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
Técnicas
Tratamiento
Beneficios
Biodinámica
Videos Masaje fascial
Movimiento respiratorio primario
El esfenoides
Articulación esfenobasilar
Lesión esfenobasilar
Huesos craneales
Dura madre craneal
Sistema nervioso central
Pituitaria y pineal
La médula espinal
S.N. y craneosacral
La espalda y las emociones
Los diafragmas
El sacro y la pelvis
El pie
La mandíbula o ATM
Paladar duro y blando
Las fascias
Anatomia cuerpo humano
La cabeza humana
Los ojos
Las cadenas musculares
Dirección de las fibras
Segmento facilitado
Fulcros inerciales
Liberación somatoemocional
Procesar tus miedos
Pensamientos
El cuerpo dolor
Emociones
Autoestima
La mente humana
El Ser conciente
La consciencia corporal
El campo energético humano
Los chakras
El quiste energético
La sanación
La inteligencia del cuerpo
La escucha y percepción
La relacion entre la psicología y craneosacral
Una visión personal
La salud del terapeuta
Energía positiva
Bioenergía
Relajación
Estrés
Meditación
Respiración pulmonar
La polaridad
¿Dónde acudir?
Diagnóstico a distancia
Trabajo energético
Tu niño interior
Mensajes para el Alma
Afirmaciones Yo Soy
Embarazo y nacimiento
Evolución humana
Defectos psicológicos
La osteopatía
Reeducación postural
Vidas ejemplares
Buenos consejos
Videos cerebro
Videos craneosacral
Fotos craneosacral
Misterios
Grandes maravillas
Frases y dichos
Resumen
Cursos
Varios1
 

ENLACES

ESPECIALES

 
Tao equilibrio energético
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
El sexto sentido
Salud y enfermedad
Otras terapias
Las amalgamas
Las cicatrices
Las vacuna
Las vacunas 2
Las vacunas 3
Libros
Audios
Videos
Enlaces
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
NUEVO TAROT
 
POWERT POINT

La mente humana

 

 

 

La paz mental

 

 

Nuestra mente opera desde el consciente y el subconsciente.
Es a través del subconsciente que las mentes brillantes perciben su creatividad; todo sucede cuando dejamos de depender de lo que creemos ser y nos “entregamos” a nuestro verdadero Ser.

Nuestro subconsciente nos inspira, SOLO HAY QUE ENTENDERLO Y LIMPIAR LA MENTE .

La agitación de la mente no es más ni menos que pensamiento que opera fuera de lugar más las reacciones emocionales de las que se acompaña.

“La cesación de los estados mentales fluctuantes” presupone una mente que no se asemeja precisamente a un estanque sereno, sino que más bien se presenta agitada como un océano alborotado en pleno temporal. No hay armonía, no hay un estado de orden. Nuestra mente es ciertamente caótica.
La esencia de ese caos, de ese desorden lo constituye el pensamiento surgiendo de la base de nuestros deseos, ambiciones, codicias, egoísmos, posesividad...Esa agitación la constituyen nuestros pequeños antagonismos, el despliegue de nuestro egocentrismo en el escenario de la vida. La forman nuestras iras y rivalidades, que extendidas a lo social - la sociedad es la extensión del individuo o sea de usted y yo- generan el caos en el que se ve sumida la humanidad.
Hemos visto a muchas personas criticar y condenar las guerras, pero esas mismas personas no se percatan de que las guerras no aparecen en forma aislada. Llevamos la semilla de la guerra en nuestro interior y en el momento en que insultamos, descalificamos a alguien o lo agredimos estamos participando de ese macro fenómeno que es la guerra. Somos de alguna manera responsables de ello pues nuestra propia violencia extendida y generando reacciones de violencia a nuestro alrededor, engendra las guerras, las sustenta. No estamos separados del resto de la humanidad.

Todo esto es la agitación de la mente a la que parece aludir Patanjali. En ello no hay siquiera un atisbo de Prajna, ni obviamente Yoga.

¿Cómo pues respondemos a esta agitación de la mente?

La única repuesta posible es la percepción, el discernimiento directo no sólo de lo que ocurre en los demás sino - y fundamentalmente- de lo que ocurre en nosotros mismos. Si percibimos esto, está ya en nosotros la semilla de la Inteligencia, pues Inteligencia es percibir el error y descartarlo totalmente.

Desde los tiempos más remotos, la mente humana ha realizado esfuerzos de todo tipo por conocer lo sagrado, algo que está más allá de la existencia terrena, algo santo, divino, que se encuentre en otras dimensiones, que no tenga fecha de vencimiento, que no caduque, que no tenga fin, algo que sea permanente. En la religión, se dice que para encontrarse con eso debemos creer, tener fe en algo que los sacerdotes , los profetas, los pastores, los gurúes, los "maestros iluminados", han llamado Dios, Jehová, Amman, el Ser, el Absoluto, Alá... Y se supone que debemos seguir los pasos preestablecidos y los consejos, los mandamientos, que alguno de los supuestos portavoces de lo divino han estampado como ", mensaje revelado" en los libros sagrados: la Biblia, el Corán, los Vedas, etc... Pero debemos investigar profundamente esta cuestión y averiguar si uno, sin amoldarse a religión alguna, puede descubrir si hay o no hay Dios. De lo contrario, sólo estaríamos repitiendo lo que otros han dicho, las creencias de otros, siguiendo sin discernimiento un patrón preestablecido. ¿Es el concepto de Dios, ese que nos intentan transmitir y del cual nos quieren convencer a toda costa las jerarquías espirituales y su séquito, una invención de una mente asustada? ¿ Lo que se ha establecido como "Dios" es la creación de una mente que se siente inestable, insegura, temerosa pues ve que todo es transitorio, y que puede perder todo lo acumulado hasta ahora, incluso como de hecho sucederá en algún momento, la misma vida ? ¿Es esa la causa por la que la mente proyecta algo permanente a lo que llama Dios, pues allí encuentra seguridad, ya que también proyecta una vida en el más allá en compañía de lo Divino cuando advenga la muerte? Cuando el pensamiento quiere encontrar lo real, proyecta algo que cree que es lo real y luego lo adora. Este fenómeno parece más bien tonto e infantil, algo totalmente neurótico e inmaduro. La mente humana proyecta a un dios perfecto tan bien como puede, según lo que conoce: en cada época el hombre ha proyectado de sí a un Dios que es precisamente el hombre más perfecto que esa mente pueda imaginar, acorde a la región, y situación histórica que le haya tocado vivir. No redundaremos en ejemplos. Ha hecho a Dios a su imagen y semejanza y no viceversa. Basta con leer en forma totalmente objetiva unos pocos versículos de algún libro sagrado para comprobar la veracidad de estas palabras.
Ahora bien. Si es verdad que hay algo más allá de la mente, y desechamos los libros sagrados y lo que los demás quieren imponernos: sus dogmas, perspectivas, costumbres, fanatismos... ¿cuál debe ser el estado de la mente para poder captarlo? Es obvio que una mente embarullada, con el ruido del pensamiento, que es actividad, que es desorden, no es una mente receptiva, quieta, que pueda captar lo real. Si hay ruido, no podemos escuchar. Si hay niebla, no podemos ver.
Entonces, sabiendo esto, la mente de un individuo más bien perspicaz no sólo adora lo que ha proyectado, sino que además, se dispone a practicar y a realizar toda suerte de esfuerzos y piruetas para aquietarse, lo que supuestamente la llevará a conocer lo real. Muchos "maestros" dicen que hay que practicar, controlar al pensamiento, disciplinarlo, forzarlo a estar tranquilo, y así a través de este terrible conflicto al que se somete la mente que crea un dictador dentro de él, se supone que uno va a encontrar lo real...
Pero es claro que así, uno no lo encontrará pues el pensamiento , aunque esté quieto a la fuerza, " meditando" , no podrá alcanzar lo real, pues esencialmente no es libre ni antes ni durante ni después de esa "meditación", en donde siempre existe un grado de esfuerzo por lograr la quietud, el silencio...Y todo control implica conflicto, y sólo conduce a una falsa sensación de silencio, en la que, con mucha suerte, la mente se encontrará con el estado que ha proyectado, y a eso le llamará "lo real".
¿Es pues la meditación la seudo paz que surge de la represión de la actividad del pensar? La meditación verdadera, no puede ser otra cosa que el proceso del vaciado de la mente de toda LA ACTIVIDAD DEL YO, con sus insaciables e interminables búsquedas, su necesidad de protagonismo, sus acumulaciones de todo tipo, sus inseguridades, sus temores, y las proyecciones creadas para encontrar consuelo. Por tanto, si no comprendo toda la actividad del yo, con sus triquiñuelas, sus facetas, etc., la meditación se convierte en una forma de auto-engaño, una ilusión, una fantasía. Es obvio que sólo cuando la mente está quieta podemos escuchar, ver algo con claridad.
Esa tranquilidad de la mente sólo llega cuando somos capaces de auto-conocernos en la acción cotidiana, en nuestra relación con los demás. Cuando más nos conocemos, más claridad existe. El conocimiento propio no tiene fin, no se llega a una meta. A medida que ahondamos más y más en nosotros mismos, adviene la paz. Y sólo cuando la mente está tranquila naturalmente, sin disciplinas impuestas ni de adentro ni de afuera, puede advenir la realidad. Y allí puede existir la acción creadora, y una transformación por tanto de la convivencia diaria y por lo tanto del mundo. La meditación es entonces comprensión. Y en la comprensión está la claridad, la paz y la libertad: uno queda libre de aquello que comprende y se despeja la confusión.
La comprensión es el proceso fundamental, la base de la meditación. COMPRENDER SIGNIFICA ATRIBUIR EL VERDADERO VALOR A LAS COSAS, A TODO LO QUE SUCEDE y es precisamente por nuestra ignorancia que le damos falsos valores a todo lo que sucede, a todo lo existente ¿ Y cómo es que uno puede llegar a captar los verdaderos valores de las cosas, de la propiedad, de las ideas , de aquello que me afano por acumular, de mi relación con los demás, etc.?? Para que esto suceda, debo primero comprender al pensador, al yo, al que adjudica los valores. Por tanto el auto-conocimiento es el comienzo de la meditación. No el conocimiento que obtenemos de los libros, gurúes, grupos, etc., sino el que surge de la auto-percepción. Para conocerme debo darme cuenta de todo el proceso del pensar y del sentir. Conocer todas las capas de mi conciencia. Para conocer las capas profundas, inconscientes, debe haber tranquilidad en las capas conscientes, en la parte superficial de la mente. La mente consciente debe estar en paz, serena para recibir la proyección de lo inconsciente. La mente superficial o consciente está ocupada en sus propios quehaceres: cómo ganarse el sustento, explotación de los demás, búsqueda del placer, etc. Cuando esa mente superficial comprende el verdadero significado de sus propias actividades, logra tranquilidad en sí misma en forma espontánea, y es ahí donde está capacitada para recibir las insinuaciones del inconsciente, de las capas ocultas de la mente: instintos raciales, recuerdos y heridas enterradas, secretos deseos, etc. Cuando todo esto es proyectado y es comprendido, cuando la totalidad de la conciencia se ha descargado, ya no se encuentra trabada, condicionada y por tanto está en condiciones de recibir a Aquello que es eterno.
Si uno sigue y comprende ( sin justificar ni condenar) todo pensamiento y sentimiento a medida que surge, adviene una paz que no es producto de la voluntad ni de la disciplina , ni de ningún dictador externo o interno, sino el resultado de no tener ningún problema, ni ninguna contradicción. Es como un lago que se vuelve apacible y claro cuando cesa el viento que lo agita. Cuando la mente está serena, aquello que es inconmensurable se manifiesta.
Debemos darnos cuenta pues, de nuestras reacciones en la vida diaria, y si no lo hacemos, toda forma de meditación tradicional es, aunque sea patrocinada por toda una pléyade de " maestros espirituales", una mera tentativa de escape; un escape encubierto por el olor a incienso, la postura de loto o semiloto, y quizá una música apacible...
Si nuestra vida pues no es meditación ¿para qué sentarnos a "meditar"? Y aún más: si nuestra vida es meditación ¿para qué sentarnos a "meditar"?

Dr. Fernando Lepre.

Eckhart Tolle - La nueva consciencia

 

 

El Despertar a la Vida

El libro sagrado del Tantra es el libro de la propia naturaleza y su templo más importante es la catedral de tu cuerpo.
La vida tántrica es instalarte en tu cuerpo, sentir tus emociones y abrir tu corazón para sentir tu verdad, la verdad de la Vida que quiere expresarse a través de ti.
Más allá de la mente está la verdad del cuerpo

Estamos tanto en la mente con todos sus miedos, complejos y paradigmas que la verdad de nuestro cuerpo, la verdad del alma que se expresa a través del corazón, está muchas veces velada.

La Vida busca siempre crecer, expansionarse, dar sus mejores frutos. Busca siempre lo más gozoso y evita lo doloroso pero nosotros no siempre actuamos así. A veces nos da miedo abrirnos, nos da miedo gozar, nos da miedo amar y siempre es porque tememos sufrir.

La mente, aferrada al pasado y sus limitaciones, nos impide vivir la plenitud del presente donde se construye realmente el futuro.

La mente nos lleva y no sabemos muy bien dónde, por eso, algo muy importante en el entrenamiento tántrico consiste en centrar la mente donde tú quieres y no dejarte llevar por su inercia.

La Mente al servicio del Corazón

El Tantra honra lo femenino, el poder erótico y mágico de la mujer pero lo que realmente significa esto es que debemos centrarnos en lo emocional –lo femenino- en nuestro cuerpo, en nuestro corazón para sentir nuestra verdad y poder vivirla.
La mente, lo masculino y lo racional, debe estar al servicio del corazón, lo femenino, lo emocional y lo más profundo del ser.

Del ruido de los pensamientos a la verdad del corazón

Saber distinguir la verdad del corazón del ruido de los pensamientos, es un aprendizaje que comienza cuando te cercas, conectas y te asientas totalmente en tu cuerpo.
Entonces comienza el despertar de los sentidos, comienzas a sentir cosas que te habían pasado inadvertidas antes, comienzas a ser más consciente de las emociones más profundas y sentir gozos más sutiles que se hacen cada vez más intensos y más plenos.

Sobre todo, comienzas a saber lo que realmente necesitas, no lo que tu mente te dice que necesitas.

El compromiso con la Vida, el compromiso con tu vida y tu felicidad

Este despertar comienza por reafirmarte en tu compromiso con la Vida, con tu vida, con vivir tu vida con más conciencia, con más corazón, con más pasión, más gozo y más belleza.

Tienes derecho a ser feliz, tienes el deber de encontrar dentro de ti lo hermoso que llevas dentro, tienes la necesidad de ofrecérselo a la Vida para que la Vida te llene también de belleza.

Cuando estás cerca de tu cuerpo, de lo que sientes verdaderamente, de lo que necesitas, cuando vives tu verdad, entonces descubres todo lo hermoso que tienes dentro y quiere salir, entonces no estás tan pendiente de lo que necesitas de los demás sino de lo que te gusta aportar a la Vida y los demás; entonces todo cambia, la Vida vive en ti y te llena con su plenitud. 

Cuando estás cerca de tu cuerpo, de tu verdad, te das cuenta lo importante que son los abrazos, el compartir tus emociones más profundas, de lo nutridoras que son las caricias, la intimidad gozosa y consciente de los cuerpos, la magia rejuvenecedora y creativa de una sexualidad plena.

Te das cuenta de todo esto y le das la importancia que tiene en tu vida. Entonces, centrado en eso, centrado en esa verdad de tu corazón, utilizas la mente con todos sus recursos para ayudarte a conseguirlo.

Con mis mejores deseos de Paz Fuerza y Gozo
Francisco Torres Perales http://www.escueladeamor.com

Eckhart Tolle - La identificación con los pensamientos

 

Debido a nuestras inquietudes y como en su momento nos dijo el escritor José Mª Gironella al dedicarnos unos de sus libros “Para los Buscadores de la Verdad”, durante años hemos estado estudiando y buscando datos sobre la esencia del Ser, de qué estamos compuestos y qué son esas energías que nos rodean. Resultado de todo ello, ha sido una recopilación de muchos temas, entre ellos:

Que es la energía.
Que son los campos de torsión/información (Registros Akásicos)
Que es el pensamiento y como funciona.

De que esta formado el Ser:

  • El cuerpo físico
  • El cuerpo etérico o doble físico o Alma.
  • El cuerpo emocional o astral
  • El cuerpo mental
  • El cuerpo espiritual o causal.
  • Sistema sutil con los canales y centros energéticos que lo conforman.

Los tres últimos cuerpos están dentro de la estructura del Espíritu. Resumiendo el Ser esta formado de Cuerpo, Alma y Espíritu.

Referente al Alma y el Espíritu, entendemos que existen diferencia entre uno y otro, cosa que mucha gente confunde, ya que piensan que Alma y Espíritu son la misma cosa. Según nuestra opinión, el Alma es la esencia del cuerpo físico, el que nos nutre de toda la energía de los campos sutiles y que sin él no podríamos vivir, también se le llama al Alma: doble etérico o doble físico que indudablemente es mortal y desaparece un tiempo después de la muerte del cuerpo físico (a esto se le llama la segunda muerte).

El Espíritu es la esencia completa del Ser, que es eterno, ya que es lo único que perdura desde la iniciación de todos los principios y nos acompaña en cada una de nuestras reencarnaciones, fijando en su Ser todas las enseñanzas de las diferentes vidas. Es la conexión máxima con el Divino, Conciencia Suprema, Ser Superior ... DIOS. (Llámese como se quiera).
Tal como dice el título, se trata de que al conocernos a nosotros mismos en el transcurso de nuestra propia evolución podamos descubrir cómo “Funcionamos”.

Todos somos semejantes, lo único que nos diferencia son las diferentes intensidades vibracionales que en cada persona son parecidas, pero difícilmente iguales. Todo ello debido a que la evolución de cada individuo es diferente, motivado a que nuestra evolución va en función del grado de conciencia que cada ser va adquiriendo en el transcurso de sus vidas. Reencarnación tras reencarnación.

Debido a que estamos formados de energía, nuestro Ser está vibrando constantemente, el poder canalizar esas vibraciones para conocernos a nosotros mismos, es lo que nos va a posibilitar el descubrir quienes somos, de donde venimos, cual es nuestra misión en este mundo y a donde vamos.

No os habéis hecho estas preguntas mas de una vez?
Indudablemente es tocar temas difíciles de explicar, entender y demostrar, ya que estamos hablando de energías y mundos sutiles que, un cuerpo como el nuestro de cinco sentidos y viviendo en un mundo de tres dimensiones, nos impide que podamos tener la plena conciencia de otras energías y realidades que están a nuestro alrededor y que ignoramos. Pero como decimos anteriormente, el hecho de ignorar su existencia, no quiere decir que no sean reales, ya que pertenecen a una realidad muchísimo mas sutil que la nuestra.

Nuestro cerebro está capacitado para procesar 44.000 bits por segundo aproximadamente, pero solamente utilizamos 4.400 bits. ¿Que ocurrirá cuando podamos procesar conscientemente los 44.000 bits?: Seremos superhombres, capaces de realizar acciones impensables e incomprensibles para la mente humana.

Esperamos que os parezcan interesantes estos temas que os expondremos mas detenidamente y esperamos vuestra opiniones o preguntas al respecto.

Con nuestros mejores deseos de paz y amor.

El cuerpo mental es un organismo material que tiene su anatomia y su
ultrafisiologia oculta.

El MANTRAM para curar las enfermedades del cuerpo mental es:
" S M HOM ".

La "S" se pronuncia con un sonido silbante,agudo,semejante al que
producen los frenos del aire
comprimido,asi:SSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS...
La "M" se pronuncia como imitando el mugido del buey:
MMMMMMMMMMMMMMMMMMMM...

La "H" es como un suspiro hondo.La silaba "ON" se pronuncia alargando
el sonido de la "O" y de la "N" asi: OOOOOOOOOOOOOOOOOOO...

Este mantram se pronuncia por una hora diaria.El discipulo debera
invocar al ARCANGEL RAPHAEL,diariamente,y a HERMES TRISMEGISTO
solicitando la curacion del cuerpo mental.

Cuando las enfermedades del cuerpo mental cristalizan en el cerebro
fisico,entonces se produce la locura.

Nosotros estudiamos en los mundos suprasensibles la anatomia y
fisiologia de los cuerpos internos del hombre...

VENERABLE MAESTRO SAMAEL AUN WEOR...
( tratado de medicina oculta y magia practica,pag 250 ).

Cómo dejar de Pensar

 

VOLVER