Crecimiento personal en Madrid
Terapeutas y terapias
Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
Técnicas
Tratamiento
Beneficios
Biodinámica
Videos Masaje fascial
Movimiento respiratorio primario
El esfenoides
Articulación esfenobasilar
Lesión esfenobasilar
Huesos craneales
Dura madre craneal
Sistema nervioso central
Pituitaria y pineal
La médula espinal
S.N. y craneosacral
La espalda y las emociones
Los diafragmas
El sacro y la pelvis
El pie
La mandíbula o ATM
Paladar duro y blando
Las fascias
Anatomia cuerpo humano
La cabeza humana
Los ojos
Las cadenas musculares
Dirección de las fibras
Segmento facilitado
Fulcros inerciales
Liberación somatoemocional
Procesar tus miedos
Pensamientos
El cuerpo dolor
Emociones
Autoestima
La mente humana
El Ser conciente
La consciencia corporal
El campo energético humano
Los chakras
El quiste energético
La sanación
La inteligencia del cuerpo
La escucha y percepción
La relacion entre la psicología y craneosacral
Una visión personal
La salud del terapeuta
Energía positiva
Bioenergía
Relajación
Estrés
Meditación
Respiración pulmonar
La polaridad
¿Dónde acudir?
Diagnóstico a distancia
Trabajo energético
Tu niño interior
Mensajes para el Alma
Afirmaciones Yo Soy
Embarazo y nacimiento
Evolución humana
Defectos psicológicos
La osteopatía
Reeducación postural
Vidas ejemplares
Buenos consejos
Videos cerebro
Videos craneosacral
Fotos craneosacral
Misterios
Grandes maravillas
Frases y dichos
Resumen
Cursos
Varios1
 

ENLACES

ESPECIALES

 
Tao equilibrio energético
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
El sexto sentido
Salud y enfermedad
Otras terapias
Las amalgamas
Las cicatrices
Las vacuna
Las vacunas 2
Las vacunas 3
Libros
Audios
Videos
Enlaces
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
NUEVO TAROT
 
POWERT POINT

Las cicatrices

PDF sobre la terapia neural

www.mineralesmagicos.es Tu tienda de minerales

Puede crear una cicatriz “interferencias” en tu cuerpo?
La cicatriz es una marca indeleble que aparece en nuestra piel. ¿Quién no tiene alguna en su cuerpo? La medicina se ha ocupado muy mucho de ellas a lo largo de su historia, porque de algún modo representan la resolución de un conflicto del organismo.

La piel es nuestro límite con el exterior, es el órgano que marca la frontera entre lo interno (que forma parte de nosotros) y lo externo (lo que nos es ajeno). La piel nos delimita como organismos y es el órgano que nos protege, nos contiene y nos permite el intercambio con el medio exterior.

¿Una vez cicatrizado el tejido damos por “curado” al organismo?
Tradicionalmente así ha sido. Transitadas las tres etapas: inflamatoria, proliferativa y de remodelación, la medicina da por finalizado el proceso. Se considera que el proceso de cicatrización se ha completado de forma normal cuando la cicatriz se convierte en una línea blanca, flexible, indolora, sin adherencias con el tejido subyacente
A partir de ese momento la cicatriz se ha considerado tradicionalmente un problema estético.
¿Eso es todo?
La tendencia actual nos indica que no. Parece que la medicina empieza a prestar más atención a nuestras viejas cicatrices. Esas grandes olvidadas empiezan a cobrar protagonismo. Los médicos se preguntan… Esa piel retorcida, engrosada…
¿Puede crear interferencias en el organismo?
Desde algunas disciplinas como la terapia neural se cree que sí. Uno de los primeros en prestar atención al fenómeno fue el Dr. Leriche en 1940 y desde entonces sabemos que una cicatriz puede generar problemas en otras zonas corporales alejadas físicamente de ellas.

¿Por qué?
El proceso de cicatrización está regulado por el sistema neuro-vásculo-vegetativo. Cualquier herida en el cuerpo humano cicatriza a través del tejido conectivo a expensas de los fibroblastos (su célula principal). Y es el tejido conectivo el que mantiene “comunicadas” a todas las partes y funciones del cuerpo.
Es decir, se cree que la cicatriz puede estar originando una “interferencia” en la información que circula por el organismo, de forma que puede llegar a dificultar el correcto funcionamiento de otras zonas corporales que a priori, no creíamos relacionadas con ella.
El sistema nervioso es un integrador de todos los órganos y tejidos y cualquier “irritación” o interferencia puntual interfiere sobre su totalidad. Es decir, que una cicatriz puede convertirse en un foco irritativo y estar creando “desequilibrio” y otras dolencias más difusas (dolores en otras zonas del cuerpo, mal funcionamiento de algunos órganos, etc.) que se resisten a tratamientos.
¿Qué disciplina se ocupa de estas “cicatrices tóxicas”?
Algunos traumatólogos y expertos en la llamada terapia neural. ¿Qué buscan? Aportar al organismo mecanismos que le ayuden a recuperar su capacidad de auto-reparación-regeneración. Se busca actuar sobre el sistema neurovegetativo para que éste recupere su buen funcionamiento y equilibrio.
¿Cómo lo hace? Una de las formas más habituales es realizar pequeñas infiltraciones de procaína sobre la cicatriz. La procaína es un anestésico con propiedades electroquímicas que permite crear impulsos reactivos locales suficientes para estimular al sistema neurovegetativo. Es decir, se trata de “activar” la zona cicatrizada, es como un recordatorio, como “despertar” la memoria celular del cuerpo sobre esa zona olvidada para que el sistema ponga de nuevo a trabajar de forma correcta su proceso de reorganización corporal.

Desde hace un tiempo uno de los métodos más ampliamente utilizado para minimizar la apariencia de las cicatrices, tanto hipertroficas como queloideas, son las infiltraciones. Actualmente se realizan con procaína inyectada, siendo el nuevo sustituto de los esteroides, sin los efectos nocivos de éstos. Esta nueva técnica ha arrojado excelentes resultados en estudios realizados en el Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo.
Actualmento los especialistas del gremio nos enfocamos en tratar de evitar la mala cicatrización, enfocándonos en el postoperatorio en el uso de productos de uso tópico e inclusive tratamiento profiláctico con la aplicación de procaína para así evitar la aparición de las cicatrices no deseadas.

QUE ES TERAPIA NEURAL?
Terapia Neural es un método de diagnostico y tratamiento de enfermedades causadas por trastornos en el sistema eléctrico del cuerpo, estos trastornos eléctricos son llamados campos de interferencia y pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo desde órganos internos, ganglios, dientes hasta en cicatrices de la piel.


QUE SON LOS CAMPOS DE INTERFERENCIA?
Los campos de interferencia son áreas que tienen más bajo potencial eléctrico que los tejidos circundantes. Flujos de corriente de áreas de alto voltaje hacia áreas de voltajes más bajos que parecen enviar señales confusas al sistema nervioso del cuerpo, el cuerpo reaccionará algunas veces en forma inapropiada, resultando en aparición de dolores y /o enfermedades.
Estos campos interferentes pueden ser encontrados en cualquier parte del cuerpo y a menudo se encuentra en zonas alejadas de la parte del cuerpo que está experimentando los síntoma.


HISTORIA DE LA TERAPIA NEURAL
La historia de la Terapia Neural, comienza con un hecho puramente causal. Esto sucedió en el año 1925, cuando los hermanos Ferdinand y Walter Huneke súbitamente vieron como desaparecía un dolor de cabeza que padecía su hermana, que hasta el momento se habìa mostrado resistente a todo tratamiento conocido hasta ese entonces. Un colega de ambos les había aconsejado que usaran el medicamento atophanil, cuando se presentó la siguiente crisis se lo aplicaron en forma intravenosa, viendo asombrados como desaparecía el dolor con todas sus manifestaciones asociadas.
Los dos hermanos pudieron más adelante descubrir la causa de este efecto tan singular; el atophanil se fabricaba en dos presentaciones: para inyección intravenosa y para uso intramuscular con un poco de procaína para inyección indolora (por las propiedades anestésicas de la procaína); dándose cuenta entonces que la ampolleta que ellos aplicaron en forma intravenosa, era para uso intramuscular. A partir de entonces iniciaron una serie de pruebas comparativas que los llevaron a la conclusión que la respuesta tan espectacular observada, se debió a efectos de la procaína, comprobando que además de su empleo como anestésico local, también podía ser usada como un tratamiento curativo de una variedad de enfermedades.
De allì en adelante los hermanos Huneke hicieron muchos ensayos durante años, para esto utilizaron el Impletol ( mezcla de procaína y cafeína ). Ensayando al principio en lo que es la terapia segmental, que no es otra cosa más que el tratamiento de signos de enfermedad en el mismo sitio de su origen. Logrando durante este tiempo éxitos importantes en una gran variedad de enfermedades .


COMO ACTUA LA TERAPIA NEURAL ?
La Terapia Neural tiene varios mecanismos de acción y es de una efectividad asombrosa tanto en enfermedades agudas como en las crònicas:
· actúa en forma directa sobre el órgano enfermo
· ejerce influencia sobre los mecanismos reguladores del organismo
· ataca en forma directa el campo interferente .


EN QUE CASOS NO ESTA INDICADA LA TERAPIA NEURAL Y QUE CONDICIONES PUEDEN IMPEDIR UN TRATAMIENTO EXITOSO?
La Terapia Neural no está indicada en: enfermedades mentales, neurosis, neurastenias, enfermedades nutricionales, avitaminosis, carencia de hormonas, enfermedades hereditarias, enfermedades infecciosas avanzadas, cáncer. Las condiciones que más comúnmente pueden impedir un tratamiento exitoso son presencia de medicamentos, alcohol, tabaco y drogas, deficiencias de vitaminas y minerales deben corregirse pues en estos casos la respuesta al tratamiento será muy pobre ò no se incrementará con el tiempo. Presencia de toxinas como herbicidas y fungicidas, pueden afectar a algunas personas, una causa bastante común de campos interferentes es la presencia de metales en los dientes además cuando hay mala capacidad de reacción por el uso de antiinflamatorios esteroideos como prednisona o fenilbutazona.


EFECTOS DE LA PROCAINA
La procaína tiene una enorme cantidad de efectos que son de mucho beneficio para el organismo: regula la circulación, es antialérgica, calma el dolor, baja la fiebre, estimula la diuresis, influencia la producción de hormonas y enzimas y mejora el estado general del organismo, estos son solo algunos de sus efectos más importantes.


LA HISTORIA CLÍNICA Y EL EXAMEN DEL PACIENTE
La parte fundamental del éxito de la Terapia Neural lo constituyen en primer lugar la historia médica del paciente y en segundo lugar el examen realizado por el médico. El terapeuta debe saber utilizar en forma óptima estos dos recursos para poder detectar los puntos necesarios y así orientar en mejor forma su diagnóstico. El mèdico tiene en primer lugar que establecer un record de toda la vida anterior del paciente, con informaciones exactas sobre dolores, enfermedades, heridas y operaciones, especialmente en los meses que precedieron el inicio de los síntomas. El paciente debe relajarse y a través del relato de su historia clínica, tomar confianza en su médico como parte muy importante para el éxito del tratamiento.
Las enfermedades o sistemas que generalmente se toman en cuenta en este interrogatorio son: Amígdalas, dientes, oídos, nariz, enfermedades bronco pulmonares, enfermedades de órganos abdominales, ginecológicas, de órganos sexuales, huesos, piel, antecedentes de cirugía, cicatrices y fracturas.


¿QUE RESPUESTA PUEDE ESPERARSE AL TRATAR UN CAMPO DE INTERFERENCIA?
Cuando uno inyecta un campo de interferencia con procaína puede esperar una desaparición en cuestión de segundos de las molestias por un periodo de 20 horas si la inyección fue en cualquier parte del cuerpo y de 8 horas si fue en los dientes (fenómenos Huneke), esto siempre y cuando la anatomía lo permita, es decir que si existe un tejido ù órgano anatómicamente dañado como consecuencia del estímulo interferente, lógicamente no podemos esperar que este daño pueda resolverse en el período inmediato como respuesta a la inyección.
En caso reaparezcan los síntomas, se inyecta de nuevo en el mismo sitio y el tiempo de duración del efecto no debe ser en ninguna forma menor que el de la primera inyección, ósea debe sobrepasar el tiempo de duración del primer tratamiento.


¿QUE CONDICIONES QUE PUEDEN SER CAUSADAS POR UN CAMPO DE INTERFERENCIA?
El estímulo irritativo que parte de un campo de interferencia, puede causar enfermedad tanto en áreas cercanas como alejadas del sitio de origen y en esta forma puede alterarse cualquier órgano ò sistema del cuerpo, produciendo tanto enfermedades agudas como crónicas, por ejemplo una cicatriz de una antigua cirugía abdominal, puede causar migraña ò cualquier otra condición patológica.


TRATAMIENTO
Cuando uno encuentra un campo de interferencia, este es fácilmente tratado con la inyección de un anestésico local ( los anestésicos locales tienen la propiedad aparte de su efecto anestésico de restaurar potenciales eléctricos alterados o regular membranas eléctricas inestables, el efecto que se obtiene es inmediato. A menudo la respuesta es temporal, no obstante una respuesta leve, es indicio que el tratamiento debe ser continuado en el mismo sitio, en cada tratamiento la respuesta debería ser mayor ò más prolongada, hasta que eventualmente no se necesiten más tratamientos.


¿PUEDEN ATRIBUIRSE LOS EFECTOS DE LA TERAPIA NEURAL A LA SUGESTIÓN?
En general podemos decir que en lo referente a entidades patológicas muy raramente podemos determinar que presentan un origen puramente orgánico ò uno puramente psicológico, más bien cuando aparte de la metodología clínica usual utilizamos recursos que profundizan la psique del individuo encontraremos que en su mayor parte se trata de formas mixtas en las que una enfermedad física viene acompañada de un proceso síquico.
No es fácil darse cuenta cuales son los tramos del neurovegetativo interferidos por la psique y cuales por los órganos. Una medicina Integral debe tener siempre en cuenta ambos componentes.


ASPECTOS DE SEGURIDAD
¿L MATERIAL QUE SE UTILIZA ES DESCARTABLE ?
Si, el material que se utiliza es completamente descartable, esto con el fin de prevenir la transmisión de cualquier tipo de enfermedades.


¿EXISTE UN LIMITE DE EDAD PARA LA APLICACION DEL TRATAMIENTO ?
No, la procaína que se utiliza para la Terapia Neural no tiene prácticamente efectos secundarios y puede aplicarse a cualquier persona.


¿PUEDE RECIBIR EL TRATAMIENTO UNA MUJER EMBARAZADA ?
Sì, las mujeres embarazadas pueden sin ningún temor someterse a un tratamiento de Terapia Neural.


¿INTERFIERE LA TERAPIA NEURAL CON ALGUN TRATAMIENTO PREVIAMENTE INICIADO ?
La procaìna no interfiere pràcticamente con ningùn medicamento, por el contrario muchos medicamentos si pueden evitar la obtenciòn de un resultado òptimo al someterse a Terapia Neural.

¿TIENE EFECTOS ADVERSOS LA PROCAINA ?
Las reacciones adversas a los anestèsicos locales constituyen un riesgo de la Terapia Neural, especialmente cuando se utilizan anestèsicos con preservantes. Actualmente la procaìna que se utiliza, està totalmente libre de estos compuestos y las reacciones adversas son extremadamente raras, cuando ocurren se presentan: alergia de la piel, mareo, debilidad, fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular como sìntomas màs comunes los cuales son pasajeros y sin consecuencias. Es de hacer notar que desde que se utilizan los anestèsicos sin preservantes, no se han observado reacciones adversas.


¿ES NECESARIO SOMETERSE A ALGUN TIPO DE DIETA ?
No, no se necesita someterse a ningùn tipo de dieta previo o posterior al tratamiento de Terapia Neural.


¿DUELE LA TERAPIA NEURAL ?
La terapia Neural es un poco dolorosa pero este dolor dura solamente unos pocos segundos, pues el efecto anestèsico de la Procaìna se encarga de desvanecerlo. Cuando el efecto anestèsico pasa, no queda ninguna molestia.


Dr. Favio Gustavo Pierini
MEDICO CLINICO
MN : 109366

 

La Terapia Neural y la Homeopatía

Dr. Roberto Alvarado Aguirre
Publicado en el Diario "La Prensa Libre" de Costa Rica el 4, 11, 18 y 25 de mayo del 2005
Una señora que padecía de una artritis dolorosísima en el hombro izquierdo llegó al consultorio del Dr. Ferdinand Huneke en Dusseldorf, Alemania, en 1940. Había sido tratada por los mejores médicos de Europa con masajes, inyecciones, irradiaciones, dietas, diatermia, etc. sin ningún resultado. Tal era la intensidad del dolor que movió a los médicos a pensar que se trataba de algún foco infeccioso en alguna parte del cuerpo que estaba disparando microorganismos a distancia, por lo que le extirparon amígdalas y extrajeron algunos dientes. También se pensó en amputar la pierna derecha cuyo peroné había tenido una operación hacía treinta años por osteomielitis (infección del hueso), especialmente porque desde los últimos cinco años presentaba una pequeña inflamación en esa zona que se resolvía con paños húmedos y tener la pierna en alto.
El Dr. Huneke le aplicó inyecciones de Impletol (procaína + cafeína) en el hombro que en muchos pacientes había funcionado bien y tampoco dio resultados. Quince días después la señora regresó para que le tratara el peroné porque se le había inflamado más y no mejoraba con los cuidados que siempre le habían aliviado. Además el dolor que presentaba en ese tobillo hacía más insoportable la vida de la paciente, quien, como dijimos antes, presentaba un desesperante dolor en el hombro izquierdo. El Dr. Huneke infiltró ahora el tobillo con el Impletol donde tenía la cicatriz de la operación de osteomielitis efectuada hacía 30 años. ¡Cuál fue su sorpresa!, el dolor atormentador del hombro desapareció en segundos. Ni el Dr. ni la paciente lo podían creer. ¡¿Qué había pasado?! ¡¿Cómo se había curado?!
Este descubrimiento le había provocado tal euforia que luego que la paciente se fue del consultorio, el Dr. Huneke tomó su bicicleta y pedaleó hacia las regiones montañosas "con el ánimo que el esfuerzo físico le devolviese la calma a mi alma", como relataría después en su libro. Había corroborado la existencia de un campo de interferencia de la energía vital, a distancia del hombro adolorido. Además descubrió que este disparador del dolor del tobillo, no era debido a bacterias sino, en este caso, a una cicatriz. ¿Pero, cómo una cicatriz puede provocar tan grave desorden doloroso y a tanta distancia, del tobillo al hombro? ¿Y cómo una sustancia inyectada en esa zona distante puede quitar el dolor inmediatamente?
Yo pude corroborar lo anterior con un caso mucho menos espectacular, también de dolor en un hombro y dificultad de levantar el brazo que experimentaba una paciente. En mi caso le puse el Impletol en la encía de un premolar que presentaba tratamiento de nervio e inmediatamente la señora pudo levantar el brazo hasta arriba y el dolor desapareció.
En otro paciente con crisis de asma le apliqué el Impletol en ciertos puntos del tórax y en una cicatriz de una vieja operación de pulmón. La crisis despareció al instante.
Esta reacción de curación tan rápida, fue bautizada, por los creadores de la Terapia Neural, los hermanos médicos Huneke: "Fenómeno en segundos" por la instantaneidad de la respuesta y se puede explicar de la siguiente manera.
El cuerpo humano tiene un espacio extracelular o mesénquima que rodea a las células de un tejido u órgano. A este espacio llegan las arterias más pequeñas y salen las venas más diminutas y los vasos linfáticos microscópicos; también se encuentran células reparadoras y de defensa, células constructoras y por supuesto las terminales del sistema nervioso que llevarán y traerán la información necesaria para mantener el equilibrio y la salud.
Todo este tejido que rodea a las células de un órgano o estructura, se podría comparar, aunque la diferencia es enorme, con las viviendas y las calles de una ciudad. Estas últimas serían el espacio extracelular y las primeras las células. Bueno, ¿qué pasaría si se produce un bloqueo permanente de las calles? Aunque las viviendas estén suficientemente equipadas con alimentos, agua, enseres, etc. con el tiempo se irán acabando los alimentos; si se daña un objeto o una tubería, no podrán pasar a repararlos ni se podrá salir a comprar el repuesto; la basura se acumularía en las casas con el consecuente mal olor, moscas y otros insectos que proliferarían y la enfermedad y la muerte llegarían a esas viviendas previo estado de depresión y angustia permanente de sus habitantes. Igual ocurre con las células si se produce un bloqueo de la energía en el tejido extracelular o si la membrana celular se ha despolarizado. Por eso el concepto que aún mantiene la medicina convencional que es la célula la que se enferma no es cierto siempre, más bien puede ser el resultado de la interferencia que existe en el tejido extracelular.
Un campo interferente puede ser una zona de inflamación, una cicatriz antigua, una vacuna, una vieja fractura, un tratamiento de nervio en una pieza dental, dientes supernumerarios o mal colocados, etc. que produce impulsos eléctricos que migran por el sistema nervioso y producen despolarización de la membrana celular no dejando pasar la información necesaria para mantener la función normal de las células, tejidos y órganos, aunque éstos se encuentran lejos del campo interferente.

Marisela (nombre ficticio) llegó a mi consultorio por gripes frecuentes, bronquitis o simplemente infecciones de garganta y amígdalas. Presentaba una cicatriz de cesárea realizada hace diez años que no molestaba para nada. Al hacerle una prueba especial de fuerza muscular, resultó que esa cicatriz era un campo de interferencia es decir disparaba señales eléctricas de pequeña amplitud y de baja frecuencia permanentemente que viajan por el sistema nervioso periférico hasta la médula espinal y de ahí al diencéfalo, en el cerebro, regresando a la periferia, también por los nervios, a la garganta y vías respiratorias superiores.
Al llegar a esa zona esos impulsos eléctricos, que pueden llegar hasta 3000 milivoltios, producen un desequilibrio en la membrana celular que normalmente debe trabajar entre 40 y 90 milivoltios. Esa alteración de la membrana hace que ya no funcione adecuadamente el intercambio que debe realizarse a través de ella; es decir los minerales, el oxígeno, la glucosa, los desechos celulares no van a pasar fácilmente por esa membrana celular afectada. Esto produce que la célula se enferme y se produzca las infecciones frecuentes.
¿Por qué los impulsos eléctricos llegan a garganta y no a otra parte del organismo? Pueden haber varios factores, entre los cuales se menciona la condición genética o sea la propensión que cada ser humano tiene de enfermarse en determinados órganos. Pero también existe una relación de cada zona del cuerpo con otra. En el caso de Marisela, la cicatriz se encuentra en el campo del chakra o centro de energía sexual que tiene íntima relación con el chakra de la garganta, por tanto puede afectar las dos zonas preferentemente. Así otras personas desarrollarán tumores en útero, quistes en ovario, flujos vaginales frecuentes, etc., en lugar de las infecciones de garganta.
A Marisela le inyecté en la piel de la cicatriz Impletol (procaína al 2% con cafeína al 1.42%) que actúa como repolarizador es decir vuelve a la normalidad esa zona de interferencia del impulso eléctrico, con lo cual se resuelve el problema. Reforcé el tratamiento con homeopatía para elevar las defensas del organismo y Marisela se curó.
Esto constituye un abordaje muy diferente al de la medicina convencional que había tratado a Marisela con antibióticos cada vez que presentaba una de las infecciones. Las consecuencias son peores porque éstos van llenando de toxinas químicas el organismo que favorecen las reinfecciones.
Francisco (nombre ficticio), de 65 años presentaba una catarata por el uso prolongado de esteroides. Se le efectuó terapia neural en la piel que rodea el ojo en los puntos específicos donde pasan, por debajo de la piel, los nervios que llegan al ojo. La catarata despareció.
Carlos (nombre ficticio) presentaba tos crónica y Asma desde que comenzó a trabajar en un restaurante de comidas rápidas. Su labor era sacar los productos de las grandes refrigeradoras del establecimiento. Había mejorado con homeopatía y el paso que seguía era cambiar de trabajo, entonces se agregó la terapia neural, efectuándose pequeñas inyecciones de Impletol en la piel del tórax. Carlos se curó rápidamente. Sigue trabajando en el mismo restaurante.
Giorgianela (nombre ficticio), estando embarazada desarrolló un herpes zoster que cubría parte de la espalda. Este virus tan agresivo se instala en los nervios y afecta la piel con un brote que se asemeja a las ampollitas de la varicela, con la diferencia que están circunscritos a una zona del cuerpo, ya que siguen el trayecto de dicho nervio. Los dolores ardorosos son terribles acompañados a veces por picazón incesante. Casi toda la medicación alopática no es recomendable durante el embarazo.
Entonces tenemos la opción de la homeopatía y de la terapia neural. Si el tratamiento se inicia en los primeros tres días el herpes desaparece. Si se efectúa más tarde se reduce los síntomas y la duración de la enfermedad. Como el virus se queda a vivir por siempre en los nervios, va a presentar recaídas, cada vez que el paciente tiene una baja de defensas como: estrés, angustia o depresión producidas por contrariedades en personas sensibles, la muerte de un familiar, una separación etc. También cuando se ha hecho un gran esfuerzo físico, cambios bruscos de temperaturas o modificaciones de su estado hormonal, como un embarazo, la menopausia y en ciertas mujeres la simple menstruación.
Si el herpes se encuentra en esta fase recurrente se puede espaciar la aparición de los síntomas y éstos serán menos intensos, con la aplicación de terapia neural y la homeopatía.
En todos estos caso el Impletol (procaína con cafeína) inyectados en ciertas zonas del cuerpo va a producir una repolarización de la membrana celular afectada por diversas causas, normalizando el intercambio normal que la célula debe tener para realizar sus funciones. Así la célula podrá seguir eliminando adecuadamente sus desechos y el CO 2, recibiendo los nutrientes y el oxígeno, las funciones de defensa y de comunicación nerviosa se seguirá presentando de manera normal y se restablecerá la salud. Dr. Roberto Alvarado Aguirre
Médico y Psicólogo
Master en Homeopatía (niños y adultos) Univ. de París
Master en Desarrollo del Niño. Univ. de París.
Especialista en Terapia Neural, Pediatría e Hipnosis Clínica.
Sanación con Poliedros

PDF terapia de la cicatriz con procaína

Terapias y cursos en Madrid